Incienso en India

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Incienso vendido en un mercado de Bangalore.
Varitas de incienso de fragancia

India es el mayor productor de incienso del mundo[1]​, y es un ávido exportador a otros países, aunque las exportaciones se encuentran actualmente con problemas debido al aumento de coste de las materias primas y otros factores como compañías occidentales comprando barritas no perfumadas, compañías indias que producen imitaciones, etc.[2]​ La quema de incienso está presente en India desde hace cientos de años y fue la India la que exportó la idea a China, Japón y otros países asiáticos.

La forma común de quemar incienso en India son las barras de incienso o agarbathi. Los ingredientes básicos de una barrita de incienso son: palos de bambú y pasta(Esta pasta se fabrica normalmente con polvo de carbón, serrín y polvos joss/jiggit/resina);un adhesivo creado con la corteza del árbol Litsea glutinosa o laurel indio, u otros árboles)[3]​ e ingredientes perfumados. Dichos ingredientes estarían formados, tradicionalmente, por un polvo de ingredientes molidos y mezclados denominado masala.[3]​; pero, en la actualidad, utiliza de manera más extendida perfumes y aceites esenciales[4]​ Una vez la pasta base se ha colocado en el palo de bambú se pueden seguir dos métodos: el método tradicional donde se enrolla inmediatamente en el masala cuando todavía continúa húmedo o el método actual más usado en el que, tras varios días en los que se deja secar la pasta, se sumerge en una solución de esencias.

En el incienso masala tradicional[5]​ se utilizan varias resinas como elemento de unión entre las esencias:[6]ámbar, mirra, olíbano o halmaddi, y añaden unas fragancias muy distintivas en el incienso final. Algunas resinas, como la arábiga,[7]​ pueden ser utilizadas cuando se requiere una unión que no posea fragancia por sí misma. El halmaddi es especialmente interesante para los consumidores occidentales,[8]​ debido a su asociación con el popular Satya Nag Champa,[9]​ una resina líquida de color tierra que se obtiene del árbol Ailanthus triphysa. Como muchas otras resinas, cuando está fresca es un semi-líquido viscoso, y se vuelve rígida y quebradiza conforme se evapora y envejece.[10]​ Muchos fabricantes de incienso añaden miel a la mezcla para que continúe siendo flexible. Debido a los métodos de extracción no controlada que tuvieron como resultado la muerte de muchos árboles, el Departamento Forestal de India prohibió la extracción de resina en los años 90.[11]​ Esto incrementó el precio del halmaddi así que su uso en la fabricación de incienso decreció. En el año 2011, se permitió la extracción mediante acuerdos de arrendamiento,[12]​ que aumentaron en 2013. Aunque la producción está controlada, todavía se encuentran casos de extracción indebida para vender la resina en el mercado negro.[13]

La fuente con la referencia más antigua al incienso se encuentra en el Vedas, más concretamente, en el Atharvaveda y en el Rigveda, donde se asientan las bases y se hace un llamamiento para el uso de un método uniforme en la fabricación de incienso. Aunque los textos védicos mencionan el uso del incienso para enmascarar malos olores y crear una fragancia agradable; el sistema moderno de fabricación organizada de incienso fue creado, más probablemente, por los sacerdotes medicinales de la época. Por tanto, la fabricación organizada de incienso está intrínsecamente ligada al sistema medicinal Ayurveda en el que tiene sus raíces.[14]​ El método de la fabricación de incienso con un núcleo de palo de bambú se originó en India en el siglo XIX sustituyendo, de manera masiva, el método en el que el incienso se enrollaba, extrusionaba o moldeaba, que todavía se conserva en la India para los conos o los dhoops, la mayoría de formas de incienso de Nepal/Tíbet y Japón. Otras formas principales de incienso son los conos, los troncos y la resina de benzoin (o sambirania), que son pasta de incienso con forma de pirámide, forma de tronco y después dejada a secar.

Historia[editar]

Vasija antigua con agujeros utilizada para quemar incienso.

