Honduras prehispánica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Vasijas lencas del periodo clásico temprano

Es un período de la historia nacional previo a la llegada de los españoles a la placa continental –que hoy es América- en el cual ya existían organizados especies de naciones o tribus de descendientes del Homo sapiens quienes, provenientes de Asia, habían cruzado el océano –Estrecho de Bering- hace aproximadamente 20.000 años, cuando todo el mundo antiguo estaba completamente poblado ya de estos Homo Sapiens. Las migraciones hacia América habían alcanzado, sin duda el istmo que hoy ocupa la América Central Resultado de investigaciones de datación han arrojado datos aproximados de vestigios de existencia de flora como de fauna prehistóricas de más de 30.000 años, mas no así, de existencia humana, sino a partir de unos 20 a 19.000 años.[1]​ Los moradores prehispánicos del territorio de la actual Honduras fueron principalmente pueblos que se caracterizaban por ser de dos tipos grupos culturales diferentes: La Tradición Cultural Mesoamericana donde la influencia de las culturas maya, olmeca, y tolteca, la otra tradición cultural es la circuncaribe de influencia chicha y guaraní y la última tendencia cultural que influyó en menor medida esta porción de Centroamérica es la de los Andes Centrales. Eso debido a que honduras es un país que se encuentra entre la franja divisoria entre Mesoamérica y el aérea de intercambio cultural. Aun así la influencia Mesoamericana fue la más fuerte y predominante en el territorio, lingüística, gastronómica, cultural y políticamente, especialmente durante el periodo clásico. Debido a esto es que en las zonas occidente y centro del país se encuentren bastantes sitios arqueológicos algunos con una larga variedad de montículos y restos humanos pertenecientes a sociedades bien organizadas.

Humanos[editar]

Según las investigaciones realizadas en las dataciones de vestigios encontrados en el territorio hondureño, se puede calcular la existencia de humanos en lo que es la república de Honduras, de la siguiente forma:

Paleoindios[editar]

años Descripción
9.000 a. C. Los primeros paleoindios se desplazaron hacia las costas del océano pacífico y de los ríos principalmente de ese sector, esas tierras de la zona de Tutule (los valles orientales) fueron ocupadas después de aquellas situadas en las costas del pacífico. Esto conlleva a una hipótesis sostenible, hay más cuevas en el área oriental que fueron ocupadas por los primeros pobladores, cazadores y recolectores, su sociedad está por investigación aún; la estructura social no estaba organizada de manera simple, caso contrario fue diverso y complicado.[2]

Periodo arcaico[editar]

Mapa de las primeras migraciones humanas en función de la salida de la teoría de África.[3]     Homo sapiens      Neandertales      Primeros homínidos
años Descripción
8000 a.C. Sitio arqueológico más viejo de Honduras el cual fue descubierto por George Hasemann. La cueva del gigante, según los arqueólogos, "Los primeros habitantes de lo que es hoy Honduras, y probablemente de Centro América, vivieron hacia 9.480 años antes de Cristo en 'la gruta de el Gigante.'" Los investigadores que trabajaron en esta cueva "encontraron en la gruta restos milenarios de fibras de textiles, cuerdas y cestería, una concha de caracol, implementos de hueso, trozos de artefactos de piedra trabajadas, puntas de proyectiles usados para la cacería, y de alimentos como mazorcas de maíz, frutas y vegetales, así como pintura rupestre." Marcala, La Paz. (Prueba de Datación de radiocarbono calibrada en toba volcánica y sedimentos de ceniza encontrado, fue entre ±8480 y 9240 años a. C.)
8000 a.C. Datación estimada de las evidencias encontradas en la zona sur de Honduras de pueblos nómadas cazadores y recolectores.
4000 a.C. Los portadores de la Lengua Chibcha llegan a Centroamérica.
4000 a.C. - 3000 a. C. Una serie de sitios entre las altitudes de 5.000 a 6.500 pies, en las cercanías de La Esperanza, Intibucá, donde se encontraron las que ahora son evidencias de la presencia de humanos en la época pre cerámica.[4]
2500 – 2000 a.C. Zona sur de Honduras, comienza la domesticación de plantas, conocimiento de propiedades comestibles, medicinales, etc.

