Jacobo Harrotian

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jacobo Harootian
General de División
Años de servicio ?? - 1914
Lealtad Ejército Mexicano, ?? - 1914
Participó en

Revolución mexicana:


Nacimiento ??
Alepo, Siria
Fallecimiento ??
??
[editar datos en Wikidata]

Jacobo Harrotian fue un militar armenio-mexicano que participó en la Revolución mexicana.

Biografía[editar]

Vivió en Zumpango del Río, Estado de Guerrero. La casa de Jacobo Harrotian es el edificio que actualmente ocupa el Ayuntamiento del municipio guerrerense. Gracias a su excelente posición económica, mandó construir diversos caminos del estado de Guerrero, de Petaquillas hasta Acahuizotla. Fue segundo del General [[Juan Andrew Almazán], en su paso por el huertismo. Participó en la Batalla de Zacatecas al mando de 2 mil hombres, junto al general de división [[Luis Medina Barrón] y los Generales[Antonio G. Olea],Jacinto Guerra, Víctor Montes, José Soberanes, asi como el legendario [Benjamín Argumedo].

Don Jacobo Harrotian, como fue conocido en Zumpango del Río, cabecera del actualmente denominado municipio de Eduardo Neri, llegó a México por el puerto de Veracruz, enlistándose en el Ejército Mexicano como Oficial de Sanidad, gracias a sus conocimientos en medicina y química. Participando en campañas sanitarias que abarcaron los Estados de Veracruz y Puebla, en donde causa baja. En Puebla conoce a una persona de origen español apellidado Moncada y establece amistad con Juan Andrew Pareja padre de Juan Andrew Almazán futuro General y candidato presidencial, todos ellos serían de gran trascendencia para su vida.

Como representante de un Laboratorio de Medicina llega a Tlapa en el estado de Guerrero y posteriormente a Chilapa en donde casa con la señora Benita Sánchez Moctezuma , dama distinguida que había sido educada en España como descendiente de la familia del Rey Mexica Moctezuma II, gracias a las relaciones de Doña Benita, Jacobo Harrotian se hace cargo de la Mina de Oro LA DELFINA ubicada entre Chichihualco y Zumpango del Río, residiendo en Zumpango del Río en la casa ubicada en la esquina de las actuales calles de Cuauhtemoc y Guerrero. En este lugar instaló la tienda llamada "LA ARMENIA" En los terrenos que actualmente ocupan la escuela "GRAL.RAFAEL CATALAN CALVO"; se utilizaba como talleres, bodegas y dormitorios de los trabajadores, el mercado municipal era usado como caballeriza, un terreno al poniente del tianguis lo usaron las carretas y un pequeño vagon que era jalado sobre rieles por mulas y que llevaba el material de desecho hasta el "llanito", en el tianguis se instaló el molino y el secadero del BENEFICIO MINERO que recibía material de la Delfina, de otra mina de su propiedad que denomino "SAN FRANCISCO" ubicada en Mezcala; la que según varios mineros de la región es la misma mina subterránea que explota actualmente la empresa Goldcorp; asimismo adquiria el material de los gambusinos de la región, obteniendo principalmente oro y plata.

Tuvo un hijo llamado Elías Abarca al que para protegerlo de las amenazas de gavilleros lo escondió en el poblado de Tequicuilco,municipio de Atenango del Río, Gro y lo puso bajo la tutela de Juan Abarca Sotelo de quien adquirió el apellido con el consentimiento de don Jacobo quien decía que esa era una forma de castellanizarlo, Elías estudió derecho sin conseguir titularse, al terminar la Revolución fue durante 35 años secretario general del municipio y en no pocas ocasiones encargado de la presidencia, cuando Don Elías se casó con Lidia Martínez Ortíz fue una celebración enorme y de gran derroche, la cola del vestido de la novia abarcaba desde la iglesia hasta la casa de guerrero y cuauhtemoc que fue su regalo de bodas, la calle fue alfombrada para el paso de los novios. Entre las obras sociales de don Jacobo destacan: Tienda LA ARMENIA, como medio de abasto a la población, que no era de raya ya que don Jacobo pagaba bien y a tiempo y la población no sufría de pobreza ni de trabajo forzado, introducción de agua entubada desde sus terrenos de la Cienenga hasta las piletas públicas diseminadas en el pueblo, con la ayuda de los militares destacados en Zumpango del Río se trazaron calles y se alineó el caserío disperso, introdujo energía eléctrica por medio de una planta, trajo el primer automóvil, daba servicio medico a toda la población, a sus trabajadores con más de dos años de antigüedad los dotaba de un terreno para que construyeran vivienda y terreno para que tuvieran sus animales, pero la obra más grande fue la construcción con sus propios recursos de la carretera de Mezcala (junto al río Balsas) a Tierras Prietas (cerca de Chilpancingo).Asimismo impulsó la Agricultura y la Ganadería

La revolución mexicana no respetó el esfuerzo de don Jacobo y el desarrollo de Zumpango del Río que ha inicios del siglo 20 tenía mejor nivel de vida que Chilpancingo, se vino abajo Los constantes asedios de gavilleros dizque revolucionarios, las presiones de los gobiernos sucedidos; debido a sus condiciones militares y su relación con Victoriano Huerta y principalmente con Juan Andrew Almazan, lo obligaron junto con su esposa Doña Benita y un grupo de sirvientes fieles a abandonar Zumpango en 1914. La Casa Grande en donde funciona el actual Ayuntamiento Municipal fue incendiada sin razón alguna, no siendo consumida totalmente gracias a la intervención de amistades leales, su hijo Don Elías fue despojado de casas, terrenos y minas como los ubicados en la Cienega, los Viejos y Teohuaxtla en donde tenía su casa de campo, a las ruinas se les conoce como "LOS PAREDONES", Doña Benita murió durante el viaje hacia las costas de Veracruz en donde tenían la intención de embarcarse hacia los Estados Unidos, según informes de una sirvienta que regresó a la población, años después y de haber estado en Cuba y Estados Unidos perseguido por el Gobierno mexicano principalmente, Don Jacobo murió y fue sepultado en la República Dominicana. Esta es la vida sintetizada de un Armenio visionario y emprendedor al que mucho se le debe y que de manera penosa ha sido olvidado por una población que por ignorancia no reconoce su labor. Cuentan la anécdota, que entre la gente del actual Estado de Guerrero se decía que " Don Jacobo no era de Zumpango...... Zumpango era de él".

Bibliografía[editar]

  • NARANJO, Francisco (1935). Diccionario biográfico Revolucionario (Imprenta Editorial "Cosmos" edición). México. ISBN 968-805-293-0. 
  • Recopilación de Vito Adán Abarca García con información de Don Andrés Martínez que fue asistente de Don Jacobo Harrotian, de la Señora Maria de los Angeles Vazquez quien fue dama de compañía de Doña Benita Sánchez Moctezuma, del señor Gabriel Abarca de Tequicuilco, municipio de Atenango del Río, hijo biológico de Juan Abarca Sotelo, y especialmente del Profesor Don Ramón Abarca Martínez, como depositario de la memoria de su padre Don Elías Abarca Sánchez. Mencion especial merece la señora María Lagunas Baltazar, sirviente de don Jacobo, que lo acompaño hasta su muerte, y por quien se sabe con certeza parte de la historia y del lugar en donde reposan los restos de Don Jacobo. La señora María Lagunas Baltazar, ya anciana le entregó información y la foto; que durante años guardo como un tesoro; de Don Jacobo y Doña Benita al Profesor Don Ramón Abarca Martínez.