Ignacio Pinazo Camarlench

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Ignacio Pinazo»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Ignacio Pinazo: Autorretrato

Ignacio Pinazo Camarlench (Valencia, 11 de enero de 1849 - Godella, 18 de octubre de 1916) fue un pintor español. Es uno de los más destacados artistas valencianos de fin de siglo, de estilo impresionista.

Vida[editar]

Pinazo nació en el seno de una familia humilde, con lo que se vio obligado desde muy joven a contribuir con diferentes ocupaciones al sostenimiento de su familia. Solo había cursado el octavo año en la escuela cuando su madre murió de cólera en una de las pandemias que asolaron España. Entre los diversos empleos que tuvo están el de platero, decorador de azulejos y pintor de abanicos. Después de la muerte de su padre pasó a vivir con su abuelo y empezó a estudiar en 1864 en la Academia de Bellas Artes de San Carlos (Valencia). Durante esta época se ganaba la vida como sombrerero. Comenzó su formación artística a los 21 años, consiguiendo su primer éxito tres años más tarde, en Barcelona. En 1871, por primera vez, presentó obras en la Exposición Nacional de Bellas Artes. Estuvo dos veces en Roma, la primera gracias a la venta de un cuadro (1873), la segunda becado (de 1876 a 1881). Allí comenzó sus grandes producciones de historia, alejadas de los convencionalismos del género. En esta primera parte de su carrera pintó cuadros de carácter academicista.

A partir de 1874 comenzó una línea pictórica más íntima e impresionista. Cuando regresó a su ciudad natal, abandonó los temas históricos y en su lugar comenzó a pintar temas familiares, desnudos y escenas de la vida cotidiana. Se le considera precursor, en temas y estilo, de Joaquín Sorolla y Bastida y de Francisco Domingo, tanto en el tema como en el estilo. De hecho, se dedicó sistemáticamente a llevar al lienzo o la tabla aquellas escenas de la vida cotidiana que observaba diariamente, como su obra Los Mayos (Museo Carmen Thyssen Málaga). En esta obra, los elementos realistas se funden con los simbolistas y una prioritaria obsesión por definir el espacio mediante el tratamiento del color y los juegos de luces y sombras.

Debido a una epidemia de cólera en Valencia, Pinazo marchó en 1884 temporalmente a Bétera, concretamente a «Villa María», la casa de campo del banquero y mecenas José Jaumandreu. Desde 1884 hasta 1886 enseñó en la Escuela de Valencia. Recibió muchos encargos de la aristocracia valenciana; entre sus clientes estuvo la Marquesa de Benicarló.

En las exposiciones nacionales de arte Pinazo logró, en 1881 y 1885, una medalla de plata, y en 1897 y 1899, medalla de oro. En 1896 ingresó como académico en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. Consagrado como el primer retratista del país, tras recibir la primera de medalla de la exposición nacional de 1897, también realizó, en años sucesivos, retratos oficiales como los del ministro Juan Francisco Camacho, el presidente del Congreso de los Diputados, Francisco Romero Robledo, y del entonces joven rey Alfonso XIII. En 1900 intervino en la decoración de la escalinata del palacete de Don José Ayora, en compañía de Antonio Fillol, Peris Brell, Ricardo Verde y Luis Beüt.

En 1903 fue nombrado académico de San Fernando. Recibió una medalla real, y en 1912 la ciudad de Valencia le dedicó una calle.

De su matrimonio con Teresa Martínez Montfort, por la que sentía gran afecto, tuvo dos hijos, Ignacio y José, que más tarde se convirtieron también en pintores.

Obra[editar]

Anochecer en la escollera III, 1898-1900

Ignacio Pinazo trabajó con colores oscuros, como el negro, el marrón y los colores terrosos, así como la brillante paleta típica del impresionismo. En sus obras, a menudo se reconocen pinceladas rápidas. Según explica Pérez-Rojas, el virtuosismo de Pinazo con técnicas afines al impresionismo parece deberse a su procedencia de un medio proletario y a que en su juventud había trabajado en varios oficios, que, posiblemente, le familiarizaron con un manejo más directo de los materiales y de las formas. Goya es uno de los referentes del pasado que interpreta de forma diferente a la de sus contemporáneos. El estudio de la afinidad con la pintura del aragonés universal es ineludible para introducirse en el universo de Pinazo.

A partir de su primera estancia en Italia, desarrolla en cascada visiones y anotaciones más impresionistas. Va desarrollando un informalismo emocional, autónomo y expresivo que, progresivamente, va dominando el conjunto de su obra. De ser una artista que bebe de la cultura del naturalismo, evoluciona hacia visiones y tensiones más psicológicas y emotivas con el cambio de siglo.

El mismo Pérez-Rojas como comisario de la exposición Ignacio Pinazo y las vanguardias, afinidades electivas, una de las varias celebradas en 2016 con motivo del centenario del pintor, analiza la intuición de Pinazo, y su capacidad de abstracción y su impulso creativo, el valor expresivo del gesto y la importancia y la autonomía de la pintura, así como su personalidad artística compleja y aglutinante, que hasta ahora no se había visualizado con protagonistas de la modernidad internacional. Estamos ante un artista que, a pesar de la entidad de su obra, está ausente en el relato dominante de la creación europea de finales del siglo XIX. Jacinto Benavente escribió sobre él: En la inquietud un tanto anárquica de nuestra moderna pintura, entre las oscilaciones de la moda, la influencia de fuertes individualidades, los titubeos de unos y las afirmaciones prematuras de otros, Pinazo ha sido uno de los grandes y seguros artistas, fieles a la realidad objetiva del arte que, sobre modas y gustos pasajeros, son como estrellas fijas, guías infalibles del camino cierto.


