Huelga a la japonesa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La huelgas a la japonesa es una leyenda urbana extendida en España y algunos países de América Latina.[1][2]

Según este cuento, los empleados que hacen la huelga a la japonesa trabajan más de lo habitual como medida de presión. Así, se provocaría un aumento de la producción y los precios caerían por la ley de la oferta y demanda, pues los dueños de la industria no podrían colocar su producto en el mercado ya que están acostumbrados al método "justo a tiempo" y los costes de almacenamiento son muy altos.[3]​ Además, al acudir a su puesto seguirían cobrando su sueldo, algo que no sucede en una huelga convencional.[2]​ En muchos países existe la creencia de que los empleados japoneses son más fieles a sus empresas, lo que habría provocado la extensión de este mito.[4]

Sin embargo, en Japón no se hace este tipo de huelga,[1][5]​ allí son más frecuentes los paros convencionales o las huelgas de celo.[1][4]

Referencias[editar]

  1. a b c Kirai.net (ed.). «Huelga a la japonesa – La leyenda urbana española». Consultado el 20 de noviembre de 2012. 
  2. a b El Norte de Castilla (ed.). «El diccionario de la huelga». Consultado el 20 de noviembre de 2012. 
  3. La Información (ed.). «Huelga General: cinco alternativas para protestar sin dejarse el sueldo». Consultado el 20 de noviembre de 2012. 
  4. a b Entre monos y perros (ed.). «El mito de las huelgas japonesas». Consultado el 20 de noviembre de 2012. 
  5. País, Ediciones El (21 de febrero de 2018). «Las "huelgas a la japonesa" son un mito español». Verne. Consultado el 6 de marzo de 2018.