Inmigración española en México

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Españoles en México
Bandera de España Bandera de México
Acercamiento de la Fuente de Cibeles México.jpg
Situación en el mundo de España y México
Regiones de origen Toda España, principalmente Bandera de Asturias Asturias,
Bandera del País Vasco País Vasco,
Bandera de Galicia Galicia,
Bandera de Extremadura Extremadura,
Bandera de Navarra Navarra,
Bandera de Cantabria Cantabria,
Bandera de Castilla y León Castilla y León,
Bandera de Andalucía Andalucía,
Bandera de Canarias Canarias,
Población censal 135,955[1]
Idiomas idioma español y otros como el vasco, catalán, gallego, etc.
Religiones predomina el Catolicismo

Los españoles se han dispersado por toda la geografía mexicana, incluso en pequeñas poblaciones del país y se estima una población de 135,955[2]​ inmigrantes al año 2018, convirtiéndose en la segunda comunidad extranjera y la primera de europeos inmigrados hacia territorio mexicano. Aunque la mayor comunidad española se encuentra en la Ciudad de México y su Zona Metropolitana, en otras grandes ciudades se ha dado la concentración, de la cual es también importante; así, en Guadalajara, Monterrey, Puebla de Zaragoza, Santiago de Querétaro, León, Torreón, San Luis Potosí, Cuernavaca, Veracruz, Xalapa, Córdoba, Tijuana, Tampico, Mérida, Oaxaca o Cancún. Por su parte, existe el Centro Deportivo España que hace evidente la presencia de los ibéricos en suelo veracruzano, donde la comunidad española es muy destacable a través de sus asociaciones civiles que suman más de cien por todo el país.

La inmigración española a México comenzó a principios de la independencia del país y se extiende hasta nuestros días. Existen tres oleadas de inmigración española a gran escala reconocidas a México: la primera llegó durante el Porfiriato, la segunda después de la Guerra Civil Española y la tercera oleada migratoria después de la crisis financiera de 2008.[3]

El primer asentamiento colonial español fue establecido en febrero de 1519 por Hernán Cortés en la península de Yucatán , acompañado por unos 11 barcos, 500 hombres, 13 caballos y un pequeño número de cañones.[4]​ En marzo de 1519, Cortés reclamó formalmente la tierra para la corona española, y en 1521 había conquistado el Imperio Azteca.

Antecedentes españoles en México[editar]

La composición social de la inmigración española de finales del siglo XVI incluía tanto a la gente común, a los analfabetos como a los aristócratas con títulos de condes y marqueses, todos los cuales se dispersaron rápidamente en el territorio.. La esclavitud de las poblaciones nativas y los africanos, junto con el descubrimiento de nuevos depósitos de diversos minerales en las áreas central y norte (desde Sonora hasta las provincias del sur de México) crearon una enorme riqueza para la metrópoli, especialmente en la extracción de plata. El robo de la riqueza minera a las poblaciones indígenas a través del mecanismo del colonialismo permitió a los españoles desarrollar la manufactura y la agricultura que convirtió a las regiones del Bajío y los valles de México y Puebla en áreas agrícolas prósperas con una actividad industrial incipiente para los colonos, pero las poblaciones indígenas diezmado por enfermedades europeas y maltratos del español como resultado directo de esto.

En el siglo XVI, luego de la colonización de la mayoría de los nuevos continentes, tal vez 240,000 españoles ingresaron a los puertos en las Américas. A ellos se sumaron 450.000 en el próximo siglo.[4] Desde la conquista de México, esta región se convirtió en el principal destino de los colonos españoles en el siglo XVI. Los primeros españoles que llegaron a México fueron soldados y marineros de Extremadura , Andalucía y La Mancha después de la conquista de las Américas.[5][6] A finales del siglo XVI, tanto los plebeyos como los aristócratas de España estaban emigrando a México. Además, algunas familias canarias colonizaron partes de México en el siglo XVII (como en el caso de las familias Azuaje) y cuando la corona española alentó la colonización canaria de América a través del Tributo de sangre.(Tributo a la sangre) en el siglo XVIII, muchos de ellos se establecieron en Yucatán, donde en el siglo XVIII controlaban la red comercial que distribuía productos en toda la península; sus descendientes todavía se cuentan entre las familias más influyentes de ascendencia española directa en México. Durante el siglo XX, otro grupo de canarios se estableció en México a principios de la década de 1930, y al igual que con los inmigrantes gallegos y españoles de la época, había altos índices de analfabetismo y empobrecimiento, pero se adaptaron con relativa rapidez.

