Italianización fascista

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Italianización Fascista fue un proceso por el cual, entre 1924 y 1945, el gobierno fascista de Benito Mussolini forzó a la población de origen extranjero residente en Italia a asumir el idioma y cultura italianas.

Este programa de italianización pretendía absorber las minorías lingüísticas y dialectales en Italia. Los grupos étnicos con una identidad nacional específica residían todos en las tierras anexionadas tras la Primera Guerra Mundial: Friuli-Venecia Julia y la Dalmacia italiana (eslovenos y croatas), provincia de Bolzano (austríacos) y "Val Canale" (eslovenos y austríacos).

Bajo este programa las minorías extranjeras fueron forzadas a asistir a escuelas en italiano y a usar sólo este idioma en público (incluyendo iglesias). Las instituciones de dichos grupos fueron cerradas y topónimos y apellidos traducidos. Por otro lado, los nombres italianos germanizados o eslavizados bajo el Imperio austríaco fueron restaurados a su forma original.[1]

Se favoreció además la inmigración de italianos de otras partes de la península a la región de Bolzano.

Venezia Giulia y Dalmacia[editar]

Con respecto a Friuli-Venecia Julia y Dalmacia, la italianización fue aceptada por algunos eslovenos y croatas deseos de adquirir la plena ciudadanía y progresar socialmente. Sin embargo, la mayoría se opuso a estas medidas, con el apoyo de los clérigos católicos locales. Un director de coros esloveno, Lojze Bratuž, que había liderado varios coros en esloveno en iglesias a pesar de la persecución de los eslovenos en la región de Gorizia, fue arrestado el 27 de diciembre de 1936, torturado y obligado a beber gasolina y aceite de motor.

Durante la administración italiana de Dalmacia, los fascistas hicieron todo lo posible para italianizarla. Se prohibió escuchar cualquier emisora de radio en croata, permitiéndose sólo el italiano. Infringir tal norma era castigado con la muerte. Además, croatas y eslovenos tenían prohibido comprar tierra y propiedades, lo que se aseguró con drásticas medidas.[2] La administración italiana además estimuló el movimiento de población eslava a Italia meridional (Apulia, Calabria) y las colonias en África Oriental. Mientras, se trajeron italianos de esas regiones del sur para poblar Dalmacia e Istria. En las escuelas primarias y los jardines de infancia se colocaron profesores italianos para mantener a los niños bajo influencia italiana el día entero. El principal autor de esta política fuer Italo Sauro, consejero personal de Benito Mussolini para italianización. Los supervivientes de los campos de concentración italianos en Dalmacia (el peor estaba situado en la isla de Molat) nunca han recibido compensación alguna de Italia.

Dodecaneso[editar]

Esta política también afectó a los habitantes del Dodecaneso, conquistado por Italia en 1912. Aunque las islas eran mayoritariamente de población griega con una pequeña comunidad turca y una todavía menor ladina (judía) con muy pocos hablantes italianos, los colegios fueron obligados a dar clase en italiano y se discriminó a la Iglesia Ortodoxa, mayoritaria expresión religiosa de las islas. Estas medidas pretendían causar un éxodo de griegos al continente para ser sustituidos por una cierta inmigración italiana.

Trentino-Alto Adigio[editar]

En 1939 Hitler y Mussolini alcanzaron un acuerdo sobre el estatus de la pobalación germana que vivía en Trentino-Alto Adigio, en la Provincia de Bolzano: podían emigrar a la Alemania Nazi o a los territorios colonizados por esta en Europa del Este como Crimea o permanecer en Italia y aceptar su completa italianización. Como consecuencia de la llamada "Opción en la provincia de Bolzano-Bozen", la sociedad del Tirol del Sur quedó profundamente desgarrada. Aquellos que quisierron quedarse ("Dableiber"), fueron acusados de traidores mientras que los que partieron ("Optanten") fueron acusados de nazis. Por el estallido de la Segunda Guerra Mundial el acuerdo nunca se llegó a aplicar completamente.

Italianización del lenguaje[editar]

En la década de 1930 hubo un programa de italianización del lenguaje. Palabras extranjeras fueron prohibidas mientras se acuñaban neologismos en italiano, como es el caso de "calcio" por el anglicismo "football" o "consociazione" por "club". En menor medida, el programa incluía la gramática. "Lei" la forma singular de tu en italiano (informalmente, "tu") fue cambiada por "voi" (forma plural, equivalente al vosotros).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Regio decreto legge 10 Gennaio 1926, n. 17: Restituzione in forma italiana dei cognomi delle famiglie della provincia di Trento
  2. Josip Grbelja: Talijanski genocid u Dalmaciji-konclogor Molat , Regoč, Zagreb, 2004.