Inmigración en Venezuela

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Países de origen de los inmigrantes en Venezuela en 2011.

La inmigración en Venezuela ha sido de suma importancia, desde la independencia del país en 1830. Los primeros inmigrantes, aunque escasos, fueron españoles que se asentaron en la costa de Venezuela a principios del siglo XVI. Venezuela ha sido, a lo largo de la historia, una de las naciones latinoamericanas que más inmigrantes ha albergado en su territorio, provenientes en su mayoría de Europa, el Medio oriente, y otros países latinoamericanos, influenciando así la cultura, el idioma, las tradiciones, y la gastronomía, entre otras cosas.[1]

Características[editar]

Al inicio de la época colonial la población predominante era de origen indígena, española y africana. Con el tiempo aumentaron los mestizos de las tres razas, los cuales se convirtieron en la población mayoritaria en el siglo XVIII. La población indígena disminuyó en el siglo XVI, el siglo de la conquista por parte de España, no solamente a consecuencia de la propia conquista sino por la introducción de enfermedades.

Durante la era colonial hubo una inmigración forzada de negros desde el continente africano, que creó una numerosa comunidad de mulatos y negros en los tiempos de las guerras de independencia: Jean Lavaysse afirmó que en 1807 había 976.000 habitantes en Venezuela, de los cuales unos 58.000 eran negros y mulatos esclavos y algunos miles eran "negros libres" (como el famoso Negro Primero).[2]

Venezuela recibió una gran cantidad de inmigrantes (principalmente de Europa occidental) entre 1948 y 1961 -cuando aún era un país de apenas 5 millones de habitantes en 1950- por lo tanto el proceso de mestizaje ha sido muy intenso. En efecto en el censo de 1961 había una población de 7 millones de habitantes, con casi un millón de inmigrantes europeos concentrados en la región central entre las áreas metropolitanas de Valencia y de Caracas.

Antecedentes[editar]

Migración africana[editar]

La introducción de esclavos africanos a Venezuela comienza aproximadamente a partir del año 1528. Los Welser, colones alemanes, levantan plantaciones en las costas de Falcón y reciben licencias para importar unos 4.000 esclavos como pago por las deudas que con ellos contrajo el Rey Carlos V. En 1536 Juan Despés recibe licencias para importar esclavos a la Mina de Buria en Yaracuy. Durante este siglo se incluyen otras importaciones de esclavos hacia Maracaibo, La Guaira y la Isla de Margarita. Las actividades económicas coloniales mayormente llegadas a la explotación esclavistas son las siembras de cacao, azúcar y café, la minería y la pesca de perlas. Dichas actividades aumentan en productividad aumentan durante el siglo XVII e incrementa la importancia de esclavos dentro del modo de producción y de la mano de obra.

Entre los siglos XVII y XVIII llegan cargamentos de esclavos a los puertos de La Guaira, Puerto Cabello, ya sea bajo licencias o asientos, y son distribuidos a los hacendados provenientes de diferentes regiones del territorio. Debido a la demanda de esclavos, los negros también son traídos por Falcón, Cumaná y la Isla de Margarita en contrabando de piratas ingleses y franceses. Según Brito Figueroa (1960) se importan a Venezuela 6.596 esclavos en el siglo XVI, 10.147 en el siglo XVII y 34.099 en el siglo XVIII, sin incluir a los negros que llegan por contrabando y como refugiados o cimarrones; en conjunto, se estima que más de 100.000 negros entran a Venezuela durante todo el período colonial. Desde que comenzaba la travesía en África y en cada puerto de distribución, iban entremezclándose individuos de diferentes etnias africanas, lo cual originaba un cierto tipo de sincretismo en sus descendientes.

La mayoría de los negros vienen, ya sea por importancia, contrabando o como refugiado, de las islas caribeñas y otras costas continentales americana, sin incluir algunos pocos cargamentos de esclavos procedentes de las costas de Baja Guinea y África Central. Los negros en Venezuela se distribuyen principalmente a lo largo de la costa. Esto se debe, más que todo, a las ubicaciones de plantaciones y haciendas. Entre los siglos XVI y XVII ya se consiguen, progresivamente, centros de poblaciones negras.

Los Nigerianos en Venezuela[editar]

[3]

Migración Caribeña[editar]

Por la ubicación geográfica de Venezuela como puerta de entrada a America del Sur, bordeada por un grupo de islas, la inmigración de caribeños ha sido uno de los eventos que se ha llevado a cabo a lo largo de muchos siglos, inclusive pre-colombinos. Diversos grupos aborigenes cruzaron en varias direcciones ingresando y saliendo del territorio venezolano. En siglos más recientes un contigente de afrodescendientes proveniente del Caribe realizaron movilizaciones migratorias a Venezuela. Para 1980 se estimaba un número superior a 60.000 personas, lo cual representaba un 2% de la población extranjera en Venezuela. El mayor grupo conformado por Dominicanos, seguidos de Trinitarios. A esta cifra se le debe sumar Guyanases (muchos de ellos ingresando por la Guayana Esequiba, o Zona de Reclamación), Haití, Granada, Jamaica, Cuba, Antillas Holandesas o Neerlandesas (Aruba, Curazao y Bonaire), Monserrat, Barbados; en fin se puede conluir que caribeños que emigraron desde diversas islas decidieron como destino: Venezuela.[4] Muchos de ellos recurrieron a Venezuela como puente para luego emigrar a países de primer mundo como Estados Unidos de América (Angloparlante), Canadá (Anglo y Francoparlante), República Francesa (Francoparlante), Gran Bretaña (Angloparlante), Países Bajos (de habla holandesa).

