Irma la dulce

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Irma, la dulce (1963) es una película dirigida por Billy Wilder y protagonizada por Jack Lemmon y Shirley MacLaine. Ganadora de uno de los dos Óscar a los que estuvo nominada, la película está basada en un exitoso musical francés estrenado en 1959, con libreto de Alexandre Breffort y música de Marguerite Monnot.

Argumento[editar]

Irma la Dulce cuenta la historia de Néstor Patou (Jack Lemmon), un gendarme parisino inocente e idealista trasladado desde el Bois de Boulogne al barrio de Les Halles. Junto al mercado central de París, la calle Casanova está llena de prostitutas que trabajan en el Hotel Casanova. En medio de una redada, uno de los clientes detenidos resulta ser el Inspector Lefevre, superior de Néstor; él y el resto de los gendarmes estaban al tanto de la prostitución, pero la toleraban a cambio de dinero. El inspector consigue que Néstor sea acusado de intento de soborno y, como consecuencia, despedido.

Expulsado del cuerpo de policía y humillado, Néstor se encuentra dando vueltas por el mismo barrio en que terminó su carrera en la gendarmería, y acaba en la taberna Chez Moustache, un lugar de descanso de las prostitutas y sus chulos. En medio de una mala racha, Néstor traba amistad con Irma La Dulce (Shirley MacLaine), una popular prostituta, y con el propietario, un hombre conocido simplemente como "Moustache” (Lou Jacobi), que aparentemente es un simple camarero pero que a menudo cuenta historias sobre su vida anterior al bar, en las que presume de haber sido, entre muchas otras cosas, profesor de Economía en la Sorbonne o tocólogo en el África Ecuatorial, y siempre termina su narración diciendo “… pero esa es otra historia”. Tras defender a Irma en un altercado con su chulo, Hippolyte, Néstor se traslada a vivir con ella y, llevado por su buen corazón, pronto se encuentra ejerciendo como el proxeneta de Irma.

Celoso antes la relación de Irma con otros hombres, Néstor idea un plan para retirar a Irma de la prostitución, pero pronto descubre que no va a ser tan fácil como pensaba. Así, por medio de un disfraz se transforma en un personaje llamado Lord X, un lord británico que acaba convirtiéndose en el cliente exclusivo de Irma. Pero pronto este plan se vuelve contra él, ya que tiene que trabajan más y más como Néstor para pagar a Irma como Lord X, y pronto ella comienza a sospechar del comportamiento de Néstor. Cuando Irma decide dejar París y marcharse con el falso lord, Néstor da por terminado el embuste; sin darse cuenta de que está siendo seguido por Hippolyte, tira al Sena su disfraz de Lord X pero Hippolyte, que no le ha visto cambiarse y sólo ve las ropas flotando, deduce que Néstor ha asesinado al lord y le denuncia. Antes del inminente arresto, Moustache le aconseja no desvelar la historia de Lord X, diciéndole: “Las cárceles están llenas de gente inocente que dijo la verdad”, y Néstor admite haber matado a Lord X por su amor hacia Irma.

Encerrado en la prisión, pero con el amor de Irma, Néstor es sentenciado a 15 años de trabajos forzados, pero pronto se entera de que Irma está embarazada, se escapa con la ayuda de Moustache y se esconde con ella. Cuando la policía acude al apartamento de Irma en su busca, Néstor simplemente vuelve a ponerse su uniforme de gendarme y se mezcla con el resto de agentes. Utilizando a Hippolyte, Néstor dirige la búsqueda hacia el Sena, del que emerge disfrazado de Lord X, de manera que desmonta la acusación de asesinato, puesto que el muerto está vivo. Inmediatamente corre a la iglesia, donde va a casarse con Irma. Durante la ceremonia comienzan las contracciones previas al parto, y el bebé nace apenas terminada la boda. Mientras Néstor y el resto de los invitados atienden a Irma, Moustache se fija en un invitado que permanece sólo en los primeros bancos de la iglesia. Cuando se levanta y pasa junto a Moustache, éste ve con asombro que se trata del mismísimo Lord X. Moustache mira a la cámara y dice: “… pero esa es otra historia”