Historia militar de los Estados Unidos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La historia militar de los Estados Unidos se extiende por un período de más de dos siglos. Durante el transcurso de esos años evolucionó a partir de una nueva nación que luchó contra el Imperio Británico por la independencia sin un ejército profesional (1775–1783), a través de una monumental Guerra Civil (1861–1865) hasta permanecer como la única gran superpotencia mundial a finales del siglo XX y principios del XXI.[1] [2]

Panorama general[editar]

En 1775, el Congreso Continental creó el Ejército Continental y nombraron al general George Washington como su comandante. Este ejército recién formado, junto con las fuerzas de milicia del estado, y el ejército y la marina francesa derrotaron a los británicos en 1783. La nueva Constitución en 1788 hizo al presidente el comandante en jefe, con autoridad del Congreso para recaudar impuestos y hacer las normas.

A partir de 2008, las fuerzas armadas están formadas por el Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea y el Cuerpo de Marines bajo el mando de la Departamento de Defensa de los Estados Unidos. También está la Guardia Costera de Estados Unidos, que es controlada por el Departamento de Seguridad Nacional.

El Presidente de los Estados Unidos es el comandante en jefe de cada rama de las fuerzas armadas. Además, cada estado tiene una Guardia Nacional comandada por el gobernador del estado y coordinada por la Oficina de la Guardia Nacional. El Presidente de los Estados Unidos tiene la autoridad en situaciones de emergencia nacional para asumir el control de las distintas unidades estatales de la Guardia Nacional.

La última invasión en territorio estadounidense tuvo lugar durante la Batalla de Attu, del 11 al 30 de mayo de 1943 en la isla de Attu cerca de la costa de Alaska, como parte de la Batalla de las Islas Aleutianas en el Frente del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial.

Cronología[editar]

Guerras coloniales (1620–1774)[editar]

El comienzo de las fuerzas armadas de los Estados Unidos se encuentra en pioneros civiles, armados para la caza y la supervivencia básica en el desierto. Estos se organizaron en milicias locales para realizar pequeñas operaciones militares, no solo contra tribus nativas americanas sino también para resistir las posibles incursiones debido a las pequeñas fuerzas militares de las vecinas colonias europeas. Ellos confiaban en el ejército y la marina británica regulares para cualquier operación militar seria.[3]

En las operaciones más importantes fuera de la localidad que participan, la milicia no fue empleado como una fuerza de combate. En lugar de la colonia pidieron (y pagaron) a voluntarios, muchos de los cuales eran también miembros de la milicia.[4]

En los primeros años de la colonización británica de América, a acción militar en las trece colonias que se convertirían en Estados Unidos, fueron el resultado de los conflictos con los nativos americanos, como en Guerra Pequot de 1637, la Guerra del rey Felipe en 1675, y la Guerra Yamasee en 1715.

Varios conflictos internos y revueltas se produjeron también durante el período colonial, en particular la Rebelión de Leisler y la Revuelta de Boston (1689). En la primera, colonos holandeses de clases media y baja asentados en Nueva York, liderados por el capitán de milicias Leisler, expulsaron al Teniente Gobernador Francis Nicholson y lucharon brevemente contra los regulares británicos enviados para restablecer en control de la corona. En la revuelta de Boston, los colonos armados tomaron el control de la ciudad y se apoderaron del impopular gobernador, Edmund Andros. La revuelta dio lugar a la disolución de la Dominio de Nueva Inglaterra, que había sido establecido por Jacobo II de Inglaterra para unificar varias colonias. La expulsión de Jacobo fue aprovechada por los rebeldes, ya que Andros era leal al rey depuesto.

La fortaleza francesa de Louisbourg, en Nueva Escocia, fue tomada por tropas británicas y coloniales durante la Guerra del rey Jorge.

A partir de 1689, las colonias se vieron envueltas en una serie de guerras entre Gran Bretaña y Francia por el control de Norteamérica, entre las que fue especialmente importante la Guerra de la reina Ana, por la que los británicos se anexionaron la Acadia francesa, y la Guerra Franco-india (1754–1763). En esta última, miles de colonos, incluido el coronel de Virginia George Washington, adquirieron la experiencia militar que emplearían durante la Revolución Americana.[5]

Guerra de la Independencia (1775–1783)[editar]

El Lafayette (extremo izquierda) está a la derecha de Washington, con el Conde de Rochambeau a su izquierda.

Las continuas tensiones políticas entre Gran Bretaña y las trece colonias llegado a una crisis en 1774 cuando los británicos pusieron a la provincia de Massachusetts bajo ley marcial. Mientras se intercambiaban disparos en Lexington y Concord en 1775, el Congreso Continental nombró a George Washington comandante en jefe del recién creado Ejército Continental, que fue aumentado a lo largo de la guerra mediante milicias coloniales. General Washington no fue el estratega mayor campo de batalla, pero su estrategia general demostró estar en buen estado: mantener el ejército intacto, desgastar la resolución británica, y evitar batallas decisivas, salvo para explotar los errores del enemigo.[6]

Los británicos, por su parte, carecía de un mando unificado y una estrategia clara para ganar. Con el uso de la Marina Real Británica, los británicos fueron capaces de capturar las ciudades costeras, pero el control del campo los eludió. Una invasión británica desde Canadá en 1777 terminó con la rendición desastrosas de un ejército británico en Saratoga. Con la llegada en 1777 del General von Steuben, la formación y la disciplina a lo largo de las líneas de Prusia comenzó, y el Ejército Continental se convirtió en una fuerza moderna. Francia y España, a continuación, entró en la guerra contra Gran Bretaña, poniendo fin a su ventaja naval y la creación de una guerra mundial.

Un cambio en el escenario principal de la guerra se tradujo en una serie de victorias británicas, pero la guerra de guerrillas y la tenacidad del ejército del general Nathanael Greene impidió el avance de las tropas británicas. El ejército británico quedó rodeado por las fuerzas estadounidenses de Washington en Yorktown en 1781, y la flota francesa bloqueó el posible rescate por la Royal Navy. La victoria estadounidense obligó a los británicos a pedir la paz.

Dado que muchos estadounidenses de la generación revolucionaria desconfiaban de los ejércitos “permanentes”, el Ejército Continental se disolvió rápidamente después de la Revolución. El General Washington, que a lo largo de la guerra difirió a los funcionarios electos, consiguió abortar una crisis potencial y renunció como comandante en jefe al Congreso después de la guerra, estableciendo una tradición de control civil sobre las fuerzas armadas de los EE.UU.

Primer período nacional (1783–1815)[editar]

A raíz de la Revolución Americana, los Estados Unidos se enfrentaba a un conflicto militar potencial en alta mar, así como en la frontera occidental. Los Estados Unidos era una potencia militar menor durante este tiempo, teniendo sólo un modesto ejército y la marina. La desconfianza tradicional en los ejércitos permanentes, junto con la fe en la capacidad de la milicia local limitaban el desarrollo de unidades bien entrenadas y un cuerpo de oficiales profesionales. Los líderes jeffersonianos preferían un pequeño ejército y marina, por temor a que un gran potencial militar acabaría implicando a los Estados Unidos en guerras exteriores y permitir la llegada al poder de dictadores.

Por el Tratado de Paris después de la Revolución, los británicos habían cedido las tierras entre los Apalaches y el Mississippi a los Estados Unidos, sin consultar con Shawnee, Cherokee, Choctaw[7] y otros grupos tribales de la zona. Debido a que muchas de las tribus habían luchado como aliados de los británicos, los Estados Unidos obligaron a los líderes tribales a abandonar sus tierras en la posguerra e iniciaron la división de estas tierras para su posterior colonización. Esto llevó a una guerra guerra en el Territorio del Noroeste en la que las fuerzas de EE.UU. tuvieron una actuación muy pobre; la Batalla del Wabash en 1791 fue la derrota más severa sufrida por los Estados Unidos a manos de los indios americanos. El presidente Washington envió un nuevo ejército a la región, que derrotó decisivamente a la confederación indígena en la Batalla de los Árboles Caídos en 1795.

