Historia de Ucrania

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La historia de Ucrania narra cronológicamente los acontecimientos históricos en las tierras de la actual Ucrania, el pueblo ucraniano y ֶֶotras nacionalidades, desde la prehistoria hasta el presente. El territorio de este país fue uno de los primeros dónde se establecieron las civilizaciones y apareció el planeamiento urbanístico, es parte del área donde comenzó la domesticación del caballo, la invención de la rueda y el trabajo con metales. Diferentes oleadas de migraciones indoeuropeas a Europa y más tarde en dirección opuesta formaron la base y características de la población ucraniana. La colonización griega de la costa del mar Negro influenció el territorio de Ucrania en el marco de la civilización griega como su frontera norte.

La gran migración de pueblos en el siglo v a.C. continuó y terminó formando diversas tribus eslavas que convergieron formando así el estado medieval de la Rus de Kiev en el año 882, en la llanura europea oriental. Tras la invasión de la Rus de Kiev por parte de la Horda de Oro, el Estado se desintegró y fragmento en diversos feudos como el reino Ruteno. Las tierras occidentales de la Rus, en adelante Rutenia para referirse a Ucrania, fueron reunificadas por el Gran Ducado de Lituania, que, buscando aliados en la lucha contra los moscovitas (actuales rusos) y los «ostsiedlung» (alemanes del Báltico), se unificó dinásticamente con el Reino de Polonia, tras esto Rutenia formaría parte de la Mancomuniad lituano-polaca.

Ante la necesidad de protección de Rutenia de las incursiones tártaras en el sur, se formó un bastión militar ruteno, los cosacos, que mantuvieron a raya las tropas tártaras de la Mancomunidad lituana-polaca. En 1648, Bogdán Jmelnitskyi con el apoyo de la población ucraniana y los cosacos se rebelaron ante Polonia reclamando el reconocimiento de un Estado independiente. Exitosa la rebelión ucraniana liderada por Jmelnitskyi, se estableció el Hetmanato cosaco con el Sich de Zaporizha como su centro administrativo. Durante un corto período de tiempo la nación ucraniana disfrutó de autonomía pero el Hetmanato se encontraba en una situación entre tres espadas y la pared; los tártaros de Crimea, desde el sur; los polacos, desde el oeste y los moscovitas, desde el este. Ante la incapacidad de defenderse ante tres potencias, el Hetmanato se vio obligado a firmar un tratado de vasallaje con el zaráto moscovita. El Hetmanato fue perdiendo gradualmente su autonomía hasta que los moscovitas, en adelante rusos, anexaron completamente su territorio en 1764 y Ucrania pasaría a ser dividida entre Polonia y Rusia.

La cultura ucraniana fue desarrollándose paralelamente y de forma diferente en las zonas ocupadas por el imperio ruso y el reino polaco, más tarde imperio austriaco. Pese a la rusificación y los intentos de asimilación de la población ucraniana, la República Popular Ucraniana declaró su independencia de Rusia en 1917 y la República Popular Ucraniana Occidental declaró su independencia de Austria y Polonia en 1918; dando inicio la guerra de independencia de Ucrania, en el transcurso de esta, las dos Ucranias se unificaron en el acta de Zluky. A pesar de ello, igual que en el pasado, Ucrania se encontraba entre dos espadas y la pared; la República Polaca y el movimiento bolchevique. Teniendo que ceder la región occidental y aliarse con Polonia, Ucrania perdió la guerra de independencia, fue nuevamente dividida y la RSFS de Rusia anexó varias regiones del norte y este de Ucrania, además de los territorios nominalmente controlados de Kubán y Crimea, asignando el territorio restante a la RSS de Ucrania. La Unión soviética instauró la ucranización para ganar la confianza de la población escéptica hacia el comunismo, pero tras la llamada Gran ruptura se intensificó la rusificación de Ucrania prohibiéndose el idioma ucraniano en las escuelas,[1]​ y se produjo la muerte de entre 4 y 12 millones de ucranianos durante la hambruna del Holodomor de 1932-1933.

Tras 70 años de rusificación e intentos de independencia (véase Ucrania de los Cárpatos o el UPA), Ucrania renació una vez más como una república independiente el 24 de agosto de 1991. Sin embargo, a raíz de la caída del gobierno de Víktor Yanukóvich, resultante de la revolución ucraniana de febrero de 2014, una crisis de secesión comenzó en la península de Crimea, que tiene un número significativo de ciudadanos rusófilos, a la vez que rusófonos. El 1 de marzo de 2014, Yanukóvich pidió a Rusia el uso de fuerzas militares «para establecer la legitimidad, la paz, la ley y el orden, la estabilidad y la defensa de las personas de Ucrania». El mismo día, el presidente ruso, Vladímir Putin, solicitó y recibió la autorización del Parlamento de Rusia para desplegar tropas rusas en Ucrania y tomado el control de la península de Crimea ilegalmente al día siguiente. El 18 de marzo de 2014, Rusia y Crimea firmaron el tratado de anexión de la República de Crimea y Sebastopol a la Federación de Rusia.

Mientras tanto, comenzaron disturbios en las regiones del este y del sur de Ucrania. En varias ciudades de las regiones de Donetsk y Lugansk, se organizaron milicias locales, que se apoderaron de los edificios policiales, gubernamentales y de las comisarías de policía especiales en varias ciudades de las regiones. Cuando se hizo evidente que el candidato Petró Poroshenko había ganado las elecciones presidenciales, la noche electoral del 25 de mayo de 2014, Poroshenko dijo: «mi primer viaje presidencial será a Dombás», donde los rebeldes prorrusos armados habían declarado la autonomía de las repúblicas separatistas de la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk, y tomado el control de una gran parte de la región.

Formación[editar]

Antes de la formación del primer estado con relación a Ucrania, la Rus de Kiev, existieron diferentes pueblos y culturas que sentaron las bases de la cultura ucraniana.

Cultura de Tripilia[editar]

Ubicado entre los años 5500 a. C. y 2750 a. C se extendió desde las montañas de los Cárpatos hasta las regiones de Dniéster y Dniéper, se centró en la actual Moldavia y cubrió partes sustanciales del oeste de Ucrania y el noreste de Rumania, abarcando un área de 350,000 km², con un diámetro de 500 km; aproximadamente desde Kiev en el noreste hasta Brașov en el suroeste

Entre algunas de sus características está la cerámica polícroma de gran calidad, de la que ha sido posible seguir la evolución en las formas, en el uso de colores y en el progreso técnico.

Actualmente se han encontrado más de 2000 asentamientos de este antiguo pueblo.

