IOTA (protocolo)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
IOTA
https://iota.org/
Iota logo.png
Información general
Desarrollador(es) Fundación IOTA y comunidad de usuarios
Lanzamiento inicial 11 de junio de 2016
Género Tecnología de Contabilidad Distribuida
Programado en Java, Javascript, GO, C++, Python
Licencia Código abierto
Estado actual En desarrollo


IOTA es una tecnología de contabilidad distribuida de código abierto, cuyo objetivo es permitir, de forma segura, el intercambio de información y valor entre máquinas en el Internet de las Cosas. Una de las principales innovaciones de IOTA radica en que, en vez de la tradicional Blockchain, utiliza una arquitectura basada en un concepto matemático llamado Grafo Acíclico Dirigido (DAG). Dicha arquitectura hace posible que no existan comisiones y que la red aumente su capacidad conforme se incremente el número de usuarios, IOTA se encuentra actualmente en fase de desarrollo y se espera que, a lo largo de 2019, la tecnología esté preparada para ser adoptada a una escala masiva. IOTA fue fundada en 2015 por David Sønstebø, Sergey Ivancheglo, Dominik Schiener y Serguei Popov.

El proyecto es supervisado por la Fundación IOTA, una entidad sin ánimo de lucro situada en Alemania, que se encarga del desarrollo de la tecnología y de fomentar su adopción. Uno de los principales objetivos de la Fundación es aumentar la adopción del protocolo con vistas a convertirlo en un estándar. Para ello, están trabajando en su implementación en cadenas de suministro, en el sector de la movilidad (coches eléctricos y autónomos), en el sector sanitario, además de en otras áreas como fintech, industria 4.0 o identidad de las cosas. Unos de los proyectos más importantes que ya está en marcha es el mercado de datos, que ha reunido a grandes empresas como Bosch, Volkswagen, Orange, Accenture o Schneider Electric, con el objetivo de crear un mercado descentralizado donde se puedan vender y comprar flujos de datos.[1][2]

Moneda y unidades[editar]

Iota es la moneda utilizada para trasmitir valor a través del protocolo de IOTA. El suministro total de Iotas es de 2.779.530.283.000.000, este suminstro es fijo y nunca se crearán más Iotas. Dicha cantidad se creó en el momento en el que empezó a funcionar la red a través de la transacción génesis. El 100% de la monedas fueron distribuidas a través de una ICO (Initial Coin Offering) entre los primeros inversores del proyecto. No se reservó ninguna cantidad para los desarrolladores ni para la Fundación. Para la creación de la Fundación la comunidad donó alrededor del 5% del total de las monedas.

La unidad de cuenta más pequeña en IOTA es un Iota. Los nombres de las unidades más grandes son creados utilizando como referencia los prefijos utilizados en el sistema métrico. Un millón de Iotas forman un MegaIota o Miota (Mi), esta unidad es la utilizada para la compra-venta en las casas de cambio. Por orden de tamaño, los nombres de las unidades son:

Iota = 1 Iota = 1i = 1i
KiloIota = 1 Kiota = 1Ki = 1,000i
MegaIota = 1 Miota = 1Mi = 1,000,000i
GigaIota = 1 Giota = 1Gi = 1,000,000,000i
TeraIota = 1 Tiota = 1Ti = 1,000,000,000,000i
PetaIota = 1 Piota = 1Pi = 1,000,000,000,000,000i

No se debe confundir con la notación de prefijo binaria donde 1 KiB son 1024 Bytes.

Funcionamiento[3][editar]

En vez de utilizar una arquitectura basada en Blockchain, IOTA utiliza un Gráfico Acíclico Dirigido (DAG). La versión particular de esta arquitectura que utiliza IOTA es conocida como "the Tangle" debido a su aspecto de red enmarañada.

Transacciones, confirmaciones y tips.

