Incendios del 6 de septiembre de 1952 en Bogotá

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Incendios del 6 de septiembre de 1952 en Bogotá
Parte de La Violencia
Edificio El Tiempo Bogotá.JPG
Inaugurado en 1961, el Edificio El Tiempo esta ubicado en el mismo sitio de la sede destruida por el incendio.[1]
Lugar Bogotá, Colombia
Blanco(s) Partido Liberal Colombiano
Fecha 6 de septiembre de 1952
Tipo de ataque incendio

Los incendios del 6 de septiembre de 1952 en Bogotá, Colombia, fueron una serie de conflagraciones de origen criminal perpetradas por manifestantes contrarios al Partido Liberal Colombiano en el contexto del periodo conocido como La Violencia.

Los ataques afectaron a los periódicos liberales, la sede de la Dirección Nacional del Partido Liberal y las residencias de los jefes de dicha colectividad, Alfonso López Pumarejo y Carlos Lleras Restrepo.[2]

Antecedentes[editar]

Jorge Eliécer Gaitán.

La caída del poder civil derivó de la crisis que vivía el país desde el 9 de abril de 1948, día que por el caos que se vivió en la capital del país a raíz del asesinato del líder liberal Jorge Eliécer Gaitán y que se le llamó El Bogotazo.[3]

Los partidos políticos tradicionales colombianos, liberal y conservador, estaban enfrascados en un enfrentamiento desde 1925 aproximadamente y que se agravó a partir de 1948, este periodo fue conocido como La Violencia, en el que el gobierno conservador de Mariano Ospina Pérez y posteriormente Laureano Gómez, se impuso el terror en las zonas rurales dominadas por liberales debido a las policías políticas conocidas como Chulavitas en el centro del país y los paramilitares pro-conservadores conocidos como Los Pájaros, en el Valle del Cauca. En respuesta los liberales crearon guerrillas liberales y grupos de autodefensa campesinas conocidos como los cachiporros, y los comunistas también afectados crearon autodefensas comunistas.

Además de lo anterior, los mismos partidos estaban fracturados por luchas internas e intrigas, que les quitaron el apoyo popular.[4]​ Por ejemplo, el sector gaitanista estaba enfrentado con el oficialismo liberal dirigido por Eduardo Santos, y los conservadores estaba divididos entre ospinistas y laureanistas. Esta última facción era leal al presidente Laureano Gómez, quien sucedió a Ospina en unas elecciones sin rival ni garantías políticas ni de seguridad.[5]

Finalmente, la incapacidad de gobernar de Gómez, que controlaba el gobierno a través del designado Roberto Urdaneta (ya que en octubre de 1951 sufrió dos infartos que lo llevaron a ceder el poder), derivó en el apoyo creciente a un levantamiento militar. Gómez era tremendamente impopular por sus medidas dictatoriales y la radicalidad de sus ideas.[6]

Luego de su designación como presidente, Roberto Urdaneta se ganó el respeto del Ejército Nacional y en especial el del general Gustavo Rojas Pinilla, ya que Urdaneta había sido ministro de Guerra de Gómez y conocía a las Fuerzas Militares y porque invirtió parte importante del presupuesto nacional en modernizar a las tropas.

Contexto[editar]

Designatura Presidencial de Roberto Urdaneta (1951-1953)

Con la experiencia de haber sido ministro de Guerra, Urdaneta destinó importantes ingresos a la modernización de las fuerzas militares, a pesar de que intentó realizar acuerdos de paz con los insurgentes.

Se dedicó a intentar la búsqueda de la paz con los revolucionarios que habían hecho de los Llanos orientales una zona de guerra, a la que se llamaba La Revolución. El Ejército Nacional, bajo sus órdenes realizaba continuas operaciones en un intento de sofocar los brotes rebeldes y someter a las guerrillas liberales.[7][8][9]​ Así mismo se presentaron importantes ataques de las guerrillas liberales como la Toma de Orocué (Casanare) y la a emboscada de El Turpial en Puerto López (Meta),[10]

Asesinato de policías por parte de las guerrillas liberales[editar]

El 27 de agosto de 1952, seis agentes de policía murieron en un ataque perpetrado por la guerrilla liberal contra estaciones de Antioquia. El 2 de septiembre, otros cinco agentes fueron asesinados en Tolima durante otro ataque por parte también de guerrilleros liberales. En medio de la violencia bipartidista que existía en Colombia, los cadáveres de los cinco uniformados fueron trasladados a Bogotá y colocados en capilla ardiente en una división de la policía ubicada frente al Palacio de la Carrera sede del gobierno. Durante varios días se rindió homenaje a las víctimas.[11]

Los incendios[editar]

