Idioma maya clásico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Maya clásico / choltí clásico
*Ch'olti' tziij
Hablado en MéxicoFlag of Mexico.svg México
GuatemalaFlag of Guatemala.svg Guatemala
BeliceBandera de Belice Belice
Región Mayab
Hablantes Lengua muerta
Familia

Mayense
  Occidentales
    Cholano-tzeltalanas
      Ch'olano

        Maya clásico
Escritura Escritura maya
Códigos
ISO 639-2 myn (colectivo)
ISO 639-3 emy
Palenque glyphs-edit1.jpg
Parte de una inscripción en el Museo de Palenque.

El maya clásico (o propiamente choltí clásico) es el más antiguo miembro de la familia lingüística maya históricamente atestiguado. Es el principal idioma documentado en las inscripciones precolombinas de la época clásica de la civilización maya.[1]​ También es un descendiente directo del proto-maya (como lo son el huasteco y el yucateco) y el ancestro común de la rama cholana de los idiomas mayas. Descendientes contemporáneos del maya clásico incluyen el ch'ol y el ch'orti'. Los hablantes de estos idiomas pueden entender muchas palabras del maya clásico.

El maya clásico es una lengua bastante aglutinante morfológicamente, y la mayoría de palabras del idioma consisten en múltiples morfemas con relativamente poca irregularidad. Muestra algunas variaciones regionales y temporales, lo que es completamente normal teniendo en cuenta el extenso período del uso de la lengua. Aun así, los textos dejan claro que se trata de un solo idioma uniforme. El maya clásico muestra una alineación ergativa en personas, así como sintácticamente en construcciones de enfoque. Si bien las descendientes lenguas cholanas limitan este patrón de alineación ergativa a las oraciones en aspecto completivo, el maya clásico no muestra evidencia de ergatividad dividida.[2]

Su forma hablada, el choltí, se conoce por un manuscrito escrito entre 1685 y 1695, estudiado por primera vez por Daniel Garrison Brinton. Este idioma se ha vuelto de particular interés para el estudio de glifos mayas, ya que la mayoría de los textos glíficos está escrita en la variedad clásica del choltí, conocida como maya clásico por los epigrafistas,[3]​ el cual se cree que fue hablado como una forma de lengua de prestigio en toda la región maya durante el periodo clásico.[4]

Clasificación lingüística[editar]

El maya clásico podría identificarse como la "lengua madre" del ch'ol, el ch'oltí', el ch'ortí' y el chontal de Tabasco (azul marino, en el esquema).

Hoy en día se cree que los códices y otros textos clásicos fueron escritos por escribas, generalmente miembros del sacerdocio maya, en una forma literaria del idioma chʼoltiʼ. Es posible que la élite maya hablara este idioma como lengua franca en toda el área de habla maya, pero también que los textos estuvieran escritos en otras lenguas mayas del Petén y Yucatán, especialmente el yucateco. También hay evidencia de que la escritura maya puede haber sido usada ocasionalmente para escribir lenguas mayas de las tierras altas de Guatemala. Sin embargo, si se escribieron otros idiomas, es posible que hayan sido escritos por escribas chʼoltiʼ y, por lo tanto, tengan elementos chʼoltiʼ.

Historia[editar]

Página 9 del Códice de Dresde.

Durante el Período Clásico, las ramas principales de proto-maya comenzaron a diversificarse en idiomas separados. La división entre proto-yucateco (en el norte, la Península de Yucatán) y proto-cholano (en el sur, el altiplano de Chiapas y la Cuenca del Petén) ya había ocurrido en el Clásico, cuando la mayoría de las inscripciones mayas existentes fueron escritos. Ambas variantes están atestiguadas en inscripciones jeroglíficas en los sitios mayas de la época. Debido a su nombre, se ha creído popularmente que es la lengua madre de las lenguas mayenses, lo cual es un error; solo las lenguas cholanas se derivan del clásico y no todos los documentos antiguos están escritos en éste, ya que también se han encontrado textos glíficos escritos en maya yucateco.

Aunque un solo idioma de prestigio fue, con mucho, el que se registró con más frecuencia en los textos jeroglíficos existentes, se ha descubierto evidencia de al menos tres variedades diferentes de maya dentro del corpus jeroglífico: una variedad ch'olana oriental que se encuentra en textos escritos en el área maya del sur y las tierras altas, una variedad ch'olana occidental difundida desde la región de Usumacinta desde mediados del siglo VII en adelante, y una variedad yucateca encontrada en los textos de la península de Yucatán.[5]​ La razón por la que sólo se encuentran algunas variedades lingüísticas en los textos glíficos es probablemente que estos sirvieron como dialectos de prestigio en toda la región maya; los textos jeroglíficos se habrían escrito principalmente en el idioma de la élite maya.