Los Trinitarios en Venezuela[editar]

Ingresan a Venezuela durante la fiebre del oro. Se asentaron en el Estado Bolívar en ciudades como Puerto Ordáz y El Callao. [5] [6]

Madames del Callao

Su máxima expresión cultural: el Calipso[7] , es una expresión producto de la mezcla o amalgama de expresiones culturales musicales de varios lugares del mundo, de manera muy especial de Trinidad y Grenada, con influencia, criolla venezolana, de allí que aun persistan letras de Calipsos con vocablos en Inglés, Francés y hasta con fonemas africanos, lo que se denominó a mediados del siglo pasado hablar y cantar en Patois (“patuá”). Una de las representantes de esta tradicón fue la Madame Cleotilde Stapleton quien interpreto Miss Marksman/Niger Man [8] , de igual modo la banda Yuruari [9] . Aun se emplean dicho dialecto Patuá Inglés y/o Francés en pueblos como El callao, Tumeremo, San Felix, Puerto Ordaz (Estado Bolivar), Macuro, Pária, Güiria y Carúpano (Estado Sucre). [10] [11] [12] [13] [14] Aqui puede ver un ejemplo del Frances Criollo de Sucre [15] [16] [17]


Muchos de ellos han ocupados cargos importantes en Venezuela como catedráticos e inclusive instructores de inglés. [18]

La arquitectura de las casas similares al estilo inglés de Trinidad y Tobago [19] Sin embargo en los últimos 3 años la comunidad trinitaria ha estado emigrando de la nación Bolivariana hacia sus países de origén o Europa. [20]

Los Haitianos en Venezuela[editar]

Vendedores de helados provenientes de Haití en Caracas
 "Si los favores atan a los hombres, no dude Vd., General Alexandre Petion, que yo y mis compatriotas amaremos siempre al pueblo Haitiano                                                                                         Simon Bolívar" [21] 

Como victimas del racismo y clasismo que se vive en Venezuela, la inmigración Haitiana[22] no ha sido ni valorada ni documentada a diferencia de la inmigración Europea. Sin embargo han dejado su legado en la nación de Bolívar. El 24 de diciembre de 1.815 nuestro Libertador pisó por primera vez la tierra haitiana. En 1816 Bolívar con 400 hombres todos haitianos y la cuasa libertadora llegan a Venezuela.[23] Francisco de Miranda diseño la primera bandera Venezolana en Jacmel (Sur de Haití).

La inmigración de los haitianos se pueden organizar en tres fases. La primera a partir de comienzo de la década de 1960 al inicio de la dictadura de los Duvalier originando la oleada de inmigrantes hacia Venezuela. Luego, con la exploción de la economia Venezolana un mayor flujo de nacionales de Haiti ingresan a Venezuela (provenientes de las Antillas Holandesas o Neerlandesas). A mediados de 1980 ingresan el último grupo directamente desde Haití, acentandose primeramente en Caracas (Carapita, Antímano, San Martin, Catia y La Vega) ejerciendo labores como heladeros, vendedores ambulantes, y así por el estilo.[24] , luego Valencia y Barquisimeto (San Juan y El Tostao).[25] Muchos de ellos trilingües, pues hablan Francés, Criollo Haitiano y Castellano de Venezuela.

Los Guyaneses en Vanezuela[editar]

Guyaneses de origen hindostani en Venezuela

Este grupo de inmigrantes, en su mayoria ilegal debido al promebla limítrofe de Venezuela y Guyana herededada desde su independencia de Inglaterra, se ha llevado a cabo más que todo en el Municipio Caroní en el Estado Bolívar. Esta inmigración se esconde y queda cubierta bajo la reclemación de Venezuela sobre el Esequibo. La gran mayoria de origen hindostani[26] (originarios de la India que llegaron a trabajar en la Guayana Inglesa cuando la misma estaba bajo la corona Britanica).

Guyaneses ingresando a Venezuela.

La inmigración Guyanesa puede organizarse en tres grupos. Primeramente se encuentran los que eran ricos en su país, llegaron a Venezuela y mantienen su posición económica. En segundo lugar, los que gozan de buenos ingresos financieros, más no un nivel social alto, se les llaman los nuevos ricos. Muchos de ellos profesionales en el área de la administración, la litogrfía.[27] Una caracteristica palpable es que este segundo grupo de Guyaneses tienen segunda generación en Venezuela, jovenes y adolescentes los cuales están insertados en la comunidad Venezolana por el hecho de ser ya bilingües (Inglés y Castellano de Venezuela). Por último los guyaneses que no tienen un alto ingreso financiero y permanecen viviendo en comunidad, entre ellos se encuentra la mayoria de los ilegales.[28]

La causa de la inmigración se debe a motivos economicos en sus país de orígen. Los estados Bolívar y Delta Amacuro son los que presentan problemas de inmigración no controlada por este grupo. Más del 70% de los Guyaneses en Venezuela se establesen en San Felix.[29] Tienen el monopolio de la venta de helados, así como también tienen mezquitas e iglesias evangélicas en Inglés y se resisten a amoldarse a la cultura venezolana.[30]

San José de Cacahual donde se encuentra la mayor concentración de Guyaneses en San Felíx

Esta grupo de inmigrantes ha sufrido y a su véz generan diversos tipos de problema en la sociedad Venezolana, tales como la delincuencia,el hampa común; en la que son victimas[31] o forman parte de bandas delictivas en comunidades como La Victoria en el Municipio Caroní.[32] [33] [34] Muchos de ellos ligados al contrabando de combustible a la República Cooperativa de Guyana [35]

Los Cubanos en Venezuela[editar]

Desde la llegada de los Castro al poder de la nación caribeña, muchos cubanos abandoran su isla.

