Ibn al-Abbar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Ibn al-Abbar
Información personal
Nombre de nacimiento Abū ‘Abd Allāh Muḥammad ibn al-Abbār
Nacimiento 1199
Valencia, al-Ándalus
Fallecimiento 6 de enero de 1260
Túnez
Nacionalidad Andalusí
Información profesional
Ocupación Poeta
Seudónimo Ibn Al-Abbār
Géneros Poesía, qasida

Abū ‘Abd Allāh Muḥammad ibn al-Abbār o Abdallah ben Abderrahmán Ebn Alabar Alcodai. De nombre completo Abu Abd Al-lah Muhámmad ibn Abd Al-lah ibn Áhmad ibn Abi Bakr al-Quda‘i[1]​ —en árabe أبو عبد الله محمد بن عبد الله بن اﺣمد بن أبي بكر القضاعي, Abū ʿAbd Allāh Muḥammad ibn ʿAbd Allāh ibn Aḥmad ibn Abī-Bakr al-Quḍāʿī— (Valencia, al-Ándalus, 1199Túnez, 6 de enero de 1260) fue un poeta, historiador, diplomático, político y erudito valenciano de al-Ándalus, de la época árabe.

Biografía[editar]

Muhámmad ibn al-Abbar era originario de una influyente familia yemenita establecida desde antiguo en Onda, ciudad de la taifa de Valencia. Nació en el año 1199. Al-Abbar es el apodo de un antepasado, quizás indicativo de ese oficio, fabricante de agujas. Su padre, Abd Al-lah ibn al-Abbar era un ulema que se trasladó a Valencia para completar sus conocimientos. Ibn al-Abbar recibió la mejor educación de su padre, y tuvo de maestros algunos de los más importantes intelectuales andalusíes, como Abu ul-Jattab ibn Wáyib al-Qaysi o Abu ur-Rabi‘ Sulaymán ibn Musa ibn Sálim al-Kala‘i.[2]​ Fue ulema, historiador de la vida intelectual de al-Ándalus y literato, poeta y prosista, y así se le abrieron las puertas de la administración.[3]​ Comienza trabajando como secretario del gobernador de Valencia Abu Abd Al-lah Muhámmad, y cuando éste se traslada en 1217 a Sevilla, Ibn al-Abbar le acompaña.[4]​ En 1222, estando en Badajoz, supo de la muerte de su padre, y volvió rápidamente a Valencia, donde quedó bajo la tutela de su maestro, Abu ur-Rabi‘ ibn Sálim. Entró en esa época a trabajar de secretario del gobernador Abū Zayd al tiempo se casó con una mujer de la familia de Ibn al-Wazir, originaria de Paterna.

En el año 1229, Zayyán ibn Mardanish se revuelve contra los almohades. Abu Zayd tuvo que huir, con su secretario Ibn al-Abbar, a tierras cristianas y ponerse bajo la protección de Jaime I[5]​ y mediante el convenio de Calatayud obtener ayuda para recuperar Valencia.[6]​ Pronto, el mismo año, Ibn al-Abbar vuelve a tierras andalusíes, primero a Guadix, y más tarde a Játiva, donde vivirá a la sombra del gobernador, su amigo Abu ul-Husáyn al-Jazrayi. En 1235 se encontraba como cadí de Denia (Daniyya),[7]​ ahora reconciliado con Zayyán, que en la época almohade había sido alcaide de Onda, de donde era la familia de Ibn al-Abbar, y Zayyán, en 1236, lo nombra su visir.[8]

Durante su vida en Valencia fue un destacado poeta y brilló profesionalmente en la secretaría de los gobernadores de Valencia, hasta que, sitiada la ciudad por Jaime I, fue enviado a Túnez a pedir socorro al emir de los hafsíes, Abu Zakariya, ante quien recitó una qasida famosa:

Abierto está el camino. A tus guerreros guía,
¡oh de los oprimidos constante valedor!
Auxilio te demanda la bella Andalucía;
la libertad espera de tu heroico valor...