Cuando la Francia revolucionaria declaró la guerra a Gran Bretaña en 1793, Estados Unidos trató de permanecer neutral, pero el Tratado Jay, que fue favorable a Gran Bretaña, enfureció al gobierno francés, que consideraba como una violación del Tratado de la Alianza de 1778. La marina francesa comenzó a capturar embarcaciones estadounidenses, lo que llevó a una situación de "Cuasi-Guerra" no declarada entre las dos naciones. Entre 1798 y 1800, los Estados Unidos lograron una serie de victorias en el Caribe. George Washington fue sacado de su retiro para dirigir un "ejército provisional" en caso de invasión francesa, pero el Presidente John Adams consiguió alcanzar un acuerdo con Francia por el que Francia anulaba la alianza anterior y detendría los actos de piratería.

"Nos hemos encontrado con el enemigo y son nuestros." La victoria del Comodoro Oliver Hazard Perry en la Batalla del Lago Erie en 1813 fue un importante punto de inflexión durante la Guerra de 1812. (Cuadro de William H. Powell, 1865)

En 1801, Estados Unidos libró otra guerra no declarada, esta vez con la ciudad-estado de Trípoli. Cuando el presidente Thomas Jefferson interrumpió el pago de tributo a los Estados Berberiscos, estalló la Primera Guerra Berberisca. Después de que el U.S.S. Philadelphia fuera capturado en 1803, el teniente Stephen Decatur dirigió un ataque que acabó con el incendio del barco capturado, evitando que Trípoli pudiera usarlo o venderlo. En 1805, después de que William Eaton capturara la ciudad de Derna, Trípoli acordó un tratado de paz. Los otros Estados de Berbería prosiguieron sus ataques a las embarcaciones Norteamericanas, hasta que la Segunda Guerra Berberisca en 1815 puso fin a esta práctica.

Con mucho, la mayor acción militar en la que los Estados Unidos participan en esta época fue la Guerra de 1812. Cuando el Reino Unido y Francia volvieron a la guerra nuevamente en 1803 con renovado vigor, los Estados Unidos trataron de permanecer neutrales, aprovechando el comercio de ultramar. Esto resultó difícil, y los Estados Unidos finalmente declararon la guerra al Reino Unido en 1812, en su primera declaración oficial de guerra. Con pocas esperanzas de derrotar a la Royal Navy, los EE.UU. atacaron el Imperio Británico invadiendo la colonia británica de Canadá, con la esperanza de utilizar el territorio capturado como moneda de cambio. La invasión de Canadá fue una debacle, aunque las guerras simultáneas con los nativos americanos en el frente occidental (Guerra de Tecumseh y Guerra Creek) tuvieron más éxito. Tras derrotar a Napoleón en 1814, el Reino Unido fue capaz de enviar tropas desde Europa a América, que incendiaron la ciudad de Washington del 25 de agosto de 1814, aunque la campaña de la Bahía de Chesapeake fue frustrada tras la victoria estadounidense en batalla de Baltimore. Una segunda ofensiva británica fue derrotada por Andrew Jackson en la Nueva Orleans. Finalmente, los diplomáticos alcanzaron un acuerdo de paz por el que se restauraba el status quo ante bellum.

Expansión continental (1816–1860)[editar]

Con un gran crecimiento demográfico, la nación comenzó a mirar hacia el oeste en busca de nuevas tierras, una idea que se conoció como "Destino Manifiesto". En la Revolución de Texas (1835–36), los colonos declararon su independencia y derrotaron al ejército mexicano, pero México estaba decidido a reconquistar la provincia perdida antes o después, amenazado a los Estados Unidos con ir a la guerra si finalmente se anexionaban Texas, hecho que se produjo en 1845. En 1846 estalló finalmente la guerra por problemas fronterizos. Durante este conflicto (1846-48), los EE.UU. ocuparon Nuevo México y California sin excesivos problemas, y también bloquearon la costa, invadieron el norte y el centro de México, capturando la capital del país. Los términos de paz establecieron la compra por parte de Estados Unidos de la zona de California hasta Nuevo México por $ 10 millones.[8]

Guerra de Secesión (1861–1865)[editar]

Los cadáveres de los soldados yacen en el suelo de Antietam, el día más sangriento de la historia estadounidense. Tras esta batalla, Abraham Lincoln promulgó la Proclamación de Emancipación.

Las tensiones seccionales habían existido desde siempre entre los estados situados al norte y al sur de la Línea Mason-Dixon, principalmente por causa de la "peculiar institución" de la esclavitud y la capacidad de los estados para hacer caso omiso de las decisiones del gobierno nacional. Durante las décadas de 1840 y 1850, los conflictos entre las dos partes fueron haciéndose cada vez más violentos. Tras la elección de Abraham Lincoln en 1860 (que los sureños pensaban que pretendía acabar con la esclavitud), los estados del Sur se separaron de los Estados Unidos, comenzando por Carolina del Sur a finales de 1860. El 12 de abril de 1861, las fuerzas del Sur (conocido como los Estados Confederados de América o, simplemente, la Confederación) abrieron fuego contra Fort Sumter, cuya guarnición era leal a las fuerzas del Norte (que representaban los Estados Unidos o, simplemente, la Unión).

La Guerra de Secesión sorprendió a ambos bandos sin preparación. Tanto la Unión como la Confederación tuvieron que construir sus ejércitos desde cero. Ambas partes buscaron una rápida victoria y las campañas se centraron en las respectivas capitales como Washington DC y Richmond, Virginia, pero ninguna de las partes estaba dispuesta a renunciar a su identidad nacional. Incluso después de la primera batalla de Bull Run, muchos tardaron en aceptar que la guerra iba a durar mucho más tiempo que una sola campaña. Sin embargo, la guerra se extendió por todo el continente, e incluso por los mares. Gran parte de los vastos recursos de los Estados Confederados se consumirían antes de que acabara.

La Guerra de Secesión es a veces llamado la "primera guerra moderna", debido a la utilización del reclutamiento masivo, ferrocarriles militares, guerra de trincheras, submarinos, buques blindados, reconocimiento aéreo, fusiles de repetición con cartuchos metálicos y ametralladoras. Se presenta el mundo moderno de los horrores de la guerra total.

Era Post-Guerra de Secesión (1865–1917)[editar]

Guerras Indias (1865–1870)[editar]

Después de la Guerra Civil, la expansión de la población, la construcción de ferrocarriles, y la desaparición de las manadas de búfalos, aumentó las tensiones militares en las Grandes Llanuras. Varias tribus, especialmente los Sioux y los Comanches, se resistieron ferozmente a ser confinados en las reservas. El papel principal del ejército era mantener a los indios en las reservas y obligarlos a regresar si partían en expediciones de saqueo. William Tecumseh Sherman y Philip Sheridan fueron los principales responsables. El episodio más dramático fue la Batalla de Little Big Horn en 1876, cuando el coronel George Armstrong Custer y su regimiento resultaron muertos al atacar a una fuerza india mucho más grande en el este de Montana. Después de 1890 no hubo episodios más graves.[9]

Guerra hispano-estadounidense (1898)[editar]

La Guerra hispano-estadounidense fue una guerra breve, marcada por las rápidas victorias estadounidenses en el mar y en tierra contra España. Los Estados Unidos compraron las antiguas colonias españolas del Caribe y el Pacífico, sobre todo Cuba, Puerto Rico, Guam y las Filipinas. En Filipinas continuaron produciéndose revueltas, continuación de los ataques filipinos sobre España, que finalizaron en 1901 tras la captura del líder insurgente[10]

Modernización[editar]

La Armada fue modernizada en la década de 1880, y en la década de 1890 había adoptado la estrategia de poder naval del capitán Alfred Thayer Mahan -como de hecho hacían las armadas poderosas de la época. Los barcos antiguos fueron sustituidos por modernos buques de guerra hechos de acero, al nivel de las armadas de Gran Bretaña y Alemania. En 1907, muchos de los acorazados de la Armada, con varios buques de apoyo, conocida como la Gran Flota Blanca, realizaron una circunnavegación del mundo en 14 meses. Esta operación fue ordenada por el presidente Theodore Roosevelt, en una demostración de la capacidad de la Armada para abarcar el teatro mundial.

