Huemul de Plata

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Huemul de Plata
Evento actual Primera División de Chile 2018
Huemul de Plata.JPG
El Huemul de Plata, trofeo de la Primera División de Chile.
Premio a Campeón de la Primera División de Chile
Otorgado por Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile (ANFP)
Ubicación ChileFlag of Chile.png Chile
Historia
Primera entrega 2010
Actual poseedor Universidad Católica
Cronología
Copa BancoEstado Huemul de Plata -
Sitio oficial

El Huemul de Plata es el trofeo que ha sido entregado desde 2010 por la Asociación Nacional de Fútbol Profesional al campeón de la Primera División de Chile. Fue presentado el 3 de diciembre de 2010, en la víspera de la última fecha del campeonato nacional de ese año en la sede de la ANFP en Quilín y reemplazó al trofeo nacional que se venía entregando desde la década de 1990, popularmente conocida como Copa BancoEstado.[1]

En términos materiales, el Huemul de Plata es un trofeo de 75 cm de altura, conformado por una copa de plata fina[2]​ y una base de roble de 20 centímetros.[2]​ Pesa aproximadamente 10 kg.[3]​ Fue confeccionada por el artesano chileno Patricio Sáez.[2]

El primer equipo que inscribió su nombre en el trofeo fue Universidad Católica, campeón del Bicentenario, tras ganar el Torneo Nacional 2010, el 5 de diciembre de ese año. En cuanto a jugadores, el primer capitán que levantó el Huemul de Plata fue Milovan Mirosevic.

Su actual propietario es Universidad Católica, que se adjudicó por décimo tercera vez en su historia, el título de Primera División, obteniendo el Torneo de Transición 2017.

Características[editar]

El trofeo fue creado por el artesano Patricio Sáez y está compuesto de una copa de plata fina de 55 centímetros de altura con el logo de la ANFP; dicha plata fue extraída del norte minero de Chile y fundida a 1000 °C para darle su forma, la cual está inspirada en el huemul, uno de los monumentos naturales de Chile. Esta copa es sostenida por una base de madera de 20 centímetros (que tiene una placa que reza «Campeonato Petrobras» en alusión al auspiciador oficial del torneo) la cual fue confeccionada con roble del sur cordillerano, lo que da como resultado un trofeo de 75 centímetros de altura, 10 kilos de peso y hecha con materiales propios del país.

Su principal característica reside en la base, ya que en ella se irán colocando placas recordatorias con el nombre de los equipos que levanten el trofeo durante su existencia (al estilo de la Copa Libertadores o Copa Sudamericana); en dichas placas figurará el nombre del equipo campeón y el año de su consagración (ejemplo: Universidad Católica 2010), o en su defecto el torneo ganado (Universidad de Chile Apertura 2011). Dicha base está contemplada para 30 placas lo cual quiere decir que la copa será llenada en un plazo mínimo de 15 años (debido a que en la actualidad el torneo chileno se divide en dos torneos cortos) y máximo de 30 años.

También se destaca en ser el primer trofeo sin dueño fijo: su poseedor lo tendrá en sus vitrinas hasta que un nuevo equipo sea consagrado campeón de Primera División del fútbol chileno, se le dará una réplica a escala del original de forma permanente (aunque de materiales menos nobles) y el derecho de su placa recordatoria; el trofeo original es propiedad de la ANFP, y su objetivo es convertir la copa en un símbolo de los campeones chilenos, como ocurre en la actualidad con el trofeo de la Copa Chile.

Historia de los ganadores del trofeo[editar]

Réplica del Huemul de Plata correspondiente a Universidad Católica por el Campeonato Nacional 2010.

El trofeo fue concebido en 2010, año del Bicentenario y presentado días antes de la última fecha del Campeonato Nacional 2010, que disputaban en ese momento Universidad Católica y Colo-Colo; logrando los cruzados coronarse campeones, después de 5 años en San Carlos de Apoquindo, tras golear y mandar a Everton a la Primera B (5-0). Milovan Mirosevic fue el primer capitán en levantar el Huemul de Plata y la décima estrella de Universidad Católica, siendo denominado «Campeón del Bicentenario».

