Hullera Vasco-Leonesa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
S.A. Hullera Vasco Leonesa
Acrónimo HVL
Tipo Bolsa de Madrid: HVL
Bolsa de Bilbao: HVL
Industria Minería
Fundación 1893
Fundador(es) José de Amézola y Viriga
Sede Pº de La Castellana, 126
Madrid, Flag of Spain.svg España
Área de operación Provincia de León
Presidente Antonio del Valle Alonso
Producción >1.200.000 t
Servicios 0510 Extracción de antracita y hulla
Beneficio neto 2.914 millones €
Capital social 24.706.080
Empleados 629
Sitio web www.sahvl.es
Cronología
Compañía Amézola y Cía. HVL

La Sociedad Anónima Hullera Vasco-Leonesa, también conocida por sus siglas HVL, es una empresa española fundada en 1893 que tiene como actividad principal la extracción y comercialización de carbón de hulla en el norte del país. Su área de actuación está concentrado en la cuenca leonesa, aunque tuvo explotaciones en la palentina. En la actualidad, HVL tiene una producción media de 1.200.000 t de carbón,[1]​ y su sede comercial está situada en el Paseo de la Castellana de Madrid.[2]

Historia[editar]

La sociedad fue fundada en Bilbao el 19 de octubre de 1893 por un grupo de empresarios vascos con un capital de 1.375.000 pesetas, y su primer presidente fue José de Amézola y Viriga, máximo accionista de la misma.[3]​ Su objetivo principal era la explotación de las cuencas carboníferas de León y Asturias, concentrando su actividad inicial en la cuenca Ciñera-Matallana, en la Montaña Central leonesa. Su primer gran contrato lo firma en 1896 con la Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España, para suministrar combustible mineral a la empresa ferroviaria.[4]

La necesidad del carbón de las cuencas leonesa y palentina en la siderurgia vizcaína propició la construcción del Ferrocarril de La Robla, inaugurado en 1894, y que propició el despegue de la compañía, que alcanzó las 100.000 t de producción en 1912.[1]​ En 1909, la sociedad adquiere Hulleras de Ciñera, que disponía de explotaciones en Santa Lucía y La Vid de Gordón.[4]

En 1942, la empresa fue adquirida por el empresario leonés Emilio del Valle Egocheaga. A partir de entonces, experimentó un crecimiento sustancial; en 1951 construye en La Robla una planta para fabricar aglomerados, que suministra a RENFE 250.000 t al año para la alimentación de sus locomotoras.[4]​ Entre los años 1960 y 1970, la empresa alcanza su límite de producción, llegando a las 870.000 t. En 1966 HVL se vio involucrada en una de sus operaciones más controvertidas, cuando adquirió en la cuenca de Barruelo de Santullán (Palencia), la empresa Hullas de Barruelo, que se encontraba bajo control estatal, presentando un ambicioso proyecto de reestructuración. Pero en 1967, y alegando que el Estado no había cumplido con las ayudas pactadas, la empresa declaró la crisis total de las instalaciones y solicitó a la Delegación de Trabajo el cierre de las mismas y el despido de todos sus empleados.[5]​ Así, entre 1969 y 1972, la cuenca hullera del Rubagón, cesó en su actividad tras 100 años de historia.[n. 1]​ También en 1966, la compañía se hace con el 50% de Hullas de Sabero, aunque con el tiempo se convierte en accionista mayoritaria.

La construcción, en 1971, de la central térmica de La Robla supuso un punto de inflexión para HVL, convirtiéndose en su principal cliente, lo que obligó a renovar las instalaciones, construyéndose en la localidad un nuevo lavadero de carbón que asumió toda la producción de la compañía.[4]​ La entrada de España en la Comunidad Económica Europea y su política de cierre de instalaciones deficitarias supuso un duro golpe para todo el sector en general, y HVL cesó su actividad en Matallana de Torío y posteriormente también en Hullas de Sabero.

La empresa comenzó el siglo XXI basándose en su proyecto "Nueva Mina", una moderna explotación de 12,7 km² con una inversión de 270 millones de euros y con unas reservas de carbón calculadas hasta el año 2025.[1]

El 28 de octubre de 2013, la compañía sufrió uno de los accidentes más graves de su historia moderna, al producirse un escape de gas grisú en el Pozo Emilio del Valle de Santa Lucía de Gordón, en León, que provocó la muerte de seis mineros, y heridas graves a otros cinco.[6]

Fundación HVL[editar]

En 1995, la compañía creó la Fundación Hullera Vasco-Leonesa, un proyecto cultural destinado a la gestión del patrimonio documental de la empresa, la promoción de la cultura y el patrimonio de León y su provincia, la publicación de libros y la gestión de la Escuela de Formación Profesional que posee en La Robla.[1]

Notas[editar]

  1. La cuenca de Barruelo fue reabierta en 1980 con la constitución de Hullas de Barruelo (MINAS DE BARRUELO), que se integró en 1998 en Uminsa, la cual cerró de nuevo todas las instalaciones en 2005.

Referencias[editar]

  1. a b c d Hullera Vasco-Leonesa «Web oficial de la SAHVL» Consultado el 23 de agosto de 2010
  2. CNMV «SOCIEDAD HULLERA VASCO LEONESA» Consultado el 23 de agosto de 2010
  3. Peatom «115 años con la Hullera Vasco-Leonesa» Consultado el 23 de agosto de 2010
  4. a b c d Saber «Empresas y emprendedores leoneses. Hullera Vasco Leonesa (1893-...) Consultado el 23 de agosto de 2010»
  5. Ayuntamiento de Barruelo. «La S. A. Hullera Vasco Leonesa y la acción concertada». Consultado el 9 de agosto de 2010. 
  6. El País "Seis muertos por un escape de gas en una mina de León" Consultado el 4 de noviembre de 2013

Enlaces externos[editar]