Hotel Cecil (Los Ángeles)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Hotel Cecil
Hotel Cecil LA.jpg
Hotel Cecil, fotografiado en 2013
Localización
País Estados Unidos
Dirección 640 S. Main Street, Los Ángeles, CA 90014
Coordenadas 34°02′39″N 118°15′04″O / 34.0442, -118.251Coordenadas: 34°02′39″N 118°15′04″O / 34.0442, -118.251
Construcción 1924
Inauguración 1927
Plantas 15
Otra información
N.º de habitaciones 600[1]
http://www.thececilhotel.com/

Stay on Main (anteriormente conocido como Cecil Hotel, Hotel Cecil e informalmente el Cecil) es un hotel de bajo presupuesto en el centro de Los ángeles, ubicado en la 640 S. Main Street. Fue fundado en 1927 y cuenta con 700 habitaciones. A pesar de su historia accidentada, el hotel está siendo renovado y remodelado para ofrecer tanto habitaciones de hotel como unidades residenciales.[1]

Historia[editar]

El Cecil fue construido en 1924 por el hotelero William Amontona Hanner como destino para turistas y viajeros de negocios. Diseñado por Loy Lester Herrero con un estilo arquitectónico Beaux Arts, el hotel costó 1 millón de dólares y presumió un opulento lobby hecho de mármol con ventanas tipo vitrales, macetas con palmeras y estatuas de alabastro. Hanner tenía confianza al invertir en el proyecto, ya que varios hoteles similares habían sido establecidos en distintos lugares del centro. Sin embargo, apenas cinco años después de ser construido, Estados Unidos se sumergió en la Gran Depresión. Aunque el Cecil fue considerado como un lugar elegante durante los años cuarenta, durante las décadas siguientes el hotel decayó, debido a que el área cercana conocida como Skid Row comenzó a poblarse de indigentes. Casi 10 000 vagabundos vivían en los aledaños del hotel. Para 1950, el hotel era considerado como una residencia para transeúntes. Parte del hotel fue renovada en 2007, luego de que fuera adquirido por nuevos dueños.

En 2011 el Hotel Cecil cambió su nombre a "Stay on Main" y creó un nuevo sitio web. El sitio web antiguo, thececilhotel.com, expiró a finales del 2013.

El hotel fue vendido en 2014 a un hotelero de Nueva York llamado Richard Born por 30 millones de dólares.La firma Simon Baron Development, también con base en Nueva York, adquirió el arrendamiento de la propiedad. Matt Baron, presidente de Simon Baron, dijo estar interesado en la preservación de aquellos objetos con valor arquitectónico e histórico, como por ejemplo el imponente lobby del hotel, aunque también afirmó que la compañía tenía planeado renovar por completo el interior del hotel como así también terminar la mezcolanza de trabajos hechos en los últimos años del hotel Cecil.

En febrero de 2017, el Ayuntamiento de Los Ángeles votó para que el Cecil sea considerado como monumento histórico y cultural, por ser un típico hotel americano de principios de siglo, como así también por la importancia histórica de sus vastas obras arquitectónicas.

Reputación por muertes y suicidios[editar]

A medida que el área en la que se encuentra el Cecil entraba en decadencia, suicidios y muertes violentas comenzaron a volverse frecuentes en las instalaciones.[2]​ El primer suicido documentado del Cecil se registró en 1931, cuando un huésped llamado W.K. Norton murió en su habitación luego de haber ingerido píldoras venenosas. La cifra de suicidios aumentó durante los años cuarenta y cincuenta. Para 1960, los residentes se referían al Cecil como "el Suicida".

Además de los suicidios, la historia del Cecil cuenta con otros hechos violentos y salaces.[2]​Fue también un punto de encuentro usual para parejas adúlteras, actividades relacionadas con drogas y prostitución. Se rumorea que en 1947, Elizabeth Short, apodada por la prensa como "la Dalia Negra", fue vista tomando una copa en el bar del Cecil, tan solo días antes de su notorio asesinato, que hasta el día de hoy sigue sin resolverse.

