Hugo Banzer

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Hugo Banzer

Retrato oficial, 1971.


Presidente de la República de Bolivia
6 de agosto de 1997-7 de agosto de 2001
(4 años y 1 día)
Vicepresidente Jorge Quiroga Ramírez
Predecesor Gonzalo Sánchez de Lozada
Sucesor Jorge Quiroga Ramírez

21 de agosto de 1971-21 de julio de 1978
(Gobierno de facto)
(6 años y 11 meses)
Predecesor Juan José Torres
Sucesor

Dos sucesivos:



Ministro de Educación y Cultura
5 de noviembre de 1964-6 de agosto de 1966
Presidente
Predecesor Carlos Serrate Reich
Sucesor Edgar Ortiz Lema

Información personal
Nombre completo Hugo Banzer Suárez
Nacimiento 10 de mayo de 1926
Concepción, Departamento de Santa Cruz, República de Bolivia
Fallecimiento 5 de mayo de 2002 (75 años)
Santa Cruz de la Sierra, República de Bolivia
Causa de muerte Cáncer de pulmón
Nacionalidad Boliviana
Religión Católica
Familia
Padres César Banzer
Luisa Suárez
Cónyuge Yolanda Prada (n. 1932-f. 2015)
Educación
Educado en Colegio Militar del Ejército
Información profesional
Ocupación Militar y político
Rama militar Ejército de Bolivia Ver y modificar los datos en Wikidata
Rango militar General de Ejército
Partido político Acción Democrática Nacionalista (ADN)
Frente Popular Nacionalista (FPN)
Distinciones Orden del Cóndor de los Andes
Orden de Isabel la Católica
Firma

Hugo Banzer Suárez (Concepción, 10 de mayo de 1926-Santa Cruz de la Sierra, Bolivia; 5 de mayo de 2002) fue un dictador, militar y presidente boliviano en dos períodos: 1971-1978, mediante golpe de Estado, y 1997-2001, mediante elecciones.

Banzer llegó al poder a través de un golpe de Estado contra el dictador Juan José Torres y reprimió a líderes sindicales, clérigos, indígenas y estudiantes durante su dictadura entre 1971 a 1978. Varios miles de bolivianos fueron obligados a buscar asilo en países extranjeros, arrestados, torturados o asesinados durante este período, conocido como "el Banzerato".

Después de la destitución de Banzer a través de un golpe de Estado liderado por Juan Pereda, siguió siendo una figura influyente en la política boliviana y se presentaría a las elecciones presidenciales a través de las urnas en varias ocasiones, y finalmente lo logró en 1997 por una estrecha mayoría del 22,26% del voto popular. Durante el mandato constitucional de Banzer, amplió los límites del mandato presidencial de cuatro a cinco años y presidió la guerra del Agua de Cochabamba, declarando un estado de sitio en 2000 que suspendió varias libertades civiles y provocó violentos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas del orden. [1]​ Después de ser diagnosticado con cáncer de pulmón, Banzer renunció en 2001 y fue sucedido por el vicepresidente Jorge Quiroga.

Orígenes[editar]

Hugo Banzer nació el 10 de mayo de 1926 en la hacienda El Junquillo[2]​, perteneciente al municipio de Concepción en la provincia de Ñuflo de Chávez del departamento de Santa Cruz. Fue hijo de César Banzer Aliaga y María Luisa Suárez Justiniano, y nieto de Georg Banzer, emigrante alemán de Osnabrück.

Antes de cumplir los diez años, su madre se lo llevó a Santa Cruz de la Sierra en busca de mejores oportunidades. Es así que comenzó sus estudios escolares primarios en 1933, en el Colegio Seminario fundado por el obispo cruceño José Santistevan. Continuó la secundaria en el Colegio Nacional Florida.

En 1941, postuló a la carrera militar en la ciudad de La Paz, ingresando ese mismo año al Colegio Militar del Ejército (COLMIL), egresando con el grado de subteniente el año 1947. Durante su permanencia en aquella institución, Banzer se destacó por ser uno de los mejores cadetes en cuanto a estudios.

Durante su carrera militar, Hugo Banzer Suárez recibió formación en distintos países, como Fort Knox, en Estados Unidos, y en la Escuela de las Américas en Panamá, institución por donde también pasaron policías y militares provenientes de toda Sudamérica y Centroamérica, incluyendo a algunos de especial relevancia por sus delitos de lesa humanidad como Manuel Contreras, Manuel Antonio Noriega, Leopoldo Fortunato Galtieri o Roberto Eduardo Viola.

