Homosexualidad e islam

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Corán abierto.

Las opiniones islámicas sobre la homosexualidad son tan variadas como las de las otras religiones mayoritarias y han sufrido modificaciones a lo largo de la Historia. El Corán y el Hadiz contienen condenas expresas de los actos sexuales entre personas del mismo sexo. Dos suras citan la historia del "pueblo de Lot" (también conocidos como sodomitas), quienes fueron destruidos por participar en actos homosexuales. El castigo legal para la sodomía ha ido cambiando según las escuelas jurídicas: algunas prescriben la pena capital, mientras que otras prescriben un castigo discrecional menor. La homosexualidad es considerada un delito y está prohibida en la mayoría de países islámicos, como en Arabia Saudí o Irán. En algunos países islámicos relativamente seculares o multi-religiosos como Argelia, Túnez, Indonesia o Turquía hay más tolerancia.

A pesar de esto, la temática homoerótica ha estado muy presente en la literatura clásica del mundo árabe e islámico. En la poesía árabe clásica se celebra muy a menudo el amor masculino, siendo más frecuente que las expresiones de atracción a las mujeres.[1] Algunos de los más importantes poetas árabes, como Abu Nuwas, fueron abiertamente homosexuales. Las mil y una noches, el ejemplo más conocido de la literatura popular árabe medieval, abunda en referencias al amor homosexual:

"me parece ¡oh jeque!, que eres de los que prefieren los jovenzuelos a las mujeres". Mi amigo sonrió, y dijo: "¡Así es!" Ella preguntó: "¿Y por qué? ¡oh jeque!" [...] "me concederás, ¡oh mi señora! que nada en la mujer puede compararse a las perfecciones de un joven hermoso, a su talle flexible, a la finura de sus miembros, al conjunto de colores tiernos que hay en sus mejillas, a la gentileza de su sonrisa y al encanto de su voz. Por cierto que para ponernos en guardia contra una cosa tan evidente, nos dice el propio Profeta: ¡No prolonguéis vuestras miradas sobre los mozuelos sin barba, porque tienen ojos más tentadores que los de las huríes![2]

En ello pudo influir la tradicional separación de sexos, que han favorecido que las prácticas homosexuales no sean infrecuentes, aunque a menudo de forma clandestina y bajo un velo de hipocresía.

Algunos exegetas musulmanes insisten en esta aceptación de facto de la homosexualidad hasta bien entrado el siglo XX, en el que la influencia colonial por un lado, y el desarrollo de movimientos islamistas y puritanos como el wahhabismo por otro, hace de la homosexualidad un acto abominable y un delito:

La persecución de los homosexuales en el mundo islámico es muy reciente, y tiene que ver con la colonización y la influencia de occidente. Existen innumerables pruebas de que hasta la colonización la homosexualidad era plenamente aceptada. Durante las primeras décadas del siglo XX, el Magreb fue un "paraíso para los homosexuales", que huían de la puritana Europa en busca de la libertad sexual que se vivía en tierras del islam. En Marruecos, la homosexualidad es considerada un delito tan solo desde 1972, y esto a causa de la influencia saudí. En Indonesia (el país con más musulmanes en el mundo) jamás ha estado prohibida, siendo la escuela shafi'í mayoritaria. La aceptación de la homosexualidad en la historia del islam está ampliamente documentada, en diferentes épocas y territorios. No era algo oculto o marginal, sino aceptado socialmente. Los estudiosos occidentales de la homosexualidad han destacado con asombro la actitud mostrada hacia este tema en dar al-islam. Merece destacarse la visión de John Boswel sobre la homosexualidad en al-Andalus de sus obras Cristianismo, tolerancia social y homosexualidad y Las bodas de la semejanza.[3]

Ciertos musulmanes liberales, tales como los miembros de la Fundación Al-Fatiha, aceptan la homosexualidad y la consideran como algo natural, contemplando la condena religiosa como algo obsoleto en el contexto de la sociedad moderna, interpretando que el Corán se manifiesta en contra de la lujuria homosexual, pero no dice nada sobre el amor homosexual. La escritora lesbiana Irshad Manji ha expresado la opinión de que la homosexualidad es permisible dentro del Islam; sin embargo, esta sigue siendo una opinión minoritaria. En el Chiismo islámico, pensadores como el ayatolá Jomeini han argumentado a favor de la legalización de las operaciones de cambio de sexo si un hombre se siente mujer, ya que el Corán no menciona nada en contra del cambio de sexo, y de hecho estas intervenciones son legales actualmente en Irán.