En 1964, una operadora telefónica retirada, llamada "Pigeon Goldie" Osgood, que era muy conocida y apreciadas por todos los residentes permanentes del hotel, fue encontrada muerta en su habitación. Había sido violada, apuñalada y golpeada, y su habitación había sido saqueada. Un hombre llamado Jacques B. Ehlinger fue acusado del asesinato de Osgood, pero luego de tiempo fue absuelto. El asesinato de Osgood aún no ha sido resuelto.

Se cree que durante los años ochenta el asesino en serie Richard Ramirez, apodado como "el acosador nocturno", estuvo hospedado en el hotel. Ramirez frecuentaba regularmente el área cercana al hotel llamada Skid Row, y, según el recepcionista del hotel, quien aseguró haber tenido una conversación con Ramirez, este se habría hospedado en el hotel durante varias semanas. Es posible que durante su estancia en el Cecil, Ramirez haya cometido gran parte de sus asesinatos. Otro asesino en serie, el austríaco Jack Unterweger, se hospedó en el Cecil en 1991, probablemente en forma de "homenaje" a Richard Ramirez. Durante su estancia, estranguló y asesinó al menos a tres trabajadoras sexuales. Se lo condenó por estos crímenes cuando regresó a Austria. Poco después de haber recibido la condena, Unterweger se suicidó colgándose en su celda.

En el 2013 el Cecil (para aquel entonces renombrado como "Stay on Main", aunque seguía manteniendo el letrero original de "Hotel Cecil" como así también la antigua publicidad al costado del edificio) volvió a ser el foco de atención, cuando un video de vigilancia del elevador del hotel se volvió viral. En el video, una joven canadiense, llamada Elisa Lam, oprime sin parar los botones del elevador y entra y sale del mismo varias veces, como si quisiera esconderse de alguien. El video fue filmado poco tiempo antes de su desaparición. Posteriormente, su cuerpo desnudo fue encontrado en uno de los tanques de agua del techo del hotel, luego de que varios huéspedes se quejaran del sabor extraño y de la baja presión del agua. El por qué Lam fue hallada dentro del tanque sigue siendo un misterio hasta el día de hoy. El forense del Condado de Los Ángeles catalogó la muerte de Lam como accidental, producida por ahogamiento, y consideró el trastorno bipolar de Lam como un factor "determinante".

Referencias culturales[editar]

El 27 de marzo de 1987, la banda U2 realizó un improvisado concierto en la azotea de un edificio ubicado al lado del Hotel Cecil. El concierto, con el hotel de fondo, fue filmado y luego publicado como el video musical de la canción "Where the Streets Have No Name". Se cree que el Cecil sirvió de inspiración para el hotel que aparece en la película Barton Fink. Se cree que Ryan Murphy se inspiró en el hotel Cecil para la temporada número cinco de la serie antológica American Horror Story.

En febrero de 2021, Netflix estrenó el documental Crime Scene: The Vanishing at the Cecil Hotel. En el documental se muestra parte de la investigación del caso de Elisa Lam así como también de otros sucesos desarrollados en el Cecil.[3]

Referencias[editar]

  1. a b «Once a den of prostitution and drugs, the Cecil Hotel in downtown L.A. is set to undergo a $1-million renovation». 1 de junio de 2016. Consultado el 20 de octubre de 2017. 
  2. a b «'The Suicide': The Hotel Cecil and the Mean Streets of L.A.'s Notorious Skid Row». 29 de septiembre de 2015. Consultado el 25 de octubre de 2017. 
  3. «Netflix Announces Elisa Lam Docuseries ‘Crime Scene: The Vanishing at the Cecil Hotel’ (EXCLUSIVE)». Variety (en inglés). 13 de enero de 2021. Consultado el 11 de febrero de 2021.