Parque natural de Hoces del Alto Ebro y Rudrón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Hoces del Alto Ebro y Rudrón»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Parque Natural de
Hoces del Alto Ebro y Rudrón
Categoría UICN V (Paisajes terrestres/marinos protegidos)
Cañón del Ebro.jpg
Cañón del Ebro.
Situación
País Flag of Spain.svg España
División Flag of Castile and León.svg Castilla y León
Subdivisión Flag Burgos Province.svg Burgos
Coordenadas 42°48′20″N 6°43′16″O / 42.80555556, -6.72111111Coordenadas: 42°48′20″N 6°43′16″O / 42.80555556, -6.72111111
Datos generales
Administración Junta de Castilla y León
Grado de protección Parque natural
Fecha de creación 18 de diciembre de 2008
Legislación Ley 15/2008 de CyL
Superficie 45.767 ha
[http://Oficial Sitio web]
[editar datos en Wikidata]

El parque natural de las Hoces del Alto Ebro y Rudrón es un espacio natural protegido del noroeste de la provincia de Burgos, en la comunidad autónoma de Castilla y León, España.[1]

Ámbito territorial[editar]

Afecta a una superficie aproximada de 46.373 Ha., incluyendo total o parcialmente a los términos municipales de Alfoz de Bricia (1.613 Ha.), Los Altos (8.473 Ha.), Basconcillos del Tozo (3.672 Ha.), Sargentes de la Lora (4.640 Ha.), Tubilla del Agua (Valle del Rudrón) (7.844 Ha.), Valle de Manzanedo (3.570 Ha.), Valle de Sedano (12.278 Ha.), Valle de Valdebezana (2.381 Ha.) y el Valle de Zamanzas (1.902 Ha.). La parte burgalesa de las hoces del Ebro comienza por el oeste en la población cántabra de Villaescusa de Ebro, localizada en el municipio de Valderredible.

Geología y geomorfología[editar]

Proceso de calcificación del musgo generando toba.

Caben destacar las siguientes trece áreas de interés geológico:

  • Pozo Verde.
  • Tobas de Tubilla del Agua.
  • Pozo Azul de Covanera.
  • Relieves residuales sobre calizas santonienses.
  • Hoz de las Palancas.
  • Pliegues de Tudanca.
  • Derrubios ordenados del valle de Valdemer(Tubilleja de Ebro).
  • Lora de Cielma.
  • Hoz del Ebro.
  • Conjunto de Orbaneja del Castillo.
  • Resurgencia del río Hurón.
  • Geodas del Monte Grau.
  • Cueva de Piscarciano.

Vegetación y flora[editar]

Una haya centenaria en la Hoya de Huidobro. 2015

Los hábitats de cuya presencia se tiene actualmente constancia son los siguientes:

  • 3150 Lagos eutróficos naturales con vegetación Magnopotamion o Hydrocharition.
  • 4020 Brezales húmedos atlánticos meridionales de Erica ciliaris y Erica tetralix.4030 Brezales secos europeos.
  • 4090 Brezales oromediterráneos endémicos con aliaga.
  • 5210 Matorrales arborescentes de Juniperus spp.
  • 6170 Prados alpinos y subalpinos calcáreos.
  • 6210 Prados secos semi-naturales y facies de matorral sobre sustratos calcáreos (Festuco-Brometalia) , parajes con notables orquídeas.
  • 6220 Zonas subestépicas de gramíneas y anuales del Thero Brachypodietea.
  • 6420 Prados húmedos mediterráneos de hierbas altas del Molinion Holoschoenion.
  • 6510 Prados pobres de siega de baja altitud (Alopecurus pratensis, Sanguisorba officinalis)
  • 7140 'Mires' de transición.
  • 7220 * Manantiales petrificantes con formación de tuf (Cratoneurion).
  • 8130 Desprendimientos mediterráneos occidentales y termófilos.
  • 8210 Pendientes rocosas calcícolas con vegetación casmofítica.
  • 8310 Cuevas no explotadas por el turismo.
  • 9120 Hayedos acidófilos atlánticos con sotobosque de Ilex y a veces de Taxus (Quercion robori-petraeae o Ilici-Fagenion).
  • 9150 Hayedos calcícolas medioeuropeos del Cephalanthero-Fagion.
  • 9180 Bosques de los barrancos de Tilio-Acerion.
  • 91E0 Bosques aluviales de Alnus glutinosa y Fraxinus excelsior (Alno-Padion, Alnion incanae, Salicion albae).
  • 9230 Robledales galaico-portugueses con Quercus robur y Quercus pyrenaica.
  • 9240 Robledales ibéricos de Quercus faginea y Quercus canariensis.
  • 92A0 Bosques galería de Salix alba y Populus alba.
  • 9340 Encinares de Quercus ilex y Quercus rotundifolia.

Fauna[editar]

Corzo. Muy abundante en la zona.