Diáspora de la cultura Tripilia en su máxima extensión

Cultura Yamna[editar]

Algunas características de esta cultura las inhumaciones en kurganes (túmulos), en sepulcros tipo hoyo en los que se introducía el cuerpo en posición de decúbito supino con las rodillas dobladas. Los cuerpos eran cubiertos con ocre. En estos kurganes se han encontrado sepulcros múltiples, a menudo con inclusiones posteriores. Se ha descubierto que realizaban ofrendas de animales (ganado, cerdos, ovejas, cabras y caballos), una característica que se asocia tanto a los pueblos protoindoeuropeos como protoindoiranios.

Los restos más antiguos encontrados en la zona de Europa Oriental de un carro con ruedas fueron hallados en el kurgán Storozheva Mohyla (Dnipró), que fue realizado por personas pertenecientes a la cultura yamna. El sitio de sacrificio recientemente descubierto en Lugansk se considera una colina-santuario en la que se practicaban sacrificios humanos.

Extensión de la cultura Yamna

Cultura de las catacumbas[editar]

El nombre deriva de sus prácticas de enterramiento. Son similares a las de la cultura Yamna, pero con un espacio ahuecado en la cámara principal, lo que crea la catacumba. Se han encontrado restos de animales solo en una minoría de las tumbas. En algunas tumbas se modelaba una máscara de arcilla sobre la cara del fallecido, creando una ligera asociación con la famosa máscara funeraria de oro de Agamenón (véase también cultura de Tashkyt).

La economía era esencialmente ganadera, aunque se han encontrado restos de grano. Parecen haber sido habilidosos especialistas en el trabajo del metal.

Sármatas[editar]

Panel frontal de un sarcófago romano representando a los Sármatas.

Los sármatas se establecieron en el actual centro y este de Ucrania, Sarmatia era una región de Escitia, el estado escita alcanzó su mayor extensión en el siglo IV a. C. durante el reinado de Ateas. Isócrates creía que los escitas, y también los tracios y los persas, eran «los más capaces de poder, y son los pueblos con el mayor poder». En el siglo IV a. C., bajo el rey Ateas, se eliminó la estructura tripartita del estado y el poder gobernante se volvió más centralizado. Las fuentes posteriores ya no mencionan tres basileos. Strabo dice que Ateas gobernó sobre la mayoría de los bárbaros del norte del Ponto.

La tecnología militar del pueblo sármata influenció la tecnología de sus aliados tanto como la de sus enemigos. Las cualidades guerreras de los sármatas, de sus ancestros, los saurómatas, y de sus descendientes, los alanos, han sido a menudo descritas por los autores antiguos. Polibio, Diodoro Sículo, Estrabón, Flavio Josefo, Tácito, Pausanias o Dion Casio han dejado cuadros testimoniales muy vivos de estas tribus iraníes que tenían costumbres tan exóticas para los griegos y los romanos.

Muy jerarquizados, los sármatas tuvieron varios reyes y, por lo menos, una reina: Amagê. De hecho, las mujeres tenían una elevada posición social y las guerreras de la fase antigua, que realmente existieron, han contribuido a mantener vivo el mito de las amazonas.

Inicialmente instalados entre el Don y el Ural, los primeros sármatas invadieron los territorios de los escitas. Después, vencieron a los partos y a los armenios. Desde el final del siglo I a. C., se enfrentaron a los romanos en el sur del Danubio. Durante el siglo II, después de varias confrontaciones, los romanos reclutaron a varios lanceros sármatas. Más tarde, crearon unidades de catafractos, tomando de los sármatas la armadura de escamas, la lanza larga (contus), la espada con pómulo anular y hasta su insignia: el Draco (una especie de palo tubular cuya embocadura de bronce representa la boca de un dragón).

Onoguros[editar]

Los onoguros, fueron una población oghúrica de nómadas ecuestres provenientes de Asia Central que se desplazaron a la estepa póntica a finales del siglo V.

Algunos autores señalan que estas poblaciones tienen su origen en las tribus tiele occidentales que se mencionan en las fuentes chinas y de los cuales también se originaron los uigures y los oğuz.12 El historiador Prisco menciona que los onoguros y los saraguros se desplazaron hacia el oeste por la presión de los sabiros y entraron en contacto/conflicto con los hunos que regían al norte del Cáucaso y del mar Negro. Los hunos asimilaron a estas tribus oghúricas y posteriormente se dividieron en kutriguros y utiguros. Las fuentes griegas se refieren a todos estos con la denominación de búlgaros.3

Rus de Kiev[editar]

La Rus de Kiev (en antiguo eslavo oriental: Кꙑ́ѥвьска Ру́сь; romanización: Kýievska Rus) fue una federación de tribus eslavas orientales desde finales del siglo IX hasta mediados del XIII, regida por la dinastía rúrika.[2][3]​ Alcanzó su extensión máxima a mediados del siglo XI, cuando se extendía desde el mar Báltico en el norte hasta el mar Negro en el sur, y desde las cabeceras del Vístula en el oeste hasta la península de Tamán en el este,[4][5]​ y abarcaba a la mayoría de las tribus eslavas orientales.[2]

La Rus de Kiev tiene sus orígenes en la fundación del Kanato de Rus' y el surgimiento de la dinastía rúrika en 862. Sin embargo, fue durante el reinado del príncipe Oleg (r. 879-912), quien en el año 882 extendió su control de Nóvgorod al valle del río Dniéper con el fin de proteger el comercio de las incursiones jázaras en el este y trasladó su capital a la más estratégica Kiev, cuando se estableció el país.[2][6]Sviatoslav I (?-972) llevó a cabo la primera gran expansión territorial de la Rus de Kiev. Vladimiro el Grande (980-1015) introdujo la Cristiandad en 988 con su propio bautismo y, por decreto, a todos los habitantes de Kiev y más allá.[7]​ La Rus de Kiev alcanzó su mayor extensión bajo Yaroslav I (1019-1054); sus hijos prepararon y publicaron su primer código legal escrito, la Justicia de la Rus (Rúskaya Pravda), poco después de su muerte.[8]

El declive del Estado empezó a finales del siglo XI y durante el XII, cuando se desintegró en varios territorios rivales.[9]​ Se debilitó aún más por factores económicos, tales como el cese de los lazos comerciales de la Rus con Bizancio debido a la decadencia de Constantinopla[10]​ y la subsiguiente disminución de las rutas comerciales en su territorio. El Estado cayó finalmente con la invasión mongola de 1240.