Stephen Houston, John Robertson y David Stuart han sugerido que la variedad específica de chʼolan que se encuentra en la mayoría de los textos glíficos de las tierras bajas del sur era un idioma que llamaron "chʼoltiʼ clásico", el idioma ancestro de los idiomas chʼortiʼ y chʼoltiʼ modernos. Proponen que se originó en la cuenca occidental y centro-sur del Petén, y que fue utilizado en las inscripciones y quizás también hablado por élites y sacerdotes. Sin embargo, Mora-Marín ha argumentado que los rasgos compartidos por los mayas de las tierras bajas clásicas y las lenguas chʼoltian son retenciones más que innovaciones, y que la diversificación del chʼolano es de hecho posterior al período clásico. El idioma de las inscripciones clásicas de las tierras bajas habría sido entonces el proto-cholano.[6]

Descripción lingüística[editar]

Fonología[editar]

El sistema de consonantes del maya clásico se puede representar de la siguiente manera:[2][7]

CONSONANTES Labial Dental Alveolar Palatal Velar Glotal
Oclusivas p  pꞌ  b  bꞌ t  tꞌ   k  kꞌ ꞌ /ʔ/
Africadas tz  tzꞌ ch  chꞌ    
Fricativas   s x /ʃ/ j /x/ h
Líquida l        
Nasales   m n      
Semivocales w y /j/

El alfabeto latino de la transliteración del maya clásico es: ’, a, b, b’, ch, ch’, e, h, i, k, k’ / ꜭ, l, m, n, o, p, p’, s, t, t’, tz, tz’, u, w, x, y.

En maya clásico hay cinco vocales: a, e, i, o, u. Las vocales largas se escriben doble: aa, ee, ii, oo, uu. Además, ninguna palabra comienza por vocal; estas en realidad empiezan por una parada glotal.[7]​ Debido a esto, a menudo se suele omitir la letra ’ inicial para facilitar la transcripción y la estructuración alfabética.

El proceso fonológico más extendido atestiguado en los glifos mayas es la eliminación de las vocales subyacentes en una palabra trisilábica. Cuando una secuencia de la forma CVCVCVC aparece como una sola palabra, la segunda vocal (el núcleo de la segunda sílaba) se elide para formar dos sílabas CVC. Ejemplos: CHUM(mu)-la-ja 'él se sienta' se transcribe chumlaj. AJAW-le-le 'señorío' se transcribe ajawlel. Tu-’u-B’AAH 'en sí mismo' se transcribe tu’b’aah. Sa-ku-WINIK-ki 'hermano mayor' se transcribe saku(n) winik.[2]

Gramática[editar]

Detalle del Códice de Dresde (reproducción moderna)

En su tipología básica el maya clásico es verbo-sujeto-objeto y ergativo, al igual que los demás idiomas mayas. Siendo polisintético, utiliza tanto el prefijo como el sufijo para mostrar la función gramatical. Los sustantivos no se flexionan por caso o género. Existe también una clase completa de intransitivos que transmiten la posición espacial del objeto. El sufijo marcador enclítico del plural principal es el opcional oob’, este también aparece en el pronombre personal de la tercera persona del plural (ha’ob). Otro marcador enclítico, taak, sirve para indicar multiplicidad. Ejemplo: Chan-te’ ch’oktaak 'los cuatro jóvenes'.[2]​ Además, el idioma emplea palabras contables al cuantificar los sustantivos, y utiliza un sistema de numeración vigesimal.

Numerales[editar]

Lingüistas y epigrafistas todavía debaten la lectura precisa de los numerales del maya clásico. Los números superiores a 20 se registran en las inscripciones mayas clásicas, como parte de la llamada "serie lunar", por ejemplo, al describir la cantidad de días que tiene un "mes lunar" específicamente (por ejemplo, "20 + 9"; "20 + 10") o el recuento u orden de dinastías a contar.[7]

Lista de numerales: mih (0), jun (1), cha’ / ka’ (2), ox / ux (3), chan / kan (4), ho’ (5), wak (6), huk / wuk (7), waxak (8), balun / bolon (9), lajun (10), buluch / buluj (11), laj cha’ / laj ka’ (12), ox lajun / ux lajun (13), chan lajun / kan lajun (14), ho’ lajun (15), wak lajun (16), huk lajun / wuk lajun (17), waxak lajun (18), balun lajun / bolon lajun (19), winak (20).[7]

Verbos e inflexiones verbales[editar]

