Horacio Guzmán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Horacio Guzmán

Gobernador de Jujuy
1 de mayo de 1958-24 de abril de 1962

12 de octubre de 1963-21 de agosto de 1964

9 de enero de 1982-25 de octubre de 1982

Información personal
Nacimiento 16 de febrero de 1913
San Salvador de Jujuy
Fallecimiento 11 de agosto de 1992 (79 años)
Nacionalidad Argentina
Partido político Unión Cívica Radical
Familia
Cónyuge Elvira Romero
Información profesional
Ocupación Político y abogado
Distinciones
  • Caballero de la Orden de San Gregorio Magno
[editar datos en Wikidata]

Horacio Guzmán (16 de febrero de 1913 — 11 de agosto de 1992) fue un político y abogado argentino, que ocupó el cargo de Gobernador de la Provincia de Jujuy de 1958 a 1962, y más tarde, de 1963 a 1964.

Biografía[editar]

Horacio Gregorio Guzmán nació en la ciudad de San Salvador de Jujuy, siendo hijo de Margarita Ocampo y Stanislaus Flavio Guzmán, en 1913. Se alistó en la Universidad Nacional de Córdoba, donde obtuvo su juris doctor en 1939. Militó dentro de la Unión Cívica Radical (UCR) centrista, que se opuso al "fraude patriótico" del gobierno de la Concordancia, como miembro de la sección juvenil del partido, y en 1940, fue electo diputado provincial en Jujuy. Horacio Guzmán fue elegido gobernador el 23 de febrero de l958, asumiendo el 1 de mayo y desempeñándose en el cargo hasta seis días antes del vencimiento del mandato constitucional, 24 de abril de l962, fecha en la que el gobierno de Frondizi fue depuesto por un golpe militar. El 12 de octubre de 1963 el Colegio Electoral lo designó nuevamente como gobernador de la provincia, cargo en el que estuvo hasta el 21 de agosto de l964, cuando en razón de los fuertes conflictos sociales y políticos, Jujuy fue intervenido por el Gobierno Nacional, a cargo entonces de Arturo Illia.[1]

Tras el golpe de Estado que instauró la dictadura autodenominada Revolución Libertadora que derrocó a Juan Domingo Perón, Guzmán fue nombrado Director del Fondo de Seguridad Social de la Provincia, y se convirtió en el líder de la UCR jujueña.

Su gestión se caracterizó por otorgar pensiones para docentes, y el primer instituto de enseñanza superior en la provincia, el Instituto de Ciencias Económicas (que se convertiría en la Universidad Nacional de Jujuy en 1973). En 1956 asumió como presidente del Instituto de Previsión Social, a la vez que era titular de la UCR local, cargo al que renunció a partir de la Convención Nacional en Tucumán en 1957, ya que se incorporó a la Unión Cívica Radical Intransigente, acompañando el proyecto de Arturo Frondizi.


Guzmán creó incentivos para la instalación de empresas privadas en su provincia, lo que derivó en la abertura de un gran número de papeleras, entre ellas una de conversión de fibras de caña de azúcar en la pulpa de celulosa, lo que a su vez, llevó a la ingenios Ledesma (uno de los más importantes en la Argentina) realizar la modernización de sus instalaciones.[1] Gracias a sus políticos, promovió la restablecimiento de numerosas iglesias en zonas montañosas de la provincia, lo que le valió en 1960 convertirse en comendador de la Orden de San Gregorio Magno por nombramiento del papa Juan XXIII. A fines de aquel año, recibió la boliviana Orden del Cóndor de los Andes por sus esfuerzos para mejorar las relaciones con Bolivia.[2]

Las políticas nacionales prevalecieron, sin embargo, el 29 de marzo de 1962, Guzmán fue destituido del cargo tras el golpe de Estado contra el presidente Frondizi. Regresó al cargo tras ser electo nuevamente en las elecciones de julio de 1963; cuyo segundo período estuvo marcado por disputas políticas. La legislatura, con mayoría del Partido de los Trabajadores electos bajo apoyo peronista, no reconoció la victoria de Guzmán, y finalmente el presidente Arturo Illia en agosto de 1964 removió a Guzmán del cargo.[2] Guzmán subsecuentemente fundó el Movimiento Popular Jujeño (MPJ), y no ocuparía aquel cargo sino hasta 1982, cuando durante el Proceso de Reorganización Nacional, durante la presidencia de facto del General Leopoldo Galtieri lo nombró gobernador.

Renunció en octubre de ese año, y fue electo Diputado nacional en 1985. Guzmán recibió la Medalla de las Naciones Unidas por su mértio político en 1986. Renunció en 1987, y posteriormente sería electo Intendente de San Salvador de Jujuy.

Horacio Guzmán murió el 11 de agosto de 1992. Su hija, la abogada María Cristina Guzmán, estuvo dentro del Congreso Nacional por el MPJ de 1983 a 1999,[3] y su nieta, Mónica Arancio, fue electa senadora nacional por Jujuy, siendo así la primera mujer senadora jujeña, en 2001.[4]

Referencias[editar]