La región de Kiev dominó el estado completo durante los siguientes dos siglos. El gran príncipe (veliki knyaz) de Kiev controlaba las tierras circundantes a la ciudad, y sus familiares teóricamente subordinados a él gobernaban en otras ciudades y le pagaban tributo. El apogeo de su poder llegó durante los reinados de los príncipes Vladímir (Vladímir el Grande, r. 980-1015) y Yaroslav (el Sabio; r. 1019-1054). Ambos soberanos continuaron la expansión del principado que había comenzado Oleg.

En su Segunda Edad de Oro el arte bizantino se extendió a Armenia. En 1017 empieza a construirse la Catedral de Santa Sofía de Kiev. Siguiendo fielmente los influjos de la arquitectura de Constantinopla, se estructuró en forma basilical de cinco naves terminadas en ábsides. En Nóvgorod se levantan las iglesias de San Jorge y de Santa Sofía, ambas de planta central.

La Rus de Kiev no fue capaz de mantener su estatus de potencia próspera y dominante, en parte por el aglutinamiento de dominios muy dispares regidos por un clan. A medida que los miembros de este clan fueron creciendo en número, se identificaron con intereses regionales más que con un patrimonio común mayor. Así, los príncipes se enfrentaron entre sí, formando eventualmente alianzas con grupos externos como los polacos o magiares. Durante el período 1054-1224, no menos de 64 principados tuvieron una existencia efímera, 293 príncipes reivindicaron derechos sucesorios y sus disputas provocaron 83 guerras civiles. En 1097, tuvo lugar el Consejo de Liubech, el primer consejo federal conocido de la Rus de Kiev, celebrado en medio de las constantes rivalidades regionales entre los príncipes.

Las cruzadas condujeron a un cambio en las rutas comerciales europeas que aceleró el declive de Kiev. En 1204, las fuerzas de la Cuarta cruzada saquearon Constantinopla, lo que precipitó la decadencia de la ruta comercial del Dniéper. Con el declive, la Rus de Kiev se escindió en varios principados y algunos grandes centros regionales: Nóvgorod, Vladímir-Súzdal, Rutenia, Pólatsk, Smolensk, Chernígov y Pereyáslavl. Los habitantes de estos centros darían lugar con el tiempo a tres nacionalidades: la ucraniana en el sureste y suroeste, la bielorrusa en el noroeste y la rusa en el norte y noreste.

Invasión mongola[editar]

Las consecuencias de la invasión mongola en la Rus de Kiev no fue igual para todas sus regiones, ciudades como Kiev nunca se recuperaron de la devastación del ataque, debido a esto hubo aproximadamente 200 años de retraso en introducir reformas sociales, políticas y económicas importantes e innovaciones científicas en la región de la antigua Rus de Kiev en comparación con Europa Occidental. Algunos afirman que el yugo tuvo una influencia destructiva severa en el sistema de leyes no escritas que regulaban la vida diaria de la sociedad; por ejemplo, Valeriya Novodvórskaya menciona que la pena de muerte, el encarcelamiento a largo plazo y las torturas no habían existido en Kiev antes de que los mongoles invadieran el país. Por otra parte, la mitad de la población murió durante la invasión.

Los historiadores han discutido la influencia a largo plazo del régimen mongol en la sociedad de la Rus de Kiev. Han culpado a los mongoles por la destrucción de la Rus de Kiev y su desintegración.

Reino de Rutenia[editar]

El reino de Rutenia antes de existir como tal era una principado dentro de la Rus de Kiev, conocido como el principado de Galicia y Volinia, fue el resultado de la unificación del principado de Galicia con el principado de Volinia en 1199. Poco después tras la ruptura de la Rus de Kiev en 1256, el principado pasó a ser un reinado.

El Reino de Rutenia o Reino de la Rus fue un Estado medieval monárquico de la Europa oriental, que gobernaba las regiones de Galitzia y Volinia entre 1199-1349. Junto con la República de Nóvgorod y el Principado de Vladímir-Súzdal, fue una de las tres potencias más importantes surgidas de la caída de la Rus de Kiev. Después de la enorme destrucción causada por la invasión mongola de la Rus de Kiev en 1239-41, Danilo Románovich se vio obligado a jurar lealtad en 1246 a Batu Kan, de la Horda de Oro. Se esforzó, sin embargo, por librar a su reino del yugo mongol, intentando sin éxito establecer alianzas militares con otros gobernantes europeos.

Hetmanato Cosaco[editar]

Bajo el gobierno de la República de las Dos Naciones, el campesinado ucraniano sintió cada vez más la opresión de la servidumbre por parte de la alta nobleza polaca, del mismo modo, los población de las ciudades estaba descontenta con la falta de autogobierno y la baja nobleza no tenía los mismo derechos y las mismas oportunidades que la alta nobleza. Los ortodoxos vieron claramente la diferencia entre sus derechos y los derechos de los católicos. Sin embargo, la mayoría de los políticos rutenos gradualmente fueron asimilados, cambiando su afiliación a la iglesia católica y su nacionalidad convirtiéndose en polacos de facto para obtener privilegios, por lo que el papel de desarrollar las ideas políticas y la formación de los ucranianos como una nación independiente pasó al estrato de los cosacos libres y armados.

Rebelión de Jmelnitski[editar]

Mapa de Ucrania en 1648.
Territorio conseguido tras la Revolución.

El motivo del levantamiento cosaco y el final de la «paz dorada» fue el ataque del teniente polaco Daniel Chapliansky en 1647 a Chihirín, la aldea de Bogdán Jmelnitskyi. En el ataque el hijo de Bogdán fue asesinado y su esposa capturada, Jmelnitskyi y sus hijos huyeron al Sich de Zaporizha. Bogdán atrajo a los cosacos a su lado, quienes lo eligieron su líder. Jmelnitskyi consiguió el apoyo de 40 000 nogayos, tropas de caballería del Kanato de Crimea a principios de febrero de 1648 y derrotó al ejército del Sich y comenzó una rebelión contra Polonia. En 1648 se obtuvieron varias victorias sobre los ejércitos de la nobleza polaca cerca de Zhovti Vody, Korsun y Pylyavets. La rebelión contó con el apoyo del pueblo rural, campesinos y burgueses rutenos atacaron las haciendas de la nobleza y asesinaron a sacerdotes católicos y judíos. Las tropas rebeldes llegaron a Zamost, donde a Bogdán le esperaba la noticia de la elección de un nuevo rey por parte del Sejm y el nombramiento del príncipe Yarema Vyshnevetsky como comandante en jefe del ejército común. Con la esperanza de llegar a un acuerdo con el nuevo rey, Bogdán se alejó de Varsovia y el 2 de enero de 1649 visitó solemnemente Kiev como un héroe nacional a través de la Puerta Dorada. Mientras estuvo en Kiev, Bogdán cambió significativamente su idea de «autonomía cosaca» bajo la influencia de la República Polaco-Lituana, a la independencia completa de todo el pueblo ruteno, desde Zaporizha hasta Leópolis, Jolm y Halych, por lo que no fue posible llegar a un acuerdo con el recién elegido rey Juan II Casimiro. El resultado de la Batalla de Zbóriv fueron los acuerdos de Zbóriv, ​​donde el Hetmanato consiguió autonomía bajo los voivodatos de Kiev, Chernígov y Brátslav, la promesa de abolir la Unión de Brest, la amnistía y la expulsión de judíos, jesuitas y tropas polacas de las tierras ucranianas. Así, el rey recibió a Jmelnitskyi el 20 de agosto de 1649, aceptando sus términos, se levantó el asedio de Zbarazh y las tropas del rey polaco retrocedieron hacia Leópolis, las tropas de Jmelnitskyi a Kiev y los tártaros a Crimea. De esta forma, el estado ucraniano aparece en el escenario mundial como un Estado independiente.

