Jacques Pelletier du Mans

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los Jardines Jacques-Pelletier en Le Mans

Jacques Pelletier du Mans, nacido en Le Mans en 1517 y muerto en París en 1582), fue un matemático y poeta humanista francés. Formó parte de La Pléyade. Fue uno de los primeros junto a Guillaume Gosselin en utilizar las letras en álgebra para resolver sistemas de ecuaciones lineales.

Biografía[editar]

Formación[editar]

Colegio de Navarra de París en 1440

Jacques Pelletier nació en el seno de una familia numerosa (siendo el noveno de quince hijos que tuvieron el abogado Pierre Pelletier y Jeanne le Royer). Pelletier padre inculcó a su hijo estudios de teología y derecho, pero tras su encuentro con el médico y astrólogo Jean de L'Espine, amigo de la familia, nace en él un amor por las ciencias. En esta misma época surge también su interés por la ortografía y la gramática.

Hacia los trece años viaja a París y estudia filosofía en el Colegio de Navarra, donde su hermano Jean (nueve años mayor que él) es profesor de matemáticas y filosofía y trabaja junto a Pierre de la Ramée. Pelletier también estudia matemáticas y medicina de forma autodidacta. Al volver a Le Mans, ejerció derecho durante cinco años (alrededor de 1538, probablemente gracias a la ayuda de su hermano Victor[1] . Poco después aprendió griego, lengua que no se enseñaba en el Colegio de Navarra.

Frecuentó el círculo literario de Margarita de Navarra y en 1539 se convirtió en secretario del obispo René du Bellay (primo del poeta Joachim du Bellay). Alrededor de 1541 se empezó a plantear realizar reformas ortográficas. Tradujo el Arte Poética de Horacio en francés. A partir de este momento comienza a defender el uso de la lengua vernácula gracias a la ayuda de sus amigos Pierre de Ronsard y Joachim Du Bellay. Junto a ellos y otros poetas, Pelletier forma parte del grupo de siete poetas llamado La Pléyade.

Colegio de Bayeux[editar]

Théodore de Bèze (1519-1605)

En 1543 es nombrado rector del Colegio de Bayeux en Paris. En 1545, publica su traducción del Arte poético de Horacio. En 1546 se reune con Ronsard y Du Bellay y expone preferir la oda al soneto. Un año más tarde pronunció una oración fúnebre hacia Enrique VIII de Inglaterra y publico sus primeras Obras poéticas que comprendían traducciones de los dos primeros cánticos de la Odisea de Homero y de las Geórgicas de Virgilio, además de doce sonetos de Petrarca, tres odas de Horacio y un epigrama al estilo de Marcial. Además, incluyó igualmente los primeros poemas publicados de Du Bellay y Ronsard.

Frecuentó un grupo de humanistas formado por Théodore de Bèze, Jean Martin, et Denis Sauvage, aunque tuvo problemas con el primero por enfrentarse a él sobre la reforma de la ortografía[2] . Esta reforma ya existente fue recogida en 1542 por Louis Meigret y sus sucesores, Guillaume des Autels, Pelletier du Mans, Ramus y Honoré Rambaud y encontró una fuerte oposición por parte de Théodore de Bèze y un gran número de "conservadores".

Primeros viajes: de la aritmética a la ortografía[editar]

En 1547 Jacques Pelletier abandonó su cargo como rector, que él juzgaba aburrido, para viajar y terminar sus estudios de medicina entre 1549 y 1552. Visita Burdeos, Poitiers, Lyon et Bâle donde da clases de matemáticas y practica la medicina para costearse la estancia. En 1549 publica su propia Aritmética (uno de los primeros libros de este género escritos en francés) y en 1554 una Álgebra donde desarrolla las ideas de Michael Stifel.