Período formativo[editar]

Descubrimiento de la existencia del humano en lo que hoy es Honduras, alrededor de 2000 años a.C. en zonas como zona central (Valle de Comayagua), zona noroccidental (Lago de Yojoa y Valle de Sula)[5]

años Descripción
2000 a.C. Asentamiento humano que muestra una ocupación continúa de al menos 3000 años. Los científicos que han estudiado este sitio lo consideran un asentamiento No Maya y algunos lo califican como un asentamiento lenca o protolenca. parque natural Eco-arqueológico Los Naranjos. Piedra de Sacrificio descubierta en 1934 por Doris Stone, además de eso se realizó una excavación que se le denominó el "Foso de Saqueo" en el año de 1967.
2000 a.C. De las poblaciones chibchas establecidas en lo que hoy es Costa Rica, unos emigran hacia el Norte, hasta establecerse en lo que hoy es Honduras.
2000 a.C. Posible llegada de Mayangna a Honduras y Nicaragua
2000 a.C. - 1000 a.C. Posible llegada de Pech al territorio que hoy es Honduras

Periodo preclásico 1500 a. C300 d. C.[editar]

Pinturas rupestres en Santa elena
años Descripción
1000 a.C. Aparición de pueblos agrícolas sedentarios, en el norte de Honduras. En 1983, Jerrel Sorensen, Kenneth Hirth y Geoge Haseman, realizaron un reconocimiento geológico de un área de 6.00 km², con el propósito de localizar y describir los depósitos de obsidiana que originalmente habían sido reportados por Lunardi en 1948. "La obsidiana fue un importante recurso, empleado por los grupos precolombinos para la hechura de artefactos cortantes. Recientes estudios indican que artefactos de obsidiana procedentes de las fuentes del centro de Méjico y las altas tierras de Guatemala, fueron objetos apreciados de mercado a lo largo y ancho de Mesoamérica en una fecha tan temprana como el año 1,000 a. C.[6]

Las exploraciones arqueológicas han puesto de manifiesto, que la obsidiana fue un objeto de amplio comercio en todo Honduras, por lo menos a partir del 700 al 900 a. C.

Cerámica lenca que representa un cacique pieza posiblemente del preclásico tardío

Formativo medio 850 – 650/500 a. C.[editar]

años Descripción
1000 a.C.– 800 a. C. Las Cuevas de Talgua, Olancho. Aproximados al periodo preclásico medio (1000-900 antes de cristo). Ofrece muchas pistas valiosas sobre cómo los habitantes de éstas cuevas pudieron haber formado un importante vínculo entre la Mesoamérica precolombina.[7][8]
850 - 100 a. C. Fundación de Copán sociedad que duró por lo menos alrededor de 400 años. Los Mayas construyeron la acropolis de Copán, hoy en ruinas, y es una de las mayores y principales atracciones en Honduras. Se cree también que cuando la ciudad de Copán estaba en su mejor apogeo llegó a albergar a unas 20,000 personas. Mayas vivían sin excepción en impresionantes centros urbanos, que al ser abandonados en las tierras bajas al final del período Clásico, 800-1000 d.C., desapareció una sociedad por entero y no sólo uno de sus segmentos. Los Mayas dejarón una infinidad de muestras de su existencia en el occidente de Honduras, entre ellos están: El Juego de Pelotas (Court Ball), La Gran Plaza, La Escalinata Jeroglífica, La Acrópolis, Los Túneles, El Túnel de los Jaguares, El sitio Arqueológico Las Sepulturas, Los Sapos, Las Estelas: Estela A, Estela B, Estela C, Estela D, Estela E, Estela F, Estela H. Zona arqueológica El Puente de La Jigua, El Rastrojón.[Nota 1][Nota 2]
500 a. C. Comienza el surgimiento de pequeñas sociedades en el norte de Honduras, en el centro empieza la agricultura.
200 - 100 a. C. La zona cercana a la represa El Cajón se encuentra habitada por culturas mayas.[9]

-

años Descripción
250 d.C. Comienzan las guerras entre los migrantes por hacerse de tierras en el sur de Honduras.

