Iglesia católica antigua

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Iglesia católica antigua o veterocatólica es un grupo de iglesias cristianas que se separó de la Iglesia católica en el siglo XIX y cuyos integrantes son llamados viejos católicos. Actualmente, las iglesias veterocatólicas de los diversos países se agrupan en la Unión de Utrecht, con un total de unos 2 300 000 miembros.[cita requerida] Están en plena comunión con las Iglesias anglicanas.

Surgió a partir de 1871, cuando, en el contexto del Kulturkampf, algunos intelectuales católicos de Austria, Suiza, Polonia y Alemania rechazaron la doctrina de la infalibilidad papal, proclamada en el Concilio Vaticano I (1869-1870). Los viejos católicos respetan el ministerio del Papa como obispo de Roma, pero no lo reconocen como la única persona que tiene la potestad de definir la doctrina en cuestiones de fe y moral, debido a la no creencia en la doctrina de la infalibilidad papal. Una figura importante en el desarrollo de la doctrina veterocatólica fue Elias C. Lubvman, historiador especializado en el cristianismo primitivo.

La doctrina veterocatólica abarca un conjunto de creencias y costumbres distintas de la Tradición de la Iglesia Católica Apostólica Romana. Algunos de los elementos dogmáticos que se pueden considerar característicos de esta tendencia podrían ser que se aceptan mujeres como sacerdotes, que no creen en la Inmaculada Concepción y que no se considera necesaria la confesión para la remisión de los pecados graves.

En su disciplina, administración y procedimiento, los viejos católicos se diferencian de la Iglesia católica en varios aspectos. Por ejemplo, el celibato sacerdotal es opcional, los varones casados pueden ser ordenados y en ocasiones el clérigo puede contraer matrimonio después de la ordenación, con previo consentimiento episcopal. La expresión litúrgica es una cuestión determinada por el obispo ordinario. Por lo tanto, algunas viejas comunidades católicas han adoptado la renovación litúrgica promulgada después del Concilio Vaticano II y mantienen la Liturgia Tridentina en latín o aceptan traducciones a lenguas contemporáneas. Hay viejas parroquias católicas de rito oriental que siguen la liturgia antigua.

Deferencias entre católicos y veterocatólicos[editar]

Católicos Veterocatólicos
Principal líder del culto y sede principal. Bajo el papado (Francisco) del Vaticano. Según cada iglesia nacional bajo la Unión de Utrecht
Promueve el celibato clerical Si No.[1]
Promueve la familia monogámica Si Si
Postura sobre el uso de anticonceptivos. Solo permite métodos anticonceptivos naturales[2] dentro del matrimonio.[3] [4] Permite todo tipo de anticoncepción incluyendo la píldora del día después.[5] [6]
Aceptación del estilo de vida y práctica de actos homosexuales entre sus fieles: No.[7] [8] [9] Si.[5] [6]
Aceptación de la ordenación sacerdotal femenina No.[10] [11] Si.[5] [6] [12]
Práctica de la Liturgia de la Misa Tridentina Si, en lenguas vernáculas. Si, en lenguas vernáculas.
Aceptación de los siete sacramentos Si Si
Aceptación de los concilios ecuménicos Si Si, los primeros ocho.[1]
Aceptación de los credos niceno y atanasiano Si Si
Aceptación de textos Deuterocanónicos Si No.[1]
Aceptación de la infalibilidad pontificia Si No.[1]
Aceptación de la asunción de María Si No.[1]
Aceptación de la inmaculada concepción Si No.[1]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

