João Havelange

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
João Havelange
João Havelange.jpg

FIFA logo without slogan.svg
7.º Presidente de la FIFA
8 de mayo de 1974-8 de junio de 1998
Predecesor Stanley Rous
Sucesor Joseph Blatter

Información personal
Nacimiento 8 de mayo de 1916
Bandera de Brasil Río de Janeiro, Brasil
Fallecimiento 16 de agosto de 2016
(100 años)
Bandera de Brasil Río de Janeiro, Brasil
Nacionalidad Brasileña Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Nadador, waterpolista y abogado Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
Distinciones
  • Gran oficial de la Legión de Honor‎
  • Orden al Mérito de la República de Austria
  • Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica
  • Commander of the Order of Prince Henry
  • Großes Silbernes Ehrenzeichen für Verdienste um die Republik Österreich
  • Orden de Vasa
  • Caballero de Gran Cruz de la Orden al Mérito de la República Italiana (1984) Ver y modificar los datos en Wikidata
Firma João Havelange FIFA President signature..jpg
[editar datos en Wikidata]

Jean-Marie Faustin Goedefroid de Havelange, más conocido como João Havelange (Río de Janeiro, Brasil, 8 de mayo de 1916-Ibídem, 16 de agosto de 2016),[1] fue un dirigente deportivo futbolístico brasileño, presidente de la FIFA durante 24 años (desde 1974 hasta 1998).

Tuvo como aliado al peruano Teófilo Salinas Fuller para ser elegido presidente de la FIFA en 1974. El peruano viajó a África y Asia, donde consiguió los votos necesarios para que el brasileño asumiera la FIFA. Sin embargo, la relación de amistad entre Havelange y Salinas se quebró en 1986, cuando el brasileño le retiró el apoyo y nominó al paraguayo Nicolás Leoz para asumir la presidencia de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

Admirado por muchos, criticado y odiado por otros, especialmente por ser el padre de la corrupción en la FIFA, y por poner trabas con arreglos en los encuentros deportivos de parte de los árbitros haciéndolos cometer irregularidades contra algunos países que no querían someterse a sus presiones.

Murió el 16 de agosto de 2016, llevándose todos los secretos de corrupción en el mundo del fútbol sin haber sido juzgado, logrando así evadir a la justicia.

Infancia y educación[editar]

Era hijo de Faustin Havelange, un inmigrante belga que se enriqueció a través del comercio de armas. Fue un estudiante sobresaliente en la escuela, lo que le permitió ser admitido en la Facultad de Derecho de la Universidad Federal Fluminense, de la que se graduó en 1940.

Carrera como deportista y dirigente[editar]

Cuando era joven triunfó en varios deportes, tales como waterpolo y natación, incluso habiendo competido como nadador en los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín. Compitió también en el equipo brasileño de waterpolo en los Juegos Olímpicos de 1952, en Helsinki, siendo expresidente del Fluminense Football Club. Desde 1963, João Havelange fue miembro del Comité Olímpico Internacional. Anteriormente a su labor como dirigente deportivo se dedicaba a comerciar con armamento, como su padre.

Entre 1958 y 1975, João Havelange sirvió como presidente de la Confederação Brasileira de Desportos (CBD), y entre 1955 y 1963 fue miembro del Comitê Olímpico Brasileiro. En junio de 1974 ocupó el cargo de presidente de la FIFA, destacando en ese puesto por la masiva extensión del fútbol en todo el mundo, así como por el incremento de los ingresos obtenidos por la FIFA como entidad rectora del fútbol y administradora de las actividades comerciales referidas a la Copa Mundial de Fútbol.

En la FIFA[editar]

Havelange en 1982, durante su presidencia de la FIFA.

Durante el mandato de Havelange, la FIFA adoptó una conducta empresarial y comercial respecto a los torneos internacionales de fútbol, promoviendo la oferta publicitaria en los estadios, publicidad en ropas deportivas y también en las transmisiones televisivas de la Copa Mundial de Fútbol, ganando la FIFA elevadas rentas con ello.

Para ello, Havelange creó un "triunvirato" con el alemán Horst Dassler (presidente de la compañía Adidas) y el empresario británico Patrick Nally, promoviendo agresivamente el mercadeo de la Copa Mundial de Fútbol.

Consiguió que grandes marcas mundiales, como Coca Cola, Kodak, Visa o la misma Adidas, fueran patrocinadoras de la Copa Mundial a cambio de un virtual monopolio publicitario; la propia Adidas aprovechó el informal "respaldo" de la FIFA para contratar el suministro de ropas deportivas a casi todas las selecciones de fútbol del planeta.

Asimismo, Havelange dedicó sus esfuerzos a promover el fútbol profesional en todo el mundo, y a elevar su nivel como espectáculo en los campeonatos internacionales, convirtiéndolo en un medio para asegurar a la FIFA las rentas por transmisiones televisivas, que ahora se disputan fuertemente ciertas cadenas televisivas internacionales. A partir de la gestión de Havelange, los ingresos principales de la FIFA nunca más estarían formados por las entradas a los partidos de fútbol, sino por los importes recibidos a cambio de derechos exclusivos de transmisiones por televisión y por la publicidad (dentro y fuera de los estadios) en los torneos internacionales promovidos por la FIFA (Copa América, Eurocopa, entre otros).

Con vistas a sustentar el crecimiento del fútbol como empresa bajo la gestión de la FIFA, Havelange promovió la creación de nuevos torneos y modalidades de fútbol, cada vez más espectaculares, donde se podía colocar publicidad comercial y conseguir transmisiones televisivas. Gracias a este impulso se crearon en la década de 1980 el campeonato mundial de fútbol femenino, los campeonatos juveniles para menores de 20 años, y en la década de 1990 el campeonato mundial de clubes y los campeonatos entre confederaciones. Esto implicaba mayores ingresos de dinero para la FIFA por transmisiones televisivas y publicidad, además de estimular un mayor interés por el fútbol en todo el mundo.