El primer paso de Bogdán como fuerza independiente fue el intento durante la campaña de Moldavia de 1650 de concertar un «matrimonio dinástico» con el gobernante moldavo Vasily Lupul, casar a su hijo Timis con su hija Rosanda y así ganar un aliado en la guerra contra Polonia. El 28 de junio de 1651, tuvo lugar la batalla más grande de la guerra de liberación: la Batalla de Berestechko, donde el ejército de 140 000 ucranianos y tártaros se opuso a 200 000 tropas polacas. Debido a la traición de los tártaros que capturaron a Jmelnitskyi y la habilidad del ejército polaco, los cosacos se retiraron. Iván Bohun asumió el papel de Hetman interino. Debido a un malentendido entre las unidades campesinas y cosacas del ejército, 8 000 soldados fueron asesinados, parte de la artillería, la maza del Hetman y el sello se perdieron. Como resultado de la batalla, se firmaron los acuerdos de Bila Tserkva, según los cuales la nobleza polaca devolvió las propiedades en los voivodatos de Bratslav y Chernígov, y el Hetmanato se limitó a Kiev. Las tropas cosacas se redujeron a la mitad y se prohibió la política exterior independiente. La población del Margen Derecho de Ucrania, preocupada por la aparición de los señores polacos, comenzó a abandonar sus hogares y se trasladó al este, al Margen Izquierdo y Ucrania Libre.

Al año siguiente, Bogdán Jmelnitskyi, por su parte, violó el acuerdo y marchó sobre Moldavia, donde se casó a Timis con Rosanda. En 1653, Jmelnitskyi derrotó al ejército polaco cerca de Batoh y sitió al ejército cosaco-tártaro del rey Juan II Casimiro en Zhvanets. Durante el cual, las tropas tártaras no permitieron una victoria completa y a ojos de Jmelnitskyi dejaron de ser un aliado confiable. Como resultado, se renovaron los artículos del Acuerdo de Zboriv. El 11 de octubre, a petición de Bogdán Jmelnitskyi, el Estado de Moscú decidió aceptar al Ejército cosaco bajo su autoridad.

Alianza con Moscovia y Suecia[editar]

El 8 de enero de 1654, Jmelnitskyi convocó en Pereyáslav un consejo en el que algunos cosacos juraron lealtad al zar de Moscú Alexis Mijáilovich. Varios coroneles de Uman, Brátslav, Poltava y Kropyvnytsky junto con Iván Bohún, así como el clero, no prestaron juramento. La decisión del consejo de Pereyáslav se consagró en los artículos de marzo, que proclamaban el protectorado de Moscú y permitían una política exterior independiente, excepto con Polonia y los Otomanos. Moscú se comprometió a ir a la guerra contra la República Polaco-Lituana y se establecieron sus tropas en las fronteras del Hetmanato. Así, Ucrania perdería su efímera autonomía completa y sus asuntos pasarían a ser interestatales. En la primavera de 1654, Moscú capturó Smolensk y avanzó hacia el río Berézina lo que daría comienzo la larga guerra entre Moscú y Polonia. Al año siguiente, el rey sueco Carlos X Gustavo, insatisfecho con la consolidación del poder real de Polonia, de repente lanzó una guerra contra la Mancomunidad durante el Armisticio de Sturmdorf. Las tropas suecas ocuparon la alta Polonia, Livonia, Curlandia, sitiaron Cracovia en otoño y asaltaron Varsovia, Bogdán Jmelnitskyi, junto con las tropas moscovitas, asediaron Leópolis y el rey Juan Casimiro huyó a la Silesia austriaca. Este período de ocupación por parte de los luteranos suecos en la historiografía polaca se denomina «Inundación sueca». Stefan Charnetsky, un conde de Kiev conocido por sus brutales masacres tanto de los insurgentes como de la población civil ucraniana, desempeñó un papel importante en la lucha guerrillera popular contra los ortodoxos conocida como guerra de Sharpán. En octubre de 1656 cerca de Vilna se firmó el armisticio de Vilna entre Moscú y Polonia, con la promesa de Alexis Mijailovich de convertirse en Rey de Polonia tras la muerte de Juan Casimiro. Por el contrario, Jmelnitskyi lanzó actividades diplomáticas, que resultaron en la aprobación de la coalición antipolaca entre Semigorod, Suecia, Brandeburgo y el Hetmanato (junto con Moldavia y Valaquia) y los planes para la primera partición de la Mancomunidad. La muerte de Jmelnitskyi el 6 de agosto de 1657 y el acercamiento entre Austria y Polonia frustraron estos planes.

Ruina[editar]

Proyecto de Polonia-Lituania para dar autonomía a Rutenia, 1658.
Ucrania nuevamente ocupada tras el tratado de Androsuvo, 1667.

El período posterior a la muerte de Bogdán Jmelnitskyi, entre de 1657 y 1687, marcado por el colapso del Hetmanato, la lucha, la división del Dniéper entre la Mancomunidad polaco-lituana y el Estado de Moscú y la intervención extranjera, se llama en la historiografía ucraniana «Ruina».

