Intervenciones militares de Cuba

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Las intervenciones militares de Cuba en el resto del mundo se iniciaron a partir de 1959 y el triunfo de la Revolución cubana, que significó su alineamiento con una de las dos superpotencias de la época, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), lo que significó un cambio en la política exterior cubana.[1][2]

Todas estas intervenciones tenían como elementos comunes el estar dirigidas hacia países del Tercer Mundo, ayudando a la implantación o sostenimiento de gobiernos afines al marxismo-leninismo, justificadas por el gobierno cubano bajo el argumento de que se trataba de «internacionalismo proletario» o anticolonialismo realizado en apoyo de los pueblos que según el gobierno cubano deseaban tener un Estado socialista, que las invasiones cubanas eran funcionales a los intereses geopolíticos de la Unión Soviética y en oposición a la política exterior de los Estados Unidos de América, y se realizaron con respaldo técnico soviético y de la República Democrática de Alemania.[1]​ En la terminología oficial permitida por el gobierno cubano, las intervenciones militares llevadas a cabo por la Cuba socialista se pueden denominar «misiones internacionalistas».[3][4]

Durante la Guerra Fría, el gobierno socialista cubano presidido por Fidel Castro priorizó la actuación militar como el principal rol del Estado cubano en el mundo, convirtiendo a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba (FAR) —de un país pequeño— en la segunda fuerza militar más grande de América, después de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y probablemente similares a las Fuerzas Armadas de Brasil de la época.[1][2]​ En esta época Cuba tuvo el noveno de los diez ejércitos más grandes del mundo.[1]

El período en que se dan las intervenciones ha sido llamado en ocasiones por sus críticos la era del «imperialismo cubano» o «imperialismo militar cubano»,[1]​ mientras que en la terminología oficial cubana también puede encontrarse el término «internacionalismo militar cubano»,[3]​ e incluiría tanto las intervenciones militares directas (guerras, envío de fuerzas militares) e indirectas (sostén logístico de gobiernos o de movimientos guerrilleros, actividad del servicio de espionaje, incitación a golpes de Estado). El régimen socialista cubano, en los planes de expansión de su influencia, dio preferencia a la intervención militar directa en África Subsahariana antes que en América Latina, donde dio preferencia al auspicio de organizaciones subversivas locales. Es particularmente notable la presencia militar cubana en África,[5]​ con más de 36 000 efectivos en 1985, especialmente en Angola (23 000) y Etiopía (12 000). Dentro de Cuba, el régimen justificaba el envío de cubanos a las lejanas guerras africanas bajo el discurso de que Cuba es una nación «latinoafricana».[1][2]

A medida que se derrumbaba el «bloque socialista» a finales de la década de 1980, las tropas y operaciones cubanas en el extranjero se redujeron, y con el colapso de la Unión Soviética y el inicio del «período especial» en Cuba a inicios de la década de 1990, cesaron las intervenciones militares cubanas al extranjero.

Intervenciones militares[editar]

Tanque PT-76 tripulado por cubanos en las calles de Luanda (Angola), 1976
Artilleros cubanos se preparan para disparar a las fuerzas somalíes en Ogaden

Las FAR oficialmente reconocen cinco intervenciones militares de Cuba: en Argelia, Siria, Congo, Angola y Etiopía.[4]​ Sin embargo otras fuentes amplían la lista incluyendo a Portugal.

Esta lista sólo incluye el envío de militares cubanos como fuerzas regulares reconocidas como beligerantes entre los Estados. Se agregan separadamente las invasiones militares con fines golpistas.