  • a b c d e f «Los Veterocatólicos». Catholic.net. Consultado el 29 de febrero de 2016. 
  • AA.VV. (a cargo de A. López Trujillo y E. Sgreccia), Metodi naturali per la regolazione della fertilità: l'alternativa autentica. Atti del Convegno organizzato dal Pontificio Consiglio per la Famiglia. Roma, 9-11 dicembre 1992, Vita e pensiero, Milán 1994. «A la luz de una antropología que se niega a separar alma y cuerpo, el acto sexual se muestra ya como expresión del don total de la persona a la persona. Por este motivo se subraya que la anticoncepción, obstáculo voluntariamente opuesto al nacimiento de la vida, altera la relación de amor auténtico entre los cónyuges.... En cambio, ese obstáculo no existe en los métodos naturales, que respetan el cuerpo y están abiertos a la vida. Hemos constatado los progresos realizados en los últimos años en este campo. El valor altamente científico de los métodos naturales se reconoce cada vez más.»
  • Cardenal Alfonso López Trujillo, Presidente del Pontificio Consejo para la Familia 1 de diciembre de 2003, Los valores de la familia contra el sexo seguro
  • Cardenal Alfonso López Trujillo, Presidente del Pontificio Consejo para la Familia Ciudad del Vaticano, 13 de mayo 1996, Preparación al sacramento del matrimonio: «Por consiguiente, no será éste un tiempo solo de profundización teórica, sino también un camino de formación en el que, con la ayuda de la gracia y la huida de toda forma de pecado, los novios se preparen a donarse como pareja a Cristo que sostiene, purifica y ennoblece el noviazgo y la vida conyugal. Así adquiere pleno sentido la castidad prematrimonial y descalifica las convivencias previas, las relaciones prematrimoniales y otras expresiones como el mariage coutumier en el proceso del crecimiento del amor.»
  • a b c «¿Qué aspecto tendría un cisma católico alemán? - Dwight Longenecker». InfoCatólica. Consultado el 29 de febrero de 2016. 
  • a b c Jornada, La. «Infalible - La Jornada». www.jornada.unam.mx. Consultado el 29 de febrero de 2016. 
  • J. Michael Miller, CSB Arzobispo tit. de Vertara Secretario, Congregación para la educación católica, Roma, 4 de noviembre de 2005; Instrucción sobre los criterios de discernimiento vocacional en relación con las personas de tendencias homosexuales antes de su admisión al seminario y a las órdenes sagradas, Página web oficial del Vaticano. Consultado 12 de enero de 2010 «Desde el Concilio Vaticano II hasta hoy diversos documentos del Magisterio y especialmente el Catecismo de la Iglesia Católica han confirmado la enseñanza de la Iglesia sobre la homosexualidad. El Catecismo distingue entre los actos homosexuales y las tendencias homosexuales.... Respecto a los actos enseña que en la Sagrada Escritura éstos son presentados como pecados graves. La Tradición los ha considerado siempre intrínsecamente inmorales y contrarios a la ley natural. Por tanto, no pueden aprobarse en ningún caso.}}
  • Cf. Catecismo de la Iglesia Católica (edición típica, 1997), nn. 2357-2358. Cf. también los diversos documentos de la Congregación para la Doctrina de la Fe: Declaración acerca de ciertas cuestiones de ética sexual Persona humana (29 de diciembre de 1975)
  • Carta sobre la atención pastoral a las personas homosexuales Homosexualitatis problema (1 de octubre de 1986); Respecto a la inclinación homosexual, la Carta Homosexualitatis problema afirma: {{cita|La particular inclinación de la persona homosexual, aunque no sea en sí un pecado, constituye sin embargo una tendencia, más o menos fuerte, hacia un comportamiento intrínsecamente malo desde el punto de vista moral. Por este motivo la inclinación misma debe ser considerada como objetivamente desordenada (n. 3).»
  • Cf. PABLO VI, Rescripto a la Carta del Arzobispo de Cantórbery, Revdmo. Dr. F.D. Coogan, sobre el ministerio sacerdotal de las mujeres, 30 de noviembre de 1975: AAS 68 (1976), 599-600: «Your Grace is of course well aware of the Catholic Church's position on this question. She holds that it is not admissible to ordain women to the priesthood, for very fundamental reasons. These reasons include: the example recorded in the Sacred Scriptures of Christ choosing his Apostles only from men; the constant practice of the Church, which has imitated Christ in choosing only men; and her living teaching authority which has consistently held that the esclusion of women from the priesthood is in accordance with the God's plan for his Church"|(p. 599)»
  • Cf. CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE, Declaración Inter insigniores sobre la cuestión de la admisión de las mujeres al sacerdocio ministerial, 15 de octubre de 1976: AAS 69 (1977), 98-116.
  • «Information  >  Frauenordination • Katholisches Bistum der Alt-Katholiken in Deutschland». www.alt-katholisch.de. Consultado el 29 de febrero de 2016.