Iglesia ortodoxa ucraniana - Patriarcado de Kiev

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Iglesia ortodoxa ucraniana del Patriarcado de Kiev
Українська Православна Церква Київського Патрiархату
St. Volodymyr's Cathedral in Kiev.jpg
Iglesia de San Volodýmyr en Kiev.
Autocefalía/Autonomía 1992
Reconocimiento No reconocida
Primado actual Filaret Denisenko
Sede Kiev, Ucrania
[editar datos en Wikidata]

Iglesia ortodoxa ucraniana del Patriarcado de Kiev, secesionada de la Iglesia ortodoxa rusa y no reconocida por ninguna Iglesia ortodoxa canónica, está liderada actualmente por el Patriarca Filaret I, quien sucedió a Volodýmyr I. Fue electo el 22 de octubre de 1995. Cuenta con 21 diócesis, 14 monasterios, 4 seminarios, y 1.977 parroquias. Su sede patriarcal se encuentra en la Catedral de San Volodýmyr en Kiev (en:St Volodymyr's Cathedral).

En el año 1997, el Patriarcado de Moscú, avalado por los demás Patriarcados ortodoxos, excomulgó y redujo al estado laical a todos los obispos, sacerdotes y diáconos que componen el autodenominado patriarcado de Kiev.[Nota 1] El Patriarcado Ecuménico de Constantinopla condenó la actitud cismática que atenta contra la Iglesia ortodoxa y sus Sagrados Cánones. Por tal motivo, carecen de Sucesión Apostólica y no celebran licita ni válidamente Sacramentos en nombre de la Iglesia.[Nota 2]

Surgimiento[editar]

La secesión de la Iglesia se produjo a raíz de la disolución de la Unión Soviética y la independencia de Ucrania. A la Iglesia ortodoxa ucraniana del Patriarcado de Kiev pertenece asimismo el Monasterio de San Miguel de las Cúpulas Doradas.

Discusión sobre su canonicidad[editar]

En el año 1997, el Patriarcado de Moscú aplicó la sanción de excomunión y expulsión del oficio clerical (denominado reducción al estado laical en el derecho canónico romano) contra los obispos rusos que crearon el autodenominado patriarcado de Kiev, entre ellos el señor Filaret. Así las cosas, el derecho canónico de la Iglesia ortodoxa considera que las personas que se identifican como clérigos en la organización "Patriarcado de Kiev" no celebran en nombre de la Iglesia, motivo por el cual se encuentran privados de Gracia para administrar sacerdotes, hecho por el cual se ha roto la Sucesión Apostólica y no tienen obispos válidos desde un punto de vista teológico.

En el 27 de mayo de 2004, el Sacro Santo Sínodo del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla y el mismo Patriarca Bartolomé I condenaron la actitud cismática de quienes integran la institución autodenominada como "Iglesia ortodoxa ucraniana - Patriarcado de Kiev". Se resolvió que se debía suspender todo tipo de cooperación en pos de la unidad, pues estaba siendo utilizado el nombre del Patriarcado Ecuménico a través de la difusión de noticias falsas tales como que se le concedería la autonomía al "patriarcado de Kiev". Categóricamente, el Patriarca Bartolomé I y el Sacro Santo Sínodo expresaron que "el Patriarcado Ecuménico desaprueba totalmente tales eventos irregulares" por atendar directamente contra la unidad de la Iglesia. En su nota, el Patriarcado consideró categóricamente que los "grupos cismáticos", es decir quienes dirigen el "patriarcado de Kiev", han tergiversado la información para aprovecharse de la buena voluntad de los piadosos fieles ucranianos.[1]

El 18 de marzo de 2015 el Sínodo de la Iglesia ortodoxa polaca tomó la decisión[2] de clausurar uno de sus monasterios, el de Santos Cirilo y Metodio en Ujkowice, eparquía de Przemyśl, por las prácticas de comunión de sacramentos que aquel tenía con clérigos del Patriarcado de Kiev.[3]

En el encuentro del Metropolitano de Lugansk y Alchevsk, cabeza de las relaciones eclesiales exteriores de la Iglesia ortodoxa ucraniana, con la delegación del Consejo Mundial de Iglesias que tuvo lugar el 18 de marzo, 2015, en el monasterio de las Cuevas de Kiev el Metropolitano de Sasima del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla dijo: "Usted mencionó el patriarcado de Kiev. En nuestra Iglesia no lo llamamos Patriarcado el "patriarcado de Kiev". Los llamamos cismáticos, para que no se produzca una opinión que los reconocemos. Pueden llamarse como quieran, pero ninguna de las Iglesias los reconoce".[4]

Invasión de Jurisdicción Canónica[editar]

Desde el año 2004 el patriarcado de Kiev inició una ofensiva contra Jurisdicciones canónicas de la Iglesia ortodoxa en América Latina. Previamente ya había iniciado acciones similares contra las autoridades de la Iglesia ortodoxa ucraniana en Canadá y en los Estados Unidos de América.

Años más tarde, los fieles de la Catedral San Jorge de Encarnación, sita en la ciudad de Encarnación, Itapúa, Paraguay, decidieron luego de medio siglo romper la comunión con las demás parroquias, clero, fieles y con el mismo obispo de la Iglesia ortodoxa ucraniana en América del Sur, Jeremías Ferens, hecho que viola los Sagrados Cánones.[Nota 3] Dicho obispo, por indicación del Patriarca ecuménico Bartolomé I es el que tiene jurisdicción canónica sobre los fieles ortodoxos ucranianos en América Latina. Tal disposición patriarcal es reconocida por la demás Iglesias canónicas, como es el caso del [[Patriarcado de Antioquía] por mencionar algunos con presencia en la región.