El Secretario de Guerra Elihu Root (1899–1904) dirigió la modernización de la Armada. Su idea de un Jefe de Estado Mayor como director genera y un General al estilo europeo para la planificación de operaciones no fue aceptada por el General Nelson A. Miles, pero dio como resultado la ampliación de West Point y el establecimiento del Colegio de Guerra del Ejército de Estados Unidos. Root cambió los procedimientos para las promociones y las escuelas organizadas por los poderes especiales del servicio. También ideó el principio de rotación de funcionarios del personal de la línea. Root estaba preocupado por el papel del Ejército en el gobierno de los nuevos territorios adquiridos en 1898 y trabajó a cabo los procedimientos para devolver Cuba a los cubanos, y escribió la carta de gobierno para Filipinas.[11]

El Almirante Bradley A. Fiske estaba en la vanguardia de las nuevas tecnologías en las armas de guerra y artillería, gracias a sus innovaciones en el control de fuego de 1890-1910. De inmediato comprendió el potencial de la Fuerza Aérea, e hizo un llamamiento para el desarrollo de un torpedero. Fiske, como asistente para las operaciones entre 1913-15 del Subsecretario Franklin D. Roosevelt, propuso una reorganización radical de la Armada convertirla en un instrumento de combate. Fiske quería centralizar la autoridad en un jefe de operaciones navales y un equipo de expertos que desarrollara nuevas estrategias, supervisara la construcción de una flota más grande, coordinar la planificación de la guerra incluyendo la estructura de la fuerza, planes de movilización, y la base industrial, y asegurar que la Armada de los Estados Unidos posea las mejores máquinas posibles de guerra. Finalmente, la Armada adoptó sus reformas y en 1915 comenzó a reorganizarse ante su posible intervención en la Primera Guerra Mundial que tenía lugar por aquel entonces.

Guerras bananeras (1898-1935)[editar]

Las Guerras bananeras es un término usado para describir la intervención de Estados Unidos en América Latina desde el final de la Guerra hispano-estadounidense en 1898 hasta 1935. Estas guerras incluyen la participación en Cuba, México, Panamá con la Zona del Canal de Panamá, Haití (1915–1935), República Dominicana (1916–1924) y Nicaragua (1912–1925 y 1926–1933). El Cuerpo de Marines de los Estados Unidos comenzó a especializarse en la ocupación militar a largo plazo de estos países.

Lo más notable de estos conflictos fue cuando las fuerzas de Estados Unidos ocuparon la ciudad mexicana de Veracruz durante seis meses en 1914, en respuesta al Incidente de Tampico del 9 de abril de 1914, que supuso el breve arresto de Marines estadounidenses por soldados del régimen del presidente mexicano Victoriano Huerta. El incidente se produjo en medio de las malas relaciones diplomáticas con los Estados Unidos, a causa de la Revolución Mexicana. En 1916, el Ejército estadounidense llevó a cabo la expedición punitiva contra Francisco Villa.

Primera Guerra Mundial (1917–1918)[editar]

Los Estados Unidos deseaban inicialmente permanecer neutrales cuando se produjo el estallido de la Primera Guerra Mundial en agosto de 1914, insistiendo en su derecho como parte neutral, a la inmunidad ante los ataques de submarinos alemanes.Los barcos transportaban alimentos y materias primas a Gran Bretaña.En 1917 los alemanes reiniciaron sus ataques submarinos, sabiendo que provocarían la entrada de Estados Unidos en la guerra. Sin embargo los EE.UU. había mantenido deliberadamente su ejército en una dimensión reducida y la movilización les llevó un año. Mientras tanto, EE.UU. enviaron suministros y dinero a Gran Bretaña y Francia, y comenzó el primer reclutamiento en tiempo de paz. La movilización económica fue mucho más lenta de lo esperado, por lo que se tomó la decisión de enviar a Europa divisiones no equipadas, confiando en los abastecimientos británicos y franceses.

En el verano de 1918, un millón de soldados estadounidenses, o "doughboys" como se les decía a menudo, de la Fuerza Expedicionaria Estadounidense estaban en Europa bajo el mando de John J. Pershing, con 25.000 más que llegaban todas las semanas. El fracaso de la ofensiva de primavera de Alemania significaba que había agotado sus reservas de mano de obra y no fueron capaces de lanzar ataques o defensa de sus líneas. Mientras tanto, el frente alemán se rebeló y un nuevo gobierno alemán firmó el Armisticio, finalizando la guerra el 11 de noviembre de 1918.

Revolución Rusa[editar]

La llamada Expedición Oso Polar fue la participación de tropas estadounidenses, durante el final de la Primera Guerra Mundial y la revolución rusa, luchando contra los bolcheviques en Arkhangelsk, Rusia en 1918 y 1919.

Neutralidad[editar]

Tras de la costosa intervención de EE.UU. en la Primera Guerra Mundial, el aislacionismo creció en los Estados Unidos. El Congreso se negó permanecer en la Sociedad de Naciones, y en respuesta a la creciente agitación en Europa y Asia, fueron aprobadas Leyes de Neutralidad cada vez más restrictivas, destinadas a impedir los EE.UU. entrar en guerra. El tamaño de los ejércitos se redujo de manera importante, disminuyendo especialmente el número de oficiales de alto rango. El presidente Franklin D. Roosevelt decidió sin embargo apoyar a Gran Bretaña a partir de 1940, aprobando para ello la ley conocida como Lend-Lease, lo que permitía una expansión del comercio de armas "cash and carry" con el Reino Unido, que controlaba las rutas marítimas del Atlántico.

Segunda Guerra Mundial (1939–1945)[editar]

Durante el período de entreguerras los Estados Unidos redujo nuevamente sus efectivos, pero durante la Segunda Guerra Mundial alcanzó sus níveles máximos de movilización. El conflicto global comenzó el 1 de setiembre de 1939 y duró hasta el 2 de setiembre de 1945, participaron la mayoría de los pueblos del mundo. Fue la guerra más extensa y costosa de la historia, así como de la historia de los Estados Unidos (con excepción del personal).

La participación de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial se limitaba inicialmente a proporcionar material de guerra y apoyo financiero al Reino Unido, la Unión Soviética y República de China. Estados Unidos entró oficialmente a la guerra el 08 de diciembre 1941, tras el ataque japonés a Pearl Harbor, Hawai el día anterior. Este ataque fue seguido por ataques a las posesiones británicas, estadounidenses y holandesas en el Océano Pacífico. El 11 de diciembre, las potencias del Eje, Alemania e Italia declararon la guerra a Estados Unidos, arrastrando a Norteamérica a la guerra y eliminando todas las dudas sobre la naturaleza global del conflicto.

La pérdida de ocho buques de guerra y 2.000 marineros y pilotos en Pearl Harbor, obligó a Estados Unidos a depender de sus restantes portaaviones, que obtuvieron una gran victoria sobre Japón en Midway sólo 6 meses después de la guerra, y su creciente flota de submarinos. El Cuerpo de Marines y la Armada prosiguieron esta política con una campaña de isla en isla a través del centro y Sur del Pacífico en 1943-45, situándose a las puertas de Japón en la batalla de Okinawa. Durante 1942 y 1943, Estados Unidos desplegó millones de hombres y miles de aviones y tanques para el Reino Unido, a partir del bombardeo estratégico de la Alemania nazi y la Europa ocupada y que condujo a la invasión aliada de la ocupada África del Norte en noviembre de 1942, Sicilia e Italia en 1943, Francia en 1944, y la invasión de Alemania en 1945, paralelamente a la invasión soviética desde el este. Aquello llevó a la rendición de Alemania en mayo de 1945. En el Pacífico, Estados Unidos tuvo mucho éxito en las campañas navales de 1944, pero las batallas sangrientas en Iwo Jima y Okinawa en 1945, llevó a Estados Unidos a buscar una manera de poner fin a la guerra con una mínima pérdida de vidas. Estados Unidos usó la bomba atómica contra las ciudades de Hiroshima y Nagasaki para sacudir al liderazgo japonés, que (en combinación con la invasión soviética de Manchuria) rápidamente causó la rendición de Japón.

A pesar de los efectos paralizantes de la Gran Depresión, Estados Unidos fue capaz de movilizar tropas con rapidez, llegando a ser la potencia militar dominante en la mayoría de teatros de la guerra (con la sola excepción de Europa Oriental y China continental), y el poderío industrial de la economía estadounidense es ampliamente citado como un factor importante en la victoria de los Aliados en la guerra. A principios de la guerra, los militares estadounidenses fueron vistos por algunos observadores como demasiado "verdes" y no demostraron ser de mucha utilidad, excepto como carne de cañón contra las experimentadas tropas alemanas y japonesas (sobre todo en su primera acción importante contra las fuerzas alemanas resultó en la humillante derrota del paso de Kasserine), pero con el paso del tiempo Estados Unidos se defendió muy bien y estableció una tradición militar moderna. Las lecciones estratégicas y tácticas aprendidas por Estados Unidos, tales como la importancia de la superioridad aérea y el dominio de los portaaviones en las acciones navales, seguirán guiando la doctrina militar estadounidense más de 60 años después.

