José Domingo Dávila Pumarejo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
José Domingo Dávila Pumarejo, 1902.
Paulina Ortiz Rodríguez-Ugarte.

El industrial José Domingo Dávila Pumarejo nació en Santa Marta (Colombia) el 9 de diciembre de 1869 y murió en Bogotá en 1939; hijo de Manuel Dávila García y de Rosa Pumarejo. Fundador de la primera Zona Bananera de Colombia, del Banco Hipotecario de Colombia, del suministro ininterrumpido de energía eléctrica a Bogotá, del Acueducto de Ciénaga, y de las primeras urbanizaciones de Bogotá.

En 1893 se casó en primeras nupcias con Dolores Alzamora con quien tuvo 10 hijos, de quienes sólo vivieron Olga y Lola. Dolores murió en 1904, unos días después del nacimiento de Lola. En 1905 viajó a Bogotá en donde conoció a Paulina Ortiz Rodríguez-Ugarte con quien se casó en mayo de 1907 y de cuyo matrimonio nacieron 10 hijos, de quienes vivieron 8: Blanca, Leonor, Jaime. Enrique, Sara (nació en París), Paulina, Elvira y Alfonso.

En 1913 viajó con su familia a Europa con el propósito de educar a sus hijos, pero con ocasión del comienzo de la Primera Guerra Mundial debieron regresar a Colombia en 1914. Sus hijas mayores, Lola y Olga, alcanzaron a estudiar en un internado en Inglaterra.

Industrias[editar]

Zona Bananera[editar]

Entre 1894 y 1905 fundó la Zona Bananera de Colombia. En 1920 emprendió un ambicioso proyecto que buscaba la manera de suministrarle a Bogotá luz eléctrica 24 horas al día. Fue así como buscando una caída de agua que permitiera darle electricidad a la ciudad sin interrupciones, encontró que el Río Bogotá tenía una caída adecuada a la altura del Salto del Tequendama, razón por la cual en 1925 fundó la Compañía Nacional de Electricidad con la cual abasteció de energía eléctrica a Bogotá como un servicio público sin interrupciones.

Compañía Nacional de Electricidad[editar]

Hasta la fundación de la Compañía Nacional de Electricidad, la luz eléctrica en Bogotá era suministrada por una compañía de la familia Samper de 6:00 p.m. a 6:00 a.m. y era cobrada por bombillo instalado. Además del suministro ininterrumpido de energía eléctrica, Dávila Pumarejo cambió el esquema de tarifas adoptando el cobro por consumo, modelo que se mantiene actualmente.

Importaciones[editar]

Al tiempo que instaló la energía eléctrica en Bogotá, Dávila Pumarejo importó planchas, estufas, y tostadoras eléctricas. En el Teatro Colón llevó a cabo un demostración del funcionamiento de la estufa eléctrica, para probar que una empleada del servicio doméstico podía maniobrarla sin correr el riesgo de ser electrocutada, lo que le dio la credibilidad suficiente a la compañía no sólo para iluminar por primera vez las calles de la ciudad, que hasta entonces eran alumbradas con llamas de aceite de 6:00 p.m. a 6:00 a.m., sino también para absorber los clientes de la familia Samper y convertirse así no sólo en un industrial exitoso del sector eléctrico, sino también en un legado sin precedentes que dejaría a los bogotanos con las facilidades de un servicio público esencial.