Obras de Pinazo en el Museo del Prado (Madrid):

Los últimos momentos del rey Don Jaime el Conquistador en el acto de entregar su espada a su hijo Don Pedro.
Óleo sobre tela, 304 X 418 cm, Museo del Prado, 1881.
  • Desnudo de mujer, óleo sobre lienzo, 27 x 39 cm, 1902
  • Torero, óleo sobre tabla, 20 x 14 cm, 1881
  • Ignacio, hijo del artista, óleo sobre lienzo, 47 x 40 cm, 1885
  • Niña con una muñeca, óleo sobre lienzo, 69,5 x 51 cm, hacia 1890
  • Desnudo femenino, óleo sobre tabla, 31 x 20 cm, 1894
  • El infante don Pedro, arrodillado (Estudio para Últimos momentos del rey don Jaime), óleo sobre lienzo, 82 x 52 cm, 1879
  • La fiesta, óleo sobre lienzo, 80 x 100 cm, 1890
  • Ignacio, hijo del artista, semidesnudo, óleo sobre lienzo, 65 x 63 cm, 1890
  • Ofrenda de flores, óleo sobre tabla, 30 x 24 cm, 1898
  • Ignacio, hijo del artista, sentado, óleo sobre lienzo, 65 x 53 cm, 1887
  • Autorretrato, óleo sobre lienzo, 57 x 45 cm, 1901
  • Ignacio, hijo del artista, de perfil, óleo sobre lienzo, 54 x 48 cm, 1890
  • Ignacio, hijo del artista, óleo sobre lienzo, 42 x 37 cm, 1892
  • Ignacio, hijo del artista, óleo sobre lienzo, 40 x 32,5 cm, hacia 1891
  • La lección de memoria, óleo sobre lienzo, 107 x 107 cm, 1898
  • Barca en la playa de Cabañas (Valencia), óleo sobre lienzo, 22 x 35 cm, 1880
  • Fauno (Desnudo infantil), óleo sobre tabla, 10,5 x 18,5 cm, 1888
  • Desnudo de mujer, óleo sobre tabla, 23 x 38 cm, 1895
  • A la orilla del estanque, óleo sobre tabla, 19 x 41 cm, hacia 1890
  • Niña, óleo sobre lienzo, 31 x 54 cm, 1890 - 1895
  • Autorretrato, óleo sobre lienzo, 83 x 61 cm, 1895
  • Chicos dibujando, óleo sobre lienzo, 34 x 58 cm, 1890
  • Manola con mantilla blanca, óleo sobre lienzo, 83 x 59 cm, hacia 1885
  • Últimos momentos del rey don Jaime el Conquistador en el acto de entregar su espada a su hijo don Pedro, óleo sobre lienzo, 304 x 418 cm, 1881
  • Un monaguillo solfeando, óleo sobre lienzo, 70 x 106 cm, 1891
  • Alfonso XIII, cadete, óleo sobre lienzo, 225 x 146 cm, 1901
  • José haciendo pompas de jabón / José haciendo pompas, carboncillo y tinta marrón sobre papel, 125 x 166 mm, h. 1883
  • José junto a un cortinaje, carboncillo sobre papel, 170 x 125 mm, firmado, 1883
  • Últimos momentos del rey don Jaime I (?), lápiz sobre papel verjurado, 164 x 120 mm, 1881
  • Hombre con carreta a las afueras de una ciudad / Paisaje: dos retratos de Teresa de perfil, lápiz sobre papel, 164 x 125 mm
  • Niño recostado y niño con pelota (José e Ignacio), carboncillo sobre papel, 127 x 170 mm, h. 1883
  • Interior con Teresa / Tres gatos, lápiz sobre papel, 125 x 155 mm, 1873
  • Madre con niño y sonajero (Teresa e Ignacito) / Torso de José, lápiz sobre papel, 171 x 131 mm, h. 1883
  • Madre jugando con niño, lápiz sobre papel, 171 x 131 mm, h. 1883
  • José sentado de espaldas junto al piano, 170 x 130 mm
  • Ignacito, carboncillo y lápiz sobre papel, 125 x 172 mm, firmado, 1883
  • José haciendo pompas de jabón / Niño recostado de espaldas, carboncillo y lápiz sobre papel, h. 1883
  • Cuaderno de dibujos, 65 dibujos a lápiz, 5 aguadas y 3 páginas de texto, 110 x 155 mm
  • Cuaderno de dibujos, 44 dibujos (8 de ellos a doble página) a lápiz y 4 páginas de texto, 120 x 185 mm

Otras obras son:

Entre otros museos su obra puede contemplarse en el Museo del Prado (Madrid), Museo Nacional de Arte de Cataluña - MNAC (Barcelona), Museo de Bellas Artes de Valencia, Basílica de la Asunción en Cieza (Murcia) etc, si bien la mayor colección de obras de Pinazo se encuentra en el Instituto Valenciano de Arte Moderno - IVAM (Valencia), con más de cien cuadros y de seiscientos dibujos que, en parte, proceden de su familia.

Referencias[editar]

  • Sobre la obra de Pinazo:
    • Pérez Rojas, Javier; Alcaide Delgado, José Luis., Ignacio Pinazo en la colección del IVAM Valencia 2001 ISBN 84-8003-272-3
    • Gracia Beneyto, C., La imatge del pensament : el paisatge en Ignacio Pinazo Valencia 2001 ISBN 84-89413-94-0
    • Martín de Argila, M., Ignacio Pinazo : los inicios de la pintura moderna Madrid 2005 ISBN 84-89455-88-0
    • Pérez Rojas, F. J., Ignacio Pinazo Camarlench : historia, estudios e impresiones Valencia 2006 ISBN 84-7579-140-9

Enlaces externos[editar]