La Segunda Guerra Mundial ocupa un lugar especial en la psiquis estadounidense como el mayor triunfo del país, y los soldados de la Segunda Guerra Mundial son referidos con frecuencia como "la generación más grande" por sus sacrificios en nombre de la libertad. Más de 16 millones sirvieron (alrededor del 13% de la población), y más de 400.000 murieron durante la guerra, sólo en la Guerra de Secesión se vieron más estadounidenses muertos (aunque la mayoría de muertes de soldados causadas directamente por la guerra fueron el resultado de enfermedades). Los Estados Unidos entraron en la guerra, al igual que muchas otras naciones, como un país que luchaba con problemas económicos y sociales y la salvaguarda de su identidad. Surgió como uno de las dos indiscutibles superpotencias, junto con la Unión Soviética, y, a diferencia de la Unión Soviética, el territorio de Estados Unidos estaba virtualmente intacto por los estragos de la guerra. La importancia del poderío militar y la política estadounidense en los asuntos mundiales desde 1945 no puede ser exagerada, el resultado de la guerra y la suerte de los vencedores dieron forma a los acontecimientos del mundo hasta nuestros días.

Durante y después de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos y el Reino Unido desarrollaron una defensa cada vez más fuerte y la relación de la inteligencia. Manifestaciones de esto son extensos emplazamientos de las fuerzas armadas estadounidenses en el Reino Unido, para compartir la inteligencia, el intercambio de tecnologías militares (por ejemplo, la tecnología nuclear) y la adquisición compartida.

Guerra Fría (1945–1991)[editar]

Después de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos surgieron como una superpotencia global frente a la Unión Soviética en la Guerra Fría. En este período de unos cuarenta años, Estados Unidos proporcionó ayuda militar extranjera y la participación directa en guerra de poderes en contra de la Unión Soviética. Fue el actor principal foráneo en la Guerra de Corea y la Guerra de Vietnam durante esta época. Las armas nucleares se llevaron a cabo en lista por los Estados Unidos bajo un concepto de destrucción mutua asegurada con la Unión Soviética.

Reoganización militar de posguerra (1947)[editar]

La Ley de Seguridad Nacional de 1947, satisfizo la necesidad de una reorganización militar para complementar el papel de superpotencia de Estados Unidos, combinó y sustituyó al antiguo Departamento de la Armada y el Departamento de Guerra con un solo Departamento de Defensa con nivel de gabinete. La ley también creó el Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (NSC), la Agencia Central de Inteligencia (CIA), y la Fuerza Aérea.

Guerra de Corea[editar]

La Guerra de Corea fue un conflicto entre Estados Unidos y sus aliados de las Naciones Unidas y las potencias socialistas bajo la influencia de la Unión Soviética (también de un país miembro de la ONU) Y la República Popular de China (que más tarde también ganó un puesto en la ONU). Los combatientes principales eran Corea del Norte y Corea del Sur. Los principales aliados de Corea del Sur incluían a Estados Unidos, Canadá, Australia, el Reino Unido, aunque muchos otros países enviaron tropas en el marco de la Naciones Unidas. Los aliados de Corea del Norte incluían a la República Popular de China, que suministra las fuerzas militares, y la Unión Soviética, que proveía asesores militares y los pilotos de combate, así como armas para las tropas chinas y norcoreanas.[12] En Estados Unidos, el conflicto se denominó como una acción policial bajo la égida de las Naciones Unidas en lugar de una guerra, en gran medida para eliminar la necesidad de una declaración de guerra por parte del Congreso.

La guerra comenzó mal para los EE.UU. y la ONU. Las fuerzas norcoreanas atacaron de forma masiva en el verano de 1950 y casi llevó de vuelta al mar a las numéricamente inferiores tropas estadounidenses y de la República de Corea. Sin embargo las Naciones Unidas intervinieron, nombrando a Douglas MacArthur comandante de sus fuerzas, y las fuerzas de Estados Unidos y Corea del Sur que actúan bajo los auspicios de las Naciones Unidas formaron un perímetro alrededor de Pusan, a fin de ganar tiempo para los refuerzos. MacArthur, en un movimiento valiente, pero arriesgado, ordenó una invasión anfibia muy por detrás de las líneas del frente en Incheon, aislando y desviando a los norcoreanos, y rápidamente cruzando el paralelo 38 hacia Corea del Norte. Mientras las fuerzas de las Naciones Unidas continuaron avanzando hacia el río Yalu en la frontera con la China comunista, los chinos cruzaron el río Yalu, en octubre e iniciaron una serie de ataques por sorpresa que hicieron retroceder a las fuerzas de las Naciones Unidas al otro lado del paralelo 38.[13] Inicialmente, Truman deseaba una estrategia de ocupación para unificar las dos Coreas; después de los éxitos chinos, él estuvo de acuerdo con una política de apaciguamiento para divdir la península coreana.[14] MacArthur argumentó a favor de la ocupación, pero fue relevado por el Presidente Harry Truman después de unas disputas sobre la dirección de la guerra. Las negociaciones de paz se retrasaron por dos años hata que el Presidente Dwight D. Eisenhower amenazó a China con el uso de armas nucleares; rápidamente se llegó a un armisticio, con las dos Coreas quedando divididas por el Paralelo 38. Corea del Norte y Corea del Sur todavía siguen en guerra hoy en día, ya que nunca se firmó un tratado de paz y las fuerzas estadounidenses continuan estacionadas en Corea del Sur como parte de la política exterior estadounidense.[15]

Crísis del Líbano de 1958[editar]

En la crisis del Líbano de 1958 que amenazaba con una guerra civil, la Operación Blue Bat desplegó varios cientos de infantes de marina para reforzar el gobierno libanés pro-occidental desde el 15 de julio al 25 de octubre de 1958.

Intervención en República Dominicana[editar]

El 28 de abril de 1965, 42,000 infantes de marina desembarcaron en Santo Domingo para evacuar la embajada de Estados Unidos y los extranjeros después de que fuerzas armadas dominicanas disidentes intentaron derrocar a la junta civil gobernante. A mediados de mayo, la fuerza máxima estadounidense de 23.850 soldados, los marines y aviadores estaban en la República Dominicana y unos 38 buques de guerra fueron posicionados en alta mar. Se evacuaron cerca de 6.500 hombres, mujeres y niños de 46 naciones, y se distribuyó más de 8 millones de toneladas de alimentos. Esta guerra resultó traumatica para la sociedad dominicana dejando un balance de más de 3500 muertos, decenas de heridos, millares de personas humilladas y abusadas por militares extranjeros y locales, una economía en ruinas, un país invadido, unas elecciones manipuladas y una guerra clandestina que no se detuvo hasta 10 años después.

Guerra de Vietnam[editar]

La Guerra de Vietnam, también conocido como la Segunda Guerra de Indochina, fue una guerra librada entre 1957 y 1975 sobre el terreno en Vietnam del Sur y las áreas fronterizas con Camboya y Laos (véase Guerra secreta) y en el bombardeo estratégico (véase Operación Rolling Thunder) de Vietnam del Norte. En Vietnam, el conflicto se conoce como la "Guerra". Aunque una pequeña presencia de EE.UU. en Vietnam habían existido desde la década de 1950, las principales participaciones de EE.UU. se consideran en general han comenzado en 1964, después del Incidente del Golfo de Tonkin.

La lucha contra en un lado era una coalición de fuerzas como la República de Vietnam (Vietnam del Sur o "RVN"), los Estados Unidos, Corea del Sur, Tailandia, Australia, Nueva Zelanda, y Filipinas. La participación de los militares de Corea del Sur fue financiado por los Estados Unidos, pero Australia y Nueva Zelanda financiado en su totalidad su propia participación. Otros países generalmente aliados de Estados Unidos en la Guerra Fría, entre ellos el Reino Unido y Canadá, se negó a participar en la coalición, aunque algunos de sus ciudadanos se ofrecieron para unirse a la las fuerzas de EE.UU. Los EE.UU. y sus aliados lucharon contra el Ejército de Vietnam del Norte (EVN), así como el Frente Nacional de Liberación de Vietnam (FNLV, conocido también como los comunistas Vietcong o "VC"), una fuerza guerrillera en Vietnam del Sur. El EVN recibió importantes ayudas militares y económicas de la Unión Soviética, convirtiendo a Vietnam en una guerra de poder.

