Indicador de actitud

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Indicador de actitud con un Sistema de Aterrizaje Instrumental integrado.

Un Indicador de Actitud (IA), o también conocido como Horizonte artificial, es un instrumento de vuelo utilizado en los aviones, que nos muestra la orientación del avión respecto al horizonte. Con él, podemos conocer la posición del alabeo y profundidad. De este modo, conoceremos si el avión está inclinado lateralmente y la posición del morro (arriba o abajo), con respecto al horizonte. Gracias a este instrumento, es posible volar en condiciones de visibilidad reducida o nula.

Construcción[editar]

EL horizonte artificial está formado por un giroscopio de rotación horizontal, que está montado sobre un sistema de ejes que le permiten tres grados de libertad, todo esto está en el interior de una caja hermética. Este giroscopio tiene una esfera visible, con una barra horizontal que nos da la referencia de la altura del eje de giro, por encima de la cual la esfera es de color azul (representando el cielo) y la para inferior de color marrón (simulando la tierra).
En la parte frontal de esta caja, se coloca una representación de un avión en miniatura, y con una escala graduada en el semicírculo, se marcan líneas separadas cada 10 o 30 grados, siendo normalmente las líneas de 30º, 60º y 90º un poco más anchas.
Igualmente, para indicar si el morro del avión está arriba o abajo, el horizonte artificial cuenta con unas barras horizontales que suelen estar a 5º, 10º, 15º y 20º, arriba o abajo. Cuando el avión realice cualquier movimiento que implique un cambio de ángulo, el instrumento realizará el mismo movimiento, quedando el horizonte artificial siempre paralelo al real, proporcionando al piloto una referencia de la situación actual del avión.

Historia[editar]

En un primer momento, los horizontes artificiales estaban limitados en la cantidad de cabeceo y alabeo que podían soportar, que era aproximadamente de 60º en el cabeceo y 100º en el alabeo;[1] Si alguno de estos límites era excedido se producía una inclinación en el instrumento, por lo que se instaló un mecanismo que bloqueaba en giroscopio en una posición vertical durante cualquier movimiento que superara los límites.

Igualmente, con el avance de las nuevas tecnologías ya la aparición de las cabinas de cristal, se han creado nuevos horizontes artificiales, los cuales están en las propias pantallas. Aún así, muchos aviones modernos siguen contando con un giroscopio mecánico.

Lectura[editar]

Este instrumento no exige un gran esfuerzo para su interpretación, puesto que se comporta.[2] No obstante, es necesario conocer algunos procedimientos:
Cuando el avión se encuentre recto y nivelado, el piloto, mediante el botón giratorio de ajuste, debe colocar las alas del avión en miniatura alineadas con el horizonte artificial. La exactitud de esto puede ampliarse teniendo en cuenta la carga y el centrado que lleva el avión. Hay que tener en cuenta que el horizonte artificial no muestra si el avión está ascendiendo o descendiendo, únicamente nos indica la posición del avión con respecto al horizonte.
El semicírculo superior nos muestra los grados de alabeo del avión, normalmente esta se mueve en la misma dirección que el giro real. No obstante, en algunos aparatos esta dirección es la opuesta y en estos casos se debe determinar la posición del avión por la posición de las alas del avión en miniatura con respecto al horizonte de referencia.[3]

Referencias[editar]

  1. «El Horizonte Artificial» (01/02/2010). Consultado el 29 de enero de 2013.
  2. Miguel Ángel Muñoz. «INSTRUMENTACION, 2.6 Indicador de actitud» (en español). Consultado el 29 de enero de 2013. «visualmente igual que el horizonte real».
  3. Miguel Ángel Muñoz. «INSTRUMENTACIÓN. 2.6 Indicador de actitud» (en español). Consultado el 29 de enero de 2013. «por la posición de las alas del avión en miniatura con respecto al horizonte de referencia.».

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]