Después de la muerte de Bogdán, su joven hijo Yuri fue elegido Hetman y el secretario general Iván Vigovski fue elegido su regente. Vigovski hizo esfuerzos para acercarse más a la nobleza polaca, lo que resultó en la firma el 16 de septiembre de 1658 del Tratado de Hadiach, que acordaba la transformación de la Mancomunidad en una federación tripartidaria de la Corona polaca, el Gran Ducado de Lituania y Ucrania con un Sejm conjunto del ejército y la política exterior. Sin embargo, no se implementó debido a la oposición ucraniana pro-Moscovita y Vigovski se vio obligado a renunciar al poder en favor de Yuri Jmelnitskyi. En octubre de 1658, el gobierno de Moscú rompió el armisticio de Vilnius y reanudó las hostilidades, capturando casi todo Bielorrusia y Lituania. En el nuevo consejo de Pereyáslav de 1659 se redujo la autonomía del ejército cosaco. En 1660 se firmó la Paz de Oliva cerca de Gdańsk entre Polonia y Suecia, en este momento, las tropas de Stefan Charnetsky liberaron Bielorrusia y Lituania, cerca de Chudnov, los polacos rodearon las fuerzas de Sheremetyev y Yuri Jmelnitskyi y las obligaron a firmar el Tratado Slobodyshche. Esto marcó una división de Ucrania entre los partidarios de una unidad con Moscú, Ucrania del Margen Izquierdo y los partidarios de una unión con la Mancomunidad, Ucrania del Margen Derecho. Después de una campaña fallida contra Joakim Somko, Yuri Jmelnitskyi renunció al poder y fue tonsurado como un monje llamado Gideon.

En 1663, se celebró el Consejo Negro en Nizhyn, en el que Iván Briujovetsky fue elegido Hetman del Margen Izquierdo con el apoyo de Iván Sirko. Firmó los Artículos de Moscú, que iniciaron la rusificación del Margen Izquierdo de Ucrania. En el mismo año, Pavel Teterya fue elegido Hetman del Margen Derecho, quien en 1665 cedió el poder a favor de Petró Doroshenko. El 9 de febrero de 1667, se concluyó la Paz de Andrusovo entre los polacos y moscovitas, la cual según sus términos la tierra de Smolensk y la orilla izquierda de Ucrania fueron cedidas a Moscovia y Sich de Zaporizha estaría bajo el control conjunto de ambos estados. En respuesta a la división de Ucrania, Doroshenko llevó a cabo una serie de reformas, reclutó un ejército mercenario y derrotó a Briujovetsky. En el consejo de Korsun fue elegido hetman de «ambas orillas del Dniéper» y junto con el Khan de Crimea en septiembre de 1668 rodeó los destacamentos del Hetman polaco Jan Sobieski cerca de Pidhaitsi. Pero la alianza cosaco-tártaro se rompió con la marcha de Sirko a Crimea.

Sobieski concluyó los tratados de paz con tártaros y cosacos, al año siguiente, los polacos reconocieron a Doroshenko como hetman electo del Margen Derecho. Doroshenko no estaba satisfecho con las concesiones polacas y en marzo de 1669 en el consejo cosaco cerca de Korsun, el ejército cosaco proclamó su transición al protectorado musulmán de Porta, todas las tierras de etnia ucraniana fueron proclamadas sanjacados ucranianos. En el mismo año, Demian Mnogohrishny, quien firmó los artículos de Hlujiv con Moscú, fue elegido Hetman del Hetmanato del Margen Izquierdo. En el verano del mismo año, el partido pro-polaco liderado por Mykola Janenko en el Margen Derecho tomó lealtad al rey polaco en un consejo cerca de Umán. Entre 1671 y 1672, Sobieski y Janenko establecieron su poder en Podolia, pero Doroshenko, con la ayuda de los ejércitos turcos y tártaros, asediaron Kamianets y Leópolis. Según los resultados del Tratado de Buchach de 1672, Podolia fue cedida al Imperio Otomano y Doroshenko tomó el poder en el Margen Derecho de Ucrania. En el mismo año, Iván Samoilovich fue elegido Hetman del Margen Izquierdo, quien firmó los tratados de Konotop, que limitaron significativamente su independencia. En 1673, Sobieski derrotó a los turcos cerca de Jotyn y fue elegido nuevo rey de la República de las Dos Naciones con el nombre de Juan III. Los fracasos en la guerra contra la alianza turco-ucraniana obligaron a Sobieski a firmar la paz con los otomanos tres años después. Petró Doroshenko renunció al poder, juró lealtad al zar de Moscú y sirvió en el exilio. Yuri Jmelnitskyi fue nuevamente proclamado Hetman de la parte turca de Ucrania. Su guerra de 1677-1681 con Moscú y el Margen Izquierdo destruyó el Margen Derecha y en 1679 deportó a parte de la población a la Margen Izquierda y Ucrania Libre. La guerra terminó con la Paz de Bajchisaray y la consolidación del Margen Derecho a Turquía. En 1683, el ejército polaco con la participación de los cosacos de la orilla derecha dirigidos por Simón Pali acudió en ayuda del ejército austríaco durante el asedio de Viena. En una batalla general el 12 de septiembre, las fuerzas de la coalición europea derrotaron por completo al ejército turco y detuvieron la expansión otomana en Europa. El 6 de mayo de 1686 se firmó en Moscú la Paz Eterna, según la cual la tierra de Smolensk, el Margen Izquierdo de Ucrania y la frontera fue cedida al estado ruso.

Hetmanato de Mazepa[editar]

Toma de Azov.
Carlos XII y Iván Mazepa tras la batalla de Poltava.

En 1687, como resultado del golpe de Kolomatsky, Samoilovich fue asesinado e Iván Mazepa fue elegido Hetman del Margen Izquierdo de Ucrania, terminando el período de la Ruina.

Mazepa firmó el tratado de Kolomatsky, que limitaban su poder y fortalecía la presencia de Moscú en el Hetmanato. Mazepa era amigo cercano del zar ruso Pedro I, lo ayudó a capturar la fortaleza turca de Azov y obtener acceso al Mar Negro. En 1697, el elector sajón Federico Augusto fue elegido rey de la República de las Dos Naciones con el nombre de Augusto II. Al año siguiente, en un encuentro personal en Rava-Ruska, involucró a Pedro I en la guerra con Suecia.