  • 1963: Guerra de las Arenas en Argelia. Cuba envió un batallón de 22 tanques, grupos de artillería y morteros, una batería de cañones antitanque y varios centenares de soldados.
  • 1975-1991: Fuerzas regulares cubanas ingresaron en Angola, en la misión llamada Operación Carlota, para sostener al gobierno comunista y participaron en la Guerra Civil de Angola y la Guerra de la frontera de Sudáfrica. La Fuerza de Defensa de Sudáfrica (SADF) intervino en Angola en apoyo de la UNITA y el FNLA. El 14 de octubre de 1975, el SADF comenzó la Operación Savannah en un esfuerzo por capturar a Luanda desde el sur. El 5 de noviembre de 1975, sin consultar a Moscú, el gobierno cubano optó por una intervención directa con las tropas de combate en apoyo del MPLA. A fines de diciembre, las tropas cubanas, equipadas con vehículos blindados soviéticos y lanzacohetes, habían ayudado a cambiar el rumbo a favor del MPLA, y las tropas sudafricanas se retiraron sustancialmente un mes después. En 1987, Sudáfrica envió nuevamente fuerzas militares a Angola para detener un avance de las fuerzas de FAPLA (MPLA) contra UNITA, lo que condujo a la Batalla de Cuito Cuanavale, donde la SADF no pudo derrotar a las fuerzas cubanas. Los aviones de combate cubanos MiG-23 realizaron ataques aéreos contra las fuerzas sudafricanas en Namibia durante la batalla.[6]​ Durante parte del tiempo cuando se cumplió la misión en Angola, un contingente militar cubano se desplegó en Pointe-Noire (República del Congo) con la misión de actuar como apoyo de las tropas que defendían Cabinda.[4]
  • 1977-1988: Durante la Guerra Civil de Etiopía y la Guerra de Ogaden, tropas cubanas ingresaron a Etiopía para sostener al gobierno socialista y combatir al movimiento de liberación nacional somalí del Ogaden. Las tropas cubanas jugaron un papel importante en la expulsión de los regulares somalíes del Ogaden.

Invasiones fallidas[editar]

  • 1959:
    • Expedición fallida a Panamá con el fin de iniciar un movimiento revolucionario en el país. Los militares cubanos fueron detenidos luego de una escaramuza con la Guardia Nacional panameña.[8]
    • Expedición fallida a la República Dominicana para derrocar a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, en alianza con el exilio dominicano.[9]​ Los diez cubanos y 200 exiliados dominicanos fueron masacrados apenas unas horas después de haber desembarcado.[10]
  • 1963 y 1967: Expediciones fallidas de militares cubanos para tomar el poder en Venezuela instalando un gobierno amigable con Cuba y asegurar el suministro de petróleo a la isla. El gobierno venezolano repele la invasión destruyendo las artillerías cubanas instaladas en islas venezolanas.[11]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f Felix Toledano, Gustavo Alfredo (4 de mayo de 2006). El desarrollo del militarismo cubano. Influencia del poder militar soviético en Cuba y su expansión a países del tercer mundo (Tesis). Universidad de las Américas (Puebla, México). Consultado el 24 de marzo de 2021. 
  2. a b c Domínguez, Jorge (2009). «Introducción». La política exterior de Cuba (1962-2009). Madrid: Editorial Colibrí. pp. 9-35. ISBN 978-84-934605-7-0. Consultado el 14 de septiembre de 2018. 
  3. a b Abreu, José (5 de septiembre de 2011). «El internacionalismo militar cubano en la historiografía de la isla». Holguín: Radio Angulo. Consultado el 14 de septiembre de 2018. 
  4. a b c Sautié, Pedro; Pérez San Miguel, Alfredo. «Misiones militares internacionalistas cumplidas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de la República de Cuba». La Habana: Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba. Consultado el 14 de septiembre de 2018. 
  5. Freire, Orlando. «La otra cara de la intervención en África». Cubanet. Consultado el 14 de septiembre de 2018. 
  6. «The Cuban Army Abroad – Meet Castro’s Foreign Cold Warriors». 
  7. «Las guerras secretas de Fidel Castro: Los sandinistas». cubamatinal.com. 30 de agosto de 2008. Consultado el 14 de septiembre de 2018. 
  8. «Rubén Miró y la invasión de cubanos a Panamá». Ciudad de Panamá: La Estrella de Panamá. 22 de abril de 2010. Consultado el 14 de septiembre de 2018. 
  9. Lora, J. Armando. «Invasión». Consultado el 14 de septiembre de 2018. 
  10. Castañeda, Jorge G. (2009). Companero: The Life and Death of Che Guevara. Knopf Doubleday Publishing Group. p. 147. 
  11. Flores, Victor (28 de septiembre de 2013). «“Los cubanos son los artífices del fraude electoral en Venezuela”». El País. Madrid: Ediciones El País. Consultado el 14 de septiembre de 2018. 

Enlaces externos[editar]