Médicos Cubanos en Venezuela

Muchos de ellos emigraron a Venezuela. Para inicios de la década del año 2000, debido al convenio del Preisedente Hugo Chavez y Fidel Castro muchos profesionales ingresaron a Venezuela con el fin de promover la integración caribeña. Muchos de ellos médicos que han participado en el programa Misión Barrio Adentro. A pesar de la misma, muchos médicos (hombres) emmbarazaron algunas venezolanas dando como resultado la incorporación de cubanos a la sociedad venezolana. Muchos de ellos solicitando residencia permanente en Venezuela o desertando del prógrama con el cual obtuvieron su ingreso a la nación Bolivariana. [36] Además de eso, Venezuela es un país donde la inmigración dúplica a la emigración (Venezolanos emigrando a otros países). [37]

Otros Antillanos en Venezuela[editar]

Muchos Grenadinos y Curazaleños hicieron su aporte a Venezuela en materia migratoria. Muchos de ellos llegaron de forma individual casandose con Venezolanos y sus decendientes están insertos en la población Venezolana pasando desapersivido. Entre ellos el Presidente de Venezuela Nicolás Maduro Moro quien es nieto de un Judio Curazaleño que emigro a Falcon.[38]

La Inmigración Europea[editar]

El general José Antonio Páez dispuso en 1829 la creación de la Sociedad Económica de Amigos del País, que determinó que la escasez de mano de obra era el principal problema del país. En 1831, el General Páez, Presidente de la República, emitió el primer decreto de estímulo a la inmigración canaria, que en época de la colonia ya era abundante. En 1837, fue promulgada por el Presidente Carlos Soublette una Ley General de Inmigración, reformada varias veces entre esta fecha y 1855, extendiendo a otras nacionalidades europeas el beneficio de la inmigración con determinadas facilidades, incluyendo a los nacionales de países asiáticos. Entre 1832 y 1857, ingresaron a Venezuela 12.610 inmigrantes.

A Agustín Codazzi, militar y geógrafo italiano, le fue encomendada por los gobiernos de la nueva República de Venezuela la misión de dinamizar la inmigración europea, en la que destaca la italiana y después la alemana asentada en la Colonia Tovar desde 1840.

Alberto Adriani, en los años 20 del siglo pasado, abogó también por estimular la inmigración, principalmente la europea, inclusive para responder al reto que a nuestros productos de exportación agrícola planteaba el auge arrollador de la economía de los Estados Unidos de América.(7)

A diferencia de países del Cono Sur y Norteamérica, donde se buscaba "europeizar" esas naciones, el gobierno venezolano se encargo de "venezolanizar" al inmigrante estimulando las colonias mixtas, con el fin de que los inmigrados no permanecieran aislados, encerrados en sus propias costumbres, sino que, por el contrario se auspicia la integración cultural y étnica de que se mezclaran los inmigrantes europeos con los venezolanos.[39] [40]

Con el descubrimiento del petróleo en 1914, Venezuela se convirtió en un país con un gran potencial para atraer inmigrantes.En 1938 el presidente de la república, General Eleazar López Contreras, crea el Instituto Técnico de Inmigración y Colonización (ITIC) mediante el cual el gobierno planea regular la entrada de inmigrantes, distribuir latifundios a agricultores venezolanos y extranjeros, repoblar los campos, elevar la calidad de vida y mejorar en lo étnico a la población. En 1945 el presidente Rómulo Betancourt, nombró al Ministro de Agricultura y Cría Eduardo Mendoza Goiticoa al frente del Instituto Venezolano para la Inmigración (antes ITIC) y se apoyó en los estatutos de la Organización Internacional de Refugiados creada en 1946 (esta organización fue substituida por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados). A pesar de una fuerte oposición dentro del Gabinete, Mendoza logró que Venezuela ayudase a refugiados europeos y personas desplazadas, quienes no podían o no querían regresar a sus hogares y habían decidido emigrar a Venezuela después de la Segunda Guerra Mundial. Mendoza se hizo responsable por la protección legal y la reubicación de cientos de miles de refugiados quienes llegaban a Venezuela. El Comité Internacional de Refugiados ha considerado que Mendoza dirigió el mejor programa de refugiados del periodo de la Post Guerra. Se estima que la gran circulación de dinero producto de la exportación petrolera atrajo más de un millón de europeos[cita requerida] entre 1948 y 1958 y sucesivamente del resto de Latinoamérica.

Entre 1948 y 1961, ingresaron a Venezuela 920.000 inmigrantes, principalmente Españoles, italianos y Portugueses, cuando el país apenas contaba con entre 5 y 7 millones de habitantes. 350 mil españoles viven actualmente en Venezuela, más de la mitad de ellos canarios y gallegos. La comunidad lusitana asciende a 550 mil (hay 35 clubes portugueses en Venezuela), la musulmana a 500 mil (principalmente libanesa, siria y palestina), y la china a 500 mil. Se estima que casi 2 millones de venezolanos tienen un reciente antepasado italiano. Venezuela cuenta con la segunda comunidad española de América del Sur, por detrás de Argentina; la tercera comunidad italiana del subcontinente, solo superada por Brasil y Argentina; y la segunda comunidad portuguesa, superada solo por Brasil.

La comunidad luso-venezolana es muy importante en Venezuela, se estiman que entre 1.0 - 1.5 millones tienen un antepasado portugués, esto debido a la gran ola de emigrantes que llegaron a Venezuela durante el siglo XX. Se estima que sea la tercera comunidad europea más grande en Venezuela, solo superada por la Española e Italiana.

Entre los emigrantes recientes que llegaron a Venezuela en el siglo XX, la española ocupa el segundo lugar, en Venezuela se estima vivan entre 205.000 a 310.000 españoles, se estima que la población ascendiente reciente sea de unos 3 millones. Canarios, gallegos y vascos son las principales comunidades españolas en el país.

En los 60 y 70, hubo una importante inmigración latinoamericana, primero de Colombia, cuyos nacionales huían de la pobreza y del conflicto armado, y también Cuba, y más tarde del Cono Sur (peruanos, chilenos, ecuatorianos principalmente), aventados por la férreas dictaduras existentes en aquellas décadas de terror.