En 2011, con el regreso del sistema de torneos cortos, Universidad de Chile se impuso en la final del Torneo Apertura 2011 a Universidad Católica, por un marcador global de 4-3. El 29 de diciembre de 2011, Universidad de Chile se convirtió en el primer equipo en levantar dos veces consecutivas el Huemul de Plata al vencer 3-0 en el Estadio Nacional a Cobreloa. Nuevamente el 2 de julio de 2012 la Universidad de Chile logra coronarse como campeón del fútbol chileno, obteniendo su primer tricampeonato y alzando por tercera vez consecutiva el trofeo.

En el último campeonato con play-offs del fútbol chileno, el Clausura 2012 Huachipato paso a la historia como el primer equipo de provincia que levanta el trofeo luego de vencer en una final memorable a Unión Española en el Estadio CAP de Talcahuano tras igualar el adverso marcador del partido de ida y ganar la definición a penales, ratificando su condición de Campeón del Sur y celebrando por primera vez en 38 años.

En el primer semestre de 2013, luego de una lucha de 17 fechas en el Torneo de Transición, Unión Española y Universidad Católica llegaban a la última fecha empatados en 35 puntos, pero con una mejor diferencia de goles a favor de los hispanos. El conjunto de Santa Laura consiguió su séptima estrella en un partido vibrante frente a un Colo-Colo que le opuso resistencia durante todo el encuentro. En el minuto 75, Patricio Rubio colocó el golpe final a una campaña exitosa de Unión Española, finalizando el partido 1:0 frente al Eterno Campeón; simultáneamente, se realizaba el otro encuentro entre San Marcos de Arica y Universidad Católica, partido que fue ganado por los cruzados por 1:2, pero que no fue suficiente para lograr el campeonato.

En el primer torneo luego del cambio de calendario, O'Higgins de Rancagua le hizo honor a su histórico apodo "Capo de Provincia" tras adjudicase el Apertura 2013-2014 luego de vencer en una definición a Universidad Católica en el Estadio Nacional. Vencería por la cuenta mínima tras forzar dicho desempate debido a la igualdad de puntaje con los Cruzados al final del torneo, se sacó la espina de la final perdida ante Universidad de Chile un año atrás y se convirtió en el primer campeón inédito del fútbol chileno en levantar el Huemul de Plata. Braulio Leal fue el encargado de levantar, el primer trofeo del equipo de la sexta región, en un año marcado por la tragedia ocurrida en Tomé, a principios de año y cuya victoria, fue dedicada a las 16 víctimas de aquel accidente.

En el Torneo Clausura 2014, el equipo más ganador de Chile, Colo-Colo cortó una mala racha de 4 años y 7 torneos sin ganar campeonatos y logró levantar por primera vez el Huemul de Plata. Luego de una campaña brillante, el equipo dirigido por el ídolo albo Héctor Tapia, volvió a gritar campeón tras vencer a Santiago Wanderers en el Estadio Monumental David Arellano, ante más de 40 mil personas, convirtiéndose en el primer equipo, en levantar este trofeo, ganando su respectivo certamen con fechas de anticipación, en lo que significó además el título más esperado tanto por los jugadores como hinchas del club: el campeonato N° 30.

Luego de dos años y medio de sequía, Universidad de Chile se consagró como el equipo más ganador del Huemul de Plata, al ganar el campeonato de Apertura 2014 tras un agónico triunfo por 1-0 a Unión La Calera en el Estadio Nacional. Un gol de Gustavo Canales sello el título para los azules, privando a Santiago Wanderers y Colo Colo - los otros candidatos al campeonato que jugaban entre ellos en simultáneo y que finalizó con triunfo caturro 2-0 - de alcanzarlos tras la última fecha. José Rojas repitió por cuarta vez levantando el trofeo, consolidándose el capitán que más veces levanto este trofeo.

El Torneo de Clausura 2015, vio la consagración del modesto Cobresal, quien por primera vez en su historia se adjudicó un campeonato de Primera División luego de un emotivo triunfo ante Barnechea y aprovechando el traspié de su escolta Universidad Católica ante Deportes Iquique; un gol de Matias Donoso los convirtió en el primer club del norte del país en levantar el Huemul de Plata y desato la euforia de un club que al iniciar el torneo pensaba en salvarse del descenso. Un título logrado en momentos en que la zona norte sufría por los aluviones que arrasaron con diversas localidades (incluyendo el Estadio El Cobre de El Salvador) y que encontraron una alegría en medio de la tragedia gracias a este equipo, que desbanco a los equipos grandes del país (empate en extremis ante Universidad de Chile y sendas victorias como visitante ante Universidad Católica y Colo Colo), para alcanzar la gloria máxima del fútbol chileno.