Así las cosas, los fieles decidieron subordinarse a la autoridad del autodenominado patriarca Filaret, expulsado del episcopado por el Patriarcado de Moscú y condenado por toda la Iglesia ortodoxa.[Nota 4] El señor Filaret envió a un hombre que se identifica como sacerdote.[Nota 5] Este funcionario viene desempeñando las funciones de párroco desde antes del año 2010.[Nota 6]

En reciente ocasiones, el señor Mijaíl que se identifica como Metropolitano de Lutsk, Ucrania, envió a un joven que él había "ordenado" diácono y posteriormente sacerdote en el año 2013. Los obispos ortodoxos de Argentina, principalmente a través del Exarca del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, declararon que la ordenación sacerdotal estaba privada de Gracia dado que quien la había celebrado carece de Sucesión Apostólica, motivo por el cual se invitó a la persona a recibir nuevamente el Sacramento del Orden Sagrado de manos de un obispo válido.

Notas[editar]

  1. Filaret was excommunicated in 1997 by Moscow and returned to the lay state. Despite various attempts by anti-Russian Ukrainian politicians speaking of the recognition, the Ecumenical Patriarch Bartholomew I, has not previously affirmed it. Although Ukrainian he has had 20 years of independence, the Kiev Patriarchate has not expanded its position, since the majority of Ukrainian parishes and monasteries belong almost entirely to the Moscow Patriarchate. Cfr. http://eponymousflower.blogspot.com.ar/search/label/Patriarch%20Filaret http://berkleycenter.georgetown.edu/people/patriarch-filaret http://www2.stetson.edu/~psteeves/relnews/9702.html http://www.biblicalstudies.org.uk/pdf/rss/25-4_393.pdf http://vv-post.com/rights/231-church-and-non-church.html http://www.aljazeera.com/indepth/features/2014/04/crimea-schism-splits-orthodox-hierarchy-20144110192223208.html Vale mencionar que Filaret ha esgrimido argumentos contra su excomunión y reducción al estado laical considerando que el Patriarca de Moscú y el Sínodo de obispos de dicho patriarcado no tiene más jurisdicción canónica sobre él. http://www.cerkva.info/en/canonical-status/213-declaracia-10-1.html http://www.themoscowtimes.com/sitemap/paid/1997/2/article/orthodox-rebels-respond-to-council/311287.html
  2. Es dable destacar que en el espíritu de gobierno colegiado de la Iglesia ortodoxa, desde que se generó el cisma en la Iglesia ucraniana, la postura de los Patriarcas ha sido unánime en repudiar la división y aclarar que la única Iglesia canónica, legítima y válida es la que está vinculada al Patriarcado de Moscú. No obstante ello, algunas autoridades Patriarcales han mencionado la necesidad de avanzar hacia la autonomía de la Iglesia ortodoxa ucraniana, pero sin dudar en condenar la actitud cismática de Filaret y sin dejar de avalar que él ha sido excomulgado y expulsado del ministerio episcopal por ser alcanzado de la pena de reducción al estado laical junto con otros clérigos mayores. http://www.interfax-religion.com/?act=news&div=3879
  3. Cfr. Regla Apostólica 74. Consultar también las siguientes normas canónicas concordantes: regla Apostólica 75; II Ecuménico 6; IV Ecuménico 21; Antioquia 12, 14, 15 y 20; Cerdeña 3 y 5; Cartagena 8, 12, 15, 28, 143, 144; Teófilo de Alejandría 9. Disponible en http://www.holytrinitymission.org/books/spanish/reglas_apostolicas.htm
  4. La decisión de los fieles tuvo una consecuencia jurídica, ya que se debió entrar en una disputa civil con el Decanato del Paraguay de la Iglesia ortodoxa ucraniana en América del Sur. Por piedad cristiana, el Decanato decidió abstenerse de entrar en contiendas legales. No obstante, esto denota que los fieles de la Catedral San Jorge de Encarnación, como se observa en los escritos judiciales, se arrogaron funciones administrativas a nivel eclesial que por derecho canónico le son propias al obispo. Cfr. Regla Apostólica 35 y sus concordantes: Reglas Apostólicas 41; IV Ecuménico 26; VI Ecuménico 35; VII Ecuménico 11 y 12; Ancira 15; Gangra 7 y 8; Antioquia 24 y 25; Cartagena 35 y 42; II de Constantinopla 7; San Teófilo de Alejandría 10; San Cirilo de Alejandría 2.
  5. Cabe aclarar que por el derecho canónico de la Iglesia ortodoxa, como la jerarquía del autodenominado patriarcado de Kiev fue excomulgada y reducida al estado laical, se ha roto la Sucesión Apostólica. Así las cosas, quienes se identifican como obispos no son tal cosa en virtud de que no fueron ordenados válidamente por ningún obispo o, si lo fueron previamente, como es el caso de Filaret, fueron expulsados de la ministerio episcopal. De tal modo, esta iglesia no tiene validez sacramental y no puede ordenar sacerdotes válidos. En consecuencia, quienes se identifican como "sacerdotes" de esta "iglesia" no tienen autoridad eclesial ni sacramental para administrar la Eucaristía, el Sacramento del Perdón, casar, bautizar, crismar, ungir a los enfermos. En conclusión, dado que no tienen Sucesión Apostólica, quienes dicen ser jerarcas de dicha institución no son clérigos sino que son laicos.
  6. Su presencia en Paraguay no es reconocida por ningún obispo ortodoxo con jurisdicción en dicho país. Por tal motivo, el único lugar en el que realiza sus cultos es en la Catedral San Jorge de Encarnación.

Referencias[editar]

Véase también[editar]