Los Alemanes, los Flamencos y los Holandeses en Venezuela[editar]

Territorio concedido a la familia alemana Welser entre 1528 y 1545, que corresponde a parte de la actual Venezuela.

La llegada de los alemanes y flamencos a territorio venezolano se remonta al siglo XVI con los primeros intentos de colonización por parte de familias alemanas. El rey español Carlos I, le concedió derechos a las familias de banqueros de Antón y Bartholomeus Welser, oriundos de Augsburgo en 1528 para colonizar Venezuela. Así que, por 1531, los Welser controlaban dicho privilegio. Establecieron un plan de colonización y enviaron a Ambrosius Ehinger como gobernador de Santa Ana de Coro (en alemán: Neu-Augsburg[41] ) la capital de Klein-Venedig en 1529. El 7 de octubre de 1528, Ehinger dejó Sevilla con el español García de Lerma y 281 colonos dirigiéndose hacia la costa venezolana, donde llegaron el 24 de febrero de 1529, en la región de Santa Ana de Coro. A partir de ahí, Ehinger exploró el interior de Venezuela en busca de El Dorado, una legendaria ciudad de oro, cuyo mito ha sido desarrollado por los españoles. El 8 de septiembre de 1529 Ehinger fundó la colonia de Nueva Núremberg (en alemán: Neu-Nürnberg), hoy conocida como Maracaibo.[42]

A finales del siglo XVI llegan a las Salinas de Araya los holandeses, quienen explotaron minas de sal desde 1593 de forma ilegal, dejando tal actividad en 1623[43] [44] .

Ya en años más recientes, más holandeses, flamencos (belgas) y alemanes llegaron a Venezuela para echar raíces escapando por diversos motivos de la natal Europa, entre ellas, pobreza, guerras y hambrunas.[45] Agustin Codazzi hizo exploraciones en diversos campos ubicados en el Estado Aragua, propiedad de la familia Tovar, quienes se habían ofrecido a donarlos para establecer una asentamiento de inmigrantes alemanes dedicados a la agricultura y el pastoreo. Esto daría paso a la creación de la actual Colonia Tovar en 1843, El Jarillo en 1890 y Colonia Agricola de Turen en 1951, entre otras regiones de Venezuela.

Los Italianos en Venezuela[editar]

Estados donde está concentrada la comunidad italiana en Venezuela.[cita requerida] [leyenda requerida]

La mayoría de los italianos emigró a Venezuela luego de la Segunda Guerra Mundial. En los años cuarenta y cincuenta más de 200.000 Italianos entraron por el puerto de La Guaira, creando la mayor "colonia" europea en Venezuela. Inicialmente muchos fueron enviados a las comunidades agrícolas (como la "Colonia Turén" en el estado Portuguesa), pero la mayoría terminó trabajando en el comercio, industrias y servicios de las principales ciudades venezolanas.

Los italianos llegaron a Venezuela principalmente desde las regiones pobres del sur de Italia (como Sicilia), pero también desde el industrializado norte (como Emilia-Romaña y Véneto).

El Consulado italiano en Caracas indicó en una publicación oficial que en 1977 - de los 210,350 Italianos que llegaron a Venezuela; 39,855 eran de Sicilia, 35,802 de Campania, 20,808 de Abruzos, 18,520 de Apulia, y que también (del norte industrializado) venían 8,953 del Véneto, 7,650 de Emilia-Romaña y 6,184 de Friuli-Venecia Julia[46]

Los italianos - según la misma fuente - estaban concentrados principalmente en la región centro-norte costera de Venezuela, alrededor de Caracas y Valencia. Durante el mismo año, 98.106 italianos vivían en el Distrito Federal de Caracas, 39,508 en el estado Miranda, 14,203 en Maracaibo estado Zulia, 12.801 en Aragua y 8,104 en el estado Carabobo, e incluso había unos 66 Italianos en el Territorio Federal Amazonas.

Actualmente, en los años 2000, casi el 90% de los Italo-venezolanos están concentrados en la región costera venezolana y en la Cordillera de la Costa. Aproximadamente 2/3 de ellos son residentes de las áreas metropolitanas en cinco de las principales ciudades venezolanas:Caracas, Maracaibo, Valencia, y Maracay.

Santander Laya-Garrido (en su libro Los Italianos forjadores de la nacionalidad y del desarrollo económico en Venezuela) estimaba que los venezolanos con por lo menos un abuelo de Italia pueden ser casi cuatro millones al principio del siglo XXI (como el presidente de Venezuela Raúl Leoni, cuyo abuelo era un refugiado italiano masón del siglo XIX). Afirmó también que la comunidad italiana ocupaba un lugar predominante en la sociedad venezolana de la segunda mitad del siglo XX.

Según los datos oficiales de Ministero degli Affari Esteri en Venezuela residen 184.133 italianos nacidos en Italia.[47] Con esta cifra, Venezuela posee la tercera comunidad italiana más grande de América Latina; sin embargo, los descendientes directos de italianos nacidos en Venezuela, superarían casi los 2.000.000 de habitantes.

Los Judíos en Venezuela[editar]

Venezuela ha sido el hogar de judíos desde la presencia española en el continente americano con la llegada de judíos sefardíes. Durante el siglo XX, Venezuela recibió grandes olas de inmigrantes procedentes de Europa en las cuales se incluían a muchos judíos, principalmente de origen asquenazí.