Historia[editar]

Los niños de Morelia, niños de la Guerra Civil, recibidos por el presidente mexicano Lázaro Cárdenas.

Después de la independencia de México en el año de 1824, debido a varios siglos de dominio colonial, los primeros gobiernos del país rechazan la inmigración de ciudadanos españoles hacia la República Mexicana; muchos españoles que habían emigrado a la Nueva España, sufrieron deportaciones hacia España o huida hacia otros estados mexicanos, alejados del centro del país y de El Bajío.

En agosto de 1827 a 1834, por decreto emitido durante el gobierno de Lorenzo de Zavala, se expulsó a muchos españoles del recien surgido Estado de México y ordenó asesinar a familias españolas. El gobierno estatal, influenciado por masones ingleses o yorquinos, basado en el Plan de Iguala y el Tratado de Córdoba, liberó al estado despojando a los españoles de sus haciendas, granjas, ranchos y propiedades.

El 20 de diciembre de 1827, los diputados estatales revocaron la ley de expulsión española e hispano-fobia, muchas familias criollas regresaron a sus fincas, haciendas y ranchos protegidos por los diputados del Congreso del Estado de México. En la constitución de 1857, se eliminaron las ambigüedades sobre los la definición de los ciudadanos mexicanos de origen español y sus padres fueron fueron reconocidos como extranjeros.

El gobierno de México hizo recuperó las relaciones diplomáticas con el gobierno de España; en ese momento, reingresaron al país los ciudadanos españoles. Los primeros españoles en calidad de inmigrantes llegaron durante el gobierno del emperador Maximiliano, pero ya no fueron numerosos como ocurrió durante el periodo colonial; los criollos o los mexicanos de origen ibérico prefirieron a los inmigrantes italianos y franceses para evitar rivalidades, entre las condiciones de ingreso que pedía el gobierno del país; era que los inmigrantes europeos fueran fuertes, sin enfermedades y católicos.

Durante el Porfiriato, llegan a México, la primera ola de inmigrantes españoles con el fin de invertir en el país, impulsar la industrialización y el comercio a gran escala; algunas familias españolas decidieron establecerse en diversas regiones del país por las facilidades otorgadas con el gobierno de Porfirio Díaz,[5]​ ya que la inmigración fue un tanto selectiva y no masiva, como ya ocurría en países como Argentina, Brasil o los Estados Unidos.

El movimiento revolucionario de México impidió que nuevos contingentes de inmigrantes se establecieran en el país, fue durante el gobierno del general Lázaro Cárdenas cuando llegó una segunda oleada de inmigrantes españoles, que huyeron de la Guerra Civil, eran los republicanos, de los cuales, muchos infantes ingresaron al país, niños que protegió el presidente Lázaro Cárdenas y les ofreció educación, salud y asistencia social en la ciudad de Morelia.[6]

Problemas económicos y sociales[editar]

La comunidad española actual en México está integrada principalmente por hombres de negocios, mujeres de negocios, actores, actrices, académicos, artistas y estudiantes profesionales. México es ahora un país importante por las inversiones en América Latina, [16] cuando la última vez fue gente pobre llamada gachupines o refugiados (refugiados de guerra). Ahora muchos españoles son dueños de restaurantes, grandes almacenes, supermercados, instituciones bancarias, hoteles de lujo, moteles, panaderías gourmet, papelerías, tiendas de ultramarinos, agencias de viajes, empresas de construcción, fábricas textiles, gasolineras, fábricas de hierro, fábricas de moda, estudios de arquitectura, Oficinas de ingenieros, servicios de transporte, escuelas privadas y universidades, e institutos culturales como Intituto Cervantes, Casa de España o Ateneo Español.