En el Torneo de Apertura 2015, Colo-Colo vuelve a gritar campeón y levanta su segundo Huemul de Plata, luego de 2 torneos de no poder obtenerla. El equipo dirigido por José Luis Sierra, consiguió finalmente su estrella N.º 31, pese a que no pudo jugar su partido como visitante ante Santiago Wanderers, por los graves incidentes causadas por las barras de ambos equipos, pero fue beneficiado por la derrota de su escolta Universidad Católica, por 1-0 como visitante ante Audax Italiano, cuyo partido se jugaba en simultáneo, con el partido del equipo colocolino y su similar caturro. Además, Gonzalo Fierro levanta por segunda vez el Huemul de Plata, como capitán del "Cacique".

En el Torneo de Clausura 2016, luego de 5 años, Universidad Católica vuelve a gritar campeón y levanta por segunda vez el Huemul de Plata luego de vencer al Audax Italiano en la última fecha por 2-1 y aprovechando la caída del hasta ese momento líder O'Higgins de Rancagua por 1-2 ante la Universidad de Concepción, consiguiendo el título número 11 de su historia. En el torneo siguiente, los cruzados alcanzan por primera vez en su historia ganar dos títulos consecutivos tras vencer por 2-0 a Deportes Temuco en el Estadio Germán Becker y hacerse inalcanzables para sus escoltas Iquique, Unión Española y O'Higgins de Rancagua. En ambos torneos Cristian Álvarez levanto el trofeo como capitán del histórico plantel cruzado, el primero en ser Bicampeón del fútbol chileno.

El año 2017 marca el último año de los torneos cortos es chile, es así como en el Torneo de Clausura 2017, Universidad de Chile se coronó campeón, tras una cerrada lucha con su archirrival Colo-Colo. El "Romántico Viajero" aprovechó el tropiezo del "Cacique" en la penúltima fecha y se quedó con el título en la última fecha, derrotando como local a San Luis de Quillota, consiguiendo su estrella 18.

El segundo semestre se jugó el Torneo de Transición 2017; Colo-Colo, Unión Española, Universidad de Chile, Everton y Audax Italiano, tuvieron una reñida lucha por quedarse con el título, cuyo título finalmente quedó en manos del equipo albo, que derrotó como visitante a Huachipato por 3-0 en Concepción y bajó su 32° estrella en su firmamento, luego de un año y medio de no poder conseguir la corona, pese a los intentos de Unión Española y Universidad de Chile, que ganaron sus compromisos como locales y que eran los únicos que aspiraban a arrebatar el título a Colo-Colo, equipo que se dio el gusto de derrotar, no solo a los 4 equipos anteriormente señalados, que fueron sus rivales directos, sino que también a Universidad Católica como visitante. Colo-Colo con Pablo Guede en la banca, tuvo como figuras importantes a Esteban Paredes, Jaime Valdés, Jorge Valdivia (que regresó a Chile luego de jugar casi 11 años en el extranjero), Julio Barroso, Agustín Orión (que reemplazó definitivamente a Justo Villar) y Octavio Rivero, este último no había jugado en el inicio del torneo, pero apareció en la recta final del torneo, anotando goles claves.

El año 2018 marco el retorno a los torneos largos de 30 fechas, en este renovado formato la Universidad Católica luego de una pragmática y sólida campaña en la que fue puntero en 29 de las 30 fechas, se corona campeón del año 2018, de la mano del técnico español Beñat San José y siendo símbolos de las estrella 13 del firmamento cruzado los jugadores, Matías Dituro, Germán Lanaro, José Pedro Fuenzalida, Diego Buonanotte y el mejor jugador del año Luciano Aued, el aporte de las divisiones inferiores fue clave en la obtención del título, además el eterno capitán Cruzado, Cristian Álvarez decía adiós al fútbol, levantando su quinto campeonato nacional con los cruzados.