Actualmente, la población judía en Venezuela se estima en unas aproximadamente 15.000 personas.[48]

Los Checos en Venezuela[editar]

Venezuela no cabe escudriñar sin hacer alusión a un grupo de inmigrantes checoslovacos llegados tras concluir la Segunda Guerra Mundial. A finales de los 90' su número apenas sobrepasaba los 200, pero su influencia continúa siendo tan notoria como la que el Viejo Continente ejerce la pequeña Praga. Hicieron de Venezuela su segunda patria y de alli surgió una segunda, tercera y cuarta generación de paisanos conformada por hijos y nietos de inmigrantes que hoy en día se sienten tan Venezolanos como Checos, y es a ellos que queremos rendir tributo en este libro destacando las principales familias que llegaron a Venezuela y que dedicaron toda su vida a las mas diversas actividades en beneficio de la sociedad Venezolana.

Para 1950, la colonia Checa era uno de los grupos inmigrantes más escasos en el país: 1 mil 224 personas, según el censo de la época. No era frecuente que los checoslovacos salieran de su país con las esperanzas expresas de radicarse en Venezuela. Muchos llegaban luego de probar suerte en otros países; otros, por referencia de terceros. Pero la principal razón para asentarse aquí era simplemente, la facilidad con que el Gobierno otorgaba visas.[49]

Para un país sin costas como Checoslovaquia, Venezuela significa mar y naturaleza virgen. Stohr, Ossers y Pedro Seidemann (ejecutivo de empresas siderúrgicas y a quien se atribuye la primera venta de acero venezolano a la China) se reencontraron en Venezuela. Aún conservan una fotografía de los tres paseando en el balneario de Turiamo en 1952. Seidemann asegura no sentir nostalgia por el clima cultural de Praga, su ciudad natal. “Creo que a las personas que les gusta la cultura no les hace falta estar en su propio país para poder gozar de ella”.

Al igual que Osrs, Seidemann vivió el terror de los campos de concentración. “El otro miembro de mi familia que sobrevivió a la guerra, por la rama paterna, se refugió en Suiza. Cuando nos encontramos, él me ve como sudamericano. Tampoco puedo decir que soy un ejemplo típico de un checo. Los que hemos sobrevivido a los campos de concentración tenemos otros rasgos de carácter”.

La segunda ola de inmigración que salió de Checoslovaquia en este siglo, la de 1968, fue numerosa. Aunque la mayoría prefería países de Europa Occidental, Estados Unidos o Canadá, unos pocos llegaron a Venezuela, no sin antes tocar puerta en otras naciones. Pero luego de la división de Checoslovaquia (escindida hoy en República Checa y Eslovaquia), de la apertura democrática y de dos procesos de elecciones presidenciales, la inmigración a Venezuela ha sido casi nula. En la Embajada de la República Checa en Caracas estaban registrados a final de siglo XX poco más de 200 inmigrantes en el país aunque podrían ser mas.

Los Portugueses en Venezuela[editar]

Los portugueses emigraron a Venezuela desde la década de los 50´s y dicho flujo migratorio se prolongó incluso hasta los años 80´s. Representan una de las colonias europeas más numerosas en Venezuela. Provinieron mayoritariamente de Madeira, Aveiro, Oporto y otras zonas del país producto de la crisis institucional acaecida así como de las ex colonias africanas especialmente de Angola.

Actualmente residen en Venezuela 163.478 personas nacidas en Portugal[50] En América Latina, Venezuela concentra la mayor comunidad portuguesa luego de Brasil. A los descendientes de los portugueses en Venezuela se les conoce como "luso-venezolanos" y suman más de un millón de personas en todo el territorio venezolano.

Los Españoles Peninsulares y los Canarios en Venezuela[editar]

Durante la colonia y hasta las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial, la gran parte de los inmigrantes europeos que llegaron a Venezuela fueron canarios y su impacto cultural fue significativo, influyendo tanto el desarrollo del castellano en el país así como la comida y las costumbres. De hecho es común decir que "Venezuela es la octava isla del archipiélago canario". Varios líderes y notables venezolanos cuentan con ascendencia canaria, tales como el precursor de la independencia el Generalísimo Francisco de Miranda, Andrés Bello, José Gregorio Hernández y los presidentes José Antonio Páez, José María Vargas, Carlos Soublette, los Monagas, Antonio Guzmán Blanco, Rómulo Betancourt y Rafael Caldera. Cabe destacar que el mismísimo Libertador Simón Bolívar tenía antepasados canarios por vía materna, al igual que Antonio José de Sucre.

La comunidad aragonesa también tiene un contingente significativo. En cuanto a la comunidad gallega contemporánea que en la actualidad es el segundo grueso de inmigrantes españoles sobreviviente, precedido solo por los canarios (según los datos actuales de pensionados del Ministerio del Trabajo e Inmigración de España), se encuentran sus padres y evidentemente sus hijos de los que no se tiene con claridad registro en el censo; se piensa que emigraron al país en la segunda mitad del siglo XIX y la primera mitad XX, como consecuencia de distintos factores en los que se encuentran razones políticas de la Guerra Civil Española y del régimen franquista. Este último dato no excluye a los españoles de otras regiones que también habitan en el país en la actualidad.

Según fuentes oficiales de España, al año 2010, residía en Venezuela un total de 207.311 ciudadanos españoles.[51] En el mundo solo Argentina y Francia poseen comunidades españolas más numerosas lo que convierte a Venezuela en el tercer país con mayor cantidad de inmigrantes provenientes de España, sin embargo, las cifras de personas con ascendencia directa española, superan los 3 millones de habitantes.

Los Húngaros en Venezuela[editar]

Compuesta fundamentalmente por inmigrantes que abandonaron Hungría luego de la Segunda Guerra Mundial o de la Revolución húngara de 1956. Si bien se asentaron como inmigrantes en la segunda mitad del siglo XX, existen registros de siglos anteriores donde los húngaros visitaron Venezuela motivados por intereses exploratorios. Tal es el caso del expedicionario húngaro noble Pál Rosti, quien en 1857 viajó al país y fotografió la región de San Juan de Los Morros. La mayoría de los inmigrantes húngaros arribaron de Europa en el año 1946, y pronto comenzaron a reunirse en Caracas, inicialmente en casas de particulares y posteriormente se encontraban en una pequeña casa alquilada en comunidad en la zona de los Chorros en Caracas.

