José Francisco Ruiz Massieu

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
José Francisco Ruiz Massieu

PRI Party (Mexico).svg
Secretario General del CEN del PRI
13 de mayo de 1994-28 de septiembre de 1994
Predecesor José Luis Lamadrid Sauza
Sucesor María de los Ángeles Moreno

Director General del INFONAVIT
1 de abril de 1993-12 de mayo de 1994
Predecesor José Juan de Olloqui y Labastida
Sucesor Alfredo Philips Olmedo

Coat of arms of Guerrero.svg
Gobernador de Guerrero
1 de abril de 1987-31 de marzo de 1993
Predecesor Alejandro Cervantes Delgado
Sucesor Rubén Figueroa Alcocer

Información personal
Nacimiento 22 de julio de 1946
Acapulco, Guerrero, Bandera de México
Fallecimiento 28 de septiembre de 1994 (48 años)
México, D. F.
Causa de muerte Asesinato
Nacionalidad Mexicana
Partido político Partido Revolucionario Institucional PRI Party (Mexico).svg
Familia
Cónyuge Adriana Salinas de Gortari, Fernanda Riveroll
Educación
Alma máter Universidad Nacional Autónoma de México Escudo-UNAM-escalable.svgUniversidad Iberoamericana
Información profesional
Ocupación Abogado
[editar datos en Wikidata]

José Francisco Ruiz Massieu (Acapulco, Guerrero, 22 de julio de 1946 - Ciudad de México, 28 de septiembre de 1994) fue un abogado y político mexicano, miembro del Partido Revolucionario Institucional, cuñado del expresidente Carlos Salinas de Gortari y padre de la actual Secretaria de Relaciones Exteriores Claudia Ruiz Massieu Salinas.

Biografía[editar]

Estudios[editar]

Cursó estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México y la Licenciatura en Historia en la Universidad Iberoamericana; así como estudios de pos-grado en la Universidad de Essex en Inglaterra. Fungió como profesor titular por oposición en la Facultad de Derecho y como investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Dirigió el Departamento de Derecho de la Universidad Autónoma Metropolitana UAM. Obtuvo el premio Nacional de Administración Pública (1979), que otorga el Instituto Nacional de Administración Pública, más adelante fue miembro de su Consejo Directivo. Tuvo un notable desempeño como administrador público y como político en los que destacan: Jefe del Departamento de Orientación y Servicios Jurídicos, Secretario de la Asamblea y Director General del INFONAVIT; Director General de Asuntos Jurídicos. Oficial Mayor y Sub-Secretario de Planeación de la Secretaría de Salud; Secretario General de Gobierno de Guerrero, (1981).

Trayectoria política[editar]

Fue gobernador del estado de Guerrero entre 1987 y 1993. Luego sirvió como Director General del INFONAVIT, Secretario General del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 1994, y como diputado federal plurinominal, siendo el próximo coordinador de su bancada en la cámara baja.

Muerte[editar]

Fue asesinado a las 9:30 a.m., el 28 de septiembre de 1994 en la Ciudad de México. Antes de esto, Ruiz Massieu había asistido a una reunión junto a 180 diputados electos de su partido (PRI) llevado a cabo en el Hotel Casa Blanca (cerca de las instalaciones del PRI) de la capital mexicana. Tras dicho encuentro, Ruiz Massieu abordaba su automóvil y mientras un individuo joven de 28 años de edad de nombre Daniel Aguilar Treviño (originario del estado de Tamaulipas), quien venia desde atrás le dispara en el cuello. Tras dicho atentado fue trasladado a una clínica particular (llegando aún con vida), la detonación al cuello provocó una masiva perdída de sangre causando su fallecimiento una hora después de su llegada al hospital. Aguilar Treviño fue detenido por elementos de seguridad tras una breve persecución. El cómplice de Aguilar Treviño resulta ser un familiar (primo) de nombre Carlos Ángel Cantú Narváez. Cantú Narváez también es detenido (aunque no presente en la escena) pero a pesar de ello no hubo pruebas ni cargos en su contra. Actualmente ambos cumplen una sentencia de 50 años en prisión. Esto ocurre precisamente seis meses después del asesinato del entonces candidato a la presidencia de la república por el mismo partido, Luis Donaldo Colosio (asesinado un 23 de marzo de 1994). Al igual que en el caso de Colosio, el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari nuevamente es cuestionado por este hecho.

Investigación[editar]

Su asesinato es considerado como uno de los mayores escándalos en la historia reciente de México, ya que se involucró como actor intelectual del homicidio a Raúl Salinas de Gortari, hermano del expresidente Carlos Salinas de Gortari, pues en el año de 1994, corrieron numerosos rumores de enfrentamientos entre Raúl Salinas de Gortari y José Francisco. Su hermano Mario Ruiz Massieu, quien se desempeñaba en ese momento como Sub-Procurador General de la República, quedó a cargo de las investigaciones del asesinato.

