Honduras prehispánica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Vasijas lencas del periodo clásico temprano

Es un período de la Historia nacional previo a la conquista de América por parte de España, la cual se remonta desde la llegada de los primeros pobladores de América provenientes de Asia. El territorio de la actual Honduras fue principalmente habitada por pueblos que se caracterizaban por ser de dos tipos grupos culturales diferentes: La Tradición Cultural Mesoamericana donde la influencia de las culturas Maya, Olmeca, y Tolteca, la otra tradición cultural es la Circuncaribe de influencia Chicha y Guaraní y la última tendencia Cultural que influyó en menor medida esta porción de Centroamérica es la de los Andes Centrales. Eso debido a que honduras es un país que se encuentra entre la franja divisoria entre Mesoamerica y el aérea de intercambio cultural. Aun así la influencia Mesoamericana fue la más fuerte y predominante en el territorio, lingüística, gastronómica, cultural y políticamente, especialmente durante el periodo clásico. Debido a esto es que en las zonas occidente y centro del país se encuentren bastantes sitios arqueológicos algunos con una larga variedad de montículos y restos humanos pertenecientes a sociedades bien organizadas.

Características culturales[editar]

Estas culturas alcanzaron grandes progresos en los diversos campos del conocimiento humano.

Pirámide conocida como la estructura 102 en el sitio arqueológico de Yarumela el Chilcal, perteneciente a la cultura Lenca del periodo pre-clásico medio.

Agricultura[editar]

Fueron impulsados por el desarrollo de una variada agricultura (frijol, cacao, chile, etc.) y contaban con grandes sistemas de riego. De esta manera garantizaban una alimentación adecuada para sus poblaciones dentro del área de influencia Mesoamericana. En el caso de la región al este de la gran depresión transversal de Honduras y junto al Mar Caribe tenemos los cultivos de ñame o yuca de montaña junto a la caza y pesca que caracteriza la influencia cultural Circuncaribe. También fueron cultivadores de frutas originarias del continente como la Papaya, la Piña, el Tomate y Aguacate. Jugando también un papel importante en su economía.

Artes[editar]

Maqueta que representa el centro cívico y ceremonial de la ciudad de copan.

Además aplicaron técnicas de gran perfección en los tejidos y la cerámica, la cual muchas estaban decoradas con todo tipo de ilustraciones. Desarrollaron un intenso, complejo, y variado comercio. La arquitectura también funda un papel importante en estas culturas, la más desarrollada en el territorio nacional fue la maya. En el territorio occidental nacional se pueden encontrar ruinas de ciudades Mayas como Copan y El puente como ejemplos de ello y un sin número de montículos esparcidos por todo el territorio donde estuvieron presentes.

Ciencias[editar]

Alcanzaron un alto desarrollo científico en las matemáticas y la astronomía; además de la ingeniería y la escultura, que emplearon en la construcción de grandes ciudades, llegando incluso a tener sistemas de acueductos y desagües aun funcionales .[1]​ El calendario y sistemas para calcular el movimiento de estrellas y planetas como Venus es otro de sus grandes avances en las ciencias. La escritura también estuvo bastante desarrollada, la escritura maya tuvo más de dos mil caracteres diferentes cada uno con uno representando una palabra, elemento o frase distinta.

Religión[editar]

Escultura Maya representando a la deidad Chaac en el museo del parque arqueológico de Copan

La mayoría de las religiones de los nativos pertenecientes a lo que hoy comprende el territorio Hondureño eran de corte politeístas. Muchos de las deidades que diversos pueblos adoraban estaban jerarquizados. En le área maya del país la religión no distaba mucho de la del resto de indígenas de esta cultura, pues se practicaban los mismos ritos y se veneraban las mismas deidades que en toda el are que comprendió esta cultura. La religión autóctona lenca estaba muy influenciada por el nahualismo, también teniendo deidades organizadas jerárquicamente. Algunas de sus más importantes deidades fueron Itanipuca (gran madre tierra), Ilanguipuca (gran padre cielo), Icelaca (señor del tiempo) entre otros. En cuanto a los pueblos de origen circuncaribe que habitan el país, cada uno tenía su propia religión con su propio sistema de creencias y deidades. Algunos restos arqueólogos muestran que estos pueblos también habían representaciones de sus dioses ya sea en grabados rocas o pinturas.