La comunidad cristiana protestante húngara (principalmente calvinistas y luteranos) comenzaron entonces a reunirse a leer las santas escrituras, y a celebrar oficios religiosos a partir del 24 de diciembre de 1948, cuando por vez primera el Dr. Pablo Puky inició dichas ceremonias en un campamento llamado „El Trompillo”, contando con 30 emigrantes húngaros. Posteriormente los húngaros protestantes continuaron organizándose hasta que en 1954 construyeron una iglesia propia en la zona de La Castellana, en Caracas, en conjunto con la comunidad protestante alemana, letona y escandinava.

En la década de los años 50' muchas personalidades de relevancia comenzaron a fundar las bases institucionales y tradicionales de la comunidad. En 1953 por iniciativa de la sra. Erzsébet de Egyed se realizó el primer Fehérbál (en español: Baile Blanco), en el cual se presentaban a la sociedad los jóvenes húngaros, convirtiéndose en una tradición que aún existe hasta la actualidad.

Muchos húngaros comenzaron a desempeñarse como profesores en Universidades Venezolanas, destacándose en todas las áreas humanísticas y científicas. En 1970 Pál Kerese y su esposa Evelia fundaron una pastelería en Caracas, la cual llamaron "Danubio" y muy pronto cobró gran importancia, contando actualmente con cerca de una docena de sucursales por todo el país.

En las siguientes décadas, la comunidad húngaro-venezolana condujo incontables eventos y presentaciones de danza folklórica por todo el país y Latinoamérica en conjunto con los grupos de otras naciones como los húngaros de Brasil, Argentina y Uruguay, viajando a festivales de danza a Hungría como representación de la nación. Significativas personalidades como la Sra. Judith Kristóffy-Jeszenszky de Nyisztor, la Sra. Enikő de Gazsó y la MSc. Alicia Fedor de Diego, entre muchas otras siempre se ocuparon por coordinar asuntos relacionados con la preservación de la danza húngara en Venezuela durante más de 50 años. Igualmente fomentaron y mantuvieron los grupos de escultismo húngaros en Caracas, forma en la cual, los jóvenes hijos de inmigrantes se mantenían en contacto entre sí, aprendían el idioma húngaro y sobre la historia y cultura de dicho país.

Migración Centro y Suramericána[editar]

Los Colombianos en Venezuela[editar]

[52]

Los Ecuatorianos en Venezuela[editar]

Desde la deécada de 1970, debído al auge petrolero (ver [53] ) Aproximadamente 16 mil ecuatorianos residen en Venezuela. [54] [55]

Los Peruanos en Venezuela[editar]

Los Peruenos que ingresaron a Venezuela formaron parte de la oleada de "fuga de cerebro"; profesionales que ingresaron a Venezuela en la década del gran Boom en la economía venezolana (leer libro [56] ). Hoy día hay una comundiad peruana que excede los 30 mil reisdntes en la Tierra de Bolívar.[57]

Los Chilenos en Venezuela[editar]

Durante la dictadura de Augusto Pinochet llegó un gran número de inmigrantes Chilenos a Venezuela.[58] [59]

Migración Norteamericána[editar]

Los Mexicanos en Venezuela[editar]

Durante la expansión de la industria petrolera en Venezuela llegaron los Mexicanos como empleados calificados e interpretes inglés-español.[60]

Los Americános o Estadounidenses en Venezuela[editar]

Primer evangelista pentecostal Estadounidense de origen Alemán en Barquisimeto en el año 1914
Obreros Venezolano y Estadounidense en una plataforma petrolera en el Lago de Maracaibo

Muchos de ellos llegaron a Venezuela al principio del siglo XX como misioneros evangélicos[61] [62] u otras confesiones cristianas como los mormones, y Testigos de Jehová. (Ver vídeo [63]

Residencias para blancos estadounidenses en comparación con las viviendas para los Trinitarios y Grenadinos que trabajaban como servicio en los Campos Petroleros Hollywood en Cabimas. El sueño americano para los "gringos" pero en Venezuela.

Luego, con la explotación petroleras se sumó el número de expatriados Americanos que pisaron tierra Venezolana a trabajar en transnacionales estableciéndose en mayor porcentaje en ciudades como Caracas, Maracaibo, y Ciudad Guayana. No obstante la presencia de estos extranjeros, en parte codiciados por un sector de la población de Venezuela y odiados por otros[64] , está en su declive debido a la situación social en la nación.[65] La presencia de Americanos o Gringos como se les llama en forma peyorativa se debe al sistema pro segregación clasista (apartheid) que implantaron en los campos petroleros donde existía una marcada diferencia entre los Blancos Americanos y el resto de los trabajadores que lo conformaban Chinos, Trinitarios, Grenadinos, Negros Americanos, Venezolanos entre otros hispanohablantes.[66]

En cuanto a la religión también a nivel nacional se pueden encontrar diversas congregaciones de habla inglesa o bilíngüe (Inglés y Castellano Venezolano). Muchos expatriados, por lo general, procuran mantenerse unidos en lugares que los pueda mantener al corriente del acontecer nacional y de su país de origen.[67]

El fallecido Presidente de Venezuela Hugo Chavez en más de una véz denuncio la transculturización dentro de la población Venezolana en torno a la presencia de los Blancos Americanos y su sistema de segregación por estratos sociales.[68] [69] No es justificable que los pueblos aborígenes del Estado Zulia vivian en condiciones de miseria mientras que los expatriados de Estados Unidos de America, via pasaporte y título universitario, pasaban de una vida sencilla en el Norte a una vida de lujos (como en las fotografías[70] [71] [72] [73] [74] [75] ) en tierras del trópico.[76] Esta inmigración segrego en el Zulia racismo [77] [78]

Habian escuelas destinadas a los niños de los estos inmigrantes tales como la Academia Christiansen en Rubio, Tachira destinada exclusivamente para los hijos de los misioneros evangélicos. [79] [80] [81] La educación netamente en inglés en la que con el paso de las décadas se incorporaron otros estudiantes latinomaericanos. Así lograron establecer varios colegios en Caracas, Valencia, Maturin, El Tigre, Maracaibo entre otros.

