I Exposición Internacional de Escultura en la Calle

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Lady Tenerife, de Martín Chirino, fue la primera obra de la Exposición.

La I Exposición Internacional de Escultura en la Calle fue un evento cultural que tuvo lugar en Santa Cruz de Tenerife (Tenerife, Canarias, España) entre diciembre de 1973 y enero de 1974. Organizado por la Demarcación de Tenerife, La Gomera y El Hierro del Colegio Oficial de Arquitectos de Canarias, constituyó una de las mejores exposiciones de arte abstracto, conformada por obras de gran formato y notable potencia visual y estética.

Un total de cuarenta y tres escultores (de la talla de Joan Miró, Marino Marini, Henry Moore, Ossip Zadkine, Pablo Gargallo, Julio González, Óscar Domínguez, Alexander Calder, Alicia Penalba, Martín Chirino o Josep Maria Subirachs entre otros) tuvieron alguna pieza en la exposición, de las cuales treinta han permanecido en la ciudad. Actualmente se encuentran distribuidas principalmente por el Parque García Sanabria y la Rambla de Santa Cruz, situándose algunas pocas en zonas como el Parque Cultural Viera y Clavijo, el Parque Las Indias, la Avenida de Anaga y la Avenida 25 de Julio.

La Exposición[editar]

Maqueta de trabajo de la Reclining Figure del Lincoln Center, obra de Henry Moore. En la imagen, ejemplar del Charing Cross Hospital de Londres.

La exposición fue iniciativa de la Comisión de Cultura de la demarcación en Santa Cruz de Tenerife del Colegio Oficial de Arquitectos de Canarias. Presidida por Vicente Saavedra, formaban también la comisión los arquitectos José Manuel Hernández, Carlos A. Schwartz, José Antonio Vías, Juan Fernández de Villalta, Francisco Artengo y Hortensia Ramos-Izquierdo como secretaria. El crítico de arte Eduardo Westerdahl participaría en la misma a petición de la propia comisión para asesorar en el proyecto. Posteriormente se formaría una Comisión de Honor integrada, además de por Westerdahl, por el pintor Joan Miró, el arquitecto Josep Lluis Sert y el artista y crítico de arte Roland Penrose.

La idea era realizar una muestra para disfrute del ciudadano fuera de espacios museísticos y rompiendo con la idea de la tradicional escultura conmemorativa, en consonancia con la pieza Lady Tenerife de Martín Chirino, que desde 1972 se erigía en la plaza de la sede del Colegio. El evento fue posible gracias a la participación económica del Cabildo Insular de Tenerife, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, la Caja General de Ahorros, la Delegación Nacional de Bellas Artes, Disa y aportaciones de empresas locales. El presupuesto fue destinado a gastos de transporte de varias esculturas, seguros, viajes y estancias de los escultores invitados, así como la mano de obra y materiales necesarios para las piezas realizadas en la ciudad.

Organización[editar]

Durante los meses de octubre y noviembre de 1973 se marcaron los lugares elegidos para la ubicación de las distintas obras, cedidas por museos, colecciones particulares, enviadas por los propios artistas o realizadas in situ por los escultores.

Gracias a la mediación de Mark Macken, director del Middelheimmuseum de Amberes y participante en la exposición, dicho museo envió tres obras: Miracolo de Marino Marini, Phoenix de Ossip Zadkine y El Profeta, de Pablo Gargallo. Procedentes de la Galería Maeght de París llegaron un Stabile-Mobile de Alexander Calder y Mujer de Joan Miró. El Museo de Arte Moderno de Barcelona cedió la escultura Mujer sentada nº2 de Julio González, mientras que el Instituto Británico de esa ciudad contribuyó con Standing Armed Figure de Bernard Meadows y Reclining Figure de Kenneth Armitage.