Ley islámica[editar]

La homosexualidad tradicionalmente está prohibida por la ley islámica. El Corán, el texto central del Islam que los musulmanes creen que es la revelación de Alá,[4] es muy explícito en su condena de la homosexualidad.[5] [6] El Corán proclama el Islam como la "religión de la Naturaleza," y santifica y promueve las relaciones sexuales dentro del matrimonio. Los textos específicos en los que se basa la condena son los de la historia de Lot:

Y a Lot. Cuando dijo a su pueblo: "¿Cometéis una indecencia que ninguna criatura ha cometido antes? Ciertamente, por concupiscencia, os llegáis a los hombres en lugar de llegaros a las mujeres. ¡Sí, sois un pueblo inmoderado!". Lo único que respondió su pueblo fue: "¡Expulsadles de la ciudad! ¡Son gente que se las da de puros!". Y les salvamos, a él y a su familia, salvo a su mujer, que fue de los que se rezagaron. E hicimos llover sobre ellos una lluvia: ¡Y mira cómo terminaron los pecadores!
— Corán 7:80-84

El pueblo de Lot contradijo a los enviados. Cuando su hermano Lot les dijo: "¿Es que no vais a temer a Alá? Tenéis en mí a un enviado digno de confianza. ¡Temed, pues, a Alá y obedecedme! No os pido por ello ninguna recompensa. Mi recompensa no incumbe sino al Señor del universo. ¿Os llegáis a los varones, de entre los creados, y descuidáis a vuestras esposas, que vuestro Señor ha creado para vosotros? Sí, sois gente que viola la ley". Dijeron: "Si no paras, Lot, serás, ciertamente, expulsado". Dijo: "Detesto vuestra conducta. ¡Señor! ¡Sálvanos, a mí y a mi familia, de lo que hacen!" Y les salvamos, a él y a su familia, a todos, salvo a una vieja entre los que se rezagaron. Luego, aniquilamos a los demás. E hicimos llover sobre ellos una lluvia. ¡Lluvia fatal para los que habían sido advertidos! Ciertamente, hay en ello un signo, pero la mayoría no creen. ¡En verdad tu Señor es el Poderoso, el Misericordioso! — Corán 26:160–175

Los hadices o dichos atribuidos al profeta Mahoma también contienen varias declaraciones en contra de la homosexualidad. Según uno de ellos Mahoma dijo: “Condenado por Dios es aquel que hace lo que la gente de Lot”. En otro afirma: “Ningún hombre debe mirar a las partes privadas de otro hombre y ninguna mujer debe mirar a las partes privadas de otra mujer, y dos hombres no deben dormir en la misma cama bajo una misma manta.” Un relato que se atribuye como parte del sermón de despedida de Mahoma dice: Aquel que mantenga relaciones sexuales con una mujer y penetre su ano, o con un hombre o un muchacho, aparecerá el último día apestando peor que un cadáver; la gente lo encontrará insoportable hasta que entre en el fuego del infierno, y Dios anulará todas sus buenas obras.[7]

Existe un cierto consenso entre la mayoría de los juristas islámicos en que la homosexualidad contraviene la Sharia o ley islámica, considerándola no solo un pecado sino un delito punible. No existe un castigo específicamente estipulado y depende de la interpretación de las distintas escuelas jurídicas existentes, frecuentemente se deja a la discreción de las autoridades locales, con un rango de penas tan amplio que va desde la pena de muerte hasta una simple multa, latigazos o encarcelamiento.[8] Actualmente existen entre los Sunníes cuatro Madhab, o escuelas de interpretación jurídica (la hanafí, la malikí, la Shafi'i y la hanbalí), y la principal entre los Chiíes es la ya'farí. En la actualidad muchos grupos rechazan las escuelas tradicionales y se declinan por la Ijtihad o interpretación individual. Según cada escuela:

  • La escuela hanafí no considera la homosexualidad como adulterio y deja la pena a la discrecionalidad del juez. Los seguidores más recientes de esta escuela rechazan la pena de muerte para la sodomía, pero la consideran si se es reincidente.
  • Los shafiíes consideran la homosexualidad como otra zina, sexo prematrimonial o fuera del matrimonio. Así se pena al adultero a morir lapidado y al no casado como fornicador (a fustigación).
  • Las escuelas malikí y ya'farí consideran que si se descubre a alguien en prácticas homosexuales se le debe condenar con la pena de adulterio esté casado o no.

Es importante destacar que la ley islámica exige cuatro testigos para poder condenar un acto homosexual, al igual que el adulterio, cosa en la que coinciden todas las escuelas jurídicas. No obstante se pueden presentar pruebas objetivas como fotografías o pruebas de ADN que pueden hacer innecesarios los cuatro testigos.

El debate sobre la condena a la homosexualidad continúa en la actualidad, aunque no para exonerarla. Según el estudioso del Islam actual Yusuf al-Qaradawi:

Los juristas islámicos han tenido opiniones divergentes sobre como castigar esta practica abominable. ¿Se debe aplicar la misma pena que a otra ziná? ¿Se debe aplicar la pena de muerte por igual sea el participante activo o pasivo? Aunque puede parecer cruel hay que mantener la pureza de la sociedad islámica y limpiarla de elementos pervertidos.[9]

Estatus legal en los países musulmanes actuales[editar]