La estructura de datos en IOTA está formada por un gráfico cuyos vértices son transacciones y cuyos bordes representan confirmaciones. Cada transacción tiene un peso propio y un peso acumulado. El peso acumulado es la suma de los pesos de todas las transacciones que confirman esa transacción ya sea directa o indirectamente. Las nuevas transacciones que aún no han sido confirmadas se denominan tips. Cuando se adjunta una nueva transacción a la red, esta debe confirmar dos tips que no contengan transacciones contradictorias utilizando el algoritmo de selección de tips.

Algoritmo de selección de tips.[4]

El algoritmo de selección de tips es el algoritmo que se utiliza para determinar que tips confirmar. El algoritmo, desde un punto dentro del gráfico, va "caminando" aleatoriamente a través de sus bordes pasando de una transacción a otra de manera aleatoria hasta que llega a un tip que sea compatible con el estado de la red (que no contenga un doble gasto). Este proceso no es completamente aleatorio, ya que el algoritmo está ligeramente sesgado para caminar hacia las transacciones que cuenten con un mayor peso acumulado. El nivel de aleatoriedad del algoritmo viene determinado por el parámetro α[5], cuando α = 1 el algoritmo es totalmente determinista y únicamente camina hacia las transacciones más pesadas. Cuando α = 0 el algoritmo es totalmente aleatorio. Actualmente la Fundación está estudiando el valor óptimo de α.

Consenso.[6]

Las características de IOTA permiten que se puedan formar varias ramas diferentes dentro de la red que pueden llegar a contener transacciones incompatibles. Sin embargo, solamente una rama pasará a formar parte del consenso, aunque eventualmente puedan converger ramas diferentes que no contengan transacciones incompatibles. Esto se consigue gracias a que el algoritmo de selección de tips incentiva que, bajo la asunción de que el flujo de transacciones honestas es suficientemente alto[7]​, se forme una rama más pesada (con un mayor peso acumulado total). El consenso de la red viene, por tanto, determinado por el criterio de la rama más pesada (en el caso de blockchain el criterio que se usa es el de la cadena más larga). En la actualidad, debido a que la actividad de la red no es aún lo suficientemente alta el consenso es definido por el coordinador.

IOTA tangle Cada cuadrado en este esquema representa una transacción. Cada nueva transacción confirma aleatoriamente dos transacciones anteriores. Cada validación (n) de una transacción incrementa las posibilidades de que esa transacción sea válida, el receptor de esa transacción puede elegir el número de confirmaciones necesarias para aceptar esa transacción (c). En esta figura, las cajas rojas indican las transacciones donde n>0, pero por debajo de un cierto límite de confirmaciones n<c. Las cajas grises representan transacciones donde n=0. Las cajas verdes representan transacciones que han sido validadas un número suficiente de veces, siendo confirmadas por la dirección del receptor, n>=c.

Características[editar]

El protocolo de IOTA cuenta con la siguientes características:

  • Ausencia de comisiones. Se pueden transmitir tanto valor como datos sin pagar ninguna comisión.
  • Ausencia de intermediarios. No hay ninguna entidad que gestione los pagos ni ningún minero que confirme las transacciones.
  • Escalabilidad. Desde un punto de vista teórico la escalabilidad de un DAG es mucho mejor que la de una cadena de bloques. Esto es así por que en una cadena de bloques los bloques actúan como un cuello de botella, provocando que, cuando los bloques se llenan, se forme una cola de transacciones que tendrán que pagar una comisión cada vez mayor a los mineros para que incluyan sus transacciones en el siguiente bloque. En IOTA, al no existir bloques, todas las transacciones son incorporadas a la red consiguiendo de esta manera una menor latencia y una mejor escalabilidad. A pesar de esta ventaja, aún existen retos que superar para alcanzar una escalabilidad prácticamente ilimitada, como por ejemplo conseguir que la red puede ser separada en diferentes partes (economic clustering[8]​) de tal manera que los nodos solo tengan que procesar las transacciones de su "cluster".
  • Inmutabilidad. Una vez que una transacción ha sido confirmada esta ya no se puede alterar ni modificar.
  • Tolerancia al particionado. A diferencia de los sistemas basados en la cadena de bloques, donde una fragmentación de la red provoca la aparición de otra cadena incompatible con la original (hard fork); en IOTA la fragmentación de la red sí que es posible, permitiendo que una parte de la red se separe de la principal para más tarde volver a incorporarse ella. Esto permite, por ejemplo, que se puedan realizar transacciones sin conexión a Internet a través de otros medios para transmitir información como Bluetooth o LoRaWAN. Gracias a esto, dispositivos de IoT que no tienen acceso continuo a Internet pueden transmitir datos y realizar pagos utilizando los medios anteriormente mencionados.
  • Descentralización. En una red descentralizada no hay ninguna persona o entidad de la que dependa el funcionamiento de la red ni que pueda influir en ella. De momento esta propiedad no se cumple completamente debido a la presencia del Coordinador. Aun así, es importante señalar que el coordinador no implica que se produzca una centralización total, el coordinador no tiene capacidad para censurar a nadie en la red ni para impedir que cualquier persona participe. Además, los nodos de la red pueden comprobar que el coordinador no rompe el consenso.
  • Resistencia a ataques cuánticos. La criptografía utilizada por IOTA incluyes firmas Winternitz que hacen a la red inmune a ataques realizados por ordenadores cuánticos. Este tipo de firmas provoca que no se deba reutilizar una dirección una vez ha sido usada, ya que después de cada uso una parte de la clave privada es expuesta.
  • Sistema ternario. La lógica utilizada por IOTA está basada en el sistema ternario balanceado {-1, 0, 1}, en vez de en el sistema binario {0, 1}. De acuerdo con la Fundación está elección se justifica en que los sistemas ternarios pueden ser mucho más eficientes energéticamente, consideración fundamental para dispositivos IoT.

Coordinador[editar]

Actualmente la red de IOTA se encuentra administrada por un Coordinador,[9]​ que durante la fase de desarrollo y adopción del protocolo se encarga de evitar ataques a la red emitiendo las llamadas "milestones". Mientras el Coordinador este activado, los nodos de la red únicamente validarán aquellas transacciones que hayan sido referenciadas previamente por estas "milestones". Cuando la actividad de la red sea lo suficientemente alta el Coordinador ya no será necesario y se desactivará, la Fundación aún no ha especificado como tendrá lugar dicho proceso de desactivación. Actualmente se están realizando simulaciones en varios superordenadores para analizar el nivel de actividad necesario de la red para que esta sea segura sin el Coordinador.

Módulos[editar]

IOTA se diseñó siguiendo el principio de modularidad. Este principio se plasma en las distintas capas de protocolo que forman la tecnología de IOTA. En primer lugar existe una capa básica que permite la transmisión de valor y datos sin comisiones. Sobre está capa básica se pueden construir módulos que ofrezcan funcionalidades adicionales. Dichos módulos se denominan módulos IXI (Iota eXtension Interface). Los módulos que existen actualmente son:

  • Masked Autheticated Messaging. Este módulo permite enviar flujos de datos encriptados, como la RSS, a través de la red de IOTA. El kit de desarrollo XDK IoT de Bosch y el Ruuvitag, un sensor de código abierto diseñado por Ruuvi Labs, ya usan MAM.[10]
  • Flash Channels. Permite la creación de canales de pago instantáneos, bidireccionales y off-Tangle (transacciones realizadas sin conexión a Internet que más tarde pueden incorporarse a la red principal). Esto permite a las partes realizar transacciones a alta velocidad sin tener que esperar a que su transacción sea confirmada. Cuando se crea un canal, cada parte deposita la misma cantidad de Iotas en una dirección con firmas múltiples controlada por todas las partes. Una vez que los depósitos iniciales son confirmados, el canal no necesita interactuar con la red hasta que se cierre. Cuando las partes terminan sus transacciones, los balances finales son publicados en la red. Este enfoque permite reducir miles de transacciones a dos. Un ejemplo de uso es pagar por cargar inalámbricamente tu teléfono en una cafetería. Si el teléfono y la cafetería abren un canal de pago, los pagos se realizan cada segundo del teléfono a la cafetería. Una vez que la carga esta terminada, el canal se cierra y el pago es guardado en la red.[11]
  • Hub.[12]​ Este módulo está destinado a facilitar a los proveedores de servicios, como casas de cambio, el proceso de integración de IOTA. Se trata de una API gRPC que permite a los proveedores de servicios automatizar tareas como la gestión de semillas o el monitoreo y la confirmación de transacciones, entre otras.
  • Qubic (en desarrollo).[13]​ Qubic es un protocolo de computaciones basadas en quorum que permite a la red de IOTA soportar contratos inteligentes, computación distribuida y oráculos. El protocolo utiliza IOTA como sistema para transmitir mensajes y recompensas a los nodos por la realización de tareas de procesamiento. Las tareas que un usuario quiera que sean procesadas por el protocolo son recogidas en transacciones con cero valor (qubics) y enviadas a una asamblea de nodosQ. Todos los nodosQ dentro de una misma asamblea procesan los mismos qubics. Cuando los nodosQ han terminado las tareas de procesamiento votan dentro de la asamblea cual es el resultado correcto (aquel que alcance 2/3 de los votos). Cuando se ha alcanzado un consenso, el resultado es publicado en el Tangle y las recompensas son repartidas entre los nodos de la asamblea. Este sistema supone un paso adelante en el desarrollo de los contratos inteligentes ya que, en otros protocolos como Ethereum, todos los contratos inteligentes tienen que ser procesados por todos los nodos de la red.

Fundación IOTA[editar]

La Fundación IOTA es una organización sin ánimo de lucro situada en Alemania que coordina y financia el desarrollo de la tecnología y del ecosistema de IOTA. La Fundación IOTA ha sido la primera asociación sin ánimo de lucro alemana que ha sido financiada exclusivamente con criptomonedas. En Noviembre de 2017, la fundación tenía a su disposición un fondo de 100 millones de dólares para llevar a cabo esta tarea. [14]

La Fundación colabora con organizaciones (gobiernos, empresas y ONGs) para acelerar el desarrollo y adopción de IOTA como un proyecto de código abierto. Además es, junto a la comunidad de desarrolladores, la principal encargada de la investigación y desarrollo del protocolo. Los órganos más importantes de la Fundación son:

  • Junta de directores.

Se encarga de la dirección de la Fundación y de establecer las prioridades en el desarrollo de IOTA. Está formada por Ralf Rottmann, David Sønstebø y Dominik Schiener.

  • Junta de Supervisión.

Formada por expertos de la industria que proporcionan una supervisión externa de la Fundación y consejo a la Junta Directores. Está formada por Johann Jungwirth (Chief Digital Officer (CDO) del grupo Volkswagen), Richard Soley (CEO de OMG y director ejecutivo del Consejo de Estándares de la Nube y del Consorcio del Internet Industrial) y Rolf Werner (Director de Fujitsu en Europa Central).[15]

Proyectos[editar]

Mercado de datos[editar]

IOTA lanzó el 28 de Noviembre de 2017 un mercado de datos para la compraventa de datos generados por sensores de terceros. Su objetivo es monetizar un mercado que está creciendo exponencialmente y que genera actualmente 2,5 trillones de bytes de datos. El proyecto cuenta con la participación de más de treinta organizaciones globales, incluyendo a Deutsche Telekom, Bosch, Microsoft, PricewaterhouseCooper, Airbus, Cisco, Samsung, Orange, Fujitsu y Huawei. Este mercado de datos permite a los dispositivos conectados  transmitir de forma segura, y vender y comprar datos de cualquier tipo y tamaño en cualquier parte del mundo y a cualquier comprador. Las microtransacciones son gestionadas de manera descentralizada por el protocolo de IOTA. Algunos de los datos que están disponibles actualmente incluyen mediciones ambientales, datos de la agricultura en Africa y datos médicos anónimos transmitidos desde dispositivos móviles. [16][17]​Los internautas también podrán vender sus datos en el mercado de datos .[18]