El 6 de septiembre, en presencia del presidente designado Roberto Urdaneta, se realizó el sepelio de los cinco funcionarios.[12]​ Después de asistir a las exequias,[13]​ un grupo encabezado por varios policías retornó al centro de la ciudad y la emprendió contra las instalaciones del diario El Tiempo de la avenida Jiménez con carrera Séptima. Cuando concluyó el ataque contra el periódico, el grupo buscó un nuevo blanco en la sede de la dirección del Partido Liberal Colombiano.[12]

Luego los manifestantes asaltaron las instalaciones del diario El Espectador utilizando dinamita y gasolina. Tras este tercer incendio, la jornada continuó con ataques a la casa del expresidente Alfonso López Pumarejo, situada en la calle 24 con carrera quinta, y la residencia Carlos Lleras Restrepo en carrera Séptima con calle 70. Ambos políticos eran miembros del partido liberal.[14]

Consecuencias[editar]

El 7 de septiembre, Urdaneta manifestó que no había estado al tanto de lo sucedido ya que había viajado a su casa de campo en Funza. Entretanto, López y Lleras se asilaron en la embajada de Venezuela y luego salieron hacia el exilio.[14]

El Tiempo volvió a circular el 10 de septiembre y El Espectador 16 del mismo mes.[15][12]

La muerte violenta del guerrillero Saúl Fajardo el 2 de diciembre de 1952, sumada a los incendios del 6 de septiembre demostraron que los desmanes de las fuerzas del estado hasta entonces solo imputadas en regiones distantes sometidas al control militar, podían suceder también en las calles de Bogotá.[16]​ La repercusión de estos crímenes figura como una de las causas que meses después contribuyeron al derrumbamiento del gobierno de Urdaneta.[17][18]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Proyecto del Edificio El Tiempo». El Tiempo. 2 de enero de 1960. Consultado el 18 de febrero de 2021. 
  2. Lleras de la Fuente, Carlos (27 de septiembre de 2019). «El día que quemaron la casa de Carlos Lleras Restrepo». Diners. Consultado el 18 de febrero de 2021. 
  3. Tiempo, Casa Editorial El (13 de junio de 1993). «UN GOLPE DE ESTADO CLÁSICO». El Tiempo. Consultado el 29 de abril de 2022. 
  4. «60 AÑOS DEL GOLPE DE ESTADO DE ROJAS PINILLA: EL DÍA QUE COLOMBIA TUVO TRES PRESIDENTES». El Colombiano. Consultado el 20 de julio de 2019. 
  5. Semana. «Un golpe de medio siglo». Un golpe de medio siglo. Consultado el 20 de julio de 2019. 
  6. Adolfo León Atehortúa Cruz. «El golpe de Rojas y el poder de los militares». revistas.pedagogica.edu.co. Consultado el 29 de abril de 2022. 
  7. «::Presidencia de la República de Colombia::». historico.presidencia.gov.co. Consultado el 8 de septiembre de 2020. 
  8. [https://www.colombia-sa.com/presidentes/roberto_urdaneta_arbelaez.html «Roberto Urdaneta Arbel�ez»]. www.colombia-sa.com. Consultado el 8 de octubre de 2020. 
  9. República, Subgerencia Cultural del Banco de la. «La Guerrilla Liberal». www.banrepcultural.org. Consultado el 8 de octubre de 2020. 
  10. Tiempo, Casa Editorial El (12 de julio de 2002). «HOLOCAUSTO». El Tiempo. Consultado el 20 de mayo de 2022. 
  11. Cano, Guillermo (6 de septiembre de 1953). «La jornada del 6 de septiembre». El Espectador. Consultado el 3 de octubre de 2018. 
  12. a b c «El día que incendiaron las sedes de El Espectador y El Tiempo». El Espectador. 29 de septiembre de 2016. Consultado el 3 de octubre de 2018. 
  13. «Bogota mob burns newspapers, homes». Schenectady Gazette (en inglés). 8 de septiembre de 1952. Consultado el 18 de febrero de 2021. 
  14. a b Santos, Enrique (5 de septiembre de 2012). «La historia de un sábado en llamas para la prensa colombiana». El Tiempo. Consultado el 3 de octubre de 2018. 
  15. «A nuestros lectores». El Tiempo. 10 de septiembre de 1952. Consultado el 3 de octubre de 2018. 
  16. Braun, Herbert (7 de marzo de 2004). «Laureano y Saúl». Universidad Nacional de Colombia. Consultado el 14 de marzo de 2016. 
  17. Arciniegas, German (8 de mayo de 1995). «Julio Barrenechea». El Tiempo. Consultado el 14 de marzo de 2016. 
  18. «La versión de Laureano Gómez». El Tiempo. 10 de mayo de 1987. Consultado el 14 de marzo de 2016. 

Enlaces externos[editar]