Durante la gestión de Havelange se cambió asimismo el sistema de clasificaciones para la Copa Mundial de Fútbol y se regularon detalladamente con los países anfitriones los ingresos que corresponden a la FIFA por la organización del torneo. Así, en Argentina 1978 participaron 16 equipos, pero en España 1982 ya competían 24 equipos, con una mayor presencia de escuadras de África y Asia, que ahora gozan de un sistema de clasificaciones directas y más plazas reservadas en el torneo.

Precisamente, en el mandato de Havelange se hace un esfuerzo mayor de la FIFA para colocar el fútbol como deporte masivo en países que carecen de tradición futbolística, pero cuya población goza de un elevado poder adquisitivo, lo cual se traduce en mayores ingresos para la FIFA si se logra extender a estos mercados las transmisiones televisivas de partidos de fútbol y la publicidad unida a ellas, tanto la derivada del juego como de la promoción de deportistas destacados.

Basándose en esa estrategia de mercadeo, Havelange promueve la penetración del fútbol en países que forman grandes "mercados de consumo", donde antes este deporte era muy poco difundido o tenía escasa importancia. Un caso evidente fue el de Estados Unidos, donde la estrategia de mercadeo incluyó contratos de la FIFA con McDonald's para lograr una mayor penetración. Incluso Havelange auspíció que EE. UU. organizara el mundial de 1994. Idéntica táctica se siguió en China, India, Japón y Corea del Sur, patrocinando Havelange también que, siguiendo el ejemplo de lo sucedido en 1994, la Copa Mundial del 2002 se celebrase en Japón y Corea del Sur de modo conjunto (como en efecto sucedió). Havelange declinó seguir como presidente de la FIFA en 1998, recomendando la elección como sucesor del suizo Joseph Blatter, asesor principal del propio Havelange en la FIFA durante casi una década.

Ganó varias condecoraciones, como Caballero de la Legion d'Honneur (Francia), la Orden del Mérito Especial en Deportes (Brasil), el Comandante de los Caballeros de la Orden Infante Don Henrique (Portugal), el Caballero de la Orden Vasa (Suecia) y la Gran Cruz de Isabel la Católica (España). En 1998, fue elegido presidente honorario de la FIFA pero no postuló a un nuevo periodo, siendo elegido como su sucesor el suizo Joseph Blatter.

Después de la FIFA[editar]

João Havelange residió con su familia en Río de Janeiro. Tuvo un doctorado en Leyes, obtenido cuando tenía 24 años. Trabajó para Auto Viação Jabaquara, una compañía de buses. También fue presidente-director de Viação Cometa S/A, otra compañía de buses, y fue socio mayoritario de Orwec Química e Metalurgia Ltda.

El Campeonato Brasileño de 2000, ganado por Vasco da Gama, y organizado por Clube dos 13 (que es una asociación de los equipos brasileños más tradicionales), fue llamado Copa João Havelange. También fue construido un nuevo estadio en Río de Janeiro para los Juegos Panamericanos de 2007. El estadio se llama Estádio Olímpico João Havelange en tributo a él. El nombre formal del Estádio Parque do Sabiá también lleva su nombre.

Aquejado por una neumonía, Havelange falleció el 16 de agosto de 2016 en el Hospital Samaritano de Río de Janeiro, poco más de tres meses después de haber cumplido 100 años de edad.

Acusaciones[editar]

Havelange fue acusado innumerables veces de diferentes actos ilegales, entre los que figuran tráfico ilegal de armas, obtener rentas del tráfico de drogas, hasta obtener sobornos por parte de dictaduras militares (como fue en el caso del Mundial de 1978, donde fue acusado de recibir una enorme finca del dictador argentino Jorge Rafael Videla a cambio de asegurar que la Copa se realizaría en Argentina) y cobro de pagos ilegales en efectivo. Por estos hechos fue incluso interpelado e interrogado por el parlamento de su país. [2] [3] [4]

En abril de 2013, Havelange dimitió como presidente honorario de la FIFA después de que el comité de ética de este organismo concluyera que recibió sobornos durante su etapa como presidente en el llamado escándalo ISL. Este escándalo estalló en 2012, cuando la cadena británica BBC aseguró en un reportaje que la empresa de márketing International Sports and Leisure (ISL) había obtenido los derechos para varios mundiales de fútbol, antes de su liquidación en 2001, pagando sobornos de varios millones de dólares a altos dirigentes de la FIFA y de confederaciones continentales, por cuanto que desde inicios de la década de 1980 ISL era la empresa encargada de administrar los asuntos de publicidad y mercadeo de la Copa Mundial.[5]

Cultura popular[editar]

João Havelange es interpretado por Sam Neill en la película United Passions (2014) que narra la historia de la FIFA.

Referencias[editar]

  1. Muere João Havelange, el hombre que fundió fútbol y negocio
  2. accessmylibrary (ed.). «Futbol en tinta negra / Havelange, traficante de armas?». Archivado desde el original el 29 de junio de 2012. Consultado el 10 de enero de 2010. 
  3. La Nación Argentina. La Nación Argentina, ed. «Havelange negó que Videla le haya regalado un campo». Consultado el 10 de enero de 2010. 
  4. El Mundo.es. El Mundo.es, ed. «Havelange Interrogado». Consultado el 10 de enero de 2010. 
  5. La Hora Nacional (2013). La Hora Nacional, ed. «Havelange dimite». Consultado el 1 de mayo de 2013. 


Predecesor:
Stanley Rous
Presidente de la FIFA
1974 a 1998
Sucesor:
Joseph Blatter