Encuentro Germán Busch y Hugo Banzer[editar]

Germán Busch, en uno de sus paseos a caballo en una visita a su padre, conoció a un niño de diez años, Hugo. A este, la impresión de conversar, aunque fuera brevemente, con el legendario héroe de guerra, le marcaría para la vocación militar. Fue tal el encanto del niño, que Busch le recomendó al padre, César Banzer, exsubprefecto de la provincia, que llegado el momento enviara a su hijo Hugo Banzer al Colegio Militar, que él lo avalaría.[3]​ Durante el gobierno militar del general René Barrientos ocupó el cargo de ministro de Educación.

Primer gobierno (1971-1978)[editar]

Hugo Banzer y Hernán Terrazas Céspedes en 1975.

En 1971, la dictadura de extrema izquierda del general Juan José Torres, hostil con la sociedad conservadora, fue sorprendido en enero, cuando se dieron los levantamientos revolucionarios en las ciudades de Santa Cruz de la Sierra y Cochabamba bajo el nombre de Banzer, quien, estando con la presión de los revolucionarios, se sumó a los levantamientos, pero este fue detenido al instante y dado de baja, exiliándose en Buenos Aires, Argentina. El Gobierno de Torres sufría días de efervescencia de la población radical, traspasando inclusive a sectores de izquierda. El 1 de mayo, la COB (Central Obrera Boliviana) se desligó del Gobierno, dándole la espalda al presidente Torres.

Para retornar, Banzer solicitó ayuda financiera para gratificar a los comandantes de los principales regimientos militares, a la policía y a los comités cívicos de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija. Meses después, desde la Argentina, Banzer retorna a Bolivia con dirección a Santa Cruz de la Sierra, para descansar en la casa de Dionisio Foianini, acompañado del coronel Miguel Ayoroa; en la madrugada del 19 de agosto, fueron sorprendidos por gente que tenían el objetivo de tomarlos presos, se llevaron al Cnel. Banzer, trasladándolo a una residencia de YPFB, en Las Plamas, y luego fue trasladado en avión a la ciudad de La Paz, sería retenido en el cuartel policial. Ese mismo día, tras la aprensión de Banzer Suárez, el coronel Andrés Sélich Chop, entró y ocupó militarmente la capital cruceña, apoyado por partidarios de Banzer, ocurriendo luego lo mismo en la capital del departamento de Cochabamba.

El 21 de agosto, varías comandancias de las Fuerzas Militares se plegaron al golpe de Estado, y ocuparon la ciudad de La Paz, comenzando así los cruentos enfrentamientos. Luego también se plegaron los movimientos políticos de la FSB (Falange Socialista Boliviana) y luego algunos comandos del MNR (Movimiento Nacionalista Revolucionario), quienes siendo enemigos, lograron ponerse de acuerdo para apoyar el golpe. El golpe también tuvo apoyo popular de la sección conservadora.

Tras que la comandancia del Regimiento Tarapacá, tome la decisión de que los tanques accedan a la ciudad, selló el Gobierno del general Torres, quien dimitió a la presidencia, huyendo del Palacio de Gobierno por la noche hacia una embajada, esto definió a que el Cnel. Banzer, preso en el cuartel de Carabineros de La Paz, sea trasladado al Palacio de Gobierno. Banzer, trató salir del Palacio para dirigirse a algún medio que le traslade a Buenos Aires, pero, mediante el jefe de Comunicaciones del Palacio, se enteró de los radiogramas de las unidades militares, quienes le anoticiaban que estaban conforme con que Banzer asuma la presidencia.

Por la tarde del 21 de agosto, el coronel Hugo Banzer Suárez, asumió la presidencia, prestando juramento en el Palacio de Gobierno, al son de aclamaciones que decían que era el único paladín patriótico capaz de salvar a Bolivia, al día siguiente presentó a su gabinete.[nota 2]

Luego de un breve tiempo, ilegalizó los partidos políticos, incluidos sus aliados. Sin embargo, contó con el apoyo directo de Estados Unidos[4]​ por su declarado anticomunismo. Fue un dictador por siete años, dejando incontables denuncias de atentados contra los derechos humanos. Su gobierno perpetró actos de corrupción muy sonados.

Se suele involucrar a su gobierno en el Plan Cóndor, un operativo de represión anticomunista ejecutado en la segunda mitad del siglo XX por los gobiernos militares de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile y Bolivia, hasta el Perú de Francisco Morales en los años 1970. Según indican algunos informes, durante este periodo, Bolivia suministró principalmente a Chile y a Argentina (y viceversa) información sobre el movimiento de los que entonces eran llamados 'subversivos' y que se encontraban dentro del territorio de estos países.