Periodo clásico[editar]

Este periodo abarca desde el año 300 al 900 d. C. la gran cantidad de restos arqueológicos encontrados en Honduras, están dentro de este periodo y se caracaterizan por una cerámica policromada que aparece en las distintas zonas del país. Incluyendo a Copán, ya que dentro de este periodo se encuentra su mayor auge cultural y expansión demográfica.[5]

años Descripción
400 - 500 d.C. Fundación de El Puente situado en el Valle de La Venta y Florida, por la sociedad maya en expansión.[Nota 3]

Periodo clásico tardío 500 – 1000 d.C.[editar]

Vasija encontrada en el Valle de Úlua, su datación está comprendida entre los 600-900 d.C.
años Descripción
500 d.C. Surge la Dinastía Yax Kuk Mo´ en Copán.
500 - 1,000 d.C. Fundación del asentamiento cernaco al Ulúa. Mozonte declaran su pertenencia cultural al pueblo Chorotega, pero no se ha podido contar con mayores evidencias, salvo algunos restos cerámicos del tipo Ulúa, que es un pueblo emparentado con pobladores del Lago Yohoa en el actual territorio de Honduras.[10]
700 d.C. La primera migración mexicana –Chiapaneca- llega a Centroamérica.
822 d.C. Caída de la Dinastía Yax Kuk Mo en Copán. En el centro de Honduras se desarrollan organizaciones comunales sociales, políticas y demográficas ordenadas. En el sur empiezan a florecer centros organizados.
850 d.C. Los hablantes de la lengua –Matafalpa- se separan en dos grupos: Matagalpa y Cacaopera.

Periodo postclásico[editar]

Periodo encontrado entre los años 900 a 1500 d.C. en él se hace notar la decadencia cultural y demográfica en general y aparecimiento de influencias externas.[5]

Localización territorial de población en el siglo XVI.
años Descripción
1000 d.C. Colapso general de las tierras Mayas del sur (Guatemala) migración de nuevo hacia el occidente de Honduras, mientras en el centro de Honduras decaen los centros regionales.
500 - 1000 d.C. Los Chorotegas se asientan en Costa Rica, Nicaragua, Honduras.

Ciudad Blanca tal vez fundada por la etnia local Pech, que radica ancestralmente en la región. De acuerdo a los primeros datos sobre el hallazgo dado a conocer el miércoles, se trata de una civilización que existió entre el 1000 y el 1200 d. C.[Nota 4]

1,200 d.C. Con la caída de Chichen Itza (México) surgen nuevos órdenes sociales, que provoca una intrusión (México y Guatemala) en el norte y noroccidente de Honduras con migraciones, en el sur de Honduras crece la población y se intensifica la agricultura.
1,300 - 1,400 d.C. Grupos nahuas se establecen en el noreste y noroeste de Honduras.
1,300 - 1,500 d.C. Establecimiento de tolupanes en el territorio de Honduras.
1,300 - 1,400 d.C. Los mayas fundan, una zona residencial que hoy es El Rastrojón
1,400 d.C. Se asentuan los xicaques que hasta la actualidad, han ocupado sus tierras originales en los departamentos de Olancho, Yoro y Atlántida. Hoy en día tienen una "reserva" en la Montaña de la Flor en Francisco Morazán.
1,400 - 1,500 d.C. Aparecimiento de zonas pobladas por lencas, ubicados desde centro de Honduras y El Salvador.
1,450 d.C. Se produce la separación de las lenguas suma y misquita.

Periodo hispánico[editar]

Representación de Cristóbal Colón a su arribo al continente Americano
años Descripción
1,492 d.C. Descubrimiento oficial de América por el almirante génoves Cristóbal Colón.
1,502 El 14 de agosto desembarco Cristóbal Colón en la costa norte de Honduras. En época prehispánica el territorio era denominado como: "Guaymuras" e "Hibueras".
1,550 Aparecen grandes centros en tierras altas occidentales (Naco) y en el sur de Honduras incremento de la complejidad política.
1,550 -1,600 Los misquitos se asentuan en el oriente de Honduras y nororiente de Nicaragua.
1,550 - 1,600 Los chortis se asentuan en centro y suroccidente de Honduras y El Salvador.
1,604 (s. XVII) Primer contacto Tawahka con españoles, los Tawahkas se alojaban en la riberas del río Coco Guayambre, Guayape-Tinto y Wampú centrada en el curso medio del río Patuca, su territorio aproximado era de alrededor de 9.300 km cuadrados.[11]
Mapa de las diferentes entidades territoriales que existían en Honduras y resto de Centroamérica en el siglo xvi antes de la llegada de los españoles.

