Incarlopsa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Incarlopsa
Incarlopsa.jpg
Tipo Sociedad Anónima
Industria Alimentación
Fundación 1978
Fundador(es) Hermanos Loriente Piqueras
Sede Bandera de España Tarancón, Cuenca, España
Área de operación Internacional
Productos Carne
Embutidos
Jamones
Ingresos Crecimiento 530 millones de euros (2016)[1]
Beneficio neto Crecimiento 34 millones de euros (2016)[1]
Empleados 2000
Sitio web Incarlopsa

Incarlopsa (acrónimo de Industrias Cárnicas Loriente Piqueras Sociedad Anónima) es una empresa española que tiene como actividad principal la producción y elaboración de productos cárnicos porcinos a nivel nacional e internacional. Se trata de la mayor empresa en facturación de Castilla-La Mancha[2]​ y la quinta mayor empresa del sector cárnico en España.[3]

En el ejercicio del año 2016, la empresa ingresó más de quinientos treinta millones de euros.[4]

Historia[editar]

En 1978, los hermanos de la familia Loriente Piqueras (Moisés, Clemente, Jesús y Emilio) deciden crear una empresa familiar con el nombre de Incarlopsa con el objetivo de producir y elaborar productos cárnicos porcinos.[5]

Comenzaron con un pequeño matadero en la localidad de Tarancón (Cuenca), dónde los animales se sacrificaban y despiezaban siguiendo los rudimentarios sistemas de la época. En los comienzos la comercialización de los productos de Incarlopsa se realizaba principalmente en los pueblos de alrededor de Tarancón, dónde poco a poco, se fueron creando una amplia cartera de clientes; lo que les permitió llegar cada vez a más y más provincias hasta colocar sus productos en todo el territorio nacional.

Aproximadamente fue en los años 80 cuando estos cuatro hermanos se dan cuenta de una necesaria una ampliación de las instalaciones y modernización de las tecnologías; por lo que se decide la creación de un matadero frigorífico, una sala de despiece, una fábrica de embutidos y unos secaderos de jamones.

Hoy el Consejo de Administración está constituido por miembros de la primera y segunda generación de la familia Loriente.

Instalaciones[editar]

Las instalaciones de Incarlopsa comprenden todo el proceso de elaboración de productos cárnicos. La empresa cuenta con dos mataderos en la localidad de Tarancón. Dos plantas de secadero de jamones dedicadas a la curación y deshuese de jamones, situadas en Corral de Almaguer y Olias del Rey. Sala de despiece y dehuesado, fábrica de elaborados cárnicos y productos tradicionales, planta de loncheado, fábrica de embutido ibérico, fábrica de fileteado y envasado fresco, y planta de almacén frigorífico.

La empresa también gestiona el transporte de animales vivos así como el transporte de productos acabados hasta el minorista.

Productos[editar]

Entre sus principales productos destacan: jamón serrano, salchichas, embutidos ibéricos, productos curados, cocidos, adobados, fiambres, productos pre-cocinados, ahumados, frescos y congelados.

Incarlopsa es el principal proveedor de productos cárnicos de Mercadona, a través del cual pone en venta su propia marca, y también elabora productos de marca blanca (Hacendado) para estos supermercados.[6]

Política social[editar]

La empresa se ha comprometido a aumentar el número de puestos de trabajo hasta más de dos mil empleos en la geografía nacional.[7]​ Al mismo tiempo que colabora en una campaña y fundación denominada "Proyecto Compartir" en conjunto con Obra Social La Caixa y el Ayuntamiento de Tarancón.[8]

Controversia y críticas[editar]

Incarlopsa se ha visto envuelta, en numerosas ocasiones, en diversas controversias y polémicas por sus políticas y sus prácticas. Las más importantes son:

Maltrato animal[editar]

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha acreditó el 21 de septiembre de 2017 que la empresa Incarlopsa incurrió en maltrato animal en su matadero de Tarancón desde el año 2014 hasta el año 2017. La normativa de bienestar animal, recogida en el reglamento 1099/2099 de la Unión Europea, obliga a los mataderos a sacrificar a los cerdos una vez que estén inconscientes. Para ello, es necesario que estén expuestos unos tres minutos en un pozo de CO2 para que queden completamente sedados. Pero las prisas por mantener el ritmo de producción hacían que en ocasiones los animales no tuviesen la exposición suficiente. Por tanto, asistían con consciencia al proceso del degüello y desangrado.[9]

