Idioma protonórdico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Protonórdico
Región Escandinavia, convertido en el Nórdico antiguo desde el siglo VIII
Escritura Futhark antiguo
Estatus oficial
Oficial en Ningún país
Regulado por No está regulado
Códigos
ISO 639-1 ninguno
ISO 639-2 gem
ISO 639-3

El protonórdico (también denominado escandinavo antiguo, germánico protonórdico y nórdico primitivo) fue una lengua indoeuropea hablada en Escandinavia que se cree que evolucionó a partir del protogermánico durante los primeros siglos de nuestra era. Se trata de la primera etapa específica de la lengua germánica septentrional, y la lengua de las antiguas inscripciones escandinavas escritas en futhark antiguo, hablada entre el siglo III y el siglo VII aproximadamente (correspondiéndose con el final de la edad de hierro romana y los comienzos de la edad de hierro germánica). Se fraccionó en los dialectos del nórdico antiguo a comienzos de la época vikinga.

Fonología[editar]

Acento[editar]

El acento caía en la primera sílaba. Se ha propuesto que el protonórdico además tendría acento tonal heredado del proto-indoeuropeo y que habría derivado en los acentos tonales del sueco y el noruego modernos.[1] [2] Una reciente teoría propone que todas las sílabas largas y las sílabas cortas de forma alternada recibirían acento tonal.[3] Otros lingüistas piensan que las primeras distinciones tonales no aparecieron hasta el periodo del nórdico antiguo.[4] [5] [6] [7]

Vocales[editar]

La característica distintiva del sistema vocálico del protonórdico es la ausencia de simetría entre vocales cortas y largas:

cortas largas
anterior central posterior anterior central posterior
cerradas i u ī [iː] ū [uː]
medias e ō [oː]
abiertas a ā [aː]

De hecho la lengua puede analizarse fonológicamente admitiendo dos niveles de abertura contrastantes y tres posiciones (anterior, central, posterior):

cortas largas
anterior central posterior anterior central posterior
abertura pequeña /i/ /u/ /ī/ /ū/
abertura grande /e/ /a/ /ā/ /ō/

Obviamente dicha asimetría es el resultado de diversos confusiones fonéticas pIE /*a, *o/ > pNord /a/, pIE /*ē, *ī/ > pNord /ī/, por lo que el sistema pasó de ser un sistema originalmente simétrico a uno asimétrico. Los diptongos posibles en el protonórdico quedaron como:

ei [eɪ]
ai [aɪ]
eu [eʊ]
au [aʊ]

Consonantes[editar]

Oclusivas El protonórdico poseía seis consonantes oclusivas al igual que el nórdico antiguo. Cuando una de las consonantes oclusivas sordas estaba entre dos vocales se volvía fricativa.

  • p [p]
  • t [t]
  • k [k]
  • b [b] entre vocales [β]
  • d [d] entre vocales [ð]
  • g [ɡ] entre vocales [ɣ]

Fricativas

  • f [f]
  • þ [θ]
  • h [x]
  • s [s]
  • z [z], en los estados finales posiblemente pasó a pronunciarse como una r retroflexiva. (Tradicionalmente este cambio se transcribe de las inscripciones con el signo ʀ, U+280.)

Nasales

  • n [n]
  • m [m]

Semivocales

  • j [j]
  • w [w]

Líquidas

  • l [l]
  • r [r]
  • ʀ - véase fricativas z.

Fuentes supervivientes del protonórdico[editar]

Inscripciones rúnicas[editar]

Inscripción de la piedra de Einang (alrededor del 400).
Piedra de Tune, con inscripción en protonórdico.

Los textos que quedan de protonórdico están todos en inscripciones rúnicas en futhark antiguo. Existen unas 260 inscripciones protonórdicas que han sobrevivido al paso del tiempo, las primeras datadas en el siglo II.