Smart Cities[editar]

Asia[editar]

El 30 de enero de 2018, la ciudad de Taipei y la Fundación IOTA anunciaron una colaboración para convertir a Taipei en una smart city. La ciudad utilizará la tecnología de IOTA para crear un sistema de identidad digital denominado "TangleID" para los habitantes de la ciudad. El objetivo de este nuevo sistema es prevenir el robo de identidad y el fraude electoral.[19]​Otro proyecto que esta desarrollando Taipei utilizando la tecnología de IOTA es un sistema de gestión del consumo en el edificio municipal de la ciudad. Utilizando varios sensores IoT, se recoge el consumo de las diferentes plantas del edificio. Posteriormente, los datos son enviados a la red de IOTA para asegurar su veracidad.[20]

Europa[editar]

El 7 de Julio de 2018 la Fundación anunció su participación junto con otras 30 organizaciones, entre las que se encuentran la Universidad de Noruega, varios gobiernos municipales de Noruega y empresas, en el consorcio +CityxChange. Dicho consorcio tiene el objetivo de desarrollar demostraciones de las posibilidades que ofrecerán las Smart Cities en los ámbitos de materia regulatoria, mercado eléctrico, la creación de comunidades conectadas, y la aparición de nuevos modelos de negocio. El consorcio ha recibido 20 millones de euros en financiación provenientes del programa europeo de investigación y desarrollo Horizon 2020. Además, alguno de los integrantes del consorcio aportaron otros 10 millones de euros para implementar las demostraciones. Las demostraciones se implementarán en Limerick (Irlanda) y Trondheim (Noruega) para más tarde ser replicadas en otras cinco ciudades: Alba lulia (Rumanía), Sestao (España), Pisek (República Checa), Smolyan (Bulgaria) y Voru (Estonia).[21][22]

Movilidad[editar]

Una de las áreas en las que más se está experimento con IOTA es la de la movilidad. A comienzos de 2018 la Fundación y el Centro Internacional de Innovación en Trasportes (ITIC) anunciaron un acuerdo de colaboración. El ITIC es una organización sin ánimo de lucro especializada en desarrollar bancos de pruebas para coches autónomos. El objetivo de esta alianza es utilizar el mercado de datos de IOTA como plataforma para adquirir, compartir y seleccionar todos aquellos datos que se generen durante las pruebas de coches autónomos.[23]

En el área de la movilidad, IOTA también cuenta en su junta de supervisión con el Chief Digital Officer (CDO) del grupo Volkswagen, Johann Jungwirth. Jungwirth anunció en Febrero de 2018 en Bosch Connected World la intención del grupo Volkswagen de trabajar y colaborar con la Fundación con el objetivo de que los coches del futuro cuenten con su propia cartera de IOTA que les permita pagar automáticamente por determinados servicios como el parking o la recarga de los coches eléctricos.[24]

En Junio de 2018 Volkswagen presentó en la feria de digitalización e innovación alemana CEBIT, una prueba de concepto (PoC) en la que utiliza el protocolo de IOTA para transmitir actualizaciones de software "por el aire" para los coches autónomos. El protocolo de IOTA garantiza la transparencia y la inmutabilidad de las actualizaciones. También se anunció que el primer producto usando esta tecnología vería la luz a lo largo de 2019.[25]

Otros proyectos[editar]

La Fundación también está organizando grupos de trabajo centrados en promover y posibilitar el uso de IOTA en otros campos como las causas sociales, cadenas de suministro, e-Health, fintech, Investigación y desarrollo, interoperabilidad, energía e Industria 4.0.