Los verbos no se conjugan según el tiempo, sino que son alterados semánticamente por una serie de partículas de aspecto. Se han atestiguado muchas raíces verbales del maya clásico. Algunas de estas son: ak’- 'dar', al- 'hablar', cha’- 'hacer', tz’ib- 'escribir, pintar', ch’ab- / kob’- 'crear', ch’am- 'recibir', hul- 'llegar', pok- 'lavar', chum- 'sentarse', jel- 'cambiar', il- 'ver', k’at- 'querer', och- 'entrar, dar de comer', pitz- 'jugar a la pelota', way- 'dormir, transformar', k’ay- 'cantar', tal- 'venir', nak- 'conquistar', pas- 'abrir', pay- 'guiar', tzutz- 'terminar'.[7]​ Ejemplos de verbos en oraciones: A-winak-een 'soy tu sirviente', hul-i-oob’ 'ellos llegan', u-ch’am-aw-oob’ 'él los recibe', lok’-oy-i 'él se va'.[2]

A pesar de depender de consonantes que con frecuencia no se escribían, el sistema de voz maya era indicado de manera confiable. Por ejemplo, el paradigma para un verbo transitivo con raíz CVC es el siguiente:

Inflexiones verbales en la escritura maya
Voz Transliteración Transcripción Traducción
Activo u-tzutz-wa utzutzuʼw "él/ella lo terminó"
Pasivo tzutz-tza-ja tzuhtzaj "fue terminado"
Mediopasivo tzutz-yi tzutzuuy "se terminó"
Antipasivo tzutz-wi tzutzuuw "él/ella terminó"
Participio tzutz-li tzutzuul "terminado"

El sufijo activo no participaba en el sistema armónico/disarmónico visible en las raíces, sino que siempre era -wa.

Sin embargo, el idioma cambió a lo largo de 1500 años, y también hubo diferencias dialectales, que se reflejan en la escritura, como se ve a continuación para el verbo "él/ella se sentó" (⟨h⟩ es un infijo en la raíz chum para la voz pasiva):

Evolución de la voz pasiva de chum
Período Transliteración Transcripción
Preclásico tardío chum? chuhm?
Clásico temprano chum-ja chuhmaj
Clásico

(Chʼolano oriental)

chum-mu-la-ja chumlaj
Clásico tardío

(Chʼolano occidental)

chum-mu-wa-ni chumwaan

Sustantivos[editar]

A diferencia de los verbos y los posicionales, la mayoría de los sustantivos no requieren derivación morfológica. Para estas palabras, el morfema utilizado para derivar formas no poseídas es el sufijo -Vl, aunque la vocal para estas puede variar de una palabra a otra, y algunas palabras toman un sufijo -is o -aas. Ejemplos: u-ch’ahb’ 'su penitencia' > ch’ahb’-il 'penitencia', y-ohl 'su corazón' > ohl-is 'corazón'. Por otra parte, otros sustantivos generalmente no se poseen y requieren derivación cuando son poseídos, normalmente con el sufijo abstracto -V(V)l. Este se escribe con el signo silábico -li, pero puede tener dos alomorfos que están condicionados fonológicamente en su mayoría, -il para las raíces CVC y -aal para las raíces no CVC. Las excepciones a esto parecen estar determinadas léxicamente. Ejemplo: lakam-tuun 'estela' > u lakam-tuun-il 'su estela'.[2]

Pronombres[editar]

Los pronombres personales atestiguados en forma de prefijo son in- (1ª p. sing.), u- (3ª p. sing. preconsonántica) e y- (3ª p. sing. prevocálica). Los morfemas pronominales posesivos son ni- (1ª p. sing. preconsonántica), w- (1ª p. sing. prevocálica), a- (2ª p. sing. preconsonántica), aw- (2ª p. sing. prevocálica), u- (3ª p. preconsonántica), y- (3ª p. sing. y pl. prevocálica), ka- (1ª p. pl. preconsonántica), k- (1ª p. pl. prevocálica), i- (2ª p. pl. prevocálica) e *iiw- (2ª p. pl. prevocálica). Los sufijos pronominales son -en (1ª p. sing.), -at (2ª p. sing.), -Ø (3ª p. sing. y pl.), -o’n (1ª p. pl.) y *-eex (2ª p. pl.). Los pronombres independientes atestiguados son ha’at (2ª p. sing.), ha’, hin y ha’i[n] (3ª p. sing.) y ha’ob (3ª p. pl.).[2][7]

Escritura[editar]

El maya clásico es la principal lengua documentada del sistema de escritura utilizado por los mayas precolombinos, y está especialmente representada en las inscripciones glíficas de las regiones de tierras bajas del periodo de c. 200-900 d. C. La escritura maya tiene algunas similitudes de función (pero no está relacionado con) otros sistemas de escritura logosilábica como la cuneiforme sumerio-acadia, en los cuales se utiliza una combinación de signos logográficos y silábicos (grafemas). El corpus de grafemas de la escritura se compone de un núcleo de signos silábicos que reflejan la fonología de la lengua maya clásica hablada en la región en ese periodo, que se combinaron o complementaron con un mayor número de logógrafos.