La homosexualidad tiene un estatus legal bastante diferente según los países, pero aún es un delito en muchos países musulmanes, las penas que se imponen son muy dispares, como ya se ha mencionado antes, y pueden suponer incluso la pena de muerte en ejecución publica como en Arabia Saudí o Irán.[10] [11] La mayoría de las organizaciones de derechos humanos, tales como Human Rights Watch y Amnistía Internacional condenan las leyes que consideran las relaciones homosexuales entre adultos un delito. Desde 1994 el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha regulado que tales leyes violan el derecho a la privacidad garantizada por la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Incluso así la mayoría de los países musulmanes mantienen que esas leyes son necesarias para la preservación de la moralidad y virtud islámica. De todas las naciones de mayoría musulmana solo Turquía[12] ha modificado su legislación para legalizar la homosexualidad y solo Bosnia y Herzegovina tiene legislación antidiscriminación. En algunos países no hay una legislación especifica para condenar a los homosexuales pero se les condena bajo leyes de moral pública como en Egipto o son víctimas de crímenes de honor como en Jordania. Por otro lado en otros países aunque sigue siendo ilegal la homosexualidad es tolerada si no es pública como en Líbano o Túnez.

A continuación se muestra en una tabla con la situación legal de la homosexualidad en los distintos países de mayoría musulmana:[13]

País Leyes contra la homosexualidad Condena Leyes de unión homosexual Leyes contra la discriminación Adopción
Afganistán Prisión - Muerte No No No
Albania No - No No
Arabia Saudita Latigazos - Muerte No No No
Argelia Multa - 3 años No No No
Azerbaiyán No - No No No
Baréin Penada solo la masculina Multa - 10 años No No No
Bangladés 10 años - Cadena perpetua No No No
Bosnia y Herzegovina No - No No
Brunéi Multa - 10 años No No No
Burkina Faso No - No No No
Catar Multa - 5 años No No No
Chad No - No No No
Comoras No - No No No
Costa de Marfil No - No No No
Egipto No. *Pero se penaliza como inmoralidad 3 meses - 5 años[14] No No No
Emiratos Árabes Unidos Multa - Muerte No No No
Eritrea 10 días - 3 años No No No
Gambia Multa - 14 años No No No
Guinea 6 meses - 3 años No No No
Guinea-Bisáu 6 meses - 3 años en
campos de trabajo forzado[15]
No No No
Indonesia Sí. *Solo en regiones bajo Sharia - No No No
Irán Para hombres: Prisión - Muerte.
Situación incierta para las mujeres
No No No
Irak No - No No No
Jordania No - No No No
Kazajistán No - No No No
Líbano Penada solo la masculina Multa - 1 año No No No
Malasia Multa - 20 años No No No
Maldivas Penada solo la masculina Multa - 10 años No No No
Malí No - No No No
Mauritania Muerte No No No
Marruecos 6 meses - 3 años No No No
Níger No - No No No
Nigeria Sí. *Solo en regiones bajo Sharia[16] 5 - 14 años/Muerte No No No
Omán Multa - 3 años No No No
Pakistán 2 años - Cadena perpetua No No No
Senegal 1 mes - 5 años No No No
Sierra Leona Cadena perpetua No No No
Somalia Sí. *Solo en regiones bajo Sharia 3 meses - 3 años/Muerte No No No
Sudán 5 años - Muerte No No No
Siria Multa - 3 años No No No
Tayikistán No - No No No
Tanzania Multa - 25 años No No No
Túnez Multa - 3 años No No No
Turquía No - No No No
Turkmenistán Penada solo la masculina Multa - 2 años No No No
Uzbekistán Penada solo la masculina[17] Multa - 3 años No No No
Yemen Fustigamiento - Muerte No No No
Yibuti 10 - 12 años No No No

Hay que mencionar que la adopción no solo no está permitida para los homosexuales, no se permite en la Sharia para nadie. Es una institución ajena a esta cultura, solo se contempla el acogimiento de los niños huérfanos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Encyclopedia of Islam and the Muslim World, MacMillan Reference USA, 2004, p.316
  2. Las mil y una noches: 391
  3. Abdennur Prado, «Homosexualidad en el islam»
  4. Corán. 2007. Enciclopedia Britanica Online. Consultado el 04-11-2007
  5. Duran (1993) p. 179
  6. Kligerman (2007) pp. 53-54
  7. Duran, K. (1993) "Homosexuality in Islam" p. 182. Citado en: Kligerman (2007) p. 54
  8. Duran, K. (1993) "Homosexuality in Islam" p. 184. Citado en: Kligerman (2007) p. 54
  9. The lawful and the prohibited in Islam, p.165
  10. ILGA:7 Países que todavía condenan a muerte la homosexualidad
  11. Homosexualidad e Islam - Hechos religiosos (inglés)
  12. HELEM
  13. Informe sobre las leyes en el mundo que afectas a personas LGTB
  14. Persecución de los gays en Egipto
  15. Páginas 17, 25 y 26 de With the government in our bedrooms (inglés)
  16. La UE reprocha la legislación antigay de Nigeria (inglés)
  17. Gay Guide, pagina 43 de With the government in our bedrooms (inglés)

Bibliografía[editar]