Usos[editar]

Tipo Descripción
Vestimenta Corteza de árboles y algodón silvestre y en sus tintes su utilizaron vegetales como el añil (Indigofera) y el brasil (Caesalpinia y Peltophorum).
Alimento El trinomio compuesto por el Maíz (cereal), frijol y calabaza[12]​ yuca o mandioca (tubérculo).[13]​ frutos y semillas, palma de pejivalle y arruruz, chile, cacao, achiote, recogían la miel de abejas. Uno de los principales aliamentos fue/es la montuca -una forma de tamal preparada a base de maíz-
Bebida Las bebidas como la chicha de maíz, nancite, coyol, y el dulce de cacao.
Artesanía Resina y muebles de pino (Pinus oocarpa). Cestería con base en la fibra del tule (Cyperus canus) y de pita (Agave americana). Hilados rústicos de fibras de henequén (Agave fourcroydes). Y, petates con fibras de palma (Thrinax Morrisii), barro, tuza (fibra de maíz), madera, cuero, obsidiana –alguna importada desde Ixtepeque y El Chayal en Guatemala.[14]​).

Fauna[editar]

Algunos fósiles de especies antiguas de animales, encontrados en el siglo XVIII y XIX en el territorio de Honduras, lo hicieron funcionarios de la Corona española los cuales se quedaban en sus colecciones privadas, algunos de ellos anotados como: restos de animales antediluvianos, la investigadora Leydi, J. propuso en 1869, que algunos de los restos de mastodontes encontrados en Honduras, no fuesen auténticos; duda que fue aclarada por los científicos Justo Egózcue y Cía en 1871.[15]​ En el departamento de Lempira es donde más restos fósiles se han encontrado, y de los cuales han hecho investigaciones entre los años de 1930 a 1940 que concuerdan con el Hemphilliano Temprano,[16]​ en las cercanías de la ciudad de Gracias, se encontraron más restos de animales procedentes de Norte y Sudamérica, como el mastodonte americano (mamuts), además de Oso perezoso (Edentados), armadillos (Clyptodontes), perros quiebra huesos y capibara (ratón gigante), según el paleontólogo Walter Murcia.

Tipo Descripción
Amplicyon S.p, Era un carnívoro y fue el último de su línea evolutiva, hasta el lobo de nuestros días.
Cervid Indeterminado.[17]
Merychippus S.p,[18]​ Los caballos fueron traídos por los españoles a América, aunque se han encontrado evidencia de restos de cuatro de los cinco géneros, son caballos de tres dedos[19]​ de las capas pliocenas tardías de la formación de lo que hoy es el territorio de Gracias, departamento de Lempira en Honduras. Equus, común a través del pleistoceno y representado por los últimos verdaderos caballos salvajes americanos. El Eqqus hondureño en este caso no ha sido catalogado, aunque se encuentre entre los mismos de su especie de Merychippus (Mioceno) de menos de 25 millones de años.
Neohipparion montezuma Categorizado[20]
Osteoborus Cynoides Especie de hiena grande que se originó en Norte América. Como sugiere el nombre (ostehueso, borosquebrar).
Pliohippus hondurensis Catalogado como nueva especie en 1941.[21]
Procamelus S,p.[17]
Protohippus S.p.[18]
Rhynchotheriun hondurensis Categorizado[18]​ El único Teleocerus (rinoceronte) fue registrado por Blick (1929) y más tarde por McGrew (1941), un género de rinoceronte muy común en Norteamérica durante la época del Plioceno.
Teleocerine rhinoceros Categorizado[18]

En Tapasuna, cercano a Gracias departamento de Lempira, fueron encontrados dos restos de mamuts pertenecientes al género rhynchotherium, que fueron estudiados a fondo en 1929;[22]​ son especies de mastodonte de tamaño pequeño a mediano, identificados por su mandíbula angulada (el área de sínfosis). Estos mastodontes (Bucktherium blicki y Agbelodon hondurenits)[23]​ retuvieron dos colmillos maxilares y dos mandibulares y se presume que los 4 colmillos juntos se utilizaron corno tijeras, para cortar por la raíz vegetación de tierra húmeda o vegetación de pantano.