Ecosistema[editar]

El ecosistema de IOTA es un plataforma donde se reúne la comunidad para compartir y desarrollar proyectos, tutoriales y eventos. Actualmente, el ecosistema cuenta con 63 desarrolladores, 49 tutoriales, 134 proyectos y 12 eventos. El ecosistema dispone también de un fondo gestionado por la Fundación destinado a apoyar financieramente los proyectos de código abierto de la comunidad. El fondo cuenta con 21,69 TeraIotas (40.000.000$) y se espera que a lo largo del mes de junio se repartan las primeras ayudas que irán desde cantidades pequeñas como 500$ hasta 250.000$ para aquellos proyectos que requieran mayor tiempo y trabajo.[26]

Críticas[editar]

A largo de los últimos meses de 2017 miembros de la Iniciativa de Monedas Digitales (DCI) del Media Lab del MIT publicaron una serie de artículos señalando una serie de supuestas vulnerabilidades y de defectos en el diseño de IOTA.[27]​ Dichas críticas se centraban principalmente en la función criptográfica utilizada por IOTA, en la existencia del Coordinador y en la participación de Microsoft en el Mercado de Datos.

La Fundación IOTA público un artículo en su página web respondiendo a estas críticas y señalando potenciales conflictos de intereses de los miembros del DCI.[28]

Cartera[editar]

Los fondos de los usuarios se encuentran guardados en direcciones en el Tangle. A través de una cartera, que funciona como una especie de navegador que interactúa con el Tangle, se puede acceder y utilizar estos fondos. Para poder acceder a la cartera los usuarios tienen que introducir su semilla. La semilla es un código de 81 caracteres compuesto por letras del alfabeto latino y el número 9. Estos caracteres deben ser generados aleatoriamente para evitar robos de fondos. La única manera de acceder a la cartera es a través de la semilla por lo que la perdida o robo de la misma supondría la irrecuperabilidad de los fondos.[29]​Se recomienda almacenar los fondos en la cartera Trinity[30]​, desarrollada por la Fundación, y disponible actualmente para Android e IOS. Dicha cartera genera de forma segura la semilla y la guarda con varias capas de encriptación dentro del dispositivo en el que está la cartera. Se recomienda guardar una copia física (en papel) de la semilla.

Casas de cambio[editar]

Para poder comprar y vender Iotas es necesario acudir a las casa de cambio. Las casas de cambio funcionan como mercados que ponen en contacto a compradores y vendedores. En estos mercados se intercambian Miotas por dinero fiat (dólares, euros...), Bitcoins o Ethers. Las casa de cambio más importantes por volumen de negociación son:

  • Bitfinex[31]​ (No permite el acceso a ciudadanos de EE.UU.)
  • Binance[32]
  • OKex[33]​ (No permite acceso a ciudadanos de EE.UU.)
  • CoinOne[34]

Referencias[editar]