Los EE.UU. enmarcada en la guerra como parte de su política de contención del comunismo en el sur de Asia, pero las fuerzas estadounidenses se vieron frustrados por la incapacidad de enfrentarse al enemigo en batallas decisivas, la corrupción y la incompetencia en el Ejército de la República de Vietnam (ERVN), y cada vez más protestas en el país. La Ofensiva del Tet en 1968, aunque una gran derrota militar para el FNLV con la mitad de sus fuerzas eliminadas, marcó el punto psicológico de inflexión en la guerra. las fuerzas del FNLV parecía estar en todas partes a la vez, incluso penetrando en la Embajada de los EE.UU en Saigón, supuestamente uno de los lugares más seguros del país, y el presentador de noticias Walter Cronkite, en una famosa emisión desde el campo de batalla, pronunció que la guerra era "imposible de ganar." Después de más de 57.000 muertos y muchos más heridos, las fuerzas de EE.UU. se retiraron en 1973 con una derrota clara, y en 1975 Vietnam del Sur fue finalmente conquistada por los comunistas de Vietnam del Norte y unificada. La evacuación caótica de la embajada de EE.UU. en abril de 1975, cuando las fuerzas del EVN cercaban la ciudad, hecho para soportar las imágenes de las almas desesperadas aferrarse a patines del helicóptero, tratando de escapar del régimen comunista. La guerra dejó Vietnam con muchas minas aún sin desactivar y muchas partes de la selva destruida por napalm y Agente Naranja, y muchos civiles murieron con víctimas en millones y 800.000 muertos por el eVN / Viet Cong. A pesar de que se dice que Estados Unidos ha ganado todas las batallas importantes y mató a trece veces más combatientes enemigos, la guerra fue una derrota para Estados Unidos.

Incluso hasta hoy, "Vietnam" es un tema políticamente divisivo en los EE.UU. Algunos estadounidenses ven la Segunda Guerra de Indochina como una noble, si fallida, causa que limita y retrasa la expansión comunista y la conquista de Vietnam, Laos y Camboya. Otros ven el conflicto como un pantano, un derramamiento de sangre estadounidense y el tesoro en un conflicto que no afecta a los intereses de EE.UU. El servicio militar en Vietnam sigue siendo un problema en las campañas presidenciales de EE.UU., más de 30 años después de que tropas de EE.UU. abandonaron el país, y los temores de otro "atolladero" han sido factores importantes en la planificación militar de EE.UU. desde 1975.

Rescate de rehenes en Teherán[editar]

La Operación Eagle Claw fue un intento de rescatar a los rehenes durante la crisis de los rehenes en Irán. Fracasó debido a equipos inadecuados, planificación incompleta y poco realista, y la falta de entrenamiento para operaciones conjuntas. El fiasco condujo directamente a la creación del SOCOM.

Granada[editar]

En octubre de 1983, alarmado por una violenta lucha de poder en Granada, Estados Unidos envió paracaidistas, infantes de marina, los Rangers, y las fuerzas de operaciones especiales a la isla en la Operación Urgent Fury. Más de un millar de estadounidenses se encontraban en la isla. La fuerza de invasión se movió rápidamente para apoderarse de toda la isla, capturando cientos de prisioneros militares y civiles, muchos de ellos de orígen cubano.[16] [17]

Beirut[editar]

En 1983, la lucha entre refugiados palestinos y facciones libanesas reavivaron la guerra civil de larga duración en esa nación. Un acuerdo de la ONU trajo a una fuerza internacional de mantenimiento de la paz para ocupar Beirut y garantizar la seguridad. Los Marines estadounidenses desembarcaron en agosto de 1982 junto con las fuerzas italianas y francesas. El 23 de octubre de 1983, un atacante suicida que conducía un camión con 6 toneladas de TNT atravesó una cerca y destruyó el cuartel de los Marines, matando a 241 infantes de marina; segundos después, un segundo ataque arrasó un cuartel francés, matando a 58. Posteriormente, la Armada estadounidense participó en el bombardeo de las posiciones de las milicias en el Líbano. Si bien el presidente Ronald Reagan fue inicialmente desafiante, la presión política en el país forzó la retirada de los Marines en febrero de 1984.

El ataque al cuartel de los Marines estadounidenses produjo la pérdida más grande de vidas del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial.[cita requerida]

En 2003, un juez de la Corte de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Columbia dictaminó que Irán fue responsable por el ataque.[18]

Libia[editar]

La operación con nombre clave "El Dorado Canyon" fue una serie de ataques aéreos conjuntos del Cuerpo de Marines, la Armada y la Fuerza Aérea estadounuindeses contra Libia el 15 de abril de 1986. El ataque se llevó a cabo en respuesta al ataque con bomba a la discoteca de Berlín de 1968, donde murieron 45 oficiales y 15 civiles.

Panamá[editar]

El 20 de diciembre de 1989, Estados Unidos invadió Panamá, principalmente desde bases estadounidenses ubicadas en la Zona del Canal, para derrocar al dictador y narcotraficante[cita requerida] internacional Manuel Noriega. Las fuerzas estadounidenses rápidamente sobrepasaron a las Fuerzas de Defensa panameñas, Noriega fue capturado el 3 de enero de 1990 y se instaló un nuevo gobierno.[19]

Era post-Guerra Fría (1991–2001)[editar]

US military engagements 1990-2002

Guerra del Golfo[editar]

La guerra del Golfo Pérsico fue un conflicto entre Irak y una fuerza de coalición de 34 naciones encabezada por los Estados Unidos. El período previo a la guerra se inició con la invasión iraquí de Kuwait en agosto de 1990 que se reunió con inmediatas sanciones económicas de las Naciones Unidas contra Irak. La coalición inició las hostilidades en enero de 1991, resultando en una victoria decisiva para Estados Unidos y las fuerzas de la coalición, que expulsaron a las fuerzas iraquíes de Kuwait, con bajas mínimas entre las fuerzas de la coalición. A pesar del reducido número de bajas, más de 180.000 veteranos estadounidenses fueron declarados "discapacitados permanentes" según el Departamento de Asuntos Para Veteranos de Estados Unidos (National Gulf War Resource Center; véase también Síndrome del Golfo). Las principales batallas fueron combates aéreos y terrestres dentro de Irak, Kuwait y las zonas fronterizas de Arabia Saudita. El combate terrestre no sobrepasó la zona fronteriza de Irak, Kuwait y Arabia Saudita, a pesar de que la coalición bombardeó ciudades y objetivos estratégicos a través de Irak, e Irak lanzó misiles sobre ciudades israelíes y sauditas.

Antes de la guerra, muchos observadores creían que Estados Unidos y sus aliados podrían ganar, pero tambíen podrían sufrir bajas considerables (sin duda más que cualquier otro conflicto desde Vietnam), y que las batallas de tanques en el áspero desierto podrían rivalizar con aquellas en el norte de África durante la Segunda Guerra Mundial. Después de casi 50 años de guerras proxy, y el constante temor de otra guerra en Europa entre la OTAN y el Pacto de Varsovia, algunos pensaban que la guerra del Golfo, finalmente podría responder a la pregunta de cual filosofía militar habría obtenido la supremacía. Las fuerzas iraquíes tenían experiencia de combate después de 8 años de guerra con Irán y estaban bien equipadas con los últimos modelos de tanques y cazas soviéticos, pero sus armas antiaéreas estaban dañadas; en comparación, Estados Unidos no tenía experiencia de combate a gran escala desde su retirada de Vietnam casi 20 años antes, y los principales cambios en la doctrina militar, equipos y tecnología que habían tenido lugar desde entonces, nunca habían sido probados en combate.

