Hongo radiotrófico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El hongo radiotrófico es una especie de fungi descubierto en el interior del reactor número 4 de Chernóbil, Ucrania. Descubiertos principalmente en forma de manchas negras de moho, estos hongos parecen utilizar el pigmento de la melanina para convertir la radiación gamma en energía de la que alimentarse.[1] [2] Este mecanismo es similar a las vías anabolicas de síntesis de carbono orgánico reducido en los organismos fotoautotróficos que capturan fotones de luz visible con pigmentos como la clorofila, cuya energía es utilizada a modo de fotolisis de agua generando energía química utilizable (ATP) en la fotofosforilación. No obstante, poco se sabe de si estos hongos que contienen melanina, son capaces de emplear una vía metabólica compleja de manera similar a la fotosíntesis o de formas quimiosínteticas

Estudios realizados en el Albert Einstein College of Medicine de la Universidad de Yeshiva, Nueva York, mostraron que tres hongos con melanina: Cladosporium sphaerospermum, Wangiella dermatitidis y Cryptococcus neoformans aumentaron su biomasa y acumularon rápidamente más acetato en un ambiente en el que el nivel de radiación era 500 veces más alto de lo normal. La exposición de las células del C. neoformans en estos niveles de radiación cambio rápidamente (en un intervalo de entre 20 y 40 minutos de exposición) las propiedades químicas de la melanina e incrementó los taxones de transferencias de electrones mediante melanina en tres o cuatro veces en comparación con las células que no sufrieron ningún tipo de exposición.[2] Efectos similares sobre las capacidades de transporte de electrones de melanina fueron observados por los investigadores de estos estudios, tras la exposición, la radiación no ionizante indicó que los hongos melanoticos podrían utilizar la radiación de la luz o del calor para su crecimiento.

La melanización, por el contrario, tiene un coste metabólico elevado para las células fungicas; en ausencia de radiación, algunos hongos sin melanina (que habían sufrido mutaciones en la vía biosintetica de melanina) crecieron a mucha más velocidad que sus equivalentes "melanizados". Se añadió que la ingesta limitada de nutrientes debido a las moléculas de melanina de las paredes de las células fungicas o de intermediarios tóxicos formados en la biosíntesis de melanina podrían contribuir a este fenómeno.[2] A pesar de ser capaces de producir melanina, muchos hongos no sintetizan la melanina constitutivamente, sino como respuesta ante estímulos externos o en diferentes fases de su desarrollo.[3] Los procesos exactos de la síntesis a través de la melanina, de compuestos orgánicos u otros metabólitos para el crecimiento fungico, incluyendo los intermediarios químicos de la célula fungica y la localización de los productos químicos de este proceso son todavía desconocidos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Science News, Dark Power: Pigment seems to put radiation to good use, semana del 26 de mayo de 2007; Vol. 171, No. 21 , p. 325 por Davide Castelvecchi
  2. a b c Dadachova E, Bryan RA, Huang X, Moadel T, Schweitzer AD, Aisen P, Nosanchuk JD, Casadevall A. (2007). «Ionizing radiation changes the electronic properties of melanin and enhances the growth of melanized fungi». PLoS ONE 2: e457. doi:10.1371/journal.pone.0000457. PMID 17520016. 
  3. Calvo AM, Wilson RA, Bok JW, Keller NP (2002). «Relationship between secondary metabolism and fungal development». Microbiol Mol Biol Rev. 66: 447–459. doi:10.1128/MMBR.66.3.447-459.2002. PMID 12208999. 

Enlaces externos[editar]