Inversor fotovoltaico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un inversor fotovoltaico es un convertidor que transforma la energía de corriente continua procedente del generador fotovoltaico en corriente alterna. Éstos se subdividen en: inversores aislados e inversores conectados a la red. A día de hoy, 2010, en España, prácticamente todos los inversores que se instalan son inversores conectados a la red. Por ello, en este artículo se hablará de tales inversores.

Clasificación de los inversores[editar]

Los inversores se pueden clasificar de diferentes formas. De acuerdo con el número de fases se pueden distinguir entre inversores monofásicos y trifásicos. Con respecto a la configuración del sistema, se suelen distinguir entre: inversores centrales, inversores en cadena (string) e inversores modulares (AC módulos). Asimismo, con respecto al número de etapas, se pueden distribuir entre los inversores de una etapa, de dos etapas y multietapas.

Normativa[editar]

En Europa, los inversores deben cumplir con dos Directivas: la Directiva de baja tensión[1] y Directiva de compatibilidad electromagnética.[2]

Estabilidad de red[editar]

En las etapas iniciales del desarrollo de los inversores fotovoltaicos, los requisitos de los operadores de las redes eléctricas a la que se conectaban solicitaban únicamente el aporte de energía activa y la desconexión del inversor de la red si ésta excedía de unos ciertos límites de voltaje y frecuencia. Con el progresivo desarrollo de estos equipos y la cada vez mayor importancia de las redes eléctricas inteligentes, los inversores son ya capaces de proveer energía reactiva e incluso aportar estabilidad a la red eléctrica.[3] [4]

Fabricantes[editar]

En España, en 2015, existen los siguientes fabricantes de inversores conectados a la red: Ingeteam, Jema, Greenpower, Gamesa y Power Electronics.

Parámetros de entrada[editar]

Los inversores tienen los siguientes parámetros de entrada (en CC): Tensión de máxima de entrada (Vccmáx): Máxima tensión de entrada permitida en el inversor.

Tensión mínima de entrada (Vccmín): Tensión mínima a la cuál el inversor empieza a verter energía a la red.

Tensión de entrada de arranque (Vcc, arr): Tensión de entrada a la cuál el inversor empieza a verter energía a la red.

Tensión nominal de entrada (Vcc,n): tensión de entrada especificada por el fabricante, a la cuál se refiere la información de la ficha técnica.

Tensión máxima del PMP (Vpmpmáx): tensión máxima a la cuál el inversor puede transferir su potencia nominal.

Tensión mínima del PMP (Vpmpmín): tensión mínima a la cuál el inversor puede transferir su potencia nominal.

Corriente máxima de entrada: máxima corriente a la cuál puede funcionar el inversor. Si el inversor tiene múltiples SPMP (seguimientos del punto de máxima potencia), Iccmáx se relaciona con cada una de las entradas individuales.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Directiva 2006/95/CE Publicación y el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión (España)
  2. Directiva 89/336/CEE del Consejo, de 3 de mayo de 1989, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros en materia de compatibilidad electromagnética [1]
  3. «How inverters can help solar grow and keep grids stable» (en inglés). Solar Power World. 5 de junio de 2015. Consultado el 30 de noviembre de 2015. 
  4. «Three Ways that Renewable Integration is Changing the Grid» (en inglés). Grid Talk. 16 de septiembre de 2013. Consultado el 30 de noviembre de 2015.