Hongo coprófilo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Panaeolus semiovatus var. semiovatus creciendo sobre estiércol animal.

Se denomina hongo coprófilo (hongo que prefiere el estiércol)[1]​ a aquellos hongos saprotróficos que crecen sobre estiércol animal. Las resistentes esporas de las especies coprófilas son consumidas involuntariamente por los herbívoros de la vegetación, y se excretan junto con la materia vegetal. Los hongos luego brotan en las heces, antes de liberar sus esporas en el área circundante.

Ciclo vital[editar]

Los hongos coprófilos liberan sus esporas a la vegetación circundante, que luego es devorada por animales herbívoros. Las esporas permanecen en el animal a medida que las plantas son digeridas, pasan a través de los intestinos del animal y finalmente se defecan. Los cuerpos fructíferos de los hongos crecen a partir de las heces del animal.[2]​ Es esencial que las esporas de la especie lleguen al nuevo material vegetal; las esporas que quedan atrapadas en las heces no producirán nada. Por ello, algunas especies han desarrollado medios para descargar esporas a gran distancia.[3]​ Un ejemplo de ello es el género Pilobolus. Los cuerpos fructíferos de Pilobolus se rompen de manera repentina, enviando el contenido a más de 2 metros de distancia.[4]

Las heces de los animales proporcionan un ambiente rico en material nitrogenado, así como varias enzimas del sistema digestivo del animal. Las esporas mismas sobreviven a la digestión al tener paredes particularmente gruesas, lo que les permite germinar en el estiércol con mínima competencia de otros organismos.[2]​ Esta pared gruesa a menudo se rompe durante la digestión, preparando la espora para la germinación.[1]​ Las esporas son tan resistentes que las muestras de estiércol seco pueden luego rehidratarse, permitiendo que el hongo fructifique semanas más tarde.[5]

Distribución[editar]

La distribución de hongos coprófilos está estrechamente relacionada con la distribución de los herbívoros de los que dependen, como conejos, ciervos, vacas, caballos y ovejas.[2]​ Algunas especies dependen de una especie específica para el estiércol; por ejemplo, Coprinus radiatus y Panaeolus campanulatus crecen casi exclusivamente en estiércol de caballo,[6]​ mientras que otros, como Panaeolus sphinctrinus, pueden crecer en cualquier clase de heces o incluso en suelos particularmente fértiles.[6]​ Además, algunas especies (como Conocybe rickenii) se pueden encontrar en grandes cantidades en áreas donde el estiércol se ha utilizado como fertilizante del suelo, como en jardines.[7]​ También se sabe que algunos hongos coprófilos crecen en excremento de omnívoros (como Chaetomium globisporum de excrementos de rata) o incluso carnívoros (como Chaetomium rajasthanense, de heces de tigre).[8]

Especies con cuerpos fructíferos[editar]

Si bien no todas las especies coprofilas de hongos poseen cuerpos fructíferos, hay muchas que si los tienen especialmente de los géneros Coprinopsis, Panaeolus y Deconica.[1]​ Las especies conocidas son:

Referencias[editar]

  1. a b c Lepp, Heino; Fagg, Murray. «Dung fungi». Australian National Botanic Gardens. Consultado el 30 de marzo de 2009. 
  2. a b c d e Pegler, p. 162
  3. Wicklow, Donald T.; Carroll, George C. (1992). The Fungal community: its organization and role in the ecosystem. New York: M. Dekker. p. 715. ISBN 0-8247-8605-X. Consultado el 30 de marzo de 2009. 
  4. Deacon, J. W. (1997). Modern mycology. Oxford: Blackwell Science. p. 166. ISBN 0-632-03077-1. Consultado el 30 de marzo de 2009. 
  5. Richardson, Michael J. (2001). «Coprophilous fungi from Brazil». Brazilian Archives of Biology and Technology 44 (3): 283-289. ISSN 1516-8913. doi:10.1590/S1516-89132001000300010. 
  6. a b c d e Pegler, p. 164
  7. a b c d e Pegler, p. 163
  8. Lodha, B. C. (December 1964). «Studies on coprophilous fungi. II; Chaetomium». Antonie van Leeuwenhoek 30 (1): 163-167. PMID 14195246. doi:10.1007/BF02046722. 
  9. Amandeep K, Atri NS, Munruchi K (2015). «Diversity of species of the genus Conocybe (Bolbitiaceae, Agaricales) collected on dung from Punjab, India». Mycosphere 6 (1): 19-42. doi:10.5943/mycosphere/6/1/4. 
  10. a b Brodie, Harold J. (1975). The Bird's Nest Fungi. Toronto: University of Toronto Press. pp. 101-102. ISBN 0-8020-5307-6. 
  11. a b c Pegler, p. 165

Bibliografía[editar]

  • Pegler, David N. (1983). Mushrooms and Toadstools. London: Mitchell Beazley Publishing. pp. 162-165. ISBN 0-85533-500-9. 

Véase también[editar]