La escritura maya es una escritura no genéticamente relacionada con ninguna otra. Las expresiones del maya clásico pudieron escribirse en una variedad de formas, ya sea como logogramas, ideogramas con complementos fonéticos, logogramas con sílabas, o utilizando una combinación puramente silábica. Por ejemplo, en un patrón común muchas raíces de verbos y sustantivos se dan por logógrafos, mientras que sus afijos gramaticales fueron escritos de forma silábica, al igual que en la escritura del japonés moderno.

Literatura[editar]

La literatura maya se encuentra entre las más antiguas del mundo, y abarca dos milenios desde la antigüedad precolombina hasta la actualidad.[8]​ Los mayas solían dibujar y escribir en superficies que no estaban destinadas a ser un medio de expresión gráfica. Las obras conservadas de este tipo más abundantes se encuentran dentro de salas de edificios cuyos techos y muros se mantienen. Los pisos, las paredes, las bóvedas de las habitaciones, entre otras cosas, suelen estar intactos, aunque con escritos en ellos. El único lugar en el que se ha realizado un gran esfuerzo para documentar escritos en superficies es Tikal, en Guatemala.[9]

Del período de la literatura maya clásica, el cual duró desde el 400 a. C. hasta el siglo XIII, los textos que han sobrevivido hasta la actualidad fueron pintados o tallados en piedras, huesos, madera resistente, cerámica, conchas o estucos. Es posible que también se haya escrito mucho más en papel, pero lo poco que ha llegado hasta hoy es ilegible. En lugares que datan del Período Clásico, se han encontrado restos de libros en tumbas, los cuales habrían sido colocados en cofres o al lado de las cabezas de sus dueños fallecidos. Los únicos cuatro libros aún legibles que han llegado hasta hoy datan de épocas más recientes.[9]

Frases de ejemplo[editar]

I chi na’ik u-tim-j-eel a(w)-ohl.

Entonces, que se produzca el agrado de tu corazón.

Ux pat-aj u-tuun-il u-way-b’-il.

Tres veces son construidos sus santuarios.

Tzutz-uy u-b’uluk-winikhaab’ u-kab’-jiiy K’inich Janahb’ Pakal.

El undécimo katún se termina bajo la autoridad de K’inich Janahb’ Pakal.

U-chok-ow ch’aaj K’awiil Chan K’inich.

K’awiil Chan K’inich arroja incienso.

Nahb’-aj u-ch’ich’-el witz-aj u-jol-il.

Sus charcos de sangre y sus cráneos se amontonan.

Tal-i wiin-te’-naah K’inich Yax K’uk’ Mo’.

K’inich Yax K’uk ’Mo’ viene de la casa.[2]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Houston, Stephen; Robertson, John; Stuart, David (2000). «The Language of Classic Maya Inscriptions». Current Anthropology 41 (3): 321-356. ISSN 0011-3204. doi:10.1086/300142. Consultado el 19 de enero de 2021. 
  2. a b c d e f g h Stuart, David; Law, Danny. «Classic Mayan: An overview of language in ancient hieroglyphic script». In: Aissen, Judith, Nora C. England and Roberto Zavala Maldonado (eds.) The Mayan Languages. Routledge Language Family Series. New York: Routledge. (en inglés). Consultado el 19 de enero de 2021. 
  3. Houston, Robertson & Stuart (2000).
  4. Kettunen & Helmke (2006) p. 12.
  5. «Mesoweb Resources». www.mesoweb.com. Consultado el 19 de enero de 2021. 
  6. Mora-Marín, David F. (2009). «A Test and Falsification of the “Classic Ch’olti’an” Hypothesis: A Study of Three Proto‐Ch’olan Markers1». International Journal of American Linguistics. doi:10.1086/596592. Consultado el 19 de enero de 2021. 
  7. a b c d e f «The Updated Preliminary Classic Maya-English/English-Classic Maya Vocabulary of Hieroglyphic Readings». 
  8. 2000 Years of Mayan Literature (en inglés). Consultado el 19 de enero de 2021. 
  9. a b TEDLOCK, DENNIS (2010). 2000 Years of Mayan Literature (1 edición). University of California Press. ISBN 978-0-520-23221-1. doi:10.1525/j.ctt1pp1qq. Consultado el 19 de enero de 2021. 

Bibliografía[editar]