  1. Ponciano, Jonathan. «IOTA Foundation Launches Data Marketplace For 'Internet-Of-Things' Industry». Forbes (en inglés). Consultado el 13 de febrero de 2018. 
  2. Foundation, IOTA. «The IOTA Data Marketplace». data.iota.org. Consultado el 13 de febrero de 2018. 
  3. «What is IOTA - IOTA Docs». docs.iota.org. Consultado el 2018-08-14. 
  4. «TipSelection Algorithm Documentation - HackMD». HackMD (en inglés). Consultado el 17 de julio de 2018. 
  5. «Alpha – IOTA». IOTA. 1 de agosto de 2018. Consultado el 2 de agosto de 2018. 
  6. Bramas, Quentin (2018-4). The Stability and the Security of the Tangle. Consultado el 17 de julio de 2018. 
  7. «Popov, Seguei - Saa, Olivia - Finardi, Paulo (2018 -3). Equilibria in the Tangle». 
  8. Come-from-Beyond (2018-06-09). «Economic Clustering and IOTA». Come-from-Beyond. Consultado el 2018-08-14. 
  9. «The Transparency Compendium – IOTA». IOTA. 15 de junio de 2017. Consultado el 13 de febrero de 2018. 
  10. «Introducing Masked Authenticated Messaging – IOTA». IOTA. 4 de noviembre de 2017. Consultado el 13 de febrero de 2018. 
  11. «Instant & Feeless: Flash Channels». Blogs.iota.org. 24 de septiembre de 2017. Consultado el 6 de diciembre de 2017. 
  12. «Introducing: IOTA Hub! – IOTA». IOTA. 2018-08-03. Consultado el 2018-08-14. 
  13. Qubic: Details on 03-06-2018, consultado el 11 de junio de 2018 
  14. «IOTA Support - the IOTA Foundation». iotasupport.com. Consultado el 6 de diciembre de 2017. 
  15. «Meet the Team | IOTA». www.iota.org (en inglés). Consultado el 4 de junio de 2018. 
  16. Ponciano, Jonathan. «IOTA Foundation Launches Data Marketplace For 'Internet-Of-Things' Industry». Forbes.com. Consultado el 6 de diciembre de 2017. 
  17. «IOTA Data Marketplace – IOTA». Blog.iota.org. 28 de noviembre de 2017. Consultado el 6 de diciembre de 2017. 
  18. Mix (28 de noviembre de 2017). «Microsoft and IOTA launch first cryptocurrency market for the Internet of Things». Thenextweb.com. Consultado el 6 de diciembre de 2017. 
  19. «Taipei Partners With IOTA To Become A Blockchain-Powered Smart City». Cointelegraph (en inglés). Consultado el 12 de marzo de 2018. 
  20. «IOTA Ecosystem Discover - Projects - Taipei City Hall Waste Management POC». ecosystem.iota.org. Consultado el 4 de junio de 2018. 
  21. «+CityxChange». cityxchange.eu (en nb-NO). Consultado el 17 de julio de 2018. 
  22. «Green light from the EU Commission for IOTA and the European smart city consortium +CityxChange». IOTA. 7 de julio de 2018. Consultado el 17 de julio de 2018. 
  23. «IOTA Partners with ITIC to Build A Global Alliance of Smart Mobility Testbeds | Automotive Innovations». www.itic-sc.com (en inglés estadounidense). Consultado el 12 de marzo de 2018. 
  24. Bosch Software Innovations (5 de marzo de 2018), Digitalization and mobility for all, consultado el 12 de marzo de 2018 
  25. «CEBIT '18: IOTA y Volkswagen presentan prueba de concepto para vehículos autónomos». Cointelegraph. 12 de junio de 2018. Consultado el 17 de julio de 2018. 
  26. «IOTA Ecosystem FAQ». ecosystem.iota.org. Consultado el 4 de junio de 2018. 
  27. Narula, Neha (7 de septiembre de 2017). «Cryptographic vulnerabilities in IOTA». Neha Narula. Consultado el 13 de febrero de 2018. 
  28. «Official IOTA Foundation Response to the Digital Currency Initiative at the MIT Media Lab — Part 1…». IOTA. 7 de enero de 2018. Consultado el 13 de febrero de 2018. 
  29. «IOTA Support - GUI Wallet - Creando un nuevo Monedero / Semilla». iotasupport.com. Consultado el 2 de abril de 2018. 
  30. «Trinity Wallet - IOTA». trinity.iota.org (en inglés). Consultado el 4 de junio de 2018. 
  31. «IOTA Trading on Bitfinex». Bitfinex. Consultado el 12 de marzo de 2018. 
  32. «Binance Lists IOTA». Support.binance.com. Consultado el 6 de diciembre de 2017. 
  33. «OKEx supports IOTA Deposit and Spot Trading». OKEx.com. Consultado el 6 de diciembre de 2017. 
  34. «IOTA». Coinone. Consultado el 12 de marzo de 2018. 

Enlaces externos[editar]