Discriminación, xenofobia, racismo y estereotipos[editar]

La palabra gachupín se usa para los españoles que viven en México y Guatemala [17] como un insulto, refiriéndose a los conquistadores y personas de España. [18] La historia oficial dice Miguel Hidalgo y Costilla mencionado en el Grito de Dolores; Mueran los gachupines, (¡Muerte a los gachupines!). [19] [20]

Diego Rivera fue un pintor mexicano, que causó controversia con un mural llamado La leyenda negra de la Conquista , pintado entre 1929 y 1930, fue acusado de que Hispanofobia creó conflictos diplomáticos entre el gobierno mexicano y el gobierno español. [21]

Los estereotipos sobre los españoles en México son los hombres con púas y boina, las personas que fuman habanos y beben vino, las caricaturas de muchos periódicos describen estas imágenes para gachupines o españoles.

Educación[editar]

Importantes escuelas de español permanecen en México, como el Colegio Madrid de la Ciudad de México, un instituto académico fundado en 1941 por inmigrantes españoles y maestros mexicanos. Esta es una escuela privada para la educación primaria.

El Colegio de México (Colmex) era una organización de exiliados de la guerra civil española llamada primeramente "Casa de España en México" (Casa de España en México). En 1939, Alfonso Reyes sería presidente del "Colegio" hasta su muerte. El historiador Daniel Cosío Villegas jugó un papel importante en su institucionalización y la biblioteca del Colegio lleva su nombre.

Idiomas[editar]

Jocs florals de la llengua catalana, publicación catalana impresa en la Ciudad de México.

El español fue traído a México hace unos 500 años. Como resultado del papel central de la Ciudad de México en la administración colonial de la Nueva España , la población de la ciudad incluía un número relativamente grande de oradores de España. La Ciudad de México (Tenochtitlan) también había sido la capital del Imperio azteca, y muchos hablantes de lengua azteca náhuatl continuaron viviendo allí y en la región circundante, superando a los hispanohablantes durante varias generaciones. En consecuencia, la Ciudad de México tendió históricamente a ejercer un efecto de estandarización en todo el país, más o menos, evolucionando hacia un dialecto distintivo del español, que incorporó un número significativo de palabras náhuatl hispanizadas .

Durante el exilio español, la lengua catalana fue expresada por escritores y poetas en México, el Orfeó Català de Mèxic fue la meca de los hablantes y artistas catalanes.

Charrería[editar]

Charrería, una palabra que abarca todos los aspectos del arte, evolucionó a partir de las tradiciones que llegaron a México desde Salamanca, España, en el siglo XVI. Cuando los españoles se establecieron por primera vez en el México colonial, estaban bajo la orden de criar caballos llamados criollos (criollos españoles), pero no permitir que los indígenas viajen. Sin embargo, en 1528, los españoles tenían fincas ganaderas muy grandes y consideraron necesario emplear a indígenas como vaqueros o pastor criole, que pronto se convirtieron en excelentes jinetes. Los terratenientes más pequeños, conocidos como rancheros o rancheros, fueron los primeros charros genuinos y se les acredita como los inventores de la charreada.

Taurino[editar]

Festival taurino en la ciudad de Aguascalientes.

Las corridas de toros llegaron a México con los primeros españoles y el resto de América Latina en el siglo XVI. Se encuentran registros de las primeras corridas de toros debutadas en México el 26 de junio de 1526, con una corrida de toros en la Ciudad de México celebrada en honor al explorador Hernán Cortés , quien acababa de regresar de Honduras (entonces conocido como Las Hibueras). A partir de ese momento, las corridas de toros se llevaron a cabo en todo México como parte de varias celebraciones cívicas, sociales y religiosas. Hoy en día, hay alrededor de 220 plazas permanentes en todo México. El lugar más grande de su tipo es la Plaza de toros México en el centro de la Ciudad de México, que abrió sus puertas en 1946 y tiene capacidad para 48,000 personas.

Semana Santa[editar]

La semana santa es una tradición española representada en muchas ciudades mexicanas como la ciudad de San Luis Potosí, Taxco de Alarcón o Morelia, esta representación religiosa es muy similar a la procesión de la Semana Santa, Semana Mayor de Sevilla o de otras ciudades españolas[cita requerida].