En 1700 comienza la Gran Guerra del Norte. En julio de 1701, el rey Carlos XII de Suecia derrotó al ejército sajón-moscovita en Dvina occidental e invadió Lituania. Los magnates más ricos de Sapieha se pusieron del lado de Suecia. En mayo de 1702, Varsovia fue capturada y se formó una confederación sueca, que destronó a Augusto II y eligió rey a Estanislao I Leszczynski, tras lo cual estalló una guerra civil en el país. Entre 1702 y 1704, los cosacos, dirigidos por Simón Paliy, tomaron el Margen Derecho y reforzaron sus posiciones. En 1704 Iván Mazepa reprimió el levantamiento y anexó estas tierras a sus posesiones. Durante la guerra, los ucranianos fueron enviados a trabajos forzados, obligados a mantener tropas estacionadas, sin brindarse asistencia militar mutua en virtud de los acuerdos de Kolomatsky, lo que provocó la indignación entre los cosacos. En 1708, el rey sueco y su ejército comenzaron a trasladarse al Hetmanato, por lo que Mazepa decidió forjar una nueva alianza con Suecia, bajo la cual se formó el principado ucraniano. El Hetman fue apoyado por los cosacos en esta decisión. Por esto, Pedro I ordenó la destrucción de la capital del Hetmanato, Baturyn e impuso un anatema eclesiástico en Mazepa. Los cosacos, leales al zar, eligieron a Iván Skoropadsky Hetman, quien firmó el tratado de Reshetyliv. En la batalla decisiva de Poltava en 1709, el ejército sueco-cosaco perdió ante Moscú y la Pequeña Rusia. Iván Mazepa y Carlos XII se retiraron a Bender en el Imperio Otomano y 23 000 soldados del ejército sueco capitularon.

Después de la muerte de Mazepa en 1711, los cosacos eligieron un nuevo Hetman, Pylyp Orlyk, quien formó con los cosacos la primera constitución ucraniana, según la cual el poder se dividía en tres poderes independientes: ejecutivo (presidente encabezado por el Hetman), legislativo (consejo general) y judicial. En el mismo año, en alianza con el rey sueco, el Imperio Otomano y el Kanato de Crimea, realizó una campaña fallida en la Margen Derecha. Como resultado, el gobierno ruso en 1711-1713 llevó a cabo una nueva deportación , reubicando por la fuerza hasta 200 000 personas de la orilla derecha a la orilla izquierda de Ucrania, todos los regimientos de la orilla derecha fueron liquidados y la mayoría de las casas fueron destruidas. De acuerdo con el Tratado de Paz de Prut y el Acuerdo de Adrianópolis, el estado de Moscú renunció a sus reclamos sobre el Margen Derecho de Ucrania y reconoció la jurisdicción turca sobre Zaporizha.

Fin del Hetmanato[editar]

División de Ucrania en 1764.
Cosacos de Kuban.

Después de la muerte de Skoropadsky en 1722, Pavló Polubotko fue elegido Hetman interino. Pronto fue encarcelado en San Petersburgo y en su lugar creó el colegiado de la Pequeña Rusia, un órgano ejecutivo de seis oficiales rusos. Pero tan pronto como surgió una nueva amenaza del Imperio Otomano en 1727, con el fin de conseguir ayuda de las tropas cosacas, el colegiado fue liquidado y se permitió elegir al Apóstol Daniel como Hetman. Estuvo de acuerdo con el zar en puntos decisivos, según los cuales el Hetmanato volvió a una autonomía relativa. Después de su muerte en 1734, la emperatriz Anna Ioannovna creó la Junta del gobierno del Hetman (con 3 cosacos y 3 representantes rusos), que existió hasta 1750. En 1750, cuando la emperatriz Isabel restauró la posición del Hetman, el cargo se le dio a Cirilo Rozumovsky, uno de los primeros masones ucranianos y su último Hetman. Devolvió la capital a Baturyn, convirtió a los oficiales en nobles, transformó los consejos cosacos en una asamblea general y llevó a cabo reformas judiciales y militares. Un conocido arquitecto de la época, Ivan Hryhorovych-Barsky, construyó el Palacio Razumovsky en Baturyn y la Catedral de la Natividad de la Virgen en Kozelka, que son buenos ejemplos del barroco ucraniano.

La nueva emperatriz rusa Catalina II persuadió a Cirilo para que regresara a San Petersburgo y en lugar del Hetmanato creó el Segundo Colegiado de la Pequeña Rusia en 1764 y se abolió el sistema de regimiento en Ucrania Libre. Durante su actividad tuvo lugar la unificación del sistema estatal con el de toda Rusia, se realizó el Inventario General de la Pequeña Rusia, se introdujo la servidumbre y en 1783 los campesinos ucranianos fueron esclavizados. Se establecieron las gobernaciones de Kiev, Chernígov, Novgorod-Siversky y Járkov. El último Sich cosaco fue destruido en 1775. Algunos cosacos cruzaron el Danubio, donde con el permiso del sultán turco fundaron el Sich del Danubio, a algunos se les permitió conquistar el Cáucaso del Norte y trasladarse a la región de Kubán. Catalina II en una orden secreta al fiscal general del Senado, dio las siguientes instrucciones: «debe hacerse de la manera más fácil para que se rusifiquen y dejen de parecer lobos en el bosque».

Ilustración[editar]

Ucrania bajo el Imperio ruso[editar]

«El cuervo ruso en Crimea».
Gobernaciones de Ucrania, año 1900.

La victoria en la guerra contra Napoleón inspiró a transformar Rusia en una democracia progresista con un orden constitucional. Después de San Petersburgo, el campo de actividad más amplio del movimiento decembrista fue Ucrania, donde en 1821, se formó la sociedad del sur en Tulchyn y la sociedad de eslavos unidos en Novohrad-Volynskyi. En 1817, los cosacos del ejército del Bug se opusieron a su traslado a asentamientos militares y en 1819 estalló el levantamiento de Chuguiv de los campesinos militares contra las condiciones de vida inhumanas de la región de Arakchei. Durante el fallido levantamiento de los decembristas en 1825 en San Petersburgo, el levantamiento del Regimiento de Chernígov dirigido por Sergei Muravyov duró hasta enero de 1826. Durante el levantamiento de noviembre de 1830-1831, los polacos intentaron revivir la República de las Dos Naciones.

Durante la siguiente guerra turco-rusa, Gran Bretaña, Francia y el Reino de Cerdeña se pusieron del lado del Imperio Otomano, cuyo protectorado, Valaquia, fue ocupado por Rusia y comenzó la Guerra de Crimea de 1853-1856. Para destruir la base naval de Sebastopol en 1854, se eligió Eupatoria como el lugar del desembarco conjunto. En 1855, los campesinos de la región de Kiev comenzaron el reclutamiento de milicias conocidas como los cosacos de Kiev, que organizaron comunidades autónomas y se negaron a desempeñar sus funciones. La rendición de Sebastopol después de la derrota rusa y la inundación de la flota del mar Negro tuvo como consecuencia la prematura muerte de Nicolás I.

