Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora (Añua)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora (Añua)
Añua - Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora 17.JPG
Tipo Iglesia
Advocación Natividad de la Virgen María
Ubicación Bandera de España Añua, España
Coordenadas 42°50′00″N 2°32′16″O / 42.8333, -2.53778Coordenadas: 42°50′00″N 2°32′16″O / 42.8333, -2.53778
Uso
Culto Iglesia católica
Diócesis Diócesis de Vitoria
Orden Clero secular
Arquitectura
Construcción Siglo XIII-siglo XVIII
Estilo arquitectónico Protogótico, Románico
[editar datos en Wikidata]

La iglesia de la Natividad de Nuestra Señora, en Añua, en el municipio de Elburgo (Álava, País Vasco, España), es un templo rural levantado en diversas etapas arquitectónicas cuyo elemento más destacado es su bello ábside del siglo XIII Protogótico de transición desde el Románico. Constituye un ejemplo singular de la arquitectura de esta época y este estilo en Álava.

Descripción[editar]

El templo, que posee una tradición de hito peregrino del antiguo Camino de Santiago Vasco del Interior, presenta planta de una única nave con dos tramos, que cierra una cebecera compuesta de presbiterio y ábside ochavado de cinco paños. En la zona septentrional están la Capilla lateral y la sacristía, espacios hoy comunicados. En el lado sur se sitúan el pórtico de acceso y la torre. Se accede al mismo cruzando un pequeño puente de piedra de un ojo.

Cabecera[editar]

Ábside y presbiterio protogóticos (s. XIII).

El ábside del siglo XIII, junto con el exterior del presbiterio de la misma época, con el que forma un único conjunto artístico, es el elemento más antiguo del edificio; las demás partes arquitectónicas fueron superponiéndose o añadiéndose a la fábrica original en posteriores centurias. El conjunto de ábside y presbiterio se configura como una estructura poligonal de siete lados que en su lado norte permanece mayormente oculta tras la sacristía. El muro norte del presbiterio y el último ochavo del ábside desaparecieron al serles adosada dicha dependencia. Esta cabecera fue construida en sillería con basamento de mampostería y su traza es ya gótica, aunque la configuración de los elementos todavía evoca el arte románico.

Conectados en las aristas que decoran finas columnillas adosadas, los paños absidales se presentan ornamentados con arquillos apuntados ciegos agrupados por parejas y apeados en finos baquetones. Los arcos gemelos impares carecen de mainel y sustentan su doble dovela central en ménsulas decoradas. En los arcos pares, estas dovelas apean en una columnilla central de las mismas características que las de los lados. Tres de los paños (el meridional del presbiterio y el primero y el tercero del ábside) cubren, en la parte inferior, vanos abiertos por ventanales, también apuntados y abocinados. Estos ventanales, que preservan muchos elementos románicos, aparecen profusamente decorados con temática mixta: iconografía y simbología de tradición románica (personajes, animales, seres fantásticos, flores estrelladas) se combinan con motivos vegetales propios del período de transición al gótico. En la parte superior, toda la cornisa, hecha con piedra moldurada, es recorrida por una serie de canes románicos. A esta cornisa primitiva se le superpuso una de ladrillo en reformas posteriores.

En el interior del templo, la nave se conecta con el presbiterio y este con el ábside mediante dos arcos torales ojivales que voltean en pilastras con columnas adosadas y decoradas con capiteles florales y zoológicos. Los muros interiores del ábside conservan restos de pinturas medievales que quedaron al descubierto al trasladarse el Retablo Mayor a la Capilla.

Restante arquitectura[editar]

Detalle de uno de los ventanales del ábside.

Si la cabecera, ábside y presbiterio, se remontan al siglo XIII avanzado, el resto del cuerpo del templo fue rehecho en el siglo XVI, en época renacentista. A este período corresponden el tramo central y el coro a los pies, que recubren bóvedas nervadas con claves y cuyos plementos presentan unas pinturas de grisalla con vírgenes, apóstoles y santos. Gótico-renacentista es también la Capilla de los Otazu-Guevara, o de San Sebastián. La portada de acceso al templo, bajo pórtico y formada por tres arquivoltas baquetonadas y apuntadas con mínima decoración, es gótica, del siglo XV. La sacristía fue edificada a principios el siglo XVII. La torre original fue levantada en el último tercio del siglo XVI por los canteros Martín de Elguea y Hernando de Argandoña, dos canteros locales. En 1759, su ruinoso estado requirió una intervención de urgencia que fue llevada a cabo por Juan de Echavarría, Domingo de Aguirre y Francisco de Arrilucea, dando como resultado una torre de dos cuerpos, el inferior cuadrado y el superior octogonal.

Mobiliario interior[editar]

El Retablo Mayor, dorado y de tres cuerpos, se adscribe al primer barroco del primer tercio del siglo XVII. En sus tres calles se ubican imágenes de los Santos Juanes, San Joaquín, la Virgen María (titular del templo y colocada por tanto en la parte central), San José, Santo Domingo, San Francisco y, en la parte superior, el Calvario. Hoy se encuentra en la Capilla de los Otazu-Guevara. Los retablos laterales, actualmente situados a los pies de la iglesia, están dedicados a la Virgen del Rosario y a Santa Catalina; son obras plenamente barrocas, de finales del XVII. Merece especial atención el Tríptico de San Sebastián, en el presente sacado de la Capilla a la que pertenecía para dejar espacio al Retablo Mayor, con esculturas y pinturas de mediados del siglo XVI.

Bibliografía consultada[editar]

  • PORTILLA, Micaela Josefa y VVAA. Catálogo Monumental Diócesis de Vitoria. Publicaciones del Obispado de Vitoria y de la Obra Cultural de la Caja de Ahorros Municipal de Vitoria, tomos I a IX, 1967-2001.

Enlaces externos[editar]