En el deporte, Beisbol, muchos equipos Venezolanos han incorporado a Estadounidenses en sus filas.[82] Por ejemplo el equipo cabimense en su periodo 1991-1994 contó con: Cedrid Landrum, Gary Scott, Steve Sparks, Jeff Cirillo, Jeff Carter, Derek Watcher, John Massarelli, Fernando Soto, Steve Carter, Quinn Mack, Andy Ashby, Kelly Stinnett, Joe Hall, Jamie Dismuke, Terry Burrows y Todd Trafton (hasta 1998).

También, hay que mencionar la gran cantidad de Venezolanos que nacieron en territorio Estadounidense y viven en Venezuela, así como aquellos que de alguna otra manera obtuvieron la nacionalidad del mencionado país; los cuales cuentan con la doble nacionalidad, es decir Venezolano y Americano.[83]

Los Canadienses en Venezuela[editar]

Muchos de ellos misioneros evangélicos que viene por un período de tiempo a Venezuela.[84] También se deben sumar la comunidad china de Venezuela que nacieron en territorio Canadiense y actualmente viven en Venezuela, manteniendo así doble o triple nacionalidad.

Migración Asiática[editar]

Los Chinos en Venezuela[editar]

La colonia china en Venezuela es conocida por ser numerosa, trabajadora y muy buena cocinera. La expansión de lo que hasta hace pocos años era una pequeña comunidad de emigrantes del comunismo chino, concentrados fundamentalmente en el negocio de restaurantes típicos y el comercio de víveres, es hoy una inmensa comunidad que alcanzaría los 200 mil chinos viviendo en tierras venezolanas.[85] La mayoría de los ciudadanos chinos viven en las ciudades de Caracas, Valencia, Barquisimeto y Puerto La Cruz principalmente. Ante la ausencia de cifras oficiales actualizadas sobre la conformación de quiénes habitan hoy en Venezuela, tendríamos que la comunidad china en Venezuela pudiera ser la más grande comunidad de extranjeros en el país. Una expansión intensa y silenciosa que se dio bajo el cobijo de los Acuerdos que nadie explicó ni justificó suficientemente, unos 200.000 chinos viven en Venezuela. Muchos de ellos adoptando costumbres Venezolanas, algunos de ellos confesan la fé Católica, Testigo de Jevoha y la Evangélica Bautista[86] , entre otros de forma independientes entre iglesias Evangélicas Pentecostales.

Los Japoneses en Venezuela[editar]

Antes de las relaciones entre Venezuela y Japón, en 1894, se aprobaría por el Congreso Nacional, la ley de inmigración, que el estado protegería a los ciudadanos europeos, americanos y asiáticos (especialmente Japón) para poder inmigrar para buscar calidades de vida y fortalecer las relaciones bilaterales.

Las relaciones nipón-cenezolanas comenzaron en 1928, cuando un comerciante japonés llamado Seijiro Yazawa (que era trabajador de la empresa petrolera Nippon Oil) viajó a Venezuela, donde salía en las noticias que el gobierno de Juan Vicente Gómez le autorizaba la licitación para abrir nuevos campos petroleros en el lago de Maracaibo para la explotación de sus recursos petroleros en esta zona al occidente del país. La Nihon Sekiyu le ganó una licitación en el pozo número 7 en la zona sur del lago con una ampliación de unos 200 km y Yazawa era el encargado para supervisar los trabajos. Contratados varios trabajadores venezolanos y administrados por los japoneses, se llevó para explorar petroleros, trasladar a Estados Unidos y llevarla hacia Japón a precio barato y se construyó una oficina sucursal de la Nihon Sekiyu en Maracaibo, que dudaría la explotación por casi 23 años.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Japón se une a las fuerzas fascistas con el Emperador Hirohito junto con la Alemania Nazi y la Italia Fascista de Benito Mussolini. En este tiempo, Venezuela se rompió las relaciones bilaterales con japón y un grupo de ciudadanos japoneses civiles, lejos de la guerra, con el apoyo de Estados Unidos y Francia, viajaron hasta Sudamérica en busca de una nueva vida. En 1941, llegaron a Venezuela (desde el puerto de la guaira) un buque estadounidense con 150 personas japonesas y pronto fueron recibidos por el presidente Isaías Medina Angarita, desde entonces, obtuvieron la ciudadanía venezolana para evitar de fuera ser perseguidos y se comenzó a residenciar en las primeras ciudades de Caracas y Valencia.

Con el ataque del Ataque a Pearl Harbor (continuaría en ruptura bilateral con japón) y finalizara la Segunda Guerra Mundial por la caída de las bombas nucleares y el fin del gobierno de Angarita y la llegada del gobierno civil, se comenzó a normalizar las relaciones a partir de la llegada del general Marcos Perez Jimenez a la presidencia. Con la firma del tratado de San Francisco, firmado en Nueva York, Venezuela vuelve a abrir las relaciones y en 1954, se comenzaría la nueva modernización de la ciudad de Caracas. Gracias al apoyo de diferentes países, vinieron unos 2.800 ciudadanos extranjeros a Venezuela (en la lista, llegaron unos 300 japoneses) para ayudar en la construcción de importantes monumentos nacionales como las Torres de Silencio en el centro, El Teleférico de Mérida, la Autopista Regional del Centro entre Maracay hasta Caracas, El Estadio Universitario de la UCV y demás edificios urbanizados del país.

