Jerónimo Hernández

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Virgen del Rosario de Jerónimo Hernández, Capilla del Museo de Sevilla, durante 2008 y 2009 expuesta en el Museo de Bellas Artes de Sevilla. Ejemplo de la imageniría mariana del primer renacimiento sevillano.

Jerónimo Hernández (1540-1586) fue un escultor español del siglo XVI, considerado un precursor de la denominada Escuela sevillana de escultura del siglo XVII.

Biografía[editar]

Nació en Ávila, hacia el año 1540. Se trasladó a la ciudad de Sevilla con apenas dieciséis años como discípulo de Juan Bautista Vázquez. En esta ciudad desarrolló toda su actividad. En 1568 casó con Lucía Ordóñez, hija del arquitecto Hernán Ruiz II, máximo exponente de la arquitectura renacentista y manierista en Andalucía y Maestro Mayor de la catedral sevillana.

Fueron sus discípulos los también escultores Gaspar Núñez Delgado, Marcos Cabrera y su cuñado Andrés de Ocampo, que le sucedería en su taller, ejerciendo también influencia sobre Juan Bautista Vázquez el Mozo, hijo de su maestro, con el que realizaría en 1585 el retablo de la iglesia parroquial de Santa María de la Asunción de Arcos de la Frontera, en la provincia de Cádiz, donde debido a su temprana muerte en 1586, fue sustituido por Andrés de Ocampo.

Obra[editar]

Una de sus primeras obras, fechada en 1566, es la escultura de San Jerónimo que se encuentra en el altar de la Visitación de la Catedral de Sevilla. De 1570 es una Inmaculada para la Iglesia de San Andrés de Sevilla, posteriores son la esculturas del misterio de la Oración en el huerto, para la cofradía de Montesión, contratadas en 1578, de las que solo subsisten, según algunos autores, las correspondientes a las imágenes de Jesús y el ángel, muy reformadas por la restauración llevada a cabo en el siglo XVII por Pedro Roldán (según otros autores, por documentaciones encontradas y comparaciones estilísticas, serían obra nueva de Pedro Roldán). en 1580 realizó una imagen de la Virgen del Rosario con el niño, que actualmente se encuentra en la capilla de la Hermandad del Museo. De 1582 data el encargo de un niño Jesús y un cristo Resucitado para la Hermandad del Dulce Nombre de Jesús, fusionada en 1851, con la Hermandad de la Quinta Angustia que se encuentran en la Iglesia de Santa María Magdalena (Sevilla).

La Virgen del Rosario de la Parroquia de Guillena es obra suya conservándose documentación firmada por el artista mencionando que la realizó en 1578. Es una de las muestras de mayor despliegue de los paños que el artista dota a sus imágenes. Presenta a la imagen con e manto recogido en el brazo derecho de la Virgen y deja caer los pliegues con gran naturalidad. El rostro lo realiza con una enorme dulzura, de expresión miguelangelesca según el profesor Roda Peña, muestra de su interioridad, a la vez que deja entrever una tímida sonrisa. Es un ejemplo de logro en sus obras, posiblemente la mejor talla de las suyas. El Niño toma en la mano derecha la mano de su madre y el brazo izquierdo lo apoya con una gran naturalidad. Esta imagen de la Virgen del Rosario perteneció a una antigua hermandad, ya extinguida, y fundada por el Prior de los Dominicos de San Pablo de Sevilla: Sus reglas constan del año 1626, conservándose los documentos en los archivos parroquiales de Guillena. La talla de la Virgen del Rosario fue patrona de Guillena desde el siglo XVI hasta principios del siglo XIX; por haber decaído su devoción fue proclamada patrona la Virgen de la Granada.

Se le atribuyen también las imágenes del Cristo de las Siete Palabras, que según el profesor Hernández Díaz sería la obra encargada a Hernández entre 1582 y 1585 para una desaparecida hermandad de Sevilla, que radicaba en la iglesia de los mínimos de San Francisco de Paula. Otras atribuciones son una imagen de Cristo de la iglesia de Santa María de la Mota en Marchena y El Niño Jesús Dormido que se encuentra en la ermita de Nuestra Señora del Valle de Manzanilla (Huelva)[1]

En Écija se encuentra una imagen de la Virgen del Socorro fechada en 1565, la cual preside el altar mayor de la Parroquia Mayor de Santa Cruz, que fuera titular de una extinguida Hermandad del siglo XVIII

En Ubrique se encuentra la valiosa imagen de Nuestra Señora de la O, realizada en 1575.

La Imagen de Ntra. Sra. del Socorro, Patrona de Rociana del Cdo., también es atribuida a Jerónimo Hernández. Llego al pueblo en el año de 1589, procedente de la Iglesia de San Juan de la Palma, Sevilla.

Referencias[editar]

  1. El Niño Jesús Dormido vuelve restaurado a la ermita de Manzanilla, Huelva información, 2-5-2009. Consultado el 1-1-2010

Bibliografía[editar]

  • Jorge Bernales Ballesteros y Federico García de la Concha Delgado, Imagineros andaluces de los siglos de Oro ISBN 84-7587-026-0

Enlaces externos[editar]