Sin embargo, la batalla fue unipolar casi desde el principio. Los motivos para esto son objeto de constante estudio por parte de los estrategas militares y académicos. Hay acuerdo general en que la superioridad tecnológica de Estados Unidos fue un factor crucial, pero la velocidad y la magnitud del colapso iraquí también han sido atribuidos a la falta de liderazgo estratégico y táctico y la baja moral entre las tropas iraquíes, que fue el resultado de una historia de liderazgo incompetente. Después de devastadores ataques iniciales contra las defensas aéreas iraquíes y las instalaciones de mando y control, el 17 de enero de 1991, fuerzas de la coalición lograron obtener la superioridad aérea total casi de inmediato. La fuerza aérea iraquí fue destruida en unos pocos días, con algunos aviones huyendo a Irán, donde fueron internados durante la duración del conflicto. Las grandes ventajas tecnológicas estadounidenses, tales como las aeronaves furtivas y las miras infrarrojas, rápidamente transformaron la guerra aérea en una "cacería de pavos". La firma térmica de cualquier tanque que encendía su motor lo transformaba en un blanco fácil. Los radares de defensa aérea fueron rápidamente destruidos por misiles antiradar lanzados desde aviones Wild Weasel. Fragmentos de videos granulosos, filmados por las cámaras del morro de los misiles mientras eran apuntados hacia blancos increíblemente pequeños, eran un elemento básico de los noticieros estadounidenses y revelaron al mundo un nuevo tipo de guerra, comparado por algunos a un videojuego. Después de más de 6 semanas de incesantes bombarderos con aviones y helicópteros, el ejército iraquí fue casi completamente derrotado, pero no se retiro, bajo las órdenes del presidente iraquí Saddam Hussein, y para cuando las fuerzas terrestres invadieron el 24 de febrero, muchos soldados iraquíes se rindieron rápidamente ante fuerzas mucho más pequeñas que la suyas; en una ocasión, las fuerzas iraquíes intentaron rendirse ante un equipo de camarógrafos de televisión que estaba avanzando con las fuerzas de la coalición.

Después de tan sólo 100 horas de combate en tierra, y con todo Kuwait y gran parte del sur de Irak bajo el control de la coalición, el Presidente de Estados Unidos George H. W. Bush ordenó un alto el fuego y se iniciaron las negociaciones que resultaron en un acuerdo para el cese de las hostilidades. Algunos políticos estadounidenses se sintieron decepcionados por este movimiento, creyendo que Bush debería haber hecho presión sobre Bagdad y sacar a Hussein del poder; no hay duda de que las fuerzas de la coalición lo habrían logrado si hubieran deseado. Aun así, las ramificaciones políticas de la eliminación de Hussein han ampliado el alcance del conflicto en gran medida, y muchas naciones de la coalición se negó a participar en dicha acción, creyendo que podría crear un vacío de poder y desestabilizar la región.[20]

Después de la Guerra del Golfo, para proteger a las poblaciones minoritarias, Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia declararon y mantuvieron zonas de exclusión aérea en el norte y el sur de Irak, que los militares iraquíes probaban con frecuencia. Las zonas de exclusión aérea se mantuvieron hasta la invasión de Irak en 2003, aunque Francia se retiró de las patrullas en las zonas de exclusión aérea en 1996, citando una falta de propósito humanitario para la operación.

Además, tras el descubrimiento de un plan de asesinato abortado contra el ex presidente George HW Bush, buques de la Armada estadounidense bombardearon con misiles de crucero las instalaciones de la inteligencia iraquí en junio de 1993.

Somalia[editar]

Los soldados estadounidenses participaron en una misión de paz de la ONU en Somalia a partir de 1992. En 1993, el número de soldados estadounidenses se incrementó con Rangers y fuerzas especiales, con el objetivo de capturar al señor de la guerra Mohamed Farrah Aidid, cuyas fuerzas habían masacrado a los tropas de la ONU de Pakistán. Durante una incursión en el centro de Mogadiscio, los soldados estadounidenses quedaron atrapados durante la noche a causa de un levantamiento general en la Batalla de Mogadiscio. Murieron 18 soldados estadounidenses y un equipo de televisión filmó imágenes explícitas del cadáver de un soldado estadounidense siendo arrastrado por las calles por una multitud furiosa. Las guerrillas somalíes pagaron un precio muy alto, estimado en un total de 1.000-5.000 bajas durante el conflicto. Después de mucha desaprobación pública, las fuerzas estadounidenses fueron retiradas rápidamente por el presidente Bill Clinton. El incidente afectó profundamente el pensamiento estadounidense sobre el mantenimiento de la paz y la intervención. Sobre la batalla se escribió el libro Black Hawk Down, que fue la base para la posterior película homónima.[21]

Haití[editar]

La Operación Uphold Democracy (19 de setiembre de 1994 – 31 de marzo de 1995) fue una intervención designada para reinstalar al presidente electo Jean-Bertrand Aristide, que se había informado como muerto durante el bombardeo al palacio presidencial. La operación fue efectivamente autorizada por la Resolución 940 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el 31 de julio de 1994.[22]

Yugoslavia[editar]

Durante las guerras yugoslavas a inicios de la década de 1990, Estados Unidos operó en Bosnia y Herzegovina como parte de la fuerza de aplicación multinacional de la OTAN (IFOR) en la Operación Joint Endeavour. Estados Unidos fue uno de los países miembros de la OTAN que bombardearon Yugoslavia entre el 24 de marzo y el 9 de junio 1999 durante la Guerra de Kosovo y más tarde contribuyó a la fuerza multinacional de Kosovo (KFOR).[23]

Guerra contra el terrorismo (2001–presente)[editar]

La Guerra contra el Terrorismo es un esfuerzo global por parte de los gobiernos de varios países (principalmente Estados Unidos y sus principales aliados) para neutralizar a los grupos terroristas internacionales (principalmente grupos terroristas islamistas radicales, incluyendo Al-Qaeda) y asegurarse de que naciones rebeldes ya no apoyen las actividades terroristas. Se ha adoptado como respuesta a los atentados del 11 de setiembre en Estados Unidos. Desde 2001, han tenido lugar ataques con motivación terrorista contra elementos de las Fuerzas Armadas estadounidenses en Arkansas y Texas.

Afganistán[editar]

Miembros de las Fuerzas Especiales del Ejército de los Estados Unidos y Controladores de combate de la Fuerza Aérea montando a caballo en Afganistán, noviembre de 2001.

La invasión de Afganistán (Operación Enduring Freedom - Afganistán) para deponer al gobierno talibán de ese país y destruir los campos de entrenamiento asociados con Al-Qaida se entiende que ha sido la apertura, y en muchos aspectos definió, la campaña más amplia de la guerra contra el terrorismo. El énfasis en las Fuerzas de Operaciones Especiales (SOF), la negociación política con unidades militares autónomas, y el uso de ejércitos proxy marcó un cambio significativo respecto a los anteriores enfoques militares estadounidenses.[24]

Filipinas[editar]

En enero de 2002, Estados Unidos envió más de 1.200 soldados (más tarde 2.000) para ayudar a las Fuerzas Armadas de Filipinas en la lucha contra los grupos terroristas vinculados a al-Qaida, tales como Abu Sayyaf, en el marco de la Operación Enduring Freedom - Filipinas. Las operaciones se llevan a cabo principalmente en el archipiélago de Sulu, donde los terroristas y otros grupos están activos. La mayoría de las tropas proporcionan logística; Sin embargo, una parte considerable son tropas de fuerzas especiales que están entrenando y ayudando en las operaciones de combate contra los grupos terroristas.

Irak[editar]

Un tanque M1 Abrams del la 1.ª División de Marines patrulla una calle de Bagdad en abril de 2003.

Después que la larga crisis del desarme de Irak culminó con una demanda estadounidense para que el presidente iraquí Saddam Hussein deje el gobierno de Irak, que fue rechazada, una coalición dirigida por los Estados Unidos y el Reino Unido se efrentó al ejército iraquí en la invasión de Irak de 2003. Aproximadamente 250.000 soldados estadounidenses, con el apoyo de 45.000 británicos, 2.000 australianos y 200 soldados polacos, entraron en Irak principalmente a través de sus áreas de concentración en Kuwait (Turquía se negó a permitir que su territorio sea utilizado para una invasión desde el norte). Las fuerzas de la coalición también apoyaron a la milicia kurda iraquí, estimada en más de 50.000. Después de tres semanas de combates, Hussein y el Baas fueron desalojados a la fuerza, seguidos por 9 años de presencia militar estadounidense y de la coalición luchando junto al recientemente electo gobierno iraquí contra varios grupos rebeldes.