Ganadores[editar]

Año Campeón Capitán
Nacional 2010 Universidad Católica Milovan Mirosevic
Apertura 2011 Universidad de Chile José Rojas/Diego Rivarola
Clausura 2011 Universidad de Chile José Rojas/Diego Rivarola
Apertura 2012 Universidad de Chile José Rojas
Clausura 2012 Huachipato Lorenzo Reyes
Transición 2013 Unión Española Gonzalo Villagra
Apertura 2013 O'Higgins Roberto González/Braulio Leal
Clausura 2014 Colo-Colo Gonzalo Fierro/Luis Mena
Apertura 2014 Universidad de Chile José Rojas
Clausura 2015 Cobresal Johan Fuentes/Nicolás Peric
Apertura 2015 Colo-Colo Gonzalo Fierro
Clausura 2016 Universidad Católica Cristián Álvarez
Apertura 2016 Universidad Católica Cristián Álvarez/Milovan Mirosevic
Clausura 2017 Universidad de Chile Johnny Herrera
Torneo de Transición 2017 Colo-Colo Esteban Paredes
Nacional 2018 Universidad Católica Cristián Álvarez/José Pedro Fuenzalida

Curiosidades[editar]

  • Cronológicamente, es la segunda copa de mayor vigencia en la historia del fútbol chileno. La primera fue la Copa BancoEstado, que se entregó desde la década de 1980 hasta 2009. Cabe destacar que existieron previamente otros diseños de copa, pero ninguno perduró, y a su vez se entregaron trofeos distintos a la Copa BancoEstado en el periodo que estuvo activa como los trofeos que recibió Cobreloa en sus primeros títulos de Primera División.
  • Debido a que, en la última fecha del torneo de Transición 2013, los candidatos al título jugaban sus partidos en Arica y en Santiago, se acordó que habría dos réplicas del trofeo, una en cada estadio para ser entregada al campeón, mientras la original permanecería en Quilín. Sin embargo, tras la consagración de Unión Española, se pudo apreciar que le fue entregado el trofeo original. En la última fecha del Apertura 2014 se dio una situación similar a la ocurrida en el Transición 2013 con tres equipos en simultáneo jugando en Santiago (U. de Chile) y Valparaíso (Wanderers - Colo-Colo) por lo que se volvió a hablar de una réplica del trofeo en cada estadio, aunque a diferencia de lo ocurrido en el primer caso, al campeón Universidad de Chile si se le entregó la réplica de la copa en su premiación (primera ocasión que no es entregado el trofeo auténtico) aunque más parecida al trofeo original, puesto que su base era de madera a diferencia de las entregadas hasta la fecha.
  • Hasta la fecha, el Huemul de Plata ha sido levantado por 7 equipos, de los cuales Universidad de Chile es el más ganador con cinco victorias, le siguen Universidad Católica con 4 campeonatos, Colo-Colo con tres conquistas, y Huachipato, Unión Española, O'Higgins y Cobresal con una cada uno.
  • Tras el cambio de auspiciador de Petrobras a Scotiabank, la placa con el nuevo nombre del auspiciador en la base del trofeo fue presentada a Colo-Colo tras su victoria en el Clausura 2014, además de que las placas conmemorativas se encontraban en un orden distinto al habitual, alusivamente para destacar el histórico trigésimo campeonato del Cacique.
  • La coronación de Cobresal como campeón se puede considerar la más "modesta" de las que se han realizado para entregar el trofeo, ya que según la ANFP, las condiciones en que se encontraban las carreteras del norte del país producto de los aluviones impidieron el transporte del escenario utilizado para coronar al campeón en el Estadio El Cobre, limitándose a un par de gigantografías con el logo de la ANFP y la ausencia del escenario y parafernalia acostumbrados.
  • La entrega del trofeo y medallas al plantel de Colo-Colo, campeón del Torneo Apertura 2015, solo pudo efectuarse en la previa de su primer partido en el Torneo Clausura 2016, ante Unión Española. Lo anterior debido a los incidentes que se registraron en Valparaíso y que obligaron a suspender el duelo ante Santiago Wanderers, en la última fecha del Apertura 2015.
  • Universidad Católica levanto la réplica del Huemul de Plata en el torneo Clausura 2015-2016 y ello debido a que la Copa Oficial estaba en Rancagua, puesto que O'higgins tenía más posibilidades de titularse campeón en este torneo al llegar con mejor puntuación a la última fecha, sin embargo la Universidad de Concepción les aguo la fiesta, derrotándolos 1-2 provocando el llanto en Rancagua y la Alegría en San Carlos de Apoquindo, además la Universidad Católica es el primer equipo que levanta el Huemul de Plata con dos capitanes distintos: Milovan Mirosevic (2010 y Apertura 2016) y Cristian Álvarez (Apertura y Clausura 2016).

Referencias[editar]