El propio Henry Moore envió una maqueta en bronce de la Reclining Figure que se encuentra en el Lincoln Center de Nueva York. Elvireta Escobio, viuda de Manolo Millares, cedió la obra de este autor Objeto para la paz. De Italia llegaron Cilindro construito de Arnaldo Pomodoro y La Catedral, de Alicia Penalba. Procedente de Madrid, La mujer de la estrella de Alberto Sánchez Pérez, cedida por su familia. Desde Vizcaya, Néstor Basterrechea llevó Idditu. Xavier Corberó concurrió con Ejecutores y ejecutados, Claude Viseux lo hizo con Homenaje a Millares, Amadeo Gabino con Estela espacial, Joaquín Rubio Camín aportó Nivel y Marcel Martí y Jorge Jiménez Casas sendas obras sin título. La obra Caja de música I, de Agustín Cárdenas Alfonso, fue cedida por un una colección particular. El vizconde Charles de Noailles envió los planos del Monumento al gato, obra de Óscar Domínguez en forma de arco que se situaba en la Villa Noailles de Hyères, siendo reproducida para esta exposición; asimismo, cedió la obra Pirata, del mismo autor.

El Profeta, de Pablo Gargallo, una de las obras expuestas.

Varias obras, no obstante, fueron realizadas por sus autores en el mismo emplazamiento previsto o en talleres de la isla. Fue el caso de Móvil, de Francisco Sobrino Ochoa; Penetrable, de Jesús Soto; Solidaridad, de Mark Macken; Hombre, de María Simón; Homenaje a las Islas Canarias, de Pablo Serrano; Laberinto. Homenaje a Borges, de Gustavo Torner; Homenaje a Pascal, de Gottfried Honegger; Homenaje a Gaudí, de Eduardo Paolozzi; Macla, de Eduardo Gregorio; Móvil, de Eusebio Sempere; Introversión, de Josep Maria Subirachs; Dado para 13, de Remigio Mendiburu; Lorea, de Ricardo Ugarte; así como las obras sin título de Josep Guinovart, José Abad, Andreu Alfaro, Jaume Cubells, Federico Assler y Feliciano Hernández.

Además de las obras citadas, fueron prometidas otras por Jean Tinguely, Niki de Saint-Phalle y Mario Ceroli que no llegaron a realizarse. El evento fue cubierto por las cámaras de Carlos A. Schwartz y Efraín Pintos. La muestra tuvo repercusión en la prensa internacional, con artículos en la revista francesa Recherche&Architecture y el periódico británico The Times, con un artículo del propio Roland Penrose. El periodista Juan Cruz Ruiz realizó entrevistas a los escultores para el periódico El Día.

I Simposium de Arte en la Calle[editar]

Paralelamente a la Exposición se realizaron varias actividades culturales relacionadas con la muestra. Durante los días 10, 11 y 12 de diciembre se llevó a cabo el I Simposium de Arte en la Calle, organizado por el propio Colegio de Arquitectos junto al Departamento de Arte de la Universidad de La Laguna. Con el objetivo de discutir sobre la integración del arte en los espacios urbanos, participaron como ponentes Xavier Rubert de Ventós, Oriol Bohigas, Valeriano Bozal, Jacques Lassaigne, Simón Marchán, Juan Manuel Bonet, Gillo Dorfles, Eduardo Westerdahl, José Rogelio Buendía y José Luis López Aranguren, con diversas mesas de trabajo.

Legado[editar]

Al finalizar la Exposición, veintinueve de las obras permanecieron en la ciudad. Se acordó repetir la Exposición cada tres años y añadir al menos una escultura contemporánea a la ciudad anualmente, si bien ninguno de esos objetivos fue realmente cumplido. La obra Mujer de Miró, una vez devuelta, fue sustituida por Femme Bouteille, del mismo escultor. En 1977, Moore cedió Guerrero de Goslar, ejemplar de una serie de esculturas presentes en varios países. Actualmente La mujer de la estrella (Alberto Sánchez) se encuentra en el interior de la sede del Colegio de Arquitectos, mientras que Idittu se encuentra en la Biblioteca Municipal Central, situada en el Tenerife Espacio de las Artes. La obra Penetrable, de Soto, fue retirada por el Colegio por el deterioro causado constantemente en los cordones colgantes de plástico pese a las sucesivas restauraciones. La obra de Jorge Jiménez Casas quedó destruida en un temporal en 1974.

