Intermezzo (música)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Díptico del siglo XVIII en el que se representa un intermezzo.

Un intermezzo (palabra italiana que significa literalmente «interludio», en plural es intermezzi) es una ópera cómica breve, a menudo de argumento realista y ambiente popular que se representaba en los entreactos de una ópera seria. En el siglo XVIII adquirió importancia con La serva padrona de Pergolesi (1733), que se considera el origen de la ópera bufa de a escuela napolitana.

Ejemplos de estos intermezzi son Il trionfo dell'onore de Alessandro Scarlatti (1718), o Le devin du village de Jean-Jacques Rousseau (1752).

Debe diferenciarse de los intermedios, un tipo de divertimento renacentista.

Por otro lado, también se conoce como intermezzi a determinados fragmentos orquestales dentro de un acto o entreacto en las óperas del siglo XIX, como puede verse en La traviata de Giuseppe Verdi (1853 - preludio del último acto), Cavalleria rusticana de Pietro Mascagni (1890 - en el curso del único acto), Adriana Lecouvreur de Francesco Cilea (1902 - en el segundo acto) o en Pagliacci de Ruggero Leoncavallo.

Intermezzo (Danza)[editar]

[1]​El término Intermezzo es una palabra italiana (en plural es Intermezzi) que significa “Interludio”. Comienza a utilizarse en el renacimiento italiano a finales del siglo XV. Se presentaban diferentes actuaciones usualmente de opera,  música y en algunas ocasiones danza. La idea era que estas pausas fueran refrescantes e interesantes. Aunque, por supuesto, con el tiempo fueron evolucionando y requerían una elaboración compleja y llena de escenografías espectaculares. Todo esto, transcurría entre acto y acto siendo lo que se conoce en la actualidad como intermedio.

Los Intermezzi fueron creados como espacios ingeniosos, obras breves que entre acto y acto permitieron una representación con escenografías revolucionarias. Eventualmente, estas innovadoras pausas fueron creando nuevos lenguajes en el ballet.

[2]​Se convirtieron en una nueva categoría en el arte, espacios que situaban los diferentes festines o fiestas como inacabables. Los patios de los castillos y las plazas eran los lugares más frecuentes donde se llevaban a cabo estos festines y por supuesto, los entremeses o intermedios, conocidos como Intermezzi serian incluidos en la mismas.

[3]​El surgimiento de los Intermezzi se debe a que durante los siglos XIV y XV familias destacadas como lo fueron los Medicis de Florencia anhelaban derrochar su poder y clase social mediante estos imponentes festines. Continuado por un movimiento cultural donde en Italia se consideraba el no bailar bien como un detrimento cultural obligando a que los maestros de ballet del siglo XV buscaran crear danzas para grandes oportunidades como lo fueran las victorias políticas, alianzas políticas y bodas. De esa manera, el Renacimiento hace medrar a Italia con muchos espectáculos nuevos y de calidad.

[4]​Se define un ambiente escénico sustentado en la antigüedad, definido por diferentes ángulos ampliando así el numero de espectadores. Esto fueron los famosos representados intermedios, intervenciones musicales, entre los diferentes actos. Desde la tragedia, comedia, plazas- jardín se idealiza un espectáculo. Además de Italia también hubo en Francia lo que se conocía como Intermède, algo mas dependiente de la danza italiana. Todo esto bajo Catalina de Medici en la corte Francesa. Los Intermezzi mejor conocidos como, los interludios del siglo XV, fueron apoyados en la estética antigua y teorías de humanistas. Nutridos algunos del legado mitológico, los Intermezzi compusieron una fórmula desde la unidad temática. Más adelante, en el siglo XVll se siguió desarrollando y podía convertirse en una obra de teatro dentro de otra obra por las distintas partes en las que podía dividirse. Por lo tanto, posteriormente tuvieron su propia puesta en escena aunque fueran con temas mitológicos que requerían mas elaboración.

Estos intermedios fueron escritos e interpretados a partir de los siglos XV al XVll y tuvieron un gran auge en el público de la época. En la actualidad, ya no se presentan este tipo de intermedios aunque sí mantenemos la costumbre de tener un descanso entre acto y acto.

Referencias[editar]

  1. Blázquez Mateos, Eduardo (2017). Madrid: OMMLABS, ed. Claves de la Escenografía. p. 25,26,27. 
  2. Blázquez Mateos, Eduardo (2017). Madrid: OMMLABS, ed. . p. 25,26,27. Claves de la Escenografía. 
  3. García Barranco, Paloma. [1st ed. Andalucía: Consejería de Educación y Dirección General de Evaluación Educativa y Formación del Profesorado, p.72 «La Danza Barroca: del ballet de corte al ballet d'catión y su introducción en la Óperaa»]. 2002. 
  4. Blázquez Mateos, Eduardo (2017). Madrid: OMMLABS, ed. p. 25,26,27. Claves de la Escenografía. 

Bibliografía[editar]

  • Blázquez Mateos, E. (2017). Claves de la Escenografía. 1st ed. Madrid: OMMLABS, pp.25,26,27.
  • García Barranco, P. (2002). La Danza Barroca: del ballet de corte al ballet d'catión y su introducción en la Ópera. In: Junta de Andalucía, 1st ed. Andalucía: Consejería de Educación y Ciencia Dirección General de Evaluación Educativa y Formación del Profesorado, p.72.