El nuevo emperador Alejandro II se comprometió a reformar el país siguiendo el modelo occidental. Entre 1861 y 1865 llevó a cabo una serie de reformas: agraria (los campesinos dejaron de ser una propiedad, recibieron tierras a cambio de rescate y derechos civiles), judicial (fiscales, abogados, jurados y audiencias públicas), militar (sustitución del servicio de 25 años por servicio militar de 6 años), autogobierno (los pueblos se unieron en vólosts, se eligieron «zemstvos» y se formaron ayuntamientos). Pero los zemstvos no se introdujeron en el Margen Derecho hasta 1911, por temor a la autoorganización polaca. La revolución industrial provocó el rápido crecimiento de las empresas industriales que necesitaban trabajadores y los campesinos se trasladaron en masa a las ciudades en busca de una vida mejor. En 1865, se construyó el primer trayecto de ferrocarril con 200 kilómetros de largo entre Odesa y Balta para entregar pan al puerto para la exportación. El cultivo de remolacha azucarera estuvo en auge en la región dePodolia y región oeste de Ucrania, y el tabaco en la región este. En la década de 1870, el empresario británico John Hughes construyó la planta metalúrgica más grande del imperio en la ciudad de Donetsk. El desarrollo de la metalurgia fomentó el desarrollo industrial de los depósitos de carbón en la cuenca de Donetsk y el mineral de hierro en Kryvyi Rih. Paralelamente a la industrialización, hubo una urbanización masiva. Las ciudades cambian de aspecto: las calles se pavimentan, aparece la electricidad en 1854, aparecen los tranvías a caballo y eléctricos en 1892 y se construye un sistema de alcantarillado centralizado en 1894.

Renacimiento nacional[editar]

Debido a la expansión del círculo de personas educadas y de la ilustración, aparecieron las ideas de los derechos humanos, el nacionalismo y la democracia. El renacimiento nacional ucraniano tuvo una extensa evolución dividida en distintas etapas. En la segunda mitad del siglo XVIII, los representantes de la elite ucraniana realizaron un estudio sobre el idioma ucraniano, la historia y tradiciones de la cultura ucraniana. Este estudio se convertiría en la base de la ilustración nacional en la segunda mitad del siglo XIX, base sobre la cual aparecieron ideas nacionalistas que fueron difundidas entre la población, lo que daría lugar a la formación del arte, la literatura y las ciencias nacionales. A principios del siglo XX, estos cambios se convirtieron en una etapa política con la formación de leyes específicas para garantizar los derechos de los ucranianos en todas las esferas de la vida, tanto cultural como política y económica.

Se considera que el comienzo del renacimiento de la literatura ucraniana es la publicación en 1798 de la Eneida, una burlesca escrita por Iván Kotliarevski, que es una interpretación de una obra antigua clásica, la Eneida. El primer círculo de intelectuales en Járkov se fundó alrededor de la universidad de la ciudad, donde se publicaron colecciones de folclore, se formaron las primeras normas gramaticales del ucraniano y aparecieron los primeros escritores ucranianos; Petró Hulak, Hryhoriy Kvitka y Mijaíl Ostrogradski. En la década de 1820, apareció la Historia de Rutenia de Hryhoriy Konysky, que corrobora la sucesión de Rutenia a Ucrania, y no a los principados del noreste de Moscú y Rusia. En 1834, se inauguró la Universidad de Kiev. Kobzar de Tarás Shevchenko fue publicado en San Petersburgo en 1840. Durante 1845-1847, la Hermandad de Cirilo y Metodio operó clandestinamente en Kiev, que trabajó en el libro de la existencia del pueblo ucraniano de Nikolái Kostomárov. Los hermanos buscaron formar una confederación de repúblicas eslavas libres y abolir la servidumbre del Imperio ruso. En marzo de 1847, se prohibieron las actividades de la hermandad, los miembros fueron arrestados y Tarás Shevchenko fue enviado a servir en el ejército en Kazajistán.

En 1862, el gobierno zarista prohibió más de 100 escuelas dominicales ucranianas y, en 1863, el ministro del Interior del Imperio ruso, Piotr Valúev, emitió una circular que prohibía el uso del idioma ucraniano fuera del hogar. En 1866, se abrió la Universidad de Odesa, los institutos politécnicos de Kiev, Járkov y Dnipró. En ese momento, los historiadores ucranianos Nikolái Kostomárov, Volodímir Antonóvich, Dmytró Yavornitski y Mijailo Hrushevski estaban trabajando en un artículo de la historia de Ucrania-Rutenia. También se importó mucha literatura de la región de Galitzia. En 1876, Alejandro II emitió el Ukaz de Ems, que restringía el uso del idioma ucraniano en Rusia, prohibía la publicación de libros en ucraniano, la importación desde el extranjero, las obras teatrales, etc.

Mijailo Drahománov emigró a Suiza, donde difundió las ideas del social socialismo y la creación de una confederación paneuropea de pueblos con Ucrania como parte de ella. Durante la década de 1880, los miembros de la comunidad de Kiev intentaron continuar con sus actividades educativas, pero solo en el idioma ruso en las páginas de la revista Kýivskaia Staryná. En contraste, los nacionalistas radicales, partidarios de la autonomía nacional, formaron la Hermandad de Tarásivtsi en 1891, uno de cuyos miembros era Borýs Hrinchenko. Los representantes ucranianos del modernismo fueron; en la arquitectura, Vladislav Gorodetsky); la poesía, Mijailo Semenko; la literatura, Olga Kobilianska, Iván Frankó, Lesya Ukrainka, Mijailo Kotsiubinski; la pintura, Oleksander Murashko, Iván Trush, Kazimir Malévich.

Cuando muera, enterradme en una tumba alta, en medio de la estepa de mi adorada Ucrania. ¡Así yo podré ver los campos anchurosos, el Dniéper, sus represas agitadas, y podré oír también cómo braman sus aguas! Y cuando el río arrastre atravesando Ucrania hasta la mar azul tanta sangre adversaria, entonces dejaré los campos y los montes y volaré hacia Dios a alzarle mi plegaria, pero hasta que ello llegue de Dios no sabré nada ... ¡A mí, enterradme, más de pie vosotros, las cadenas que os atan quebrantad, y con la impura sangre derramada la Libertad sagrada salpicad! ¡Y ya en familia inmensa, familia libre y nueva, no olvidéis recordarme con una palabra buena!
- Tarás Shevchenko, 25 de diciembre de 1845.

Colonias ucranianas[editar]

Región de Ucrania Verde.
Población ucraniana en Kubán, Ucrania Frambuesa, 1926.
Mapa lingüístico de Kazajistán, 1991. En morado oscuro puede apreciarse la población ucraniano-hablante resultado de los asentamientos de Ucrania Gris.