El conjunto de treinta esculturas presente en la ciudad a día de hoy constituye un museo abierto de gran valor. En 1994 se llevó a cabo la II Exposición Internacional de Escultura en la Calle, que pese a ser más modesta que la primera añadió varias obras a la ciudad.


Colección actual[editar]

Obra
Autor
Localización
Material
Medidas
Descripción
Imagen
Sin título
José Abad
Intersección C/ Ramiro de Maeztu y Avenida Benito Pérez Armas.
Hierro y duraluminio.
6 x 2 x 3 m.
Realizada con los restos de un avión siniestrado, presenta un lenguaje típico en la obra de Abad: objetos trabajados en metal sujetos en cajas abiertas a modo de andamio. De 1973. Restaurada en 2010.
Abad 02.jpg
Hombre
María Simón
Avenida de los Reyes Católicos.
Hierro.
2'87 x 1'70 x 0'70 m.
Formada a modo de "caja de cartón" desplegada, explorando el uso del plano en la escultura, una constante en Simón. De 1973.
Simon 01.jpg
Móvil
Francisco Sobrino Ochoa
Plaza de la República Dominicana.
Hierro y poliéster pintado.
12'17 x 3'10 x 0'97 m.
Un gran móvil de dos brazos con cuatro esferas cada uno, que permite variadas experiencias visuales y espaciales, propias de la escultura cinética. De 1973.
Sobrino 02.jpg
Femme Bouteille
Joan Miró
Avenida de las Asuncionistas.
Bronce.
1'20 x 3 m.
Mujer-botella o gran insecto, se enmarca en la tendencia surrealista. No formó parte de la Exposición, fue colocada posteriormente. De entre 1972-1975. Declarada Bien de Interés Cultural en 2007.[1]​ Restaurada en 2013.
Miro 05.jpg
Sin título
Andreu Alfaro
Puente de las Asuncionistas.
Aluminio.
4 x 4 m.
Rueda helicoidal constructivista y dinámica que ofrece múltiples perspectivas. De 1973.
Alfaro 03.jpg
Ejecutores y ejecutados
Xavier Corberó
Rambla de Santa Cruz
Poliéster pintado, columnas de hormigón y sogas
1'17 x 2'10 x 0'97 m.
Formas globulares dobles, tres de ellas en rojo colgando de ramas de los árboles, otras tres en negro sobre columnas de diferentes alturas. De 1973. Restaurada en 2008 y desplazada unos metros a ramas más robustas.
Corbero 04.jpg
Guerrero de Goslar
Henry Moore
Rambla de Santa Cruz
Bronce.
3 x 1'10 x 1'22 m.
Forma parte de una serie de esculturas del mismo nombre presente en varias ciudades del mundo. No formó parte de la exposición, fue enviada por Moore posteriormente. De 1977. Declarada Bien de Interés Cultural en 2007.[2]​ Restaurada en 2010.
Moore 01.jpg
Nivel
Joaquín Rubio Camín
Rambla de Santa Cruz
Acero laminado y metalizado en cobre.
0'87 x 1'25 x 4 m.
Una de las obras más esquemáticas de la Exposición, de gran pureza formal. La base sobre la que se asienta, con una incisión acanalada, forma parte de la obra. De 1972.
Camin 02.jpg
Lorea
Ricardo Ugarte
Rambla de Santa Cruz
Hierro pintado.
5'21 x 2'76 x 2'40 m.
Superposición de cubos modulares con diferentes cortes, creando un árbol que incorpora el espacio como elemento de la pieza de arte. De 1973. Restaurada en 2010.
Ugarte 01.jpg
Sin título
Marcel Martí
Avenida 25 de Julio
Piedra caliza.
1 x 0'80 x 0'55 m.
Escultura de formas orgánicas y sensuales. De 1973.
Marti 1973 02.jpg
Homenaje a Pascal
Gottfried Honegger
Avenida 25 de Julio
Hormigón pintado.
4'80 x 0'60 x 0'60 m.
Pieza totémica formada por añadido de volúmenes en vertical, presentándose como continuo virtualmente infinito. Su nombre se refiere a Blaise Pascal. De 1973.
Honegger 01.jpg
Solidaridad
Mark Macken
Parque García Sanabria
Hormigón y cadena de hierro.
2'23 x 1 x 0'77 m. Cubos: 0'60 x 0'60 m.
Un cuerpo central formado por dos prismas irregulares en conjunción, con superficie externa picada e interna lisa. Alrededor, doce cubos atravesados por una gruesa cadena de hierro pavonado que se pueden mover, invitando a su reorganización y al asiento. De 1973. Restaurada en 2006.
Macken 01.jpg
Laberinto. Homenaje a Borges
Gustavo Torner
Parque García Sanabria
Hormigón armado pintado.
3'50 x 7 x 7 m.
Está formada por veintidós módulos verticales en forma de L de superficie lisa pintada de blanco, a modo de laberinto abierto. El nombre se refiere a Jorge Luis Borges. De 1973. Restaurada en 2006.
Torner 01.jpg
Sin título
Federico Assler
Parque García Sanabria
Cemento blanco con marmolina.
2'35 x 3 x 0'77 m.
Cuatro figuras antropomórficas con protuberancias, sobre una base de hormigón a ras del suelo. Se encuentran separados por pares unidos entres sí, cada uno partido horizontalmente por la mitad. De 1973. Restaurada en 2006.
Assler 01.jpg
Homenaje a Millares
Claude Viseux
Parque García Sanabria
Acero inoxidable. Pedestal de hormigón.