En 2013 trabajadores de un talud adyacente al edificio del Palacio de Justicia encontraron un colmillo de mastodonte, de unos 60 cm de largo, especialistas del Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH), calcularon que tal especie podría datar entre 10,000 y 15,000 años a.C.[24]

Estela B maya de Copán

En la Estela B del sitio arqueológico de Copán, se encuentran representados dos paquidermos, que serían dos mastodontes domesticados, debido a la no presencia de elefantes en América Central, los científicos aluden hipótesis de que fueron especies sobrevivientes ([25]​ del Pleistoceno.[26]

Detalle de la Estela B maya de Copán

Restos del toxodonte, especie de animal similar a los hipopótamos, de acuerdo a otras similares encontrados en el norte de Guatemala y en Honduras.[27]​ Dos especies camelidae que son: el Procamelus del Plioceno (hace 6 millones de años) encontrado en el territorio de Lempira y el Paleollama del Pleistoceno (2 millones a 20,000/1 5,000 años)

Restos de Megatilherdidae que son especies de osos perezosos herbívoros arbóreas, que en Honduras se conocen como "Perico Ligero", de finales de la época del Pleistoceno (2 millones a 5,000 años), de los que se conocen tres familias principales: Megalonyclidae y Megatherdidae. Los glyptodontes, los cholamttheres, y los armadillos, estos últimos son los únicos representantes de estos organismos en el presente,) a evidencia fósil demuestra giyptodontes (Giyptotherin) Floridanun, identificados por el Dr. Dave Gillet y posiblemente chamytheres que existieron en Honduras durante el pleistoceno. Glyptodontes representaron tortugas gigantescas en su apariencia,[28]

Restos de Rodentia lo representa en Honduras una mandíbula descubierta en el Río Humuya por un equipo de paleontólogos dirigidos por el Dr. S. David Webb, entre 1937 a 1938 en Lempira[17]​ para el museo de Walker. El espécimen del río Humuya del Dr. Webb identificado como un roedor grande de Sudamérica, conocido como capybara. Canidae, estos cánidos Pliocenos encontrados en Honduras, son osteoburus (cynoides y amphicyon sp).

Un felino fósil encontrado en Yaroconte, departamento de Copán está registrado como Felis Concolor, datado del pleistoceno.

Flora[editar]

De la vegetación encontrada en el territorio de Honduras, de las épocas prehistóricas están registrados los siguientes:

Tipo Descripción
Familia: Celastraceae Género GVmínda s.p.
Familia: Sapindaceae Género Scinmidelia s.p.
Legume: Género indeterminado
Palmas: Género indeterminado

Entre lo que es hoy Copán, Santa Bárbara, Comayagua, Yoro, Olancho, fueron encontrados gástropodos y rudistos vivaldes.[29]

Encargado[editar]

El Instituto Hondureño de Antropología e Historia IHAH fue fundado en 1952. La primera etapa de su gestión se caracterizó por una casi exclusiva dedicación a la investigación arqueológica —dígase, Copán—. Los trámites encaminados a declarar la ciudad maya de Copán Patrimonio de la Humanidad culminaron en 1980 y, posteriormente, en 1982, fue también declarada Monumento Nacional.

Legislación[editar]

La Constitución de la República de Honduras —Decreto No. 131 de 11 de enero de 1982— establece en los artículos 172-176 los fundamentos doctrinarios de los que se desprende la legislación específica. La necesidad de fomento y protección del patrimonio cultural queda enunciada en el artículo 172: “Toda riqueza antropológica, arqueológica, histórica y artística de Honduras forma parte del patrimonio cultural de la Nación”.

La primera Ley para la Protección del Patrimonio Cultural de la Nación fue emitida en 1984 y reformada más tarde dando lugar al Decreto 220-97, 1998. De acuerdo con este decreto forman parte del patrimonio cultural material de la nación hondureña lo descrito en su Artículo 2, incisos 1-8, a saber: los monumentos de interés antropológico-histórico, los bienes muebles de interés antropológico e histórico, los conjuntos y agrupación de bienes inmuebles y su entorno natural que formen patrones de asentamientos humanos, los sitios arqueológicos.[30]

  • Constitución de la República de Honduras: Artículos 172 y 173
  • Ley para la Protección del Patrimonio Cultural de la Nación: Decreto 220-97
  • Ley General del Ambiente y su Reglamento General: Decreto No. 104-93, Título IV, Capítulo III
  • Ley de Municipalidades y su Reglamento: Decreto No. 134-90, Artículos 13 y 14
  • Ley de Ordenamiento Territorial: Decreto No. 180-2003, Título Segundo, Capítulo II, Artículo 22, Numeral 2); Capítulo 3, Artículo 27, Numeral 2, inciso h) y Numeral 3, inciso d); Título Cuarto, Capítulo I, Artículos 40, 44, 47; Capítulo III, Artículo 5.1
  • Ley de la Propiedad: Decreto No. 82-2004, Título V, Capítulo II, Artículo 74 y Capítulo III, Artículos 93 y 101
  • La Fiscalía de Etnias y Patrimonio Cultural


Características culturales[editar]

Estas culturas alcanzaron grandes progresos en los diversos campos del conocimiento humano.

