Jabalí (Segunda República Española)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Los jabalíes fueron un grupo de diputados de extrema izquierda que se destacaron por su política antigubernamental durante las Cortes Constituyentes de la Segunda República Española (1931-1933). Recibieron este nombre tras un discurso pronunciado por José Ortega y Gasset el 30 de julio de 1931 en el que afirmó que «es de plena evidencia que hay, sobre todo, tres cosas que no podemos venir a hacer aquí: ni el payaso, ni el tenor, ni el jabalí».[1]

Los jabalíes estaban, en su mayoría, vinculados al federalismo, como en los casos de Ramón Franco[2]​ y Ángel Samblancat[3]​ (elegidos como republicanos federales en las listas de Esquerra Republicana de Catalunya por la circunscripción electoral de Barcelona-capital,[4]​ el capitán Salvador Sediles[3]​ y el comandante Antonio Jiménez Jiménez,[3]​ diputados por Extrema Izquierda Federal por Barcelona,[4]Rodrigo Soriano, diputado por la circunscripción electoral de Málaga-capital, perteneciente a la corriente Alianza Republicana del federalismo,[4]Eduardo Barriobero,[5]​ diputado por Oviedo, perteneciente a la corriente antigubernamental del federalismo,[4]Emilio Niembro[6]​ también diputado por Oviedo y perteneciente a la corriente antigubernamental del federalismo liderada por Barriobero,[4]José Antonio Balbontín,[7]​ antiguo presidente de la agrupación radicalsocialista de Madrid, que tras su expulsión formó el efímero Partido Radical Socialista Revolucionario y obtuvo su escaño por la circunscripción electoral de Sevilla-capital en la elección complementaria del 4 de octubre, y Joaquín Pérez Madrigal,[7]​ diputado radicalsocialista por Ciudad Real, que en su deriva ideológica terminó en el bando franquista durante la Guerra Civil. Otras fuentes incluyen también entre los jabalíes a Eduardo Ortega y Gasset y Juan Botella Asensi,[7]​ expulsados por indisciplina del Partido Radical Socialista en 1932, los cuales formaron Izquierda Radical Socialista; e incluso al radicalsocialismo en general.[8]

Su discurso político se caracterizó por la demagogia[9]​ y el anticlericalismo. Recibieron este nombre tras un discurso pronunciado por José Ortega y Gasset en el Congreso de los Diputados el 30 de julio de 1931.[10]​ El diputado socialista Juan Simeón Vidarte aludió a ellos como la Montaña (en referencia a los diputados jacobinos de la Asamblea Legislativa de 1791), pero declarando que «no había ninguno de la categoría de Marat, [aunque] sí de los había de la especie de Fouché o de Tallien».[10]​ Dos días antes del discurso de Ortega, se habían estrenado los jabalíes, mediante una interpelación de Eduardo Barriobero consistente en una serie de descalificaciones de los ministros del gobierno provisional.[5]​ Siguieron el 29 Jiménez y Samblancat.[3]Wenceslao Fernández Flórez dijo de ellos que estaban dotados de «un vozarrón formidable, pero su absoluta falta de preparación no les permite utilizarlo en decir cualquier cosa importante o luminosa; hacen eso tan fácil que es interrumpir».[9]Javier Tusell ha achacado la existencia de este grupo de diputados a la inexperiencia y la indisciplina de los partidos políticos, todavía poco maduros.[9]

Referencias[editar]

  1. Diario de Sesiones de las Cortes Constituyentes de la República española, 30 de julio de 1931, nº 12, p. 244. Citado, entre otros, en García Santos, Juan Felipe, Léxico y política de la Segunda República, Universidad de Salamanca, 1980, p. 280, ISBN 8474811139.
  2. (Miralles Cantero, 1997, pp. 128)
  3. a b c d (Miralles Cantero, 1997, pp. 119)
  4. a b c d e (Miralles Cantero, 1997, pp. 114)
  5. a b (Miralles Cantero, 1997, pp. 118)
  6. (Miralles Cantero, 1997, pp. 120)
  7. a b c Balbontín, José Antonio (2007). La España de mi experiencia: reminiscencias y esperanzas de un español en el exilio. Centro de Estudios Andaluces. p. 23. ISBN 846117495X. 
  8. García Santos, Juan Felipe (1980). Léxico y política de la Segunda República. Salamanca: Universidad de Salamanca. ISBN 8474811139. 
  9. a b c (Tusell, 2007, pp. 40)
  10. a b (Miralles Cantero, 1997, pp. 117)

Bibliografía[editar]