1'22 x 2 x 2 m.
Descansa encajada en un cilindro de hormigón, permitiendo al ser girada producir un potente sonido metálico. De 1973. Restaurada en 2006.
Viseux 01.jpg
Sin título
Josep Guinovart
Parque García Sanabria
Hierro, hormigón y varillas de latón.
7'20 x 4 x 4 m.
De un estanque circular se alza un poste rematado por una estructura de aros, de la que cuelgan varillas que sostienen sacos de hormigón, algunos pintados en negro y rojo. De 1973. Restaurada en 2006.
Guinovart 01.jpg
Homenaje a las Islas Canarias
Pablo Serrano
Parque García Sanabria
Hormigón.
2'90 x 5'80 x 2'40 m.
Siete volúmenes que emergen de un suelo adoquinado con perforaciones circulares y huellas de manos. Originalmente tenía luces internas y brotes de agua, que no funcionan actualmente. De 1973. Restaurada en 2006.
Serrano 01.jpg
Monumento al gato
Óscar Domínguez
Parque García Sanabria
Piedra, cemento, cristal y hierro.
2'90 x 3'80 x 0'40 m.
Arco de cuatro columnas con ojos de cristal verde en el friso, varillas de metal a modo de bigotes y rematado por triángulos como orejas. Reproducción del original propiedad del vizconde de Noailles (1952-53). De 1973. Restaurada en 2006.
Monumento al Gato.jpg
Dado para 13
Remigio Mendiburu
Parque García Sanabria
Hormigón.
2'60 x 4'80 x 4'80 m.
Laberinto sin techo de gruesas paredes perforadas, con cuatro entradas. En su interior, un cilindro a modo de mesa o altar. De 1973. Restaurada en 2006.
Mendiburu 01.jpg
Homenaje a Gaudí
Eduardo Paolozzi
Parque García Sanabria
Hormigón armado prefabricado.
3'36 x 35'6 x 15'5 m.
Compuesta por módulos prefabricados unidos en siete grupos serpenteantes, pensado para el uso infantil. Su nombre se refiere a Antoni Gaudí. De 1973. Restaurada en 2006.
Paolozzi 01.jpg
Introversión
Josep Maria Subirachs
Parque García Sanabria
Hormigón armado.
3'74 x 2'38 x 2'48 m.
Pedestal cuadrangular coronado por un cuerpo en forma de L invertida y otro de libro abierto, con una gran huella en negativo en forma de mano. De 1973. Restaurada en 2006.
Suburachs 01.jpg
Sin título
Jaume Cubells
Parque García Sanabria
Hormigón coloreado.
3'40 x 1'78 x 1'92 m.
Abstracción geométrica de un torso femenino, con dibujos simples en relieve. De 1973. Restaurada en 2006.
Cubells 02.jpg
Estela espacial
Amadeo Gabino
Parque García Sanabria
Acero inoxidable.
5 x 1'01 x 1'01 m.
Columna de planchas metálicas superpuestas y remachadas, con ligeras ondulaciones. De 1973. Restaurada en 2006.
Gabino 01.jpg
Sin título
Feliciano Hernández
Rambla de Santa Cruz
Hierro pintado.
4'18 x 3'29 x 0'70 m.
Módulos cúbicos colocados en equilibrio sujetos con tensores a una base curva. De 1972.
Feliciano Hernández, escultura en Santa Cruz de Tenerife.jpg
Lady Tenerife
Martín Chirino
Rambla de Santa Cruz
Hierro pintado.
3'48 x 3'35 x 6'67 m.
Estructura metálica de formas curvas, pertenecientes a la serie Ladys del autor. Encargo del Colegio de Arquitectos, Demarcación de Tenerife, La Gomera y El Hierro, que es propietario. De 1972.
Martin Chirino 01.jpg
Móvil
Eusebio Sempere
Avenida de Anaga
Acero Inoxidable.
2,99 x 3,40 x 2,20 m.
Estructura de dos paneles de barras metálicas, que crean efectos con la luz, el fondo y el movimiento del espectador, propio de la escultura cinética. Durante la Exposición estuvo en la Rambla de Santa Cruz. De 1973.
Sempere 01.jpg
Idittu
Néstor Basterrechea
Biblioteca Municipal Central (Tenerife Espacio de las Artes)
Madera de roble.
2'50 x 1'10 x 1'33 m.
Formada por concavidades en la madera que generan una figura antropomórfica. Su nombre se refiere a un genio o espíritu de la mitología vasca. Durante la exposición estuvo en el Colegio de Arquitectos. De 1973.
Basterretxea 01.jpg
Macla
Eduardo Gregorio
Parque de las Indias
Hormigón prefabricado.
2'27 x 2'50 x 2'50 m.
Escultura de líneas puras compuesta por tres volúmenes cruzados. Durante la exposición estuvo en la Rambla de Santa Cruz. De 1973.
López 01.jpg
La mujer de la estrella
Alberto Sánchez Pérez
Sede del Colegio de Arquitectos
Bronce.
2'30 x 0'42 x 0'39 m.
Abstracción estilizada de una mujer coronada por una estrella de seis puntas. Es propiedad del Colegio de Arquitectos. De 1956.
X
Penetrable
Jesús Soto
Retirada.
Hierro y nylon.
5 x 5 x 14 m.
Estructura metálica pintada de blanco a modo de pérgola de la que cuelga gran cantidad de cordones de nylon transpartente amarillo de 4mm. de diámetro. Obra de cáracter lúdico que invita a atraversarla, fue retirada por vandalismo continuado en los cordones.
X