En 1550 pide finalmente de forma abierta una profunda reforma de la ortografía en su Diálogo de la ortografía y pronunciación francesa (original: Dialogue de l'ortografe et prononciation françoese). Anima a enseñar las ciencias en un francés reformado. Su tentativa por reformar la ortografía choca con el deseo renacentista de basar el vocabulario del francés en sus raíces latinas. Durante los años que él pasa entre Burdeos, Poitiers y Piamonte (alrededor del 1554], Pelletier comienza una reforma ortográfica fonética utilizando nuevos signos tipográficos que siguió usando en todas las obras que publicó posteriormente. De esta época viene también la confusión con su nombre, ya que aunque su reforma obligaba a escribir su apellido « Peletier », los lectores no conformes con estas nuevas reglas siguieron escribiendo « Pelletier », de ahí que en la actualidad ambas grafías sean válidas.

Lyon y el arte poética[editar]

Louise Labé (1524-1566)

Entre 1553 et 1557, Pelletier se instala en Lyon donde entabla amistad con humanistas comoMaurice Scève, Louise Labé, Olivier de Magny et Pontus de Tyard. Publicando en latín, Pelletier volvió a la poesía con L’amour des amours (1555) que homenajea al poeta Lucrecio. Esta nueva selección de poesía, compuesta por una serie de sonetos y poesías enciclopédicas describiendo meteoritos, planetas y cielos, influenció a los poetas Guillaume du Bartas et Jean Antoine de Baïf. Este recorrido por numerosas figuras retóricas y ricas rimas le acercan más a los grandes retóricos que a los grandes poetas de la Pléyade[3] . Es el primer conjunto poético de Pelletier escrito a partir de la ortografía reformada.

Este mismo año lleva a la imprenta su Arte poética. Es aquí donde conoce a Louise Labé. En este manual de composición poética, Pelletier reñala que la poesía le resulta un sujeto de « recreo » y es a la vez un « ejercicio de una dulce locura ». En esta obra pretende definir los diferentes géneros poéticos de su tiempo y la actitud que los poetas deben tener. Tiene el particular el « proyecto de poder aplicar cosas naturales, Cosmografía, Astrología y otras cosas dignas para todos los oídos ».

Últimos viajes: de los elementos de Euclides a la peste[editar]

En 1557, Jacques Pelletier vuelve a París y se ocupa de la medicina y las matemáticas. Publica sus elementos de Euclides Euclidis elementa demonstrationum (1557), tratado criticado por Jean Borrel et Christopher Clavius. En este tratado, Pelletier niega que el ángulo de contacto sea una grandeza infinitamente pequeña y considera que no existe como cantidad[4] . Esta hipótesis es también apoyada por Henri de Monantheuil. Para él, las matemáticas deben partir de postulados y convenciones; la verdad se muestra a partir de dudas e indecisiones.

En 1558 imprime un solemne discurso en latín apelando por la paz entre Enrique II y Carlos I.

la torre de Michel de Montaigne a la que Jacques Pelletier ofreció un talismán[5]

Pelletier pasa los últimos años de su vida viajando por Saboya, Alemania, Suiza o Bâle, donde editó Jacobi Peletarii Medici et Mathematici, De Peste compendium y De Constitutione Horoscopi entre 1562 y 1563. También viajó a Italia y diversas regiones de Francia. Publicó numerosas obras en latín sobre álgebra, geometría, matemáticas y medicina.

En 1572 fue brevemente director de la Universidad de Aquitania (Burdeos), pero dimitió. Sin embargo, las guerras de religión le retuvieron en esta región. En 1579 es nombrado en Poitiers como profesor de matemáticas en la Universidad, pero en octubre tuvo que regresar a París. Su edad, pobreza, su ignorancia del griego y su pertenencia a la religión deformada le fueron reprochadas, sin embargo Pelletier fue nombrado director del Colegio de Le Mans.

En 1581 publica su último conjunto de poemas Louanges. Rodeado de amigos protestantes y de protectores que se inclinaban hacia la Reforma, él nunca se desvió de la fe de sus padres. A su muerte, fue remplazado por Jean Dorat en la Pléyade.

