Institución Príncipe de Viana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Institución Príncipe de Viana es un organismo cultural de la Comunidad Foral de Navarra creado en 1940 por la Diputación Foral de Navarra y que sigue vigente en la actualidad.

Actividades[editar]

Sus actividades fundamentales son cuatro:

  • La restauración de monumentos.
  • Las investigaciones y excavaciones de yacimientos prehistóricos y romanos.
  • La conservación y restauración de retablos y pinturas, así como la extracción de pinturas góticas murales.
  • Las investigaciones históricas, aparte de la publicación de la revista de la Institución y otras diversas.

Publicaciones[editar]

El principal órgano de la institución es la revista Príncipe de Viana, cuyo primer director fue Eladio Esparza.

Además de dicha revista, de gran interés, publica la Institución la serie "Navarra. Temas de cultura popular", "Cuadernos de Etnología y Etnografía de Navarra", "Fontes linguae Vasconum" y los anuarios "Trabajos de Arqueología de Navarra" y el "Suplemento de Ciencias de la Revista Príncipe de Viana".[1]

El total de publicaciones desde 1940 a 1984 suma alrededor de setecientos títulos con su catálogo correspondiente.[2]

Historia[editar]

Fundación[editar]

Fue creada en 1940 por la Diputación Foral de Navarra como su órgano de gestión cultural, con los objetivos de restaurar, mantener y custodiar el patrimonio artístico; impulsar la investigación de su historia, derecho o costumbres; y divulgar la cultura mediante publicaciones, bibliotecas, archivos, museos y actividades culturales.[3]

El nombre lo tomó del título Principado de Viana, creado en 1423 por el rey navarro Carlos III el Noble a favor de su nieto, Carlos de Trastámara y Evreux (1421-1461), y su primer presidente fue Tomás Domínguez de Arévalo (El conde de Rodezno), quien era vicepresidente de la Diputación Foral por aquel entonces y quien propuso su creación.

Trabajos realizados[editar]

Desde su creación, se han hecho realidad importantes proyectos de restauración de monumentos, museos, archivos históricos, promoción de artes escénicas y plásticas, y divulgación cultural a través de publicaciones y bibliotecas. Entre las principales actuaciones, destacaron la defensa y conservación del patrimonio histórico-artístico de Navarra.

Algunos ejemplos de los trabajos realizados son:[4][5][6][7]

Los trabajos llevados a cabo inmediato en Eunate, Noáin y claustros de Tudela y Los Arcos, estando restaurados para 1947.

Otros trabajos han sido las catedrales de Tudela y Pamplona, el Palacio Real de Olite o los monasterios de Leyre e Iranzu; la conservación del patrimonio documental, la gestión del Sistema de Bibliotecas Públicas de Navarra formado por la sede central y 92 bibliotecas.

También han realizado la creación de tres museos propios: el Museo de Navarra en 1956, el Museo Etnológico de Navarra Julio Caro Baroja en 1994 y el Museo del Carlismo en 2011. Además, en 2003 se abrió el Museo Jorge Oteiza tras la donación de la obra del artista guipuzcoano al pueblo navarro.

Finalmente cabe destacar la recuperación de los esmaltes del retablo de San Miguel de Aralar, las excavaciones del poblado del Alto de la Cruz, en Cortes, así como el primer Catálogo Monumental de Navarra.

Durante el año 2015 se ha estado exponiendo por diversos lugares la exposición "La cultura, identidad de Navarra" con la finalidad de conmemorar el 75 aniversario de la Institución.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]