Ante la situación política y económica en Venezuela entre los años 70 y comienzos del siglo XXI, la población nipona en Venezuela era unos 2.850 habitantes (siendo un poco superada por los húngaros o los franceses en la población inmigratoria de Venezuela), pero la mayoría regresaron a Japón, pero otros se decidieron vivir en Venezuela casi un tercio de la población para no regresar a Japón, debido a la grave situación económica en este tiempo.

En 1976, el presidente Carlos Andres Perez se nacionalizó el petroleo y las reservas de hidrocarburos del país, varias empresas de explotación petroleras de Italia - Estados Unidos y Japón volvió a operarse y PDVSA se encargó en la distribución de los recursos por todo el país, que la actualidad hay empresas petroleas que opera en Venezuela como la Ente Nazionale Idrocarburi de Italia, la Gulf Oil Corporation de Estados Unidos y la Idemitsu Kosan de Japón.

La mayoría se establecieron en Maracay - Barquisimeto - Valera - San Cristóbal - Puerto Ordaz - Porlamar y Maturín, donde se comenzó a desarrollarse nuevos comercios económicos, tecnología, cultura y deportiva, con el apoyo del Gobierno del Estado de Japón y Venezuela.

En la década de los 90, se comenzó a fundarse las organizaciones creados por japoneses-venezolanos como el Colegio de las Cintas Negras (que se seria la primera escuela de artes marciales en valencia), La Cámara Venezolano Japonés y el establecimiento de varias empresas japonesas en Venezuela como Yamaha, Mitsubishi, Casio Computer, Toyota, empresas comerciales japoneses y la primera empresa de motocicletas de fabricación japonesa, la Corporación Bera S.A.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. [1]
  2. Jean D. Lavaysse sobre Venezuela en 1807 (en ingles) pags. 140-141
  3. [2]
  4. [www.peacepalacelibrary.nl/ebooks/files/334096855.pdf]
  5. [3]
  6. [4]
  7. [5]
  8. [6]
  9. [7]
  10. [8]
  11. [9]
  12. [10]
  13. [11]
  14. [12]
  15. [13]
  16. [14]
  17. [15]
  18. [16]
  19. [17]
  20. [18]
  21. [www.peacepalacelibrary.nl/ebooks/files/334096855.pdf]
  22. [19]
  23. [20]
  24. [21]
  25. [www.peacepalacelibrary.nl/ebooks/files/334096855.pdf]
  26. [22]
  27. [23]
  28. [www.peacepalacelibrary.nl/ebooks/files/334096855.pdf]
  29. [24]
  30. [www.peacepalacelibrary.nl/ebooks/files/334096855.pdf]
  31. [25]
  32. [26]
  33. [27]
  34. [28]
  35. [29]
  36. [30]
  37. [31]
  38. [32]
  39. De Veracoechea, Ermila (1983). Colonias Agrícolas en el siglo XIX. Caracas: Universidad Central de Venezuela. pp. 317-318. Consultado el 6 de septiembre de 2015. 
  40. Betancourt, Romulo (2007). Venezuela, política y petroleo (6º edición). Caracas: Universidad Católica Andrés Vello. pp. 496-497. ISBN 9800111484. Consultado el 6 de septiembre de 2015. 
  41. [33]
  42. Das Imperium der Welser
  43. [34]
  44. [35]
  45. Migración alemana a Venezuela, publicado por Historia. Consultado el 7 de enero de 2012, 0:25.
  46. Emigrazione dal Friuli-Venezia Giulia nel Venezuela (en italiano)
  47. Departamento del Interior y Ordenación del Territorio de Italia. «Annuario Statistico 2009» (PDF) (en italiano). pp. 121-129. Consultado el 24 de noviembre de 2009. 
  48. Candia, Carla. «Venezuela: Another Jewish Exodus». World Policy Journal (Winter 2011/2012). Consultado el 31 de mayo de 2012. 
  49. [36]
  50. Población nacida en el exterior por año de llegada al país Instituto Nacional de Estadística.
  51. Censo Electoral 2009. Oficina del Censo Electoral / Cifras de electores Instituto Nacional de Estadística
  52. [37]
  53. [38]
  54. [39]
  55. [40]
  56. [41]
  57. [42]
  58. [43]
  59. [44]
  60. [45]
  61. [46]
  62. [47]
  63. [48]
  64. [49]
  65. [50]
  66. [51]
  67. [52]
  68. [53]
  69. [54]
  70. [55]
  71. [56]
  72. [57]
  73. [58]
  74. [59]
  75. [60]
  76. [61]
  77. [62]
  78. [63]
  79. [64]
  80. [65]
  81. [66]
  82. [67]
  83. [68]
  84. [69]
  85. [70]
  86. [71]

Bibliografía[editar]

  • Jean-J. Dauxion Lavaysse. A statistical, commercial, and political description of Venezuela, Trinidad, Margarita, and Tobago: containing various anecdotes and observations, illustrative of the past and present state of these interesting countries. Publisher G. and W.B. Whittaker, 1820 (Original from Harvard University: Texto entero en inglés)
  • Mille, Nicola. Veinte Años de "MUSIUES". Editorial Sucre. Caracas, 1965
  • Santander Laya-Garrido, Alfonso. Los Italianos forjadores de la nacionalidad y del desarrollo económico en Venezuela. Editorial Vadell. Valencia, 1978.
  • Vannini, Marisa. Italia y los Italianos en la Historia y en la Cultura de Venezuela. Oficina Central de Información. Caracas, 1966