La fuente con la referencia más antigua al incienso se encuentra en el Vedas, más concretamente, en el Atharvaveda y en el Rigveda. Era común quemar incienso para conseguir aromas placenteros, así como para su uso medicinal. Su uso en medicina es considerado la primera fase del Ayurveda, que utiliza el incienso como primer acercamiento a la curación. Debido a esto, la fabricación de incienso se llevaba a cabo casi exclusivamente por monjes.[14]

El uso específico del incienso como una herramienta de curación estaba asimilado dentro de las prácticas religiosas de la época - los comienzos del hinduismo. Mientras el hinduismo maduraba, el budismo fue fundado en India, por lo que el incienso también se convirtió en parte integral del budismo. Aproximadamente en el año 200 d.C., un grupo de monjes budistas errantes introdujeron el arte de la fabricación de incienso en China.[14][15]

Hinduismo[editar]

Los agarbatti son una parte fundamental de cualquier ritual hindú. Durante los rituales, se enciende una barra de incienso para eliminar los malos olores del ambiente. Crea un ambiente perfecto para los auspicios del ritual, llenando el aire de un olor agradable. Como liberan humo, actúan también como desinfectantes orgánicos para alejar a los insectos.[16]

Tiene algunos beneficios psicológicos. El aroma de una barra de incienso tiene poderes curativos que tienen efectos reconfortantes en la mente. Los efectos calmantes relajan la mente y ayudan a llevar a cabo el ritual con una mayor concentración. Ofrendas realizadas con una mente en calma actúan como procesos de meditación.[16]Agabartti fabricadas con núcleos de bambú no están permitidas en el hinduismo ya que, en dicha religión, está prohibido el uso del bambú. El incienso tiene su propio significado espiritual. Un palo de incienso se quema completamente convirtiéndose en cenizas y, sin embargo, consigue llenar el aire con una agradable fragancia. Este ritual denota básicamente la virtud humana y el auto-sacrificio en aras de la sociedad.[16]​ Las barras de incienso se utilizan como ambientadores en el día a día. Así también, forman parte integral de todas las ceremonias hinduistas.[17]

Ingredientes[editar]

Varios aromatizantes utilizados en la fabricación de incienso.

Los ingredientes básicos de una barrita de incienso son: palos de bambú y pasta.[18][19][20]​ Esta pasta se fabrica normalmente con polvo de carbón o serrín y polvos joss/jiggit/resina/tabu (un adhesivo creado con la corteza del árbol Litsea glutinosa o laurel indio, u otros árboles) e ingredientes perfumados.[21]​ Dichos ingredientes estarían formados, tradicionalmente, por un polvo de ingredientes molidos, pero, en la actualidad, utiliza de manera más extendida perfumes y aceites esenciales.[22]​ Una vez la pasta base se ha colocado en el palo de bambú se pueden seguir dos métodos: el método tradicional, donde se enrolla inmediatamente en el masala cuando todavía continúa húmedo o el método actual más usado, en el que, tras varios días en los que se deja secar la pasta al sol, se sumerge en una solución de esencias.

Muchos fabricantes de incienso indio siguen los principios de la Ayurveda, en la que los ingredientes pertenecientes a la fabricación de incienso se dividen en cinco clases diferentes: éter (frutas), por ejemplo anís estrellado; agua (raíces y ramas), por ejemplo sándalo, madera de agar, madera de cedro, cassia, olíbano, mirra, y borneol; tierra (raíces), por ejemplo cúrcuma, vetiver, jengibre, raíz de costus, valeriana, nardo; fuego (flores), por ejemplo clavo; y aire (hojas), por ejemplo pachuli.[14]

El halmaddi es un ingrediente cohesionador que se utiliza en la fabricación del incienso masala tradicional.[22]​ Es una resina líquida de color tierra que se extrae del árbol Ailanthus triphysa. Como otras muchas resinas, cuando está recién extraída es un líquido semi-viscoso y va volviéndose más rígida y quebradiza conforme se solidifica y envejece.[10]​ Algunos fabricantes de incienso añaden miel a la mezcla para poder hacerla más flexible.[23]

Debido a los métodos de extracción no controlada que tuvieron como resultado la muerte de muchos árboles, el Departamento Forestal de India prohibió la extracción de resina en los años 90. Esto incrementó el precio del halmaddi, por lo que su uso fue decreciendo en la producción de barras de incienso.[24][25]​ En el año 2011, se permitió la extracción mediante acuerdos de arrendamiento, que aumentaron en 2013.[26]​ Aunque la producción está todavía suficientemente controlada, todavía se encuentran casos de extracción indebida para vender la resina en el mercado negro.[27]​ Otras resinas de árbol se utilizan para ligar la mezcla como el ámbar, la mirra, el olíbano... Otros agentes, como la resina arábiga, pueden utilizarse al tener propiedades deseables para unir la mezcla, puesto que carecen de olor propio.[28][29][7]