Las colonias ucranianas dentro del imperio ruso se refiere a las agrupaciones de ucranianos étnicos en distintos lugares del imperio ruso como Siberia. La causa principal de este hecho fue la deportación masiva de ucranianos a lugares remotos del imperio con el fin de desarrollar la tierra y potenciar la mano de obra. Aunque estas colonias nunca se reconocieron como tal ni tuvieron nombre oficial, los ucranianos las han denominado basándose en colores, por ejemplo, debido a las extensas tierras verdes de las localidades fundadas por ucranianos como Jabárovsk, se la llama a esta colonia Ucrania Verde; el color gris de las montañas del norte de la actual Kazajistán sirvieron de inspiración para llamar a esa colonia Ucrania Gris. También existieron otras colonias de menor tamaño como Ucrania Amarilla en la región oeste de Rusia. Ucrania Frambuesa por otro lado, puede considerarse mas una región étnica ucraniana que una colonia, ya que los ucranianos representaban el 62% de toda la región de Kubán. El origen de esta población fue la "deportación" de los cosacos ucranianos tras ser utilizados por el ejército ruso en el siglo XVIII y XIX.

Las minorías que vivían en las regiones de Ucrania Amarilla o Ucrania Gris, simplemente fueron siendo asimiladas y su auto-identificación ucraniana se fue perdiendo, aunque en la actualidad pueden encontrarse importantes aglomeraciones de población ucraniano-hablante en el norte de Kazajistán. En la región de Ucrania Verde, la población fue rusificada a la fuerza, habiendo ejecuciones y deportaciones; al igual que en Ucrania Frambuesa, aunque en Ucrania Frambuesa el golpe fue mucho más severo, ya que fue una de las zonas más afectadas del Holodomor, donde murieron entre 4 000 000 y 12 000 000 de ucranianos en 1933.

En la actualidad ninguna de las regiones posee una importante población de auto-identificación ucraniana, sobre todo tras los actos genocidas de Stalin, por el cual la población ucraniana pasó de ser el 62% de la población total en 1927 a ser en la actualidad menos del 3% en toda la región de Kubán. A pesar de ello, los ucranianos son el segundo grupo étnico más grande en las regiones en la actualidad, aunque una minoría mucho más reducida que hace un siglo.

Ucrania bajo el Imperio Habsburgo[editar]

Como resultado de la división de la República de las Dos Naciones, la región de Ucrania Roja pasó al Imperio austríaco. En 1772 se formó una nueva unidad administrativa, el Reino de Galicia y Lodomeria. María Teresa y su hijo José II llevaron a cabo inmediatamente una serie de reformas del autogobierno local, los católicos griegos fueron equiparados con los católicos romanos, se reabrió la Universidad de Leópolis, se permitió que las escuelas se impartieran en su idioma nativo y se abolió la dependencia personal de los campesinos de la servidumbre, pero se conservó la servidumbre. Después de las acciones militares conjuntas de Rusia y Austria contra el Imperio Otomano en 1774, Bucovina fue cedida a Viena. De 1786 a 1849 formó parte de Galicia, y en 1862 se transformó en una tierra independiente de la corona del imperio. En 1781, el emperador José II emitió un decreto uniendo todas las parroquias y monasterios dentro de la Bucovina austriaca en una sola diócesis y subordinándola al obispo Dosifey Hereskul. El 12 de diciembre, la catedral episcopal fue trasladada a Chernivtsí. Durante las Guerras napoleónicas, el Reino de Galicia y Lodomeria se formó en 1809, y las tierras de Lublin y Volinia Occidental fueron cedidas al Ducado de Varsovia, que fue absorbido por Rusia en 1815, cediendo la región de Ternópil. En 1846 se anexaron a Galicia los principados de Cracovia y Auschwitz y Zator.

Primera Guerra Mundial[editar]

El papel de Ucrania en el estallido de la guerra[editar]

Para el Imperio ruso, los ucranianos eran considerados como rusos pequeños y contaba con el apoyo de la comunidad rusófona entre la población ucraniana en la región de Galitzia. Austria, por el contrario, apoyó el aumento del nacionalismo ucraniano a fines del siglo XIX. El oeste de Ucrania fue un importante enfrentamiento para los Balcanes y la población eslava ortodoxa que albergaba.

Una guerra de los Balcanes entre Austria-Hungría y Serbia era inevitable, ya que la influencia de Austria-Hungría disminuyó y el movimiento pro-eslavo creció. El surgimiento del nacionalismo étnico coincidió con el crecimiento de Serbia, donde el sentimiento antiaustríaco fue quizás más fuerte. Austria-Hungría había ocupado la antigua provincia otomana de Bosnia-Herzegovina, que tenía una gran población serbia en 1878. Fue anexionada formalmente por Austria-Hungría en 1908. El creciente sentimiento nacionalista también coincidió con la decadencia del Imperio Otomano. Rusia apoyó el movimiento pro-eslavo, motivado por lealtades étnicas y religiosas y una rivalidad con Austria que se remonta a la Guerra de Crimea. Eventos recientes como el fallido tratado ruso-austriaco y el sueño centenario de un puerto de aguas cálidas también motivaron las tensiones.

La religión también jugó un papel clave en el enfrentamiento. Cuando Rusia, Prusia y Austria dividieron Polonia a fines del siglo XVIII, heredaron en gran parte poblaciones católicas de rito oriental. Rusia hizo todo lo posible para revertir a la población al cristianismo ortodoxo, a menudo de manera pacífica, pero a veces por la fuerza como ocurrió en Chełm.

El factor final fue que para 1914, el nacionalismo ucraniano había madurado hasta un punto en el que podría influir significativamente en el futuro de la región. Como resultado de este nacionalismo y de las otras fuentes principales de confrontaciones ruso-austriacas, incluidas las tierras polacas y rumanas, ambos imperios finalmente perdieron estos territorios en disputa cuando estos territorios formaron nuevos estados independientes.

Transcurso de la Primera Guerra Mundial en Ucrania[editar]

El avance ruso hacia Galitzia comenzó en agosto de 1914. Durante la ofensiva, el ejército ruso empujó con éxito a los austriacos hasta la cresta de los Cárpatos, ocupando todo el territorio de las tierras bajas y cumpliendo sus largas aspiraciones de anexar el territorio.

Los ucranianos se dividieron en dos ejércitos separados y opuestos. 3.5 millones lucharon con el Ejército Imperial Ruso, mientras que 250,000 lucharon por el Ejército Austrohúngaro. Muchos ucranianos terminaron luchando entre ellos. Además, muchos civiles ucranianos sufrieron cuando los ejércitos les dispararon y los mataron