Sus scrofa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Jabalí»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Este artículo trata del jabalí salvaje; para el cerdo doméstico, también denominado S. scrofa por algunos autores, véase Sus scrofa domestica; para la serie de historietas, véase El Jabato; para el resto de acepciones véase jabalí (desambiguación).
Commons-emblem-notice.svg
 
Jabalí
WildZwijn cropped.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Artiodactyla
Familia: Suidae
Género: Sus
Especie: S. scrofa
Linnaeus, 1758
Distribución
Mapa con los territorios habitados por jabalíes. En azul zonas de jabalíes introducidos.
Mapa con los territorios habitados por jabalíes. En azul zonas de jabalíes introducidos.

El jabalí (Sus scrofa) es un mamífero artiodáctilo de la familia de los suidos presente en Europa, aunque hay también subespecies en América, África y Asia. El jabalí se puede encontrar en la península Ibérica, donde su población es abundante y es considerado como pieza de caza mayor. Está incluido en la lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo[2] de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Descripción de la especie[editar]

Morfología[editar]

  • Longitud del cuerpo: 120 cm
  • Longitud de la cola: 22 cm
  • Alzada a la cruz: 65 cm
  • Peso: los machos entre 70 y 90 kg, las hembras entre 40 y 65 kg (puede llegar a alcanzar los 150 kg).
  • Grado de amenaza: en Europa es una especie cinegética, por lo que no se encuentra en peligro ni amenazada.
Cráneo de un jabalí salvaje encontrado en Lan Lo Au, Hoi Ha Wan, Parque Marino, Hong Kong
Esqueleto de jabalí en Royal Natural History Volume 2[2]. Richard Lydekker.

El jabalí es un mamífero de tamaño mediano provisto de una cabeza grande y alargada, en la que destacan unos ojos muy pequeños. El cuello es grueso y las patas son muy cortas, lo que acentúa aún más su rechoncho cuerpo, en el que es mayor la altura de los cuartos delanteros que los traseros, a diferencia del cerdo doméstico, que por evolución genética ha desarrollado más la parte posterior de su cuerpo, donde se localizan las piezas que alcanzan más valor en el mercado de las carnes.

El jabalí compensa su mala vista con un importante desarrollo del olfato, que le permite detectar alimento, como trufas o vegetales y animales bajo tierra, o incluso enemigos a más de 100 metros de distancia. El oído está también muy desarrollado y puede captar sonidos imperceptibles para el ser humano.

Sus pelos son gruesos y negros midiendo entre 10 y 13 cm en la cruz y unos 16 cm en la punta de la cola. El color de la capa o pelo es muy variable y va desde colores grisáceos a negro oscuro, pasando por colores rojizos y marrones. Las patas y el contorno del hocico son más negras que el resto del cuerpo. La crin que recorre el lomo a partir de la frente, se eriza en caso de cólera. El cambio de pelo tiene lugar hacia mayo o junio, aunque la hembra con crías muda más tarde. En verano, las cerdas son más cortas.

Las crías[editar]

Crías de jabalí siendo amamantadas

Las crías o jabatos nacen con unas características rayas longitudinales a lo largo del cuerpo, lo que les ha dado el nombre de rayones o listones. Éstas desaparecen a lo largo de los primeros meses de vida y su pelaje se oscurece, pasando del rojo bermejo al año de edad y al marrón o negro en los ejemplares adultos.

Subespecies[editar]

En la Península Ibérica se localizan dos subespecies que se diferencian por el pelaje:

  • Albar (Sus scrofa castilianus): tiene una distribución más norteña, un mayor tamaño corporal y un pelaje más claro y tupido.
  • Arocho (Sus scrofa baeticus): es más pequeño que el anterior, con menos pelo y más negro, su distribución es propia del sur peninsular.

Otras subespecies son:[3]

  • Sus scrofa majori; subespecie de pequeño tamaño, pero con un cráneo más alto y ancho; es propia de Italia central y meridional; desde que, en 1950, se introdujo S. s. scrofa.
PeterMaas-India-MudumalaiNationalPark-WildBoar.jpg
2010 07 19400 7206 Wenshan District, Taipei, Zoo, Sus scrofa taivanus, Formosan wild boar, Taiwan.JPG


El cerdo doméstico es considerado con frecuencia una subespecie más: Sus scrofa domestica.

Etología[editar]

El jabalí es de comportamiento muy sociable, no es muy territorialista, y se desplaza en grupos matriarcales, normalmente de tres a cinco animales formados por hembras y sus crías, aunque de vez en cuando se pueden ver grupos superiores a los veinte individuos. La jabalina (hembra del jabalí) dominante es la de mayor edad y tamaño. Los jóvenes machos de un año, llamados bermejos, viven en la periferia del grupo. Exceptuando el período de celo, los machos en edad reproductora son más bien solitarios, aun cuando los individuos mayores y más viejos, llamados macarenos, suelen ir acompañados por un macho más joven conocido como el escudero.

Cotidiano[editar]

El jabalí durante el día es normalmente sedentario, pero durante la noche puede recorrer distancias considerables, entre 2 y 14 km por noche, normalmente al paso cruzado o al trote ligero (J. Reichholf, 1995), mientras que en las huidas puede practicar un vivo galope, que sin embargo sólo puede mantener durante un corto período.

En el bosque utiliza casi siempre los mismos pasajes para sus correrías, pero en el caso de las hembras preñadas o con crías, se vuelven más sedentarias.