Agricultura[editar]

Fueron impulsados por el desarrollo de una variada agricultura (frijol, cacao, chile, etc.) y contaban con grandes sistemas de riego. De esta manera garantizaban una alimentación adecuada para sus poblaciones dentro del área de influencia Mesoamericana. En el caso de la región al este de la gran depresión transversal de Honduras y junto al Mar Caribe tenemos los cultivos de ñame o yuca de montaña junto a la caza y pesca que caracteriza la influencia cultural Circuncaribe. También fueron cultivadores de frutas originarias del continente como la Papaya, la Piña, el Tomate y Aguacate. Jugando también un papel importante en su economía.

Artes[editar]

Maqueta que representa el centro cívico y ceremonial de la ciudad de copan.

Además aplicaron técnicas de gran perfección en los tejidos y la cerámica, la cual muchas estaban decoradas con todo tipo de ilustraciones. Desarrollaron un intenso, complejo, y variado comercio. La arquitectura también funda un papel importante en estas culturas, la más desarrollada en el territorio nacional fue la maya. En el territorio occidental nacional se pueden encontrar ruinas de ciudades Mayas como Copan y El puente como ejemplos de ello y un sin número de montículos esparcidos por todo el territorio donde estuvieron presentes.

Ciencias[editar]

Alcanzaron un alto desarrollo científico en las matemáticas y la astronomía; además de la ingeniería y la escultura, que emplearon en la construcción de grandes ciudades, llegando incluso a tener sistemas de acueductos y desagües aun funcionales .[31]​ El calendario y sistemas para calcular el movimiento de estrellas y planetas como Venus es otro de sus grandes avances en las ciencias. La escritura también estuvo bastante desarrollada, la escritura maya tuvo más de dos mil caracteres diferentes cada uno con uno representando una palabra, elemento o frase distinta.

Religión[editar]

Escultura Maya representando a la deidad Chaac en el museo del parque arqueológico de Copan

La mayoría de las religiones de los nativos pertenecientes a lo que hoy comprende el territorio Hondureño eran de corte politeístas. Muchos de las deidades que diversos pueblos adoraban estaban jerarquizados. En le área maya del país la religión no distaba mucho de la del resto de indígenas de esta cultura, pues se practicaban los mismos ritos y se veneraban las mismas deidades que en toda el are que comprendió esta cultura. La religión autóctona lenca estaba muy influenciada por el nahualismo, también teniendo deidades organizadas jerárquicamente. Algunas de sus más importantes deidades fueron Itanipuca (gran madre tierra), Ilanguipuca (gran padre cielo), Icelaca (señor del tiempo) entre otros. En cuanto a los pueblos de origen circuncaribe que habitan el país, cada uno tenía su propia religión con su propio sistema de creencias y deidades. Algunos restos arqueólogos muestran que estos pueblos también habían representaciones de sus dioses ya sea en grabados rocas o pinturas.

Culturas mesoamericanas[editar]

Escalinata jeroglífica de Copán

En la sección nor-occidental de Honduras, predominaban los pueblos con influencia mesoamericana, entre ellos los siguientes:

  • Los náhuatl: Habitaban en el valle de Naco y Trujillo; culturas con bastante influencia de grupos que llegaban del centro y sur de México.
  • Los chortis grupo mayance localizado en Cortés, Copán y Ocotepeque
  • Los lencas, que se extendían por los departamentos de Santa Bárbara, Lempira, Intibucá, La Paz, Comayagua, Francisco Morazán y Valle y parte de lo que hoy comprende el territorio de El Salvador.[32]

Culturas nómadas y seminomadas[editar]

El resto del territorio hondureño estaba habitado por pueblos provenientes del sur del continente y el Caribe, con una cultura nómada y semi-nómada, regidos por relaciones de producción comunal primitivas. Como la recolección y la caza de animales como el Tapir y el venado. Aunque también llegaron a ser buenos pescadores. Otro dato interesante es que estos pueblos pesar de no haber alcanzado un desarrollo tan grande como sus vecinos, conocían y empleaban muy bien el comercio con otras culturas. También se destacaron por ser buenos en la construcción de canoas para transportarse por ríos e incluso mares.