Culturas Mesoamericanas[editar]

Escalinata jeroglífica de Copán

En la sección nor-occidental de Honduras, predominaban los pueblos con influencia mesoamericana, entre ellos los siguientes:

  • Los náhuatl: Habitaban en el valle de Naco y Trujillo; culturas con bastante influencia de grupos que llegaban del centro y sur de México.
  • Los chortis grupo mayance localizado en Cortés, Copán y Ocotepeque
  • Los lencas, que se extendían por los departamentos de Santa Bárbara, Lempira, Intibucá, La Paz, Comayagua, Francisco Morazán y Valle y parte de lo que hoy comprende el territorio de El Salvador.[2]

Culturas nómadas y seminomadas[editar]

Montículos del parque nacional El Curruste

El resto del territorio hondureño estaba habitado por pueblos provenientes del sur del continente y el Caribe, con una cultura nómada y semi-nómada, regidos por relaciones de producción comunal primitivas. Como la recolección y la caza de animales como el Tapir y el venado. Aunque también llegaron a ser buenos pescadores. Otro dato interesante es que estos pueblos pesar de no haber alcanzado un desarrollo tan grande como sus vecinos, conocían y empleaban muy bien el comercio con otras culturas. También se destacaron por ser buenos en la construcción de canoas para transportarse por ríos e incluso mares.

Entre estos pueblos se encontraban los siguientes:

A pesar de ello los Pech y algunos Xicaques llegaron a tener algunos asentamientos con estructuras pequeñas como plataformas y estelas tales como el Curruste. Otro factor que hipotéticamente influyo en su estilo de vida es la geografía del este de Honduras, mayormente montañosa y selvática. En su conjunto, formaban la mayoría de la población del país.[3]

Lencas[editar]

Representación en un museo de un cacique Lenca

Los lenca fueron la población indígena más numerosa en la zona centro del país para el momento de la llegada de los españoles, fueron los más organizados militar y social mente de los grupos del país en el post-clásico, ya que para la llegada de los españoles la civilización Maya que tenía una sociedad bien organizada y una urbanización mas extensa que otras culturas, llevaba bastante tiempo en plena decadencia y muchas de sus ciudades fueron abandonadas, durante la conquista muchas de ellas no eran más que ruinas.

Habitaban en poblaciones de considerable tamaño, con un promedio de 350 casas y mucho más de 500 pobladores por aldea principalmente en el valle de Comaygua.[4]​ Su estructura política consistía en dividirse en diferentes señoríos controlados por un cacique y un pequeño de nobles que servían como consejeros en a la hora de toma de decisiones importantes, los otros grupos en la pirámide social abajo de la autoridad del cacique eran los líderes religiosos, guerreros, comerciantes y aldeanos dedicados a las siembras. También cabe remarcar que los diferentes señoríos lencas vivían en constantes conflictos armados entre si por un largo periodo hasta la colonización del continente. Aunque existen polémicas científicas sobre la ascendencia y origen de los lencas, de acuerdo a Rodolfo Barón Castro, son los restos directos herederos de mayas, que no siguieron el éxodo que dio fin a sus dominios territoriales, otros estudios mas recientes apuntan que son descendientes de grupos Olmecas que migraron desde el centro de México, que con el paso del tiempo llegaron a consolidar su cultura. Estudios sostenidos gracias a los sitios arqueológicos que se remontan al pre-clásico medio. A la llegada de los españoles, se encontraban establecidos en el territorio que hoy comprenden las Repúblicas de El Salvador y Honduras.[5]


Fin de la Honduras Prehispánica[editar]

Este periodo de la historia nacional llega a su fin en 1524. Tras la caída del imperio Azteca en 1521 con la victoria de Hernan Cortes y sus aliados, Gil González Dávila se convirtió en el primer español en arribar a Honduras con propósitos de conquista. El cual tuvo que enfrentarse con una enorme, violenta y bien organizada resistencia indígena. Luego Cortes movido por los informes que había recibido sobre la gran riqueza que se encontraba en esos territorios, dio autorización de enviar dos expediciones, una por mas y otra por tierra. La primera fue encomendada a Pedro de Alvarado y la segunda a Cristóbal de Olid,este último, le traicionó. Por este motivo, Cortés salió de México para capturarlo y darle ejecución por sus actos. Durante los dos años de estadía del conquistador, introdujo el ganado y frutos llegado de España. Fundo la villa de la Natividad cerca de puerto caballos y nombró a Hernando de Saavedra, gobernador de Honduras y dejó instrucciones de darles buen trato a los indígenas, permitiendo les algunos conservar sus tierras y propiedades.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Longino Becerra (1981). «La comunidad primitiva de Honduras». Editorial Universitaria. 
  2. Ramón D. Rivas (1993). «Pueblos indígenas y garífuna de Honduras». Tegucigalpa: Editorial Universitaria. ISBN 99926-15-53-2. Consultado el 14 de febrero de 2011. 
  3. Stone, Doris (1940). «Introducción». Doris Stone, ed. Demarcación de la culturas pre-colombinas del centro y norte de Honduras url=. Tegucigalpa. «Introducción». 
  4. Chapman, Anne (1978). «Introducción». Los Lencas de Honduras. Tegucigalpa. 
  5. Baron Castro, Rodolfo (1978). La Población de El Salvador. Tegucigalpa: UCA Editores.