Abū Abd Allāh Muhammad ibn Al-Abbār (traducción al castellano de Juan Valera)

Dicho emir decidió enviar ayuda: doce naves con armas y dinero, pero ningún soldado. Cuando está llegó a Valencia encontraron el puerto bloqueado y tuvieron que desviarse a Denia. La ciudad se rindió a Jaime I poco después. Zayyán lo eligió mediador en las negociaciones y el 29 de septiembre de 1238 firmaron el acta de capitulación. De Valencia fue hacia Denia, de donde volvió a ser expulsado más tarde, ante el avance cristiano. Después de un nuevo viaje a Túnez en 1239 para volver a pedir ayuda para lo que queda de su país, Ibn al-Abbar volvió con Zayyán el año 1240 a Murcia, pero poco después emigró de nuevo con su familia a Túnez, donde permanecerá el resto de su vida, recordando la patria perdida.[9]

El emir acogió Ibn al-Abbar de manera excelente, haciéndolo su panegirista y el escribano de los documentos oficiales. Pero al ser sustituido en esta última función por un escribano oriental protestó, y el emir lo desterró a Bugía en 1248. En esta ciudad redactó una disculpa, el libro llamado El perdón de los secretarios, en cuya introducción pidió al emir y a su heredero que le perdonaran. Fue perdonado por Abu Zakariyya, que murió poco después.

Su hijo y sucesor al-Mustánsir, que con el tiempo se convirtió en un monarca cruel por cuanto tuvo que sofocar constantes revueltas para consolidar el reino, nombró Ibn al-Abbar su consejero. El año 1252, al-Mustánsir el destierra de nuevo a Bugía como hiciera su padre antes. El 1259 Ibn al-Abbar recibió una carta de perdón, pero un año más tarde sus enemigos traman contra él un complot, que desembocó en su condena a muerte. Se desconoce la causa exacta de su ejecución, pero se barajan varias: que había hecho un horóscopo al príncipe heredero que había desagradado a su padre, que se le acusaba de practicar la astrología y de ser chií, que había hablado o escrito mal de su emir o que estaba implicado en una gran conspiración. El resultado es que el califa mandó hacer un registro de su casa a sus peores enemigos, que encontraron allí un verso en el que insultaba así al-Mustánsir: «En Túnez reina un tirano a quien neciamente dicen califa». Ibn al-Abbar murió alanceado el 6 de enero de 1260, y su cadáver y sus libros fueron quemados.[10]

Sus obras[editar]

Es considerado como uno de los escritores más ilustres del siglo VI de la hégira. Escribió 45 libros, mucho de los cuales se han perdido. Trató en su obra diversos campos: biografías, crítica literaria, poesía, teoría religiosa, y ensayos.

Sus obras literarias más importantes, Kitab al-hulla as-siyara (Libro de la túnica recamada) y la Takmila, son una colección de biografías de los príncipes y magnates norteafricanos y andalusíes, unas magníficas crónicas que documentan la historia medieval del islam occidental. Se distinguió también como poeta, especialmente por sus qasidas o poesías dedicadas a la pérdida de Balansiyya (Valencia) o la que describe las trágicas circunstancias por las que está pasando al-Ándalus en el siglo XIII.

Biografías

  • Mu'ŷam o Mu'ŷam fi ashab Abu ‘Ali as-Sadafi (Diccionario de los discípulos de Abu ‘Ali as-Sadafi). Repertorio biográfico de sus maestros.
  • Takmila o at-Takmila fi kitab as-sila (Suplemento a las adiciones biográficas). Repertorio biográfico de los sabios andalusíes.[11][12]
  • Kitab al-hulla as-siyara (Libro de la túnica recamada). Repertorio biográfico de personalidades de Al-Ándalus y el Magreb, escrito a Bugía en 1248.[13]

Crítica literaria

  • Tuhfat al-qadim (Regalo del que llega). Crítica literaria y recoge biográfico de los poetas andalusíes.
  • Ma'adin al-luyain fi marati al-Husayn (Filón de plata. Estudio sobre las elegías dedicadas a Husáyn).
  • Hidaya almu'tarif fi-l-mu'talif wa-l-muẖtalif (Guía provechosa para el inquieto en la armonía y la disensión).

Poesía

  • Diwan. Cancionero de sus poesías.[14]
  • Qita’ ar-riad (Recorrido en el parque). Antología poética.

Ensayo

  • I'tab al-kuttab (Perdón de los secretarios). Historia de otros funcionarios que cayeron en desgracia, fueron perdonados y rehabilitados, escrito durante su encarcelamiento en Bugía.

Teoría religiosa

  • Durar as-simt fi aḫbar as-sibt (La sarta de perlas. Noticias sobre el linaje del profeta). Un libro sobre Alí, primo de Mahoma.