Ejemplos de inscripciones:

  • La cabeza de lanza de Øvre Stabu en Oppland (Noruega) (siglo II) tiene inscrito: raunijaz (probador). Raun en noruego antiguo viene de las palabras noruegas røyne (probar, examinar); del sueco utröna (buscar). La formación de palabras con el sufijo ija es una prueba de la regla de Sievers.
  • El segundo cuerno de oro de Gallehus, sur de Jutland (Dinamarca) 400: ek hlewagastiz holtijaz horna tawido, Yo Hlewagastis de holt hice el cuerno. Nota: aparece otra vez el sufijo ija.
  • Piedra rúnica de Tune, Østfold (Noruega) 400: ek wiwaz after woduride witadahalaiban worahto. [me]z woduride staina þrijoz dohtriz dalidun arbija sijostez arbijano. Posiblemente: Yo Wiwaz, en memoria de Woduridaz hice. por mi Woduridaz, la piedra, tres hijas la prepararon, las favoritas de la herencia.
  • La Piedra Einang, cerca de Fagernes (Noruega) y datada en el siglo IV contiene el mensaje: [ek go]dagastiz runo faihido ([Yo, Go]dguest dibujó el secreto), en Nórdico antiguo sería ek goðgestr rún faða. Las cuatro primeras letras de la inscripción no se han conservado y se han supuesto, el nombre de persona podría ser Gudagasti, o algo similar.
  • La lanza Kragehul I, encontrada en Dinamarca y datada en el siglo V dice: ek erilaz asugisalas muha haite, gagaga ginuga, he...lija... hagala wijubi.... Posiblemente. Yo el conde de Asgisl, llamado Muha, ga-ga-ga poderoso-ga (ga sería la abreviación de alguna referencia indeterminada), (incompleto) granizo yo consagro.
  • La Piedra rúnica de Björketorp, Blekinge, Suecia, es la única de tres esos tres menhires del siglo VI donde aparece un texto: haidz runo runu falh'k hedra ginnarunaz argiu hermalausz... weladauþe saz þat brytz uþarba spa (Aquí, Yo he escondido el secreto de las poderosas runas, fuertes ruans. El que rompa este memorial será eternamente atormentado por la ira. Traicionera muerte le golperará. Yo le preveo la perdición.)
  • La piedra rúnica de Rö, de Bohuslän, Suecia fue erigida la principio del siglo V y es la más larga de las primeras inscripciones: Ek Hrazaz/Hraþaz satido [s]tain[a]... Swabaharjaz s[a]irawidaz.... Stainawarijaz fahido. Yo, Hrazaz/Hraþaz erigí la piedra... Swabaharjaz con graves heridas.... Stainawarijaz grabó.

Palabras prestadas[editar]

Numerosas palabras portonórdicas han sobrevivido como préstamos en el estonio y el finés. Algunas de estas palabras (en sus formas reconstruidas lingüísticamente): rõngas (estonio)/rengas (finés) < *hrengaz (aro), kuningas (estonio y finés) < *kuningaz (rey), ruhtinas (finés) < *druhtinaz (esloveno drott), püksid (estonio) < *bukse (pantalón), silt (estonio) < *skild (placa, señal), märk/ama (estonio) < *mērke (descubrir), riik (estonio) < *rik (hacienda, land, mancomunidad), väärt (estonio) < *vaērd (riqueza), kapp (estonio) / "kaappi" (finés) < *skap (cajonera, estantería)

Otras[editar]

Algunos nombres protonórdicos se encuentran en obras latinas, como por ejemplo nombres de tribus como Suiones (*Sweoniz, suecos). Otros se puede suponer que coinciden con los de manuscritos posteriores como Beowulf.

Evolución del proto-germánico hasta el nórdico antiguo[editar]

Del protogermánico al protonórdico[editar]

Las diferencias entre el protogermánico y el protonórdico serían pequeñas. La diferencia de denominación es sobre todo una convención. Las inscripciones encontradas en Escandinavia se consideran pertenecientes al protonórdico y las inscripciones encontradas del idioma en cualquier otro lugar, con la antigüedad suficiente, pertenecerían al protogermánico. Por ejemplo el nombre inscrito en el Yelmo de Negau está en protogermánico, aunque sería el mismo en protonórdico. Existe debate entre los lingüistas que consideran que debe seguir esta diferenciación denominando al dialecto escandinavo protonórdico o protoescandinavo, y los que consideran que meramente debería denominarse protogermánico del norte. Por ejemplo Wolfgang von Krause considera que el lenguaje de la época de las inscripciones rúnicas es un precursor inmediato del nórdico antiguo, mientras que Elmer Antonsen lo ve simplemente como germánico del noroeste.[8]

Una diferencia entre ambos es el paso de la vocal ē a ā, como aparece en los términos mēna (gótico) y máni (nórdico antiguo) (luna). Otra diferencia se produjo cuando el fonema /z/, sonora fricativa apico-alveolar, representada en la escritura rúnica con la letra *algiz cambió hacia el /R/, aproximante apico-post-alveolar.