De acuerdo con declaraciones dadas en noviembre de 1974[2]​, el Gral. Banzer había planeado terminar su gobierno en agosto de 1980, pero tuvo que adelantar sus planes, según afirmaba, debido a que la situación política ya se había estabilizado lo suficiente como para permitir el concurso de diversos partidos en la democracia, pero además, por el cansancio que sentía tras una vida agitada y llena de responsabilidades[2]​. En este sentido, el general aseguraba:

La verdad es que estaba físicamente agotado. Durante todo el tiempo que ejercí la presidencia llegaba a palacio a las siete de la mañana y era raro el día que podía regresar a mi hogar a las ocho de la noche. Cuando viajaba no era para hacer espectaculares giras mediáticas en el exterior, sino en general, para visitar guarniciones o distritos alejados del territorio. No para recibir aplausos, pronunciar discursos y ornarme de mitura y serpentinas sino para resolver algún problema concreto. No me vanaglorio de haber procedido así, pues simplemente cumplía mi deber de presidente como lo había hecho antes en el cuartel.[2]

En consecuencia, el 2 de noviembre de 1977, Hugo Banzer emitió un decreto en el que convocaba a elecciones presidenciales y legislativas para el 9 de julio del año siguiente[2]​. Con este fin, decretó amnistía parcial para los exiliados antes de Navidad de 1977, lo cual generó descontento entre los adversarios del presidente durante algunas semanas. En el distrito minero de Catavi, cuatro madres con sus hijos iniciaron una huelga de hambre[2]​. La prensa y los políticos trataron de darle un motivo político a la protesta, pero el Gral. Banzer afirmaba otra cosa:

La huelga de las cuatro mujeres de trabajadores mineros se produjo para pedir la restitución de sus maridos al trabajo, los mismos que fueron sorprendidos robando mineral de la empresa. Se trató de un hecho económico-social y no político, hábilmente politizado por los agitadores extremistas, que secundaron a las mujeres y ampliaron sus exigencias, no sólo la reposición al trabajo, sino además, la amnistía irrestricta.[2]

Poco a poco, grupos socialistas y socialdemócratas aprovecharon el descontento para sumarse poco a poco, extendiendo las protestas hasta enero. Debido a las crecientes huelgas de hambre y entendiendo que no podía actuar con brutalidad, el Gral. Banzer amplió la amnistía para hacerla total, lo cual despertó el descontento de las Fuerzas Armadas, que esperaban más intransigencia del presidente en este asunto[2]​.

Para los comicios, las FFAA bolivianas le propusieron al Gral. Banzer tres nombres de un posible candidato: el Gral. Juan Pereda Asbún, el Gral. Juan Lechín Suárez (hermano de Juan Lechín Oquendo, líder sindical trotskista) y el Cnl. Alberto Natusch Busch. Los dos últimos renunciaron a la posibilidad y solo el primero quedó; Banzer aceptó la decisión de las FFAA[2]​.

Luego de las elecciones del 9 de julio de 1978, Juan Pereda Asbún resultó ganador, pero se evidenció un fraude electoral en complicidad de las FFAA y contra la voluntad del Gral. Banzer[2]​. Ante esto, el Gral. Pereda dio un golpe de Estado contra Banzer, quien se había quedado solo y sin el apoyo ni del Ejército; tuvo que exiliarse a la Argentina.

Juicio de responsabilidades y participación política (1978-1997)[editar]

El Congreso Nacional de Bolivia intentó enjuiciar a Banzer por crímenes de lesa humanidad, durante su dictadura; pero el juicio de responsabilidades no llegó a producirse. Uno de los principales impulsores del juicio, Marcelo Quiroga Santa Cruz murió asesinado durante el golpe de Estado de Luis García Meza en 1980, quien luego sí fue juzgado y condenado a prisión. Este, ya en prisión, declaró que quienes asesinaron a Quiroga Santa Cruz eran paramilitares que recibieron órdenes de Banzer.

En 1979 Hugo Banzer Suárez fundó su propio partido de derecha, Acción Democrática Nacionalista-ADN, donde Alfredo Arce Carpio fungió como apoyo. Con este partido participó en las subsecuentes elecciones nacionales en 1979 y 1980: el 29 de junio de 1980 salió tercero, muy lejos de los dos primeros que pugnaron en el Congreso por la Presidencia, Hernán Siles Zuazo, quien sería electo Presidente y Víctor Paz Estenssoro. En las elecciones generales del 14 de julio de 1985, luego del fracaso de la izquierdista Unidad Democrática y Popular (UDP) de Siles Zuazo, ganó la votación por muy poco margen al Movimiento Nacionalista Revolucionario de Víctor Paz Estenssoro, quien resultó elegido en el Congreso con los votos del centro-izquierdista MIR, liderado por Jaime Paz Zamora. Una vez en la Presidencia, Paz Estenssoro vio que tenía que pactar con Banzer si quería tener margen de maniobra para aplicar sus medidas de shock para frenar la inflación. En el llamado Pacto por la Democracia, el partido de Banzer asumió el control de las dos cámaras del Congreso a cambio del apoyo congresal de este partido a las medidas del ejecutivo.