Entre estos pueblos se encontraban los siguientes:

A pesar de ello los Pech y algunos Xicaques llegaron a tener algunos asentamientos con estructuras pequeñas como plataformas y estelas tales como el Curruste. Otro factor que hipotéticamente influyo en su estilo de vida es la geografía del este de Honduras, mayormente montañosa y selvática. En su conjunto, formaban la mayoría de la población del país.[33]

Lencas[editar]

Representación en un museo de un cacique Lenca

Los lenca fueron la población indígena más numerosa en la zona centro del país para el momento de la llegada de los españoles, fueron los más organizados militar y social mente de los grupos del país en el posclásico, ya que para la llegada de los ibéricos, la civilización maya que tenía una sociedad bien organizada y una urbanización más extensa que otras culturas, llevaba bastante tiempo en plena decadencia y muchas de sus ciudades fueron abandonadas, durante la conquista muchas de ellas no eran más que ruinas.

Habitaban en poblaciones de considerable tamaño, con un promedio de 350 casas y mucho más de 500 pobladores por aldea principalmente en el valle de Comaygua.[34]​ Su estructura política consistía en dividirse en diferentes señoríos controlados por un cacique y un pequeño de nobles que servían como consejeros en a la hora de toma de decisiones importantes, los otros grupos en la pirámide social abajo de la autoridad del cacique eran los líderes religiosos, guerreros, comerciantes y aldeanos dedicados a las siembras. También cabe remarcar que los diferentes señoríos lencas vivían en constantes conflictos armados entre sí por un largo periodo hasta la colonización del continente. Aunque existen polémicas científicas sobre la ascendencia y origen de los lencas, de acuerdo a Rodolfo Barón Castro, son los restos directos herederos de mayas, que no siguieron el éxodo que dio fin a sus dominios territoriales, otros estudios más recientes apuntan que son descendientes de grupos Olmecas que migraron desde el centro de México, que con el paso del tiempo llegaron a consolidar su cultura. Estudios sostenidos gracias a los sitios arqueológicos que se remontan al pre-clásico medio. A la llegada de los españoles, se encontraban establecidos en el territorio que hoy comprenden las Repúblicas de El Salvador y Honduras.[35]


Fin de la Honduras Prehispánica[editar]

Este periodo de la historia nacional llega a su fin en 1524. Tras la caída del imperio Azteca en 1521 con la victoria de Hernan Cortes y sus aliados, Gil González Dávila se convirtió en el primer español en llegar a lo que hoy es Honduras, con propósitos de conquista; tuvo que enfrentarse con una enorme, violenta y bien organizada resistencia indígena. Luego Cortes movido por los informes que había recibido sobre la gran riqueza que se encontraba en esos territorios, dio autorización de enviar dos expediciones, una por mar y otra por tierra. La primera fue encomendada a Pedro de Alvarado y la segunda a Cristóbal de Olid; este último, le traicionó. Por este motivo, Cortés salió de México para capturarlo y darle ejecución por sus actos. Durante los dos años de estadía del conquistador, introdujo el ganado y frutos llegado de España. Fundó la villa de la Natividad cerca de puerto Caballos y nombró a Hernando de Saavedra, gobernador de Honduras y dejó instrucciones de darles buen trato a los indígenas, permitiéndoles algunos conservar sus tierras y propiedades.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. El Proyecto Arqueológico Copán, Primera Fase, bajo la dirección de Claude Baudez (1977-1979)
  2. El Proyecto Arqueológico Copán, Segunda Fase, fue dirigido por William T. Sanders (1980-1985)
  3. Las excavaciones e investigaciones fueron patrocinadas por la cooperación japonesa y dirigidas por arqueólogos como Seiichi Nakamura y Kazuo Aoyama. Proyecto Arqueológico La Entrada, en sus dos fases (1983-1990 y 1991-1997)
  4. Manifiesto del arqueólogo Virgilio Paredes, director del Instituto Hondureño de Antropología e Historia