Del protonórdico al nórdico antiguo[editar]

En el periodo entre los siglo VI y IX se produjeron dos grandes cambios en el protonórdico. En primer lugar aparecieron los umlauts, que consisten en que las vocales son influidas por la vocal o la semivocal que les siguen, por ejemplo el término gestr proviene del protonórdico ȝastiz (huésped). Los umlauts además contribuyeron a la aparición de nuevas vocales como y (por ej: fylla de *fullian) y œ (ej: dœma de *dōmian). Los umlauts se dividen en tres categorías: umlaut de A, umlaut de I y umlaut U. El último todavía se estaba produciendo en la edad media en la época del nórdico antiguo, mientras que el primero fue muy temprano y sus efectos ya se pueden ver en los cuernos de oro de Gallehus de alrededor del 500.[9]

Hubo, además, una forma especial de umlaut conocido como ruptura vocálica, que se da cuando una vocal se transforma en un diptongo, por ejemplo en hiarta desde *herto o fjorðr a su vez de *ferþiuR. Este cambio no produjo una gran disrupción en el lenguaje. Simplemente introdujeron algunos nuevos alófonos en las vocales posteriores si ciertas vocales aparecían en sílabas consecutivas. Sin embargo los cambios producidos por la posterior síncopa hizo que los umlaut transformaran la morfología de una forma menos clara.

Debido a la síncopa, las vocales largas de las sílabas no acentuadas se acortaron y muchas vocales cortas se perdieron. Como en protonórdico el acento recaía sobre las primeras sílabas, las palabras se acortaron por el final, por ejemplo palabras protonórdicas como *katilōz se convirtieron en katlar (caldero) en el nórdico antiguo, hurna se transformó en horn (cuerno) y la palabra protonórdicaa ȝastiz terminaría en gestr (huésped). Algunas palabras sufrieron cambios incluso más drásticos como la polisilábica *haƀukaz que se derivaría en la monosilábica haukr (halcón) del nórdico antiguo.

También apareció el artículo definido posterior en este periodo. Esto evolucionó a partir de una forma enclítica del pronombre inn. Así dagr inn, (literalmente este/ese día) se convirtió en dagrinn (el día).

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Kock, Axel, 1901: Die alt- und neuschwedische Akzentuierung. Quellen und Forschungen 87. Strassburg
  2. Hamp, Eric P., 1959: Final syllables in Germanic and the Scandinavian accent system. I: Studia Linguistica 13. S.29-48.
  3. Riad, Tomas, 1998: The origin of Scandinavian tone accents. I: Diachronica XV(1). S.63–98.
  4. Kristoffersen, Gjert, 2004: The development of tonal dialects in the Scandinavian languages. Analysis based on presentation at ESF-workshop 'Typology of Tone and Intonation', Cascais, Portugal 1-3 April 2004. [1].
  5. Elstad, Kåre, 1980: Some Remarks on Scandinavian Tonogenesis. I: Nordlyd: Tromsø University Working Papers on Language and Linguistics 3. 61-77.
  6. Öhman, Sven, 1967: Word and sentence intonation: a quantitative model. Speech Transmission Laboratory Quarterly Progress and Status Report, KTH, 2-3. 20-54, 1967., 8(2-3):20-54.[2]
  7. Bye, Patrick, 2004: Evolutionary typology and Scandinavian pitch accent. Kluwer Academic Publishers. [3].
  8. Runeninschriften als Quellen interdisziplinärer Forschung, "The linguistic status of the Early Runic Inscriptions", Hans Frede Nielsen, Walter de Gruyter GmBH & Co. KG 1998, ISBN 3-11-015455-2
  9. Spurkland, Terje, Norwegian Runes and Runic Inscriptions, Boydell Press 2005