Es estudiado en[editar]

Publicó: Historia de los poetas insignes españoles, insertando en ella sus selectas poesías. Le dio el título de Mannus Hospitii y está comprendida en códice 354 que menciona Casiri, tomo I, página 93.

Habla también de este autor Conde en Historia de los árabes, tomo II, página 174 y tomo III, página 35.

Referencias[editar]

  1. Limam, Rached. Ibn al-Abbār y su época en Túnez. En Ibn al-Abbar: Polític i escriptor àrab valencià (1199-1260). València: Generalitat Valenciana, 1990, p. 110
  2. Limam, Rached. Ibn al-Abbar..., p. 112
  3. Rubiera i Mata, María Jesús. Ibn al-Abbar i el seu temps. En Ibn al-Abbar: Polític i escriptor àrab valencià (1199-1260). València: Generalitat Valenciana, 1990, p. 15
  4. Sarifa, Muhammad ben. Relaciones entre Ibn al-Abbar e Ibn 'Amira de Alcira. En Ibn al-Abbar: Polític i escriptor àrab valencià (1199-1260). València: Generalitat Valenciana, 1990, p. 94
  5. En Barceló Torres, María del Carmen. El sayyid Abū Zayd: Príncipe musulmán, señor cristiano. Awraq. Estudios sobre el Mundo Árabe e Islámico Contemporáneo, 3 (Madrid: Instituto de Cooperación con el Mundo Árabe, 1980), p. 105, la autora, siguiendo la Takmila, cre que Ibn al-Abbar, desde 1219 a 1229 recorre Al-Ándalus (Córdoba, Sevilla, Badajoz y Guadix) en viaje de estudios, y vuelve a Valencia en 1229; por tanto, Ibn al-Abbar no fue secretario de Abu Zeyd, contrariamente a lo que afirman Ibn Jaldún, Al-Maqqarí y Ibn al-Qadí.
  6. Rovira i Virgili, Antoni (1929). «Volum IV: La Catalunya Nacional». Història Nacional de Catalunya (1a Ed. edición). Edicions Pàtria. pp. p.539. 
  7. Guichard, Pierre. Les musulmans de Valence et la Reconquête (XI-XIII siècles). Damas, 1990-1991, p. 145
  8. Al-Harras, ‘Abd As-Salam. Un poeta fiel a su patria. En Ibn al-Abbar: Polític i escriptor àrab valencià (1199-1260). València: Generalitat Valenciana, 1990, p.187-188
  9. Sánchez, Manuel. La pèrdua de València. L'Avenç, 16 (Barcelona, 1979), pp. 44-48 «Enlace». 
  10. Zbiss, Slimane-Mostafa. Brillante carrière en Tunisie de deux grand savants valenciens: Abu al-Mutarrif Ibn Amira et Muhammad Ibn al-Abbar. En Ibn al-Abbar: Polític i escriptor àrab valencià (1199-1260). València: Generalitat Valenciana, 1990, p. 104
  11. Francisco Codera, Tomo III de la "Tecmila" de Aben Alabbar
  12. Molina, Luis. La Takmila de Ibn al-Abbar, fuente para la historia del siglo VIII. En Ibn al-Abbar: Polític i escriptor àrab valencià (1199-1260). València: Generalitat Valenciana, 1990, pp. 197-198
  13. Meouak, Mohamed. Al-Hulla al-Siyara’ d'Ibn al-Abbar: sources écrites et données historiques. En Ibn al-Abbar: Polític i escriptor àrab valencià (1199-1260). València: Generalitat Valenciana, 1990. p. 252
  14. Cheikha, Djomaa. El valor documental del Diwan de Ibn al-Abbar. En Ibn al-Abbar: Polític i escriptor àrab valencià (1199-1260). València: Generalitat Valenciana, 1990. p. 141-181

Bibliografía[editar]

  • El contenido de este artículo incorpora material del tomo 1 de la Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana (Espasa), cuya publicación fue anterior a 1938, por lo que se encuentra en el dominio público.
  • Huguet Pascual, Jesús. Ibn Al-Abbar, memoria a recobrar. Boletín de Estudios Municipal, 2a. etapa, 1 (Onda: Ayuntamiento, 1999), pp. 7-18.
  • Casiri, Bibliotheca Arábico-hispana (Madrid, 1760)
  • Derembourg, Manuscripts arabes de l'Escurial (París, 1884)

Enlaces externos[editar]