En la declaración del presunto asesino material (Aguilar Treviño), reveló los nombres de Fernando Rodríguez Gonzalez (ex secretario Técnico de la Comisión de Recursos Hidráulicos de la Cámara de Diputados) y a los exdiputados Manuel Muñoz Rocha y Abraham Rubio Canales señalando a estos como los principales autores intelectuales de dicho homicidio y asegura haber recibido un pago de $50,000 nuevos pesos ($5,000 dólares EUA) para realizar lo sucedido. En la declaración de Rodríguez Gonzalez, denuncia a su propio hermano (Jorge) a quien señala de tener una lista de políticos para asesinar, entre ellos Ruiz Massieu. La esposa de Rodríguez Gonzalez, Maria Eugenia Ramírez Arauz decide entregarse a las autoridades de la PGR. Además, Rodríguez Gonzalez asegura que el crimen tenía por objetivo evitar que Ruiz Massieu llegara al liderato de la cámara baja y pusiera en marcha una serie de reformas políticas y administrativas de las cuales Muñoz Rocha no estaba de acuerdo. En una última declaración de Rodríguez Gonzalez, señala que en ese momento existía un grupo de ex-legisladores que cuyo propósito era rescatar puestos de dirección del país y que en ese grupo lo integraban el propio Muñoz Rocha y el ex-senador Enrique Cárdenas González entre otros y además de tener contactos con bandas del crimen organizado.

A finales de octubre de 1994, Mario Ruiz Massieu (hermano de la víctima) acusó al entonces presidente del PRI Ignacio Pichardo Pagaza y a la designada secretaria general María de los Ángeles Moreno por obstaculizar las evidencias en torno al caso. Los propios Pichardo Pagaza y Moreno exigieron ver pruebas en su contra por lo cual fue imposible aclarar ya que entraron en contubernio con el entonces Procurador General de la República Humberto Benítez Treviño de hacer válida una solicitud de licencia al cargo (Apócrifa) al entonces Diputado Federal Manuel Muñoz Rocha. Los hermanos Rodríguez Gonzalez actualmente cumplen una condena en el Reclusorio Sur del Distrito Federal.

Iniciando el sexenio del recien electo Ernesto Zedillo se asignó al abogado panista Antonio Lozano Gracia como procurador general de la república y quien encabezara la comisión que investigaria los crimenes de Ruiz Massieu, de Luis Donaldo Colosio y del Cardenal Juan Jesus Posadas Ocampo y éste a su vez asignó al abogado Pablo Chapa Bezanilla para que se iniciara las investigaciones. Chapa Bezanilla sorprendió a la opinión pública al detener a Raúl Salinas de Gortari en la Ciudad de México como el autor intelectual de la muerte de Ruiz Massieu basado en una declaración de Fernando Rodríguez González quien aseguró que fue el mismo Raúl Salinas quien le ordenó a Muñoz Rocha y le proporcionó los viáticos para asesinar a su ex-cuñado debido a que ambos comenzaron a tener riñas dentro del PRI. Según aseguró Rodríguez González, Muñoz Rocha era el títere dentro de la cámara baja de diputados y dentro del partido del mismo Raúl Salinas y además de ser amigo personal de Abraham Rubio Canales. Esta fue una de las investigaciones mas escandalosas del país debido a hechos presentados durante los años 1995 y 1996, tiempo en el que duraron las investigaciones se presentaron pruebas y testigos que condenarían en definitiva al hermano de un ex-presidente por un asesinato político, como fueron las declaraciones de su jefe de seguridad el teniente coronel Chávez Ramírez, quien asegura haber escuchado en una reunión hecha en Palacio Presidencial a los hermanos Salinas de Gortari, junto a su padre, planear el asesinato de José Francisco, debido a que éste según sus propias palabras "se les había salido ya del jacal", por lo que requería su eliminación inmediata. Aunque este testimonio fue anexado en el informe de la investigación, jamás se tuvo en cuenta como prueba en los juicios hechos a Raúl Salinas de Gortari de su autoría intelectual en el magnicidio de su ex-cuñado.

Escándalo del "Encanto"[editar]

Para finales de 1996 una vidente llamada Francisca Zetina entregó de manos de Pablo Chapa Bezanilla una carta con una declaración de un anónimo quien después seria identificado como Ramiro Aguilar Lucero de cómo había sido testigo de que el 30 de septiembre de 1994, dos días después del asesinato de Ruiz Massieu, Raúl Salinas de Gortari había matado a batazos a Manuel Muñoz Rocha en una casa de Paseo de la Reforma en Las Lomas donde luego ordeno que se descuartizara el cadáver. Es más, Aguilar Lucero le había hecho un croquis a la “médium” para poder llegar a donde después del asesinato, Raúl y sus cómplices, habían llevado a enterrar el cuerpo en una casa de Raul salinas llamada "El Encanto" ubicada en la delegación de Cuajimalpa en la Ciudad de México.

