Extrema izquierda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Izquierda revolucionaria»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
PC-anticapitalista.jpg

Extrema izquierda o ultraizquierda son términos utilizados en política para definir al conjunto de movimientos, ideologías y partidos políticos que promueven sistemas sociales y económicos más a la izquierda que la izquierda política estándar. El término se ha usado para describir ideologías como el anarquismo, el anarcocomunismo o el maoísmo entre otros.[1][2]​ Aunque entre las teorías hay un abismo de matices como la conservación del individualismo por parte del anarquismo en contraposición al colectivismo teorizado por el resto.[3][4][5][6]

Los movimientos clasificados como de extrema izquierda suelen reivindicar objetivos en común como la abolición del capitalismo y la entrega del poder al proletariado. Existen profundas discrepancias teóricas para alcanzar los objetivos pero los métodos más utilizados son: la entrega del poder a la clase trabajadora a través del establecimiento de la dictadura del proletariado, la nacionalización de los medios de producción mediante movimientos obreros, y con ello, la entrega íntegra del producto del trabajo al trabajador según la teoría de la plusvalía marxista, eliminando la posibilidad de que la iniciativa privada (burgués) se apropie del beneficio que el trabajador produce; y por último, el desmantelamiento de todas las formas de estratificación social como segunda fase, en la llamada sociedad comunista.[7][8]

Historia[editar]

El término izquierda política tiene su origen en el lugar de la Asamblea Nacional en que se sentaban, durante la Revolución francesa los representantes jacobinos, que respaldaban medidas que favorecieran a las clases más pobres de la sociedad. El término extrema izquierda es y ha sido utilizado para describir sobre todo a grupos que mantienen posiciones de tendencia ideológica comunista, en sus variantes marxista-leninista, maoísta y guevarista, que promueven un régimen político para implantar su visión de la igualdad social y apoyan un cambio radical político mediante una revolución y una socialización de los medios de producción basada en la nacionalización de los mismos y en el monopolio estatal de la economía y su planificación. Las teorías marxistas establecen además la necesidad de la dictadura del proletariado, opuesta a las democracias liberales, que son consideradas por aquellas como "la dictadura de la burguesía", criticadas además por facilitar la hegemonía de la iniciativa privada de los medios de comunicación en lugar de la estatalización pública de todos los medios, que ayudarían a difundir y mantener la ideología oficial y valores de los regímenes populares.

Europa[editar]

Luke March, de la Facultad de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad de Edimburgo, define a la extrema izquierda en Europa como aquellos que se colocan a la izquierda de la socialdemocracia, estos ven a la socialdemocracia como insuficiente. Los dos subtipos principales se llaman la izquierda radical, que desea cambios fundamentales en el capitalismo globalista neoliberal y la reforma progresiva de la democracia (como la democracia directa y la inclusión de las comunidades marginadas), y la extrema izquierda, que denuncia la democracia liberal como un "compromiso con las fuerzas políticas burguesas", y define al capitalismo con más dureza. Luke, declara que "en comparación con el movimiento comunista internacional de hace 30 años, la extrema izquierda ha experimentado un proceso de profunda radicalización". "La extrema izquierda es aun reducida en la mayoría de lugares." March especifica cuatro subgrupos principales dentro de la política de la extrema izquierda europea contemporánea: los comunistas, que según él "existen solo como un compromiso con el marxismo porque sienten un sentido histórico del movimiento "; los socialistas demócratas que rechazan tanto el totalitarismo como el neoliberalismo, son "en muchos casos no marxistas" y apoyan las cuestiones ambientales y la "democracia sustantiva"; populistas socialistas que son similares pero "superpuestos con un fuerte atractivo anti-élite y anti-establecimiento"; y social populistas, que evidencian "un liderazgo personalista dominante, una organización relativamente débil y una ideología esencialmente incoherente","fusionando temas de izquierda y derecha detrás de un atractivo anti-establecimiento" (verdaderos populistas).[9]

Para distinguir la extrema izquierda de la izquierda moderada, March y Mudde identifican tres "criterios útiles": en primer lugar, rechazan la estructura socioeconómica subyacente del capitalismo contemporáneo; en segundo lugar, abogan por estructuras económicas y de poder alternativas que impliquen la redistribución de recursos de las élites políticas; y en tercer lugar, son internacionalistas y ven la causalidad entre el imperialismo y el globalismo y los problemas socioeconómicos regionales.[10]

Vít Hloušek y Lubomír Kopeček sugieren características secundarias, como el antiamericanismo, la antiglobalización, la oposición a la OTAN y, en algunos casos, el rechazo a la integración europea.[11]

En Francia, el término extrême-gauche ("extrema izquierda") es un término generalmente aceptado para grupos políticos que se posicionan a la izquierda del Partido Socialista, como trotskistas, maoístas, anarcocomunistas y nuevos izquierdistas. Algunos, como el politólogo Serge Cosseron, limitan el alcance a la izquierda del Partido Comunista Francés, [12]​ pero no hay un consenso real.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Left Communism in Australia, by J.A. Dawson Thesis 11
  2. Left Communism and Trotskyism, by Loren Goldner et al.
  3. Christopher Gray, Leaving the Twentieth Century, p. 88.
  4. "Towards the creative Nothing" by Renzo Novatore
  5. Post-left anarcho-communist Bob Black after analysing insurrectionary anarcho-communist Luigi Galleani's view on anarcho-communism went as far as saying that "communism is the final fulfillment of individualism...The apparent contradiction between individualism and communism rests on a misunderstanding of both...Subjectivity is also objective: the individual really is subjective. It is nonsense to speak of "emphatically prioritizing the social over the individual,"...You may as well speak of prioritizing the chicken over the egg. Anarchy is a “method of individualization.” It aims to combine the greatest individual development with the greatest communal unity."Bob Black. Nightmares of Reason.
  6. "Modern Communists are more individualistic than Stirner. To them, not merely religion, morality, family and State are spooks, but property also is no more than a spook, in whose name the individual is enslaved - and how enslaved!...Communism thus creates a basis for the liberty and Eigenheit of the individual. I am a Communist because I am an Individualist. Fully as heartily the Communists concur with Stirner when he puts the word take in place of demand - that leads to the dissolution of property, to expropriation. Individualism and Communism go hand in hand". "Stirner: The Ego and His Own". Max Baginski. Mother Earth. Vol. 2. No. 3 May 1907.
  7. Altemeyer, Bob. The authoritarian specter. President and Fellows of Harvard College, 1996. Pp. 219
  8. Woshinsky, Oliver H., Explaining Politics: Culture, Institutions, and Political Behavior (Oxon, England, UK; New York, New York, USA: Routledge, 2008) pp. 145–149.
  9. March, Luke (2008). Contemporary Far Left Parties in Europe: From Marxism to the Mainstream?. Berlin: Friedrich-Ebert-Stiftung. p. 3. ISBN 9783868720006. Consultado el 3 de junio de 2017. 
  10. Hloušek, Vít; Kopeček, Lubomír (2010). Origin, Ideology and Transformation of Political Parties: East-Central and Western Europe Compared. Farnham: Ashgate. p. 46. ISBN 9780754678403. 
  11. Hloušek, Vít; Kopeček, Lubomír (2010). Origin, Ideology and Transformation of Political Parties: East-Central and Western Europe Compared. Farnham: Ashgate. p. 46. ISBN 9780754678403. 
  12. Cosseron, Serge (2007). Dictionnaire de l'extrême gauche. Paris: Larousse. p. 20. ISBN 2035826209.