En las elecciones de 1989 obtuvo la segunda mayor votación y se alió con el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) para ser parte del Gobierno, esta vez dando sus votos por el tercer candidato más votado, Jaime Paz Zamora, partido fundado en 1971 precisamente para combatir a la dictadura banzerista.

Segundo gobierno (1997-2001)[editar]

Hugo Banzer como President Constitucional de la República.

En 1993 volvió a presentarse a unas elecciones presidenciales, esta vez como candidato del Acuerdo Patriótico, alianza de su partido con el MIR de Paz Zamora, obteniendo el segundo lugar detrás de Gonzalo Sánchez de Lozada, candidato del MNR, quien resultó elegido en el Congreso.

Tras el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997), Banzer se presentó una vez más a las elecciones, ganándolas y alcanzando así en 1997 la presidencia por la vía constitucional, junto a Jorge Quiroga. En su segundo periodo como presidente, Hugo Banzer trató de igualarse de su antecesor y dio continuidad a algunas políticas.

El principal enfoque del gobierno de avanzar, fue el proyecto denominado “coca cero”. El fin era erradicar el uso de la hoja de coca para elaborar pasta base de cocaína y el narco tráfico. Esta operación contó con el apoyo del Gobierno de Estados Unidos, lo que ocasionó grandes movilizaciones, bloqueos de rutas y marchas, muchas de ellas lideradas por el entonces diputado Evo Morales dirigente de los sindicatos de productores de hoja de coca del Chapare.

El 8 de abril de 2000 decretó el estado de sitio, con el objetivo de detener la oleada de protestas sociales contra la privatización de los servicios de agua potable y alcantarillado de la ciudad de Cochabamba en la llamada Guerra del Agua, que luego se vio reforzada por protestas en el altiplano lideradas por el dirigente indígena Felipe Quispe, el Mallku.

Durante su mandato, se hizo público que sufría de cáncer lo que obligó a Banzer a dimitir a la presidencia de la República por motivos de salud en 2001, dejando el cargo a su vicepresidente Jorge Quiroga Ramírez. Murió el domingo 5 de mayo de 2002, pocos meses después de renunciar a la presidencia de Bolivia, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra a los 75 años de edad.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «International Commission of Jurists». web.archive.org. 6 de junio de 2007. Consultado el 21 de octubre de 2023. 
  2. a b c d e f g h i j Crespo, Alfonso (1999). «VII: El interregno». Banzer: el destino de un soldado. Buenos Aires: Gráfica Laf. pp. 253-269. Consultado el 20 de julio de 2023. 
  3. Brockmann, Robert (junio de 2017). Dos disparos al amanecer : vida y muerte de Germán Busch (Primera edición edición). ISBN 978-99954-1-768-0. OCLC 1004307669. Consultado el 5 de diciembre de 2021. 
  4. «Comprobado: EE.UU apoyó golpe de Hugo Banzer en Bolivia en 1971». Archivado desde el original el 31 de diciembre de 2010. Consultado el 10 de junio de 2010. 
  1. La Junta Militar estaba compuesta por el general Víctor González Fuentes, el general Alfonso Villalpando y el almirante Gutenberg Barroso. Gobernó por menos de un día.
  2. Coronel Andrés Sélich Chop, general Jaime Florentino Mendieta Vargas, Mario Gutiérrez Gutiérrez, licenciado Edwin Rodríguez, Raúl Lema Pelaez, Augusto Mendizábal, Carlos Retareich, Roberto Capriles, José Gil Reyes, Héctor Ormachea, abogado Ciro Humboldt Barrero, doctor Carlos Valverde Barbery, Ambrosio García, Sergio Leyes, Hugo González y Alfredo Arce Carpio.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Juan José Torres González
51.º Presidente de Bolivia
(1.º Gobierno)

21 de agosto de 1971 - 21 de julio de 1978
Sucesor:
Juan Pereda Asbún
Predecesor:
Gonzalo Sánchez de Lozada
51.º Presidente de Bolivia
(2.º Gobierno)

6 de agosto de 1997 - 7 de agosto de 2001
Sucesor:
Jorge Quiroga Ramírez
Predecesor:
Carlos Serrate Reich
Ministro de Educación y Cultura

5 de noviembre de 1964 - 26 de mayo de 1965
Sucesor:
Ratificado
Predecesor:
Hugo Banzer Suárez
Ministro de Educación y Cultura

26 de mayo de 1965 - 2 de enero de 1966
Sucesor:
Ratificado
Predecesor:
Hugo Banzer Suárez
Ministro de Educación y Cultura

2 de enero de 1966 - 6 de agosto de 1966
Sucesor:
Edgar Ortiz Lema