Referencias[editar]

  1. Culturas prehispánicas de Honduras: 70.000 a. de C. - 1502 d. de C. Ronny Velásquez, Ramiro Colindres O. Graficentro Editores, 1997. Consultado biblioteca de la Universidad de Michigan, U.S.A. páginas 7 y 89
  2. Price and Browm, 1985, Bettinger, 1991
  3. Burenhult, Göran (2000). «Die ersten Menschen». Weltbild Verlag. ISBN 3-8289-0741-5. 
  4. Volumen 28 N.º 3 January 1963 de AMERICAN ANTIQUITY, se encuentra el informe: PRECERAMIC ARCHAIC SITES IN THE HIGHLANDS OF HONDURAS por Ripley P. Bullen y William W. Plowden, Jr
  5. a b c Barborak, James R., Roger Morales, Craig Mcfarlan. Plan de manejo y desarrollo del Monumento Nacional Ruinas de Copán. IAHH-Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza, CATIE. Turrialba, Costa Rica, 1984 (página 29) ISBN 9977-951-28-4
  6. Pins-Ferreira, 1976
  7. Salinas, Iris Milady, Arquitectura de los Grupos Étnicos de Honduras. Tegucigalpa. Editorial Guaymuras S.A. 1991
  8. Stone, Doris and Carlos Balser. (1965). “Incised Stone Disks from the Atlantic Watershed of Costa Rica” in American Antiquity 30(3): 310-329.
  9. Proyecto de Investigación y Salvamento Arqueológico dirigido por Kenneth G. Hirth, Gloria Lara Pinto y George Hasemann (1980-1984) evidencias mayas
  10. Etnografía de la Región de Las Segovias, Nicaragua, Por María Dolores Álvarez, 2006[1]
  11. Davidson, William V. Delimitación de la Región habitada por los Tawahkas-Sumos de 1600 a 1990. Informe. Tegucigalpa, Honduras, Instituto Hondureño de Antropología e Historia de Honduras IHAH. 1991.
  12. Anne Chapman, página 18
  13. Culturas prehispánicas de Honduras: 70.000 a. de C. - 1502 d. de C. Ronny Velásquez, Ramiro Colindres O. Editor Graficentro Editores, 1997, Universidad de Michigan, página 65
  14. 1100-900 a. C. –Fase Chotepe- Henderson y Joyce, 1999
  15. [2]
  16. Revista de la Sociedad Mexicana de Paleontología, Volumen 2, Números 1-2, Sociedad Mexicana de Paleontología, La Sociedad, 1989 (página 87)
  17. a b c McGrew, 1941
  18. a b c d Frick, 1933
  19. McGraw, 1941
  20. Leidy J.
  21. McGrew 1941
  22. Frick (1929)
  23. Honduras en el pasado, Parte 1 de Honduras en el pasada, Conrado Bonilla, Tipografía "La Juventud", 1949 (página 8)
  24. [3]
  25. Daniel Rojas Pichardo. Criptozoología: El enigma de las criaturas insólitas, (página 127)
  26. Amérique Latine, Volumen 5 de Lexique stratigraphique international, Editor Centre national de la recherche scientifique, 1900, Consultado biblioteca de la Universidad Estatal de Pensilvania, U.S.A. página 133) en francés.
  27. Auffenburg, 1967
  28. Webb, 1970
  29. Honduras en el pasado, Parte 1 de Honduras en el pasada, Conrado Bonilla. Tipografia "La Juventud,", 1949. Página 8
  30. [4]
  31. Longino Becerra (1981). «La comunidad primitiva de Honduras». Editorial Universitaria. 
  32. Ramón D. Rivas (1993). «Pueblos indígenas y garífuna de Honduras». Tegucigalpa: Editorial Universitaria. ISBN 99926-15-53-2. Consultado el 14 de febrero de 2011. 
  33. Stone, Doris (1940). «Introducción». En Doris Stone, ed. Demarcación de la culturas pre-colombinas del centro y norte de Honduras url=. Tegucigalpa. «Introducción». 
  34. Chapman, Anne (1978). «Introducción». Los Lencas de Honduras. Tegucigalpa. 
  35. Baron Castro, Rodolfo (1978). La Población de El Salvador. Tegucigalpa: UCA Editores.