El teniente coronel Chávez Ramírez confesó el 14 de octubre de 1996 que, por instrucciones de Raúl, cubriéndose las manos con unos calcetines, condujo el Jetta en que se vio por última vez a Muñoz Rocha con dirección a la residencia de paseo de la reforma de Raúl Salinas donde sería asesinado, para dejarlo abandonado en la calle de Palo Santo, a unas cuantas cuadras del deportivo del Estado Mayor. También declaró que Justo Ceja, secretario particular del presidente de la República, había estado involucrado en la desaparición de las huellas del asesinato y entierro de Muñoz Rocha.

Tras saberse de la ubicación de los supuestos restos de Manuel Muñoz Rocha en el "Encanto" la Procuraduria General de la República ingresó en la finca de Raúl Salinas con maquinaria excavadora en donde encontraron restos humanos que al parecer condenarian al mismo Salinas. Dichos restos fueron llevados el 1 de diciembre de 1996 a la división de análisis de ADN del FBI en Virginia (misma unidad que en aquella época se encontraba investigando el caso de la muerte de la niña colombiana Sandra Catalina Vazquez supuestamente a manos de su padre, un agente de policía colombiano) los cuales probaron que no eran los restos de Muñoz Rocha.

Ernesto Zedillo decidió pedir la renuncia de Antonio Lozano y el resto de su equipo, incluido, por supuesto, el fiscal Pablo Chapa Bezanilla quien se convertiría de perseguidor a perseguido luego que se supiera de que pago 500,000 dólares a Fernando Rodríguez González para declarar contra Raúl Salinas en los interrogatorios de la PGR. El 31 de enero de 1997 la Procuraduría del Distrito Federal informó que después de peritajes e investigaciones había determinado que los restos encontrados habían sido puestos ahí unos días antes por el yerno de Francisca Zetina, La Paca, y eran los de su padre. Es decir, el consuegro de la “médium”. La Paca, el yerno y el autor de aquel anónimo todos terminaron en la cárcel pero después de 10 años en la cárcel la pareja obtendría su libertad. Todos, también, habían recibido dinero de la Procuraduría General de la República por su colaboración en la investigación. Eventualmente, Chapa Bezanilla también iría a la cárcel acusado de haber planeado con Zetina el espectáculo de El Encanto. Raúl Salinas fue declarado culpable del crimen de Ruiz Massieu a pesar de los montajes de las pruebas en 1999 pero en junio del 2005 fue puesto en libertad al exhonerarlo del magnicidio y de otros delitos.

Hasta el día de hoy Manuel Muñoz Rocha continúa prófugo de la justicia declarado desaparecido en 1999 aunque en 2009 prescribió la orden de aprehensión girada en su contra. Su esposa Marcia Cano aseguró que su marido se comunicó con ella por última vez el 29 de septiembre de 1994 un día después del crimen de Ruiz Massieu donde aseguró que fue una comunicación normal en donde notó su voz agitada; le pidió que se cuidara. Según Marcia Cano esa fue la ̟última vez que se comunicó con su esposo.

Legado político[editar]

José Francisco Ruiz Massieu estuvo casado con Adriana Salinas de Gortari, hermana del entonces presidente de la República, Carlos Salinas de Gortari. Su matrimonio terminó en un escándalo a pesar de lo cual José Francisco se mantuvo como un personaje cercano a Carlos Salinas, tanto que desde su posición como Secretario General del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Ruiz Massieu jugó un papel clave en la articulación de algunas de las más importantes reformas desarrolladas por el gobierno de Carlos Salinas. Asimismo, fue padre de la actual Secretaria de Relaciones Exteriores Claudia Ruiz Massieu Salinas.

Obras publicadas (selección)[editar]

  • Normación constitucional de los partidos políticos en América Latina (México: UNAM, Instituto de Investigaciones Jurídicas, 1974)
  • Nuevo derecho constitucional mexicano, (México: Porrúa, 1983)
  • Estudios de derecho político de estados y municipios, (México: UNAM, Instituto de Investigaciones Jurídicas: Porrúa, 1986)
  • Ideas a tiempo: las perspectivas de la democracia, (México: Diana, 1990)
  • El proceso democrático de México, (México: Fondo de Cultura Económica, 1994)
  • La construcción democrática, (México: Miguel Ángel Porrúa, 1994)

Véase también[editar]


Predecesor:
José Luis Lamadrid Sauza
Secretario General del CEN del PRI
1994
Sucesor:
María de los Ángeles Moreno
Predecesor:
José Juan de Olloqui y Labastida
Director General del INFONAVIT
1993 - 1994
Sucesor:
Alfredo Phillips Olmedo
Predecesor:
Alejandro Cervantes Delgado
Gobernador de Guerrero
1987 - 1993
Sucesor:
Rubén Figueroa Alcocer