Periodo de celo[editar]

Durante el período de celo, de noviembre a enero, el jabalí macho busca hembras receptivas de un modo tan activo que a veces llega a olvidarse de su propia alimentación. En cuanto encuentra una piara, comienza expulsando a los jóvenes del año anterior. En caso necesario, lucha contra sus rivales para conquistar a las jabalinas, generalmente dos o tres, y en ocasiones hasta ocho.

Los baños de barro[editar]

Jabalí tomando un baño de barro

Los baños de barro desempeñan un importante papel en la ecología de la especie, considerándose que tienen varias funciones. Así aseguran su regulación térmica, en cuanto que el jabalí no suda al tener las glándulas sudoríparas atrofiadas. De igual modo se ha considerado que los baños de barro tienen un importante papel en las relaciones sociales de la especie e incluso se ha descrito un papel en la selección sexual, de modo que si mientras en el verano usan los baños de barro todos los jabalíes, sin distinciones de sexo ni edad, durante la época de celo parecen reservadas casi exclusivamente a los machos adultos, de modo que se ha considerado (Pedro Fernández-Llario,[5] 2004), que estos baños pueden estar ligados a la persistencia de los olores corporales sobre un sustrato estable como el que proporciona una capa de barro adherida al pelo (incluso para perder rastros con los perros de caza), sin olvidar las funciones de marca territorialista, y sobre todo sanitarias que tienen para la especie los baños en barro.

Hábitat[editar]

Huellas de jabalí albar en Las Fraguas (Soria)

El jabalí se adapta a todo tipo de hábitats siempre que disponga de una mínima cobertura y alimento (acuden mucho a los chaparros por la bellota), aunque prefiere los lugares con una vegetación alta donde poder camuflarse (carrasca, aulagas, junqueras, espinos...), y donde abunde el agua (para beber, revolcarse en el lodo o el barro y regular su temperatura). Sus hábitats predilectos son los encinares y los macizos forestales caducifolios o mixtos, sobre todo si están poco visitados y su nivel inferior es rico en maleza, zarzas y espinos donde pueda revolcarse en seco y al abrigo del viento. Pero también se le encuentra en el matorral mediterráneo (maquia) y marismas, sin desdeñar las áreas de cultivo, siempre que mantengan una mínima cobertura de arbolado o arbustos donde protegerse. En caso necesario, nada bien y durante mucho tiempo. Soporta fácilmente los rigores del invierno gracias a su pelaje y dura capa de piel lo que le permite permanecer en invierno en la zona de alta-media montaña sin mayores problemas que los derivados de la falta de alimentos.[6]

Otros países[editar]

En diversos países americanos, como Perú, Argentina, Chile, Bolivia, México, Uruguay y más recientemente todo el sur y desde el 2011 alcanzando partes de los centro-oeste y sudeste de Brasil (originarios del vecino Uruguay desde 2007), esta especie fue introducida de forma incontrolada para la práctica de la caza mayor al estilo europeo y la Caza de Montería. Desgraciadamente esto causó un enorme impacto en los ecosistemas autóctonos, acabando con especies no preparadas para competir con el jabalí y provocándose una superpoblación al carecer de depredadores naturales. En algunos de estos lugares se mezcló con cerdos domésticos asilvestrados, propiciando un crecimiento aún más incontrolado de las poblaciones de jabalí, como es el caso del javaporco de Brasil, donde ahora están entre las mayores plagas agrícolas.

Gastronomía[editar]

Venado(izqda.) y Jabalí(dcha.) en salsa

Es muy típico su consumo en la cocina tradicional andaluza. En la Patagonia argentina suele también servirse como un plato típico de la región. Sin olvidar que es un plato típico en las regiones de alta montaña, como en los Pirineos y en zonas catalanas, donde abundan los jabalíes y donde se crean unos estofados con una salsa característica.[7]

Referencias[editar]

  1. Oliver, W. & Leus, K. (2008). «Sus scrofa». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2013.1. Consultado el 13 de octubre de 2013.
  2. Lowe S., Browne M., Boudjelas S., De Poorter M. (2000). 100 de las Especies Exóticas Invasoras más dañinas del mundo. Una selección del Global Invasive Species Database. Publicado por el Grupo Especialista de Especies Invasoras (GEEI), un grupo especialista de la Comisión de Supervivencia de Especies (CSE) de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), 12pp. Primera edición, en inglés, sacada junto con el número 12 de la revista Aliens, Diciembre 2000. Versión traducida y actualizada: Noviembre 2004.
  3. a b Scheggi, Massimo (1999). La Bestia Nera: Caccia al Cinghiale fra Mito, Storia e Attualità. p. 201. ISBN 8825379048. 
  4. Wow, Taipei Zoo
  5. Fernández-Llario, P. (1996). Ecología del jabalíes en Doñana: parámetros reproductivos e impacto ambiental. Tesis Doctoral, Universidad de Extremadura, Cáceres.
    • Fernández-Llario, P. (2005a). The sexual function of wallowing in male wild boar (Sus scrofa). J Ethol., 23: 9-14.
    • Fernández-Llario, P. (2005b). Environmental correlates of nest site selection by wild boar Sus scrofa. Acta Theriol., 49: 383-392.
  6. [1]
  7. «Cocina patagónica: comidas típicas de la Patagonia». I Turística Patagonia. Consultado el 10 de julio de 2010.

Enlaces externos[editar]