Producción[editar]

La producción puede ser parcial o en su totalidad de forma manual, o parcial o completamente fabricada a máquina. Hay máquinas semiautomáticas para aplicar la pasta, máquinas semiautomáticas para introducir la pasta en una solución de esencias, máquina semiautomática para empaquetar, o máquinas completamente automáticas qué aplican la pasta y la fragancia, aunque el grueso de la producción está hecha enrollada manualmente en asa. Hay aproximadamente 5000 compañías dedicadas al incienso en India que toman como materia prima barritas sin olor fabricadas manualmente en casa por mujeres contratadas a tiempo parcial, les aplican su propia esencia y los empaquetan para su venta.[30]​ Un trabajador experimentado que trabaje en su casa, puede llegar a producir 4000 barras al día.[31]​ Hay unas 25 compañías principales que, juntas, copan el 30% del mercado y, unas 500 compañías, incluyendo una gran parte de esas compañías principales, están ubicadas en Bangalore.[32]​ El estado de Karnataka, conocido por ser la capital del agabarthi (barras de incienso),[33]​ es el principal productor de agabarthi en India con Mysore y Bangalore como sus principales centros de producción.[34]​ La región de Mysore es reconocida como una pionera en la fabricación del agabarthi y es uno de los principales sectores de activad de la ciudad. En los últimos años, se ha detectado un crecimiento en la fabricación de agabarthi (barras de incienso) y los Dhoop-Deep[35]​ pueden encontrarse en cualquier parte de India. Hay un gran número de manufactureras en Maharashtra and Gujrat y en el oeste de India, el mercado del agabartti está completamente dominado por ellos. A nivel nacional, los productores más prominentes son N. Ranga Rao e hijos con Cycle Pure Agarbathie[36]​ e ITC con Mangaldheep.

Dhoops[editar]

Los dhoops son incienso formado mediante la extrusión, sin núcleo de palo de bambú. Muchos dhoops tienen esencias altamente concentradas y emiten una gran cantidad de humo cuando se queman. El dhoop más conocido sea seguramente el Chanda Dhoop. Contiene una gran cantidad de sándalo.

Dhupa[editar]

Para la mayoría de los indios, el incienso toma una parte muy importante en sus rituales diarios de puja, que es una ofrenda religiosa que los hindús hacen a los dioses, especialmente al principio de una nueva aventura o empresa, o para conmemorar alguna ocasión especial. La parte del ritual conocida como Dhūpa involucra la ofrenda de incienso ante el dibujo de una deidad, como una muestra de respeto. Se cree que el humo protege de los demonios y limpia el ambiente. Están divididos.

Un sadhu quemará regularmente incienso de eta manera, como una ofrenda a Agni, dios del fuego. Para los Sadhu, el mundo está lleno de fuerzas invisibles que deben apaciguarse continuamente mediante ofrendas y rituales de limpieza. Sus fuegos sagrados, conocidos como dhuni, llevan a cabo el mismo cometido que el incienso, pero en una proporción mayor, que es transformar la material en éter. Por tanto, quemar incienso es un recordatorio del poder sagrado del fuego para transformar y concluir el viaje de todas las cosas físicas hacia el espíritu.

Véase también[editar]

Conceptos relacionados[editar]

Otros

Referencias[editar]