Intervención en Siria e Irak[editar]

Con el surgimiento del Estado Islámico (EI) y la captura de grandes áreas en Irak y Siria, se produjeron una serie de crisis que captaron la atención internacional. El EI perpetró asesinatos sectarios y crímenes de guerra tanto en Irak como en Siria. Los logros obtenidos en la Guerra de Irak se revirtieron mientras las unidades del Ejército iraquí abandonaban sus posiciones. Las ciudades eran capturadas por el grupo terrorista, que de inmediato aplicaba la ley Sharia. El secuestro y ejecución de varios periodistas y miembros de organizaciones no gubernamentales occidentales también causó interés e indignación entre las potencias occidentales. Estados Unidos intervino en agosto de 2014 con ataques aéreos contra territorios y bases del EI en Irak, y en setiembre de 2014 una coalición formada por Estados Unidos y las potencias del Medio Oriente iniciaron una campaña de bombardeo sobre Siria, destinada a debilitar y destruir los territorios capturados por el EI y el Frente Al-Nusra.[25]

Futuro[editar]

Véase también[editar]

Related lists[editar]

Notas[editar]

  1. John Whiteclay Chambers, ed., The Oxford Guide to American Military History (1999)
  2. Fred Anderson, ed. The Oxford Companion to American Military History (2000)
  3. Spencer C. Tucker, James Arnold, and Roberta Wiener eds. The Encyclopedia of North American Colonial Conflicts to 1775: A Political, Social, and Military History (2008) excerpt and text search
  4. James Titus, The Old Dominion at War: Society, Politics and Warfare in Late Colonial Virginia (1991)
  5. Fred Anderson, The War That Made America: A Short History of the French and Indian War (2006) Bold text
  6. Don Higginbotham, The war of American independence: military attitudes, policies, and practice, 1763-1789 (1983)
  7. El registro más antiguo de Indios Americanos convirtiéndose en ciudadanos de los Estados Unidos se remonta a 1831, cuando los Mississippi Choctaw, tras la ratificación del Tratado de Dancing Rabbit Creek, fueron la primera etnia no europea en lograr esa condición.
  8. K. Jack Bauer, The Mexican War, 1846-1848(1974); David S. Heidler, and Jeanne T. Heidler, The Mexican War. (2005)
  9. Utley (1973)
  10. Richard W. Stewart, "Emergence to World Power 1898-1902" Ch. 15, in "American Military History, Volume I: The United States Army and the Forging of a Nation, 1775-1917", (2004)
  11. James E. Hewes, Jr. From Root to McNamara: Army Organization and Administration, 1900-1963 (1975)
  12. Allan R. Millett, "A Reader's Guide To The Korean War," Journal of Military History (1997) Vol. 61 No. 3; p. 583+ online version
  13. Millett, Allan R. (2009). «Korean War». Encyclopædia Britannica. Consultado el 4 de febrero de 2009. 
  14. James I. Matray, "Truman's Plan for Victory: National Self-Determination and the Thirty-Eighth Parallel Decision in Korea," Journal of American History, Sept. 1979, Vol. 66 Issue 2, pp 314–333, in JSTOR
  15. Stanley Sandler, ed., The Korean War: An Encyclopedia (Garland, 1995)
  16. Vijay Tiwathia, The Grenada war: anatomy of a low-intensity conflict (1987)
  17. Mark Adkin, Urgent Fury: The Battle for Grenada: The Truth Behind the Largest U.S. Military Operation Since Vietnam (1989)
  18. CNN http://web.archive.org/web/http://www.cnn.com/2003/LAW/05/30/iran.barracks.bombing |url= sin título (ayuda).  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  19. Thomas Donnelly, Margaret Roth and Caleb Baker, Operation Just Cause: The Storming of Panama (1991)
  20. Marc J. O'Reilly, Unexceptional: America's Empire in the Persian Gulf, 1941–2007 (2008) p 173
  21. John L. Hirsch and Robert B. Oakley, Somalia and Operation Restore Hope: Reflections on Peacemaking and Peacekeeping (1995)
  22. John R. Ballard, Upholding democracy: the United States military campaign in Haiti, 1994–1997 (1998)
  23. Richard C. Holbrooke, To End a War (1999) excerpt and text search
  24. Christopher N. Koontz, Enduring Voices: Oral Histories of the U.S. Army Experience in Afghanistan, 2003–2005 (2008) online
  25. «More than 1,700 bombs dropped in war on ISIL». Al Jazeera. 24 de octubre de 2014. Consultado el 5 de enero de 2015. 

Referencias[editar]

Investigaciones[editar]

  • Anderson, Fred, ed. The Oxford Companion to American Military History (2000)
  • Boyne, Walter J. Beyond the Wild Blue: A History of the U.S. Air Force, 1947-2007 (2007) excerpt and text search, popular
  • Chambers, ed. John Whiteclay. The Oxford Guide to American Military History (1999) ISBN 0-19-507198-0
  • Futrell, Robert Frank. Ideas, Concepts, Doctrine: A History of Basic Thinking in the United Stated Air Force (2 vol. 1979)
  • Doughty, Robert. American Military History and the Evolution of Western Warfare, (1996) ISBN 0-669-41683-5
  • Hearn, Chester G. Air Force: An Illustrated History: The U.S. Air Force from 1910 to the 21st Century (2008), popular excerpt and text search
  • Howarth, Stephen. To Shining Sea: A History of the United States Navy, 1775-1998 (1999) excerpt and text search; a standard history
  • Love, Robert W. History of the U.S. Navy, 1775-1941 (1992) and History of the U.S. Navy, 1942-1991 (1992) vol 1 excerpt and text search; vol 2 excerpt and text search; a standard history
  • Matloff, Maurice, ed. American Military History (1996) full text online; standard textbook used in ROTC
  • Millett, Allan R., and Peter Maslowski. For the common defense: a military history of the United States of America (1984)
  • Millett, Allan R. Semper Fidelis. A History of the United States Marine Corps (1991)
  • Murray, Stuart. Atlas of American Military History (2005) ISBN 0-8160-5578-5
  • Sweeney, Jerry K., and Kevin B. Byrne, eds. A Handbook of American Military History: From the Revolutionary War to the Present, (1997) ISBN 0-8133-2871-3
  • Weigley, Russell Frank. The American Way of War: A History of United States Military Strategy and Policy, (1977) excerpt and text search

Antes de 1775[editar]

  • Anderson, Fred. The War That Made America: A Short History of the French and Indian War (2006) excerpt and text search
  • Tucker, Spencer C., James Arnold, and Roberta Wiener eds. The Encyclopedia of North American Colonial Conflicts to 1775: A Political, Social, and Military History (2008) excerpt and text search

1775-1800[editar]

  • Alden, John R. A History of the American Revolution (1989), general survey; strong on military (ISBN 0-306-80366-6)
  • Black, Jeremy. America as a Military Power: From the American Revolution to the Civil War (2002) online edition
  • Carp, E. Wayne. "Early American Military History: A Review of Recent Work," Virginia Magazine of History and Biography, 94 (1986), pp. 259–84.
  • Fremont-Barnes, Gregory, and Richard A. Ryerson, eds. The Encyclopedia of the American Revolutionary War: A Political, Social, and Military History (ABC-CLIO, 2006) 5 volume paper and online editions; 1000 entries by 150 experts, covering all topics
  • Higginbotham, Don. The War of American Independence: Military Attitudes, Policies, and Practice, 1763–1789 (1971, 1983). an analytical history of the war online via ACLS Humanities E-Book.
  • Lancaster, Bruce. The American Revolution (American Heritage Library) (ISBN 0-8281-0281-3) (1985), heavily illustrated
  • Middlekauff, Robert. The Glorious Cause: The American Revolution, 1763–1789 (2nd ed 2007) online edition

1800-1860[editar]

