Ignacio Andrade

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ignacio Andrade
Ignacio Andrade 2.jpg

Coat of arms of Venezuela.svg
20.° Presidente de los Estados Unidos de Venezuela
20 de Febrero de 1898-23 de octubre de 1899
Predecesor Joaquín Crespo
Sucesor Cipriano Castro

Presidente del Estado Falcón
1883-1885

Senador por el Estado Falcón
1886-1886

EscudoMiranda.jpg
Presidente del Estado Miranda
1893-1893

Información personal
Nacimiento 31 de julio de 1839
Merida, Estado Merida
Fallecimiento 17 de febrero de 1925
Macuto, Estado Vargas
Nacionalidad Venezolana
Partido político Partido Liberal
Información profesional
Ocupación Militar, Político
Firma Ignacio Andrade signature.JPG
[editar datos en Wikidata]

Ignacio Andrade Troconis (Merida, Merida, 31 de julio de 1839 - Macuto, Vargas, 17 de febrero de 1925), fue un militar y político venezolano, Presidente de la República desde el 20 de febrero de 1898 al 23 de octubre de 1899.


Hijo del general José Escolástico Andrade, que había luchado en las guerras de la Independencia, debido a su linaje militar pudo incorporarse prontamente a la actividad castrense y adentrase en la vida política. Realizó estudios militares en Alemania y Estados Unidos; después de lo cual retornó a su país y se concentró en su carrera militar. Aunque no se tienen registros detallados de la misma, para 1873 figura en las filas del ejército del general Venancio Pulgar; posteriormente accede al grado de general.


Miembro del Partido Liberal, se desempeñó como Presidente del estado Falcón entre 1883 y 1885, y al año siguiente es nombrado Senador por el mismo estado, que comprendía entonces los territorios actuales de Falcón y Zulia (1886). Luego, ejerció los cargos de gobernador del Distrito Federal (octubre 1892), ministro de Instrucción Pública (marzo 1893), diputado por el Gran Estado Miranda (abril 1893), ministro de Obras Públicas (junio 1893) y presidente del Gran Estado Miranda, formado en ese entonces por los actuales estados de Aragua, Miranda, Nueva Esparta y Guárico (1894-1897). Desempeñándose en este último cargo, fue propuesto como el candidato oficial del gobierno de Joaquín Crespo para las elecciones a realizarse el 1 de septiembre de 1897.


En unos comicios tildados de fraudulentos, Andrade obtuvo una amplia victoria sobre el general José Manuel Hernández, principal figura de la oposición. En consecuencia, el triunfo electoral de Andrade se produjo dentro de un clima político de crispación, el cual desembocó en el movimiento insurreccional conocido como La Revolución de Queipa, que lideró el mencionado José M. Hernández.


Durante el desarrollo de las acciones bélicas que comenzaron el 23 de febrero de 1898 y se extendieron hasta el 12 de junio del mismo año, se produjo un suceso inesperado que afectó de manera negativa a la correlación de fuerzas que rodeaban a Andrade: la muerte de Joaquín Crespo. En efecto, como consecuencia de la desaparición del escenario político de Crespo, tras su deceso en el combate de Mata Carmelera (16 de abril de 1898), una gran cantidad de caudillos vieron la oportunidad de alcanzar el poder, incluyendo al propio general Ramón Guerra, quien en su cargo de Ministro de Guerra había capturado a José M. Hernández, y luego se alzó en contra del gobierno de Ignacio Andrade, aunque resultó derrotado.


Aparte de los movimientos insurreccionales que tuvieron lugar, durante la gestión administrativa de Andrade se experimentaron serias dificultades económicas –motivadas en gran parte por la baja internacional del precio del café, producto que representaba más del 80 por ciento de las exportaciones de Venezuela-, la desconfianza de ciertos círculos políticos, la oposición a las reformas constitucionales que intentó promulgar y una grave epidemia de viruela. Como aspectos positivos de su gobierno se pueden mencionar la creación del Ministerio de Agricultura, para lograr el desarrollo de los recursos del campo, y la firma del laudo que decidió la cuestión de límites con la Guayana Inglesa, el 3 de octubre de 1899.


Finalmente, Andrade fue derrocado a fines de octubre de 1899 por la llamada Revolución Restauradora, liderada por Cipriano Castro, la cual triunfó sin que las fuerzas gubernamentales hicieran un gran esfuerzo por sofocarla.


Una vez fuera del poder, Ignacio Andrade se exilió en Puerto Rico, donde escribió una obra acerca del movimiento que lo derrocó, titulada ¿Porqué triunfó la Revolución Restauradora?, publicada 30 años después de su muerte (1955).


La amnistía del 19 de noviembre de 1903 le permitió regresar a Venezuela, donde colaboró con el gobierno de Cipriano Castro, en calidad de embajador en Cuba y como Superintendente de la Renta de Licores en el Distrito Federal. Participó también con el gobierno de Juan Vicente Gómez, esta vez en calidad de ministro de Relaciones Exteriores, entre 1916 y 1917; y de Relaciones Interiores, entre 1917 y 1922.