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Westerdahl, Eduardo; Pérez Minik, Domingo; Cruz Ruiz, Juan (1985). Carlos A. Schwartz, ed. Santa Cruz de Tenerife. Esculturas en la Calle. Santa Cruz de Tenerife: Consejería de Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias. 
  • Carnero, Aurelio; Duque, Daniel; Schwartz, Carlos A. (1996). Carlos A. Schwartz, ed. Iª Exposición de Esculturas en la Calle. Santa Cruz de Tenerife: Cabildo de Tenerife. ISBN 84-87340-63-6. 
  • Oropesa Hernández, Tomás (1994). Guía del Parque Municipal García Sanabria. Santa Cruz de Tenerife: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. 
  • Guerra Pérez, Mª Isabel; Marrero Morales, Manuel (1977). Iniciación al estudio del arte contemporáneo: el arte, otra forma de comunicación. Exposición Internacional de Escultura en la Calle. Santa Cruz de Tenerife. Santa Cruz de Tenerife: Dirección General de Ordenación Educativa e Innovación de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias. 
  • Penrose, Roland (23 de febrero de 1974). «Sculpture in Santa Cruz». The Times. 
  • «Exposition Internationale de Sculpture dans la Rue». Recherche & Architecture (19). 1974. 
  • «Arte en la Calle». El Día. 23/11/73. 

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]