  1. «Incense Sticks». techno-preneur.ne. September 2009. 
  2. Raj Chengappa (15 de septiembre de 1981). «Incense sticks: The fading fragrance». indiatoday.intoday.in. 
  3. a b Jonathan Mitchell, Christopher Coles (2011). Markets and Rural Poverty: Upgrading in Value Chains. IDRC. p. 50. 
  4. Patchouli in fragrances-incense stick production from patchouli spent charge powder (PDF) 15 (1). March 2013. pp. 187-189. 
  5. Karthik Bharadwaj (April 2012). Consumer satisfaction level towards Cycle Pure Agarbattis (pdf). 
  6. Margaret Ann Lembo (8 de marzo de 2016). The Essential Guide to Aromatherapy and Vibrational Healing. Llewellyn Worldwide. p. 41. 
  7. a b «Resin». britannica.com. 
  8. Jeffrey Y. Campbell (1991). Women's Role in Dynamic Forest-based Small Scale Enterprises: Case Studies on Uppage and Lacquerware from India. Food and Agriculture Organization of the United Nations. 
  9. Akshatha M (4 de marzo de 2011). «Doom staring dhoop trees in Dakshina Kannada». deccanherald.com. 
  10. a b «29 kg halmaddi seized, two held». deccanherald.com. 24 de noviembre de 2015. 
  11. Jeffrey Y. Campbell (1991). Women's Role in Dynamic Forest-based Small Scale Enterprises: Case Studies on Uppage and Lacquerware from India. Food and Agriculture Organization of the United Nations. 
  12. Akshatha M (4 de marzo de 2011). «Doom staring dhoop trees in Dakshina Kannada». deccanherald.com. 
  13. «29 kg halmaddi seized, two held». deccanherald.com. 24 de noviembre de 2015. 
  14. a b c d Oller, David. «Incense Making». Consultado el 2 de agosto de 2013. 
  15. «History of Incense». Archivado desde el original el 25 de diciembre de 2018. Consultado el 2 de julio de 2009. 
  16. a b c http://www.boldsky.com/yoga-spirituality/faith-mysticism/2012/light-incense-hindu-customs-030266.html
  17. Bahadur, Om Lata (1996). The book of Hindu festivals and ceremonies (3rd edición). New Delhi: UBS Publishers Distributors ltd. p. 167. ISBN 81-86112-23-5. 
  18. «How To Make Agarbatti (Incense of India) at home?». 
  19. «How To Start Agarbatti Business In India?». 
  20. «Incense sticks Raw Materials In India». 
  21. Jonathan Mitchell, Christopher Coles (2011). Markets and Rural Poverty: Upgrading in Value Chains. IDRC. p. 50. Consultado el 5 de agosto de 2013. 
  22. a b Patchouli in fragrances-incense stick production from patchouli spent charge powder (PDF) 15 (1). March 2013. pp. 187-189. 
  23. Devaki Jain (1991). Women's role in dynamic forest-based small scale enterprises. Food and Agriculture Organization of the United Nations. p. 27. Consultado el 9 de septiembre de 2013. 
  24. Myforest. Forest Department, Karnataka. 1992. p. 144. Consultado el 9 de septiembre de 2013. 
  25. Akshatha M, Mangalore (4 de marzo de 2011). «Doom staring dhoop trees in Dakshina Kannada». deccanherald.com. 
  26. Bengaluru (24 de noviembre de 2015). «29 kg halmaddi seized, two held». deccanherald.com. 
  27. Niir Board (2000). Handbook On Herbal Products (Medicines, Cosmetics, Toiletries, Perfumes). National Institute Of Industrial Research. p. 174. 
  28. Carl F. Neal (8 de marzo de 2012). Incense Magick. Llewellyn Worldwide. p. 122. 
  29. Thomas Kinkele (30 de junio de 2005). Incense and Incense Rituals. Lotus Press. p. 107. 
  30. Malcolm Harper (2010). Inclusive Value Chains: A Pathway Out of Poverty. World Scientific. p. 249. Consultado el 4 de agosto de 2013. 
  31. Mark Holmström (3 Dec 2007). South Indian Factory Workers: Their Life and Their World. Cambridge University Press. p. 16. Consultado el 5 de agosto de 2013. 
  32. B. Sudhakara Reddy (1 Jan 1998). Urban Energy Systems. Concept Publishing Company. p. 84. Consultado el 5 de agosto de 2013. 
  33. Chris Devonshire-Ellis (2012). Doing Business in India. Springer. p. 154. Consultado el 2 de abril de 2013. 
  34. «Agarbathi». Archivado desde el original el 27 de febrero de 2012. Consultado el 9 de abril de 2012. 
  35. Government of India. «Agarbathi Sticks». The office of Development Commissioner (MSME). Consultado el Jan 2, 2017. 
  36. Cycle Pure Agarbathies