Inmigración española en Uruguay

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bandera de España Españoles en Uruguay Bandera de Uruguay
Espanyols a l'Uruguai (en catalán)
Espainiako Uruguain (en vasco)
Regiones de origen Toda España, mayormente de:
Flag of the Canary Islands (simple).svg Canarias
Flag of Catalonia.svg Cataluña
Bandera de Galicia Galicia
Idiomas español, catalán, vasco, gallego
Religiones cristianismo (mayoría católica)
Migraciones relacionadas Españoles en Argentina
Asentamientos y comunidades activas
1.º Montevideo Department Coa.png Montevideo
2.º Escudo de Canelones.svg Canelones
Asociaciones civiles destacadas
1.º Centro Cultural de España en Montevideo
2.º Casal Català de Montevideo (comunidad catalana de Uruguay)
3.º Otras como Casa Galicia o Associació Comunitat Valenciana de Montevideo.
[editar datos en Wikidata]

Uruguay posee una importante comunidad española que se ha diseminado por todo el territorio nacional. Según el Instituto Nacional de Estadística de España en 2009 viven en Uruguay 16.482 ciudadanos españoles.[1] Hoy por hoy existen muchos españoles que se benefician de la doble nacionalidad que legalmente se permite entre ambos países.

Historia[editar]

Comunidades españolas en Uruguay[editar]

Los españoles que se establecieron en Uruguay eran de varios lugares de España. Uno de esos grupos es el de los canarios.

Canarios en Uruguay[editar]

Canarias en España. La comunidad autónoma de Canarias fue una importante fuente de inmigrantes para Uruguay en el pasado.

Los primeros canarios que llegaron a Uruguay, se establecieron en Montevideo para fundar y poblar la región a través de dos oleadas de migratorias. El primero se estableció en la ciudad el 19 de noviembre 1726 cuando 25 familias canarias llegaron a Montevideo.[2] Se organizaron rápidamente para sobrevivir en esa área. Así, las primeras autoridades civiles de Montevideo fueron canarias. También les dieron nombres a las carreteras y a los accidentes geográficos. El segundo grupo de canarios llegó a la ciudad el 27 de marzo de 1729. En esta segunda expedición llegaron a 30 familias. Otros lugares en Uruguay donde se establecieron fueron: Canelones, Colonia, San José y Soria.. En 1808 el comerciante canario Francisco Aguilar y Leal envió una expedición de 200 personas de las islas orientales de Canarias a Montevideo, recuperando así la emigración canaria a Uruguay, impulsando una emigración cuantitativamente superior en tamaño a la de la primera mitad del siglo XVIII (entre 1835 y 1845 en torno a los 8.200 canarios emigraron a Uruguay, lo que constituyó el 17% de todos los inmigrantes y el 65% de los españoles). Esta emigración, básicamente, no terminará hasta 1900. Así, durante el siglo XIX, más de 10.000 canarios se establecieron en Uruguay, la mayoría de ellos de las islas orientales, dejando despoblado a más de la mitad de la isla de Lanzarote. Sin embargo, a finales del siglo XIX, sólo 5.749 canarios se quedaron permanentemente en Uruguay. Durante el siglo XX llegaron también algunos grupos de canarios, provenientes también principalmente de las islas orientales. Aunque las cifras concretas del númeron de emigrantes canarios en Uruguay durante este periodo no son conocidas, la emigración canaria a este país en el siglo XX, no debe haber sido muy grande, aunque sí lo suficiente como para constituir asociaciones específicas de los canarios. Los canarios y sus descendientes se encuentran dispersos por todo el Uruguay.[3]

Catalanes en Uruguay[editar]

Junto con los canarios, los catalanes han sido uno de los grupos migratorios más numerosos en Uruguay, siendo su influencia y contribución de gran notoriedad. La familia Batlle, oriundos de Sitges, fueron destacados políticos y presidentes. Lorenzo Batlle y Grau, hijo de padres catalanes, fue el padre del presidente José Batlle y Ordóñez y antepasado de los también presidentes Luis Batlle Berres y Jorge Batlle Ibáñez, todos ellos del partido político tradicional conservador, el Partido Colorado. José Batlle separó la iglesia del Estado, aprobó el sufragio femenino y estableció una jornada laboral de 8 horas.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Censo electoral de españoles residentes en el extranjero 2009
  2. González Hernández, Manuel. La Emigración canaria a América. Página 42. Primera edición Enero de 2007
  3. Balbuena Castellano, José Manuel. La odisea de los canarios en Tejas y Luisiana: XIII, Un Paréntesis: Los canarios en Uruguay. Páginas 154-155. Primera edición, 2007.
  4. Los catalanes en Uruguay

Bibliografía[editar]