Los hábitats más destacables por su interés faunístico son:

  • Los ríos, donde destaca la presencia del cangrejo de río (Austrapotamobius pallipes), la trucha (Salmo trutta), la bermejuela (Chondrostoma arcasii), el gobio (Gobio gobio) y el piscardo (Phoxinus phoxinus).
  • Los sotos y riberas, así como los enclaves próximos a puntos de surgencia de agua o las zonas húmedas, por su gran importancia para las comunidades animales que mantienen y por su papel como corredor biológico. Destacan por ser el hábitat del lagarto verdinegro (Lacerta chreiberi), el martín pescador (Alcedo atthis), el autillo (Otus scops), el pico menor (Dendrocopos minor), la nutria (Lutra lutra) o el desmán ibérico (Galemys pyrenaicus), entre otras especies.
  • Los mosaicos de prados y setos, ubicados generalmente en las vegas o fondos de valle, por ser el hábitat de la mariposa Euphydryas aurinia, de aves como el alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio) o el escribano hortelano (Emberiza hortelana) y de mamíferos como el erizo europeo (Erinaceus europaeus), el tejón (Meles meles) o el gato montés (Felis silvestris).
  • Los roquedos y cuevas, por su importancia para la entomofauna cavernícola, por ser lugar de refugio y cría de diferentes especies de murciélagos (Rhinolophus ferrumequinum, R. hippoisderos, Myotis emarginata, M. myotis, M. blythi, Miniopterus schreibersi, Tardarida teniotis, Eptesicus serotinus, Plecotus spp.) y por ser lugar de nidificación de una rica y variada comunidad de aves como el águila perdicera (Hieraaetus fasciatus), el alimoche (Neophron percnopterus), el águila real (Aquila chrysaetos), el halcón peregrino (Falco peregrinus), el búho real (Bubo bubo) o la chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax).
  • Los bosques caducifolios, por su gran valor por la presencia de dos coleópteros, el escarabajo longicornio (Cerambys cerdo) y el ciervo volante (Lucanus cervus), por ser lugar de cría para numerosas aves forestales como la culebrera europea (Circaetus gallicus), el pico menor (Dendrocopos minor), los milanos real (Milvus milvus) y negro (M. migrans), el azor (Accipiter gentilis), el gavilán (Accipiter nisus), el alcotán (Falco subbuteo), el abejero europeo (Pernis apivorus), el chotacabras gris (Caprimulgus europaeus), el aguililla calzada (Hieraaetus pennatus), de carnívoros como el lobo (Canis lupus) y de algunos murciélagos como el nóctulo menor (Nyctalus leisleri), el murciélago de borde claro, (Pipistrelus kuhli) y el murciélago de bosque (Barbastella barbastellus).
  • Los medios abiertos ocupados por pastizales y matorrales, especialmente los asentados en las llanas parameras, de gran importancia para el mantenimiento de una rica fauna esteparia. Por un lado, son el hábitat de especies de aves como los aguiluchos cenizo (Circus pygargus) y pálido (Circus cyaneus), el búho campestre (Asio flammeus), el alcaraván (Burhinus oedicnemus), la calandria (Melanocorypha calandra), la terrera común (Calandrela brachydactyla) o la bisbita campestre (Anthus campestres). Por otro lado, constituyen el hábitat de alimentación de la mayoría de las aves rapaces y de los murciélagos que habitan en los otros hábitats.
Cañon del Ebro visto desde el páramo. En algunos puntos alcanza una profundidad cercana a los 250 metros

Descripción[editar]

El Espacio Natural «Hoces del Alto Ebro y Rudrón», está situado en el noroeste de la provincia de Burgos y presenta un paisaje de gran belleza donde los estrechos fondos de valle encajados entre escarpados desfiladeros y cortados, atravesados por los ríos Ebro y Rudrón, contrastan poderosamente con los extensos páramos casi llanos situados a mayor altitud, en los que la perspectiva se abre en amplios horizontes.

Desde el punto de vista geológico y geomorfológico ofrece múltiples y valiosos atractivos, así como singularidades o puntos de interés muy notables.

El Pozo Azul, en Covanera, surgencia de origen cárstico, referencia internacional en el ambiente de las actividades subacuáticas y de espeleobuceo.

El río Ebro atraviesa el norte de la provincia de Burgos desde Orbaneja del Castillo hasta más allá de Miranda de Ebro durante 150 km en una sucesión de cañones (hoces) alternados con valles abiertos, así como otros elementos naturales en los alrededores que constituyen una zona de interés naturístico. El trazado del río va de oeste a este, pero muy sinuoso, bien porque acaba atravesando un macizo montañoso por el sitio más propicio (disolución de rocas calizas fundamentalmente), o porque forma meandros en los valles.

Mientras que los valles están más humanizados y explotados agrícolamente, las hoces tienen un buen nivel de conservación de sus valores naturales, tanto en fauna como en flora. La humedad y umbría de las hoces mantienen unos ricos bosques de ribera y toda la fauna asociada a éstos (aves, pequeños mamíferos, roedores, etc.), mientras que sus paredes son propicias para las aves rapaces, (buitre, águilas, alimoches, etc.).

Las zonas más destacadas de las hoces y alrededores, de oeste a este, son:

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]