Jacques Pelletier cayó en el olvido a partir del siglo XVII, pero recuperó su importancia a raíz de la reimpresión de sus obras en 1904.

Un innovador[editar]

Poeta[editar]

Como poeta, hay que destacar su Arte poético, publicado en 1555 en Lyon, en el taller del impresor Jean de Tournes, al que también acudía Louise Labé, y del que también era uno de los responsables. En su Arte poético, subraya que la poesía le proporciona un auténtico placer y que es un ejercicio de muy dulce locura. En la dedicatoria que hace a Zacharie Gaudart, indica también que el amor es un sujeto capaz. En esta obra, trata de definir los diferentes géneros poéticos de su época y la actitud que deben tener los poetas. En especial, tiene el proyecto de poder aplicar cosas naturales, Cosmografía, Astrología, y otras cosas dignas de las orejas más nítidas y serias.

Una nueva ortografía[editar]

Aquí un extracto de Dialogue de l’ortografe e prononciation françoese :

Madamɇ, lɇ grand dɇſir quɇ j’auoę̀ dɇ deſſe̱ruir (a toutɇ ma poßibilite) la gracɇ ſouuɇreinɇ dɇ feuɇ la Reinɇ votrɇ tre dɇbonnerɇ e tre rɇgretteɇ merɇ, m’auoè̱t induìt a lui vouloę̀r dedier un mien Dialoguɇ dɇ l’Ortografɇ e Prononciation Françoȩſɇ. Mȩ́s j’è etè priuè du bien, lɇquel j’etoe̱ tout pré̱t arɇcɇuoę̀r : c’ȩ́t dɇ cɇ bon e auantageus rakkeulh qu’ȩllɇ ſouloę̀t fe̱rɇ a toutɇs pȩrſonnɇs qui auoȩ́t lɇ keur a bonɇs choſɇs, e ſingulierɇmant aus lȩttrɇs.

Matemático: la numeración de Pelletier[editar]

A la vez que mantenía el sistema original de Nicolas Chuquet, propuso nombres para los números intermedios, cuando el agrupamiento de seis cifras migró hacia el agrupamiento moderno de tres cifras. (Los números hexadecimales deberían unirse en grupos de cinco cifras. El bus interno moderno de 64 bits puede grabar 264 ou F FFFFF FFFFF FFFFF unidades y el cero. Dieciséis trillones de unidades hexadecimales). Así creó, junto a las denominaciones en illones que ya existían, las que terminaban en illardos. Esta convención se utiliza en todo el mundo, salvo los países anglófonos, Brasil, Grecia, Turquía, Rusia y Puerto Rico.

El sistema Chuquet-Pelletier
Base 10 Sistemáticos Chuquet Pelletier Base 16 Prefijo
10 0 Millón 0
unidad
unidad
16 0
[unidad]
10 3 Millón 0,5
mil
mil
16 2,5
Kilo
10 6 Millón 1
millón
Millón
16 5
Mega
10 9 Millón 1,5
mil millones
Millardo
16 7,5
Giga
10 12 Millón 2
Billón
Billón
16 10
Tera
10 15 Millón 2,5
mil billones
Billardo
16 12,5
Peta
10 18 Millón 3
Trillón
Trillón
16 15
Exa
10 21 Millón 3,5
mil trillones
Trillardo
16 17,5
Zeta
10 24 Millón 4
Cuatrillón
Cuatrillón
16 20
Iota
  1. El abad Clément Jugé : Jacques Peletier du Mans, 1517-1582; ensayo sobre su vida, su obra, su influencia (en francés) página 18
  2. Bernard Cerquiglini : La Genèse de l'orthographe française (XIIe- XVIIe siècles), Paris, Champion, Unichamp-Essentiel, 2004. 180 pp.
  3. Jean-Charles Monferran : "Declique un li clictis" : la poesía sonora de Jacques Peletier du Mans.
  4. Sophie Arnaud, Les fictions astrales de Jacques Peletier du Mans, sur Fabula.org
  5. Guy de Pernon : Montaigne Essais I página 111