  • Bauer K. Jack. The Mexican War, 1846-1848. (1974), good on military action.
  • Black, Jeremy. America as a Military Power: From the American Revolution to the Civil War (2002) online edition
  • Crawford, Mark et al. eds. Encyclopedia of the Mexican War (1999) (ISBN 1-57607-059-X)
  • Frazier, Donald S. ed. The U.S. and Mexico at War, (1998), 584; an encyclopedia with 600 articles by 200 scholars
  • Heidler, Donald & Jeanne T. Heidler (eds) Encyclopedia of the War of 1812 (2nd ed 2004) 636pp; most comprehensive guide to this war; 500 entries by 70 scholars from several countries
  • Heidler, David S. and Heidler, Jeanne T. The War of 1812. (2002). 217 pp. short survey
  • Heidler, David S. and Heidler, Jeanne T. The Mexican War. (2005). 225 pp. basic survey, with some key primary sources
  • Hickey, Donald R. Don't Give Up the Ship! Myths of the War of 1812. (2006)
  • Hickey, Donald R. The War of 1812: A Forgotten Conflict. (1990), standard scholarly history
  • Johnson, Timothy D. Winfield Scott: The Quest for Military Glory (1998)
  • McCaffrey, James M. Army of Manifest Destiny: The American Soldier in the Mexican War, 1846-1848 (1994)excerpt and text search
  • Quimby, Robert S., The US Army in the War of 1812: an operational and command study (1997) online version
  • Roosevelt, Theodore. The Naval War of 1812 (1882) full text online, by the future president
  • Smith, Justin H. The War with Mexico 2 vol (1919); Pulitzer Prize; 2:233-52; online vol 1; online vol 2 Pulitzer Prize winner.
  • Winders, Richard Price. Mr. Polk's Army (1997) excerpt and text search, focus on the soldiers

Guerra de Secesión[editar]

  • Beringer, Richard E., Archer Jones, and Herman Hattaway. The Elements of Confederate Defeat: Nationalism, War Aims, and Religion (1988)
  • Carter, Alice E. and Richard Jensen. The Civil War on the Web: A Guide to the Very Best Sites (2nd ed. 2003) excerpt and text search
  • Catton, Bruce. Centennial History of the Civil War (3 vols. 1961-65); Catton has many very-well-written books on the war
  • Current, Richard N., et al. eds. Encyclopedia of the Confederacy (1993) (4 Volume set; also 1 vol abridged version)
  • Donald, David et al. The Civil War and Reconstruction (2001); 700 pages
  • Faust, Patricia L., ed. Historical Times Illustrated Encyclopedia of the Civil War (1986) (ISBN 0-06-181261-7) 2000 short entries
  • Fellman, Michael et al. This Terrible War: The Civil War and its Aftermath (2nd ed. 2007), 544 pages
  • Heidler, David Stephen, ed. Encyclopedia of the American Civil War: A Political, Social, and Military History (2002), 1600 entries in 2700 pages in 5 vol or 1-vol editions
  • McPherson, James M. Battle Cry of Freedom: The Civil War Era (1988), 900 pages; excerpt and text search; also complete online edition, Pulitzer Prize; comprehensive history
  • Nevins, Allan. Ordeal of the Union, an 8-volume set (1947–1971). the most detailed political, economic and military narrative; by Pulitzer Prize winner
    • vol 1. Fruits of Manifest Destiny, 1847–1852; 2. A House Dividing, 1852–1857; 3. Douglas, Buchanan, and Party Chaos, 1857–1859; 4. Prologue to Civil War, 1859–1861; 5. The Improvised War, 1861–1862; 6. War Becomes Revolution, 1862–1863; 7. The Organized War, 1863–1864; 8. The Organized War to Victory, 1864-1865
  • Rhodes, James Ford. History of the Civil War, 1861-1865 (1918), old, accurate survey; won Pulitzer prize
  • Shannon, Fred. The Organization and Administration of the Union Army 1861-1865 (2 vol 1928) vol 1 excerpt and text search; vol 2 excerpt and text search
  • Symonds, Craig L. and William J. Clipson. A Battlefield Atlas of the Civil War (1993) schematic maps that are easy to understand

1865-1917[editar]

  • Abrahamson, James L. America Arms for a New Century: The Making of a Great Military Power (1981), examines reformers and modernizers
  • Coffman, Edward M. The Old Army: A Portrait of the American Army in Peacetime, 1784-1898 (1986).
  • Cosmas, Graham A. An Army for Empire: The United States Army and the Spanish–American War (1971), looks at organization, not combat
  • Holmes, James R. Theodore Roosevelt and World Order: Police Power in International Relations. (2006).
  • Trask, David F. The War with Spain in 1898 (1996), 654pp excerpt and text search, the most detailed scholarly coverage
  • Utley, Robert M. Frontier Regulars; the United States Army and the Indian, 1866-1891 (1973)

Primera Guerra Mundial[editar]

  • Chambers, John W., II. To Raise an Army: The Draft Comes to Modern America (1987)
  • Coffman, Edward M. The War to End All Wars: The American Military Experience in World War I (1998), a standard history
  • Freidel, Frank. Over There (1964), well illustrated history by scholar
  • Hurley, Alfred F. Billy Mitchell, Crusader for Air Power (1975)
  • Kennedy, David M. Over Here: The First World War and American Society (1982)
  • Koistinen, Paul. Mobilizing for Modern War: The Political Economy of American Warfare, 1865-1919 (2004)
  • Venzon, Anne ed. The United States in the First World War: An Encyclopedia (1995)

Período de entreguerras[editar]

  • Coffman, Edward M. The Regulars: The American Army, 1898-1941 (2007) excerpt and text search
  • Koistinen, Paul A. C. Planning War, Pursuing Peace: The Political Economy of American Warfare, 1920-1939 (1998) excerpt and text search

Segunda Guerra Mundial[editar]

  • Koistinen, Paul A. C. Arsenal of World War II: the political economy of American warfare, 1940-1945 (2004)
  • Larrabee, Eric. Commander in Chief: Franklin Delano Roosevelt, His Lieutenants, and Their War. Detailed history of how FDR handled the war
  • Pogue, Forrest C. George C. Marshall, Volume 2: Ordeal and hope, 1939-1942 (1967)
    • Pogue, Forrest C. George C. Marshall, organizer of victory, 1943-1945 (1973)
  • Weinberg, Gerhard L. A World at Arms: A Global History of World War II (1994). Global history of the war; strong on diplomacy of FDR and other main leaders

Guerra Fría[editar]

  • Atkins, Stephen E. Historical Encyclopedia of Atomic Energy. (2000). 491 pp.
  • Bacevich, Andrew J., ed. The Long War: A New History of U.S. National Security Policy Since World War II (2007) excerpt and text search
  • Bundy, McGeorge. Danger and Survival: Choices About the Bomb in the First Fifty Years (1988).
  • Friedman, Norman. The Fifty Year War: Conflict and Strategy in the Cold War. (2000) excerpt and text search
  • Gaddis, John Lewis. Strategies of Containment: A Critical Appraisal of Postwar American National Security Policy (1982) online edition; also excerpt and text search
  • Goldfischer, David. The Best Defense: Policy Alternatives for U.S. Nuclear Security from the 1950s to the 1990s. (1993). 283 pp.
  • Isenberg, Michael T. Shield of the Republic: The United States Navy in an Era of Cold War and Violent Peace 1945-1962 (1993)
  • Lewis, Adrian R. The American Culture of War: The History of U.S. Military Force from World War II to Operation Iraqi Freedom (2006) excerpt and text search
  • Williamson, Samuel R., Jr. and Reardon, Steven L. The Origins of U.S. Nuclear Strategy, 1945-1953. (1993). 224 pp.

Corea y Vietnam[editar]

  • Brune, Lester H. ed. The Korean War: Handbook of the Literature and Research (1996) online edition
  • Anderson, David L. Columbia Guide to the Vietnam War (2004).
  • Herring, George C. America's Longest War: The United States and Vietnam, 1950–1975 (4th ed 2001), most widely used short history.
  • Kutler, Stanley ed. Encyclopedia of the Vietnam War (1996). essays by experts
  • Lewy, Guenter. America in Vietnam (1978), defends U.S. actions.
  • Schulzinger, Robert D. Time for War: The United States and Vietnam, 1941-1975. (1997) online edition
  • Tucker, Spencer. ed. Encyclopedia of the Vietnam War (1998) 3 vol. reference set; also one-volume abridgement (2001).
  • Tucker, Spencer. Vietnam. (1999) 226pp. online edition
  • Tucker, Spencer, ed. Encyclopedia of the Korean War (2002)
  • The Pentagon Papers (Gravel ed. 5 vol 1971); combination of narrative and secret documents compiled by Pentagon. excerpts

Desde 1990[editar]

Enlaces externos[editar]