Nombres de ciudades españolas en México[editar]

Hay cientos de lugares en México que llevan el nombre de lugares en España o tienen nombres españoles debido al colonialismo español, los colonos y exploradores españoles. Éstos incluyen:

  • Guadalajara, Jalisco, después de Guadalajara, España.
  • Mérida, Yucatán después de Mérida, España.
  • Zamora, Michoacán después de Zamora, España.
  • León, Guanajuato después de León, España
  • Valladolid, Yucatán después de Valladolid, España y Morelia, Michoacán anteriormente llamada Valladolid de Michoacán.
  • Nuevo León lleva el nombre del antiguo Reino de León, en España.
  • La ciudad de Monterrey lleva el nombre de la condesa de Monterrey (una ciudad de Galicia , España), esposa del Virrey de Nueva España Gaspar de Zúñiga, 5to. Conde de Monterrey, Conde de Monterrey, España.
  • Salamanca, Guanajuato lleva el nombre de Salamanca, España.
  • Burgos, Tamaulipas lleva el nombre de Burgos, España.
  • Linares, Nuevo León lleva el nombre de Linares, España.
  • Durango, Durango lleva el nombre de Durango, España.
  • Nuevo Laredo, Tamaulipas después de Laredo, Cantabria, España.
  • Córdoba, Veracruz después de Córdoba, España.
  • Zaragoza, Veracruz después de Zaragoza, España.
  • Zaragoza, Puebla después de Zaragoza, España.
  • Medellín, Veracruz después de Medellín, España.
  • Puebla de Zaragoza después de Puebla de Sanabria.
  • Compostela, Nayarit después de Santiago de Compostela.
  • Villahermosa, Tabasco después de Villahermosa del Campo, España.
  • Reynosa, Tamaulipas después de Reynosa, Cantabria, España
  • Madrid, Colima después de Madrid, España.
  • Matamoros, Tamaulipas después de Valle de Matamoros, Extremadura, España.
  • Altamira, Tamaulipas después de Altamira, Bilbao, España.
  • Arandas, Jalisco después de Aranda , Aragón, España.
  • Arandas, Guanajuato después de Aranda , Aragón, España.
  • Guadalcázar, San Luis Potosí después de Guadalcázar, Córdoba, España.
  • Lerma, Estado de México después de Lerma, Castilla y León, España.
  • Lerma, Campeche después de Lerma, Castilla y León, España.
  • Candelaria, Campeche después de Candelaria, Tenerife Islas Canarias, España.
  • Granada, Yucatán después de Granada, Andalucía, España.


Principales esferas de asentamientos[editar]

Flamenco en la Ciudad de Aguascalientes.

Los asturianos son una comunidad muy grande que tiene una larga historia en México, que data de la época colonial hasta el presente.Hay alrededor de 42,000 personas de nacimiento asturiano en México [citación necesitada]. Los catalanes también son muy numerosos en México. Según fuentes de la comunidad catalana, hay aproximadamente 12.000 catalanes nacidos en todo el país.

La mayor población de ascendencia española se encuentra en el valle de México, la región de Puebla-Veracruz, la región del Bajío, el valle de Guadalajara, Altos de Jalisco, la región norte y la Riviera Maya, donde constituyen la mayor proporción de la población española. Grandes poblaciones se encuentran en estados como Ciudad de México, Estado de México, Veracruz, Puebla, Jalisco, Nuevo León, Aguascalientes, Durango, Guanajuato, Querétaro y Chihuahua.[cita requerida] Además, el norte de México está habitado por muchos millones de descendientes de españoles.[cita requerida] Algunos estados como Zacatecas, Sinaloa, Baja California, Sonora, San Luis Potosí y Tamaulipas.

Como el gobierno real español le encantó la Nueva España de los Reinos y Territorios, una gran parte de ellos siguieron nombres. Por lo tanto, podemos encontrar muchos criollos vascos en Durango y el sur de Chihuahua, ya que esos territorios formaban parte del Reino de Nuevo Vizcay, y los gallegos en Jalisco formaban parte del Reino de Nueva Galicia.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]