En las instalaciones del matadero era frecuente escuchar los chillidos de los cerdos en el momento del degüello. Además, los veterinarios de Sanidad de la Junta de Castilla-La Mancha también reflejaron estas irregularidades en actas de inspección. Como la empresa no lograba sacrificar a los cerdos en estado de plena inconsciencia, llegó a utilizar descargas eléctricas para reaturdirlos antes del degüello. En algunas jornadas, la mayoría de los cerdos tenían que ser reaturdidos con esas descargas. Pero los informes también constataron que cerdos llegaban vivos al proceso de escaldado, donde son sometidos a temperaturas de 65 grados centígrados para facilitar el despelleje. El propio jefe de equipo del matadero incluso llegó a proponer el cese de la producción, según la sentencia.  Pero la empresa se negó a cumplir la orden de la administración y las recomendaciones de su personal y continuó sacrificando a los cerdos al ritmo habitual. No daba tiempo a que se sedaran por completo y los animales asistían conscientes a su sacrificio. Para defenderse de las acusaciones, la compañía cárnica argumentó que trabajaba en la construcción de un nuevo matadero donde sí se garantizaría el cumplimiento de la ley por completo.[10]

Fallecimientos en sus instalaciones[editar]

En Incarlopsa se ha producido el fallecimiento, dentro de sus instalaciones, de dos trabajadores que prestaban actividades laborales para la empresa.

El primer fallecimiento tuvo lugar el 3 de julio de 2007, cuando un trabajador falleció, como consecuencia de un accidente laboral, desangrado mientras prestaba servicios en Incarlopsa, tras cortarse la femoral con un cuchillo a la altura de la ingle. Se trataba de un varón de 49 años y nacionalidad rumana, que perdió la vida a consecuencia del corte que se produjo en la vena femoral, a la altura de la ingle, cuando realizaba tareas como matarife en la fábrica de Tarancón. Lo que dio lugar posteriormente a la celebración de una concentración por parte de Comisiones Obreras de Castilla-La Mancha, ante la sede de la patronal, en protesta por este accidente laboral.[11]

El segundo fallecimiento se produjo el 4 de noviembre de 2016, en las instalaciones de Incarlopsa en Tarancón. El Servicio de Emergencias de Castilla-La Mancha 112 recibió a las 14:19 horas el aviso por el fuerte dolor torácico que presentaba un trabajador de 41 de la empresa. Se trataba de un varón que, al parecer, sufrió una afección cardíaca que le provocó la muerte. Hasta el lugar de los hechos se desplazaron una UVI móvil, ambulancia y helicóptero. No obstante, según confirmaron desde el 112, fue un fallecimiento natural mientras estaba trabajando, los dispositivos sanitarios no pudieron hacer nada por su vida.[12]

Incendios[editar]

En Incarlopsa, desde su apertura, se han producido dos incendios por causas desconocidas en sus instalaciones de Tarancón. El primer incendio tuvo lugar el 20 de octubre de 2001 a las doce de la noche, cuando el vigilante jurado dio una alerta al oír una explosión en las instalaciones. El siniestro afectó a tres líneas de la industria, elaboración, matanza y salazón de jamones, quedando esta última totalmente destruida.[13]​ El segundo incendio en Incarlopsa tuvo lugar dos años después, exactamente se produjo el 28 de febrero de 2003, en su misma fábrica de Tarancón.[14]​ En ambos incendios se produjeron las mismas circunstancias y características. Se trataba principalmente de instalaciones envejecidas, que databan de la década de 1980, y que, posteriormente, fueron rehabilitadas con tecnologías de última generación provenientes de fondos públicos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, y del pago del seguro de responsabilidad que tenía contratada la empresa. Es el hecho de que, siete meses antes del primer incendio, Industrias Cárnicas Loriente Piqueras (Incarlopsa) firmó un acuerdo con Mercadona para poner en marcha un centro de producción para elaborar en exclusiva productos cárnicos dirigidos a la cadena valenciana de supermercados, y también el hecho de que ambos incendios se produjesen en las zonas más envejecidas, sin llegar a concluir las causas exactas de los mismos, lo que pone bajo sospecha que no fuesen incendios por motivos accidentales, sino que atendiesen a causas de otra índole.

Granjas porcinas[editar]

El consejero delegado de Incarlopsa explicó en una entrevista en el mes de Julio de 2017, que la cárnica necesitaría muchas granjas intensivas de porcino para abastecer sus planes de crecimiento. El consejero delegado de la cárnica, argumentó que las granjas de porcino responden a los planes de crecimiento de la empresa, que hace unos años vio la necesidad de tener materia prima cerca de su matadero, puesto que su objetivo es tener entre un millón y millón y medio de cerdos alrededor del matadero situado en Tarancón. Así pues, según su consejero, se tiene planificada la apertura de decenas de granjas porcinas repartidas por toda la provincia de Cuenca, cercanas a su sede central.[15]

Mientras, pueblos y Ecologistas en Acción crearon una plataforma vecinal de protesta. Según Ecologistas en Acción, este tipo de ganadería es muy novedosa" en Casilla-La Mancha, es una actividad que creará pocos puestos de trabajo y genera una gran cantidad de purines que derivan en problemas medioambientales en comarcas enteras, como así ha pasado en Cataluña. En esta región, según Carlos Villeta, portavoz de la organización en Cuenca, se rechazó de plano la instalación de granjas intensivas, y además apuntó directamente al Gobierno regional como responsable de la proliferación de estas granjas, puesto que está subvencionado con hasta 100.000 euros por puesto de trabajo estas instalaciones. De hecho, afirmó que de no haber subvenciones jamás se instalarían.[16]

Declaraciones[editar]

El presidente de Incarlopsa dio lugar, con sus declaraciones, el 22 de febrero de 2018 a una nueva crisis en el sector cárnico, al asegurar que la cría de cerdos en las dehesas “es una guarrería”. Él mismo aseguró que la cría de cerdos en la dehesa “está muy bien vista pero es una guarrería”. Asegurando que los animales en el campo comen "lo que se pueda: una rata o un pájaro”. Con esta declaración, el empresario millonario, uno de los artífices de la fortuna levantada por la familia Loriente Piqueras, quería defender al cerdo de granja, pero terminó atacando a los ganaderos que crían cerdos en el campo, incluidos los ibéricos de bellota. Las declaraciones tuvieron consecuencias en su principal cliente, Mercadona, del que depende el 80% de su facturación anual, cuando un consumidor llamó al servicio de sugerencias de Mercadona para quejarse por las declaraciones del presidente de Incarlopsa. Posteriormente esta empresa anunció que haría un comunicado público para matizar las declaraciones de su presidente.[17]

Referencias[editar]

  1. a b Incarlopsa. «Profile». 
  2. Díaz, José Carlos Vicente. «Incarlopsa es la primera empresa de Castilla-La Mancha en facturación». carnica.cdecomunicacion.es. Consultado el 19 de abril de 2017. 
  3. «Ranking Empresas Elaboración de productos cárnicos y de volatería | Ranking Empresas». Directorio Ranking Empresas - Ranking de las principales empresas españolas. Consultado el 19 de abril de 2017. 
  4. «http://www.incarlopsa.es/noticias/show/82-incarlopsa-bate-records». www.incarlopsa.es (en inglés). Consultado el 19 de abril de 2017. 
  5. «Incarlopsa - Historia». www.incarlopsa.es (en inglés). Consultado el 19 de abril de 2017. 
  6. «http://www.incarlopsa.es/noticias/show/75». www.incarlopsa.es (en inglés). Consultado el 19 de abril de 2017. 
  7. «Incarlopsa creará 500 puestos de trabajo en los próximos años». Consultado el 19 de abril de 2017. 
  8. «Incarlopsa, La Caixa y el Ayuntamiento de Tarancón renuevan el proyecto "Compartir" - Noticias de Tarancón - Tarancóndigital.es». www.tarancondigital.es. Consultado el 19 de abril de 2017. 
  9. «Maltrato animal en la sede del carnicero de Mercadona». Economiadigital (ed. general). Consultado el 15 de marzo de 2018. 
  10. AgroCLM (28 de junio de 2017). «Inaugurado el nuevo matadero de porcino de Incarlopsa, en Tarancón (Cuenca) - AgroCLM». AgroCLM. Consultado el 15 de marzo de 2018. 
  11. Press, Europa (3 de julio de 2007). «Fallece un trabajador de Incarlopsa en Tarancón (Cuenca) tras cortarse la femoral a la altura de la ingle». europapress.es. Consultado el 16 de marzo de 2018. 
  12. Cuenca, La Tribuna de. «Un hombre de 41 años fallece en las instalaciones de Incarlopsa». La Tribuna de Cuenca. Consultado el 16 de marzo de 2018. 
  13. Mancha, Gobierno de Castilla-La. «Incendio en las instalaciones de Incarlopsa en Tarancón BONO ANIMA A EMPRESA Y TRABAJADORES A SUMAR FUERZAS PARA REINICIAR LA ACTIVIDAD CUANTO ANTES». www.castillalamancha.es. Consultado el 16 de marzo de 2018.  Texto « Gobierno de Castilla-La Mancha» ignorado (ayuda)
  14. revistaaral.com. [http://www.revistaaral.com/es/notices/2003/03/un-nuevo-incendio-situa-a-incarlopsa-ante-otro-plan-de-regulacion-de-empleo-56265.php?page_cii729=2&IDC=1 «Un nuevo incendio sit�a a Incarlopsa ante otro plan de regulaci�n de empleo»]. revistaaral.com. Consultado el 16 de marzo de 2018. 
  15. García, Carmen (11 de julio de 2017). «"Nuestro objetivo es tener un millón de cerdos alrededor del matadero"». Cadena SER. Consultado el 16 de marzo de 2018. 
  16. García, Carmen (10 de julio de 2017). «¿Es perjudicial la instalación de granjas porcinas intensivas en Cuenca?». Cadena SER. Consultado el 16 de marzo de 2018. 
  17. «El carnicero de Mercadona la lía con los cerdos 'come-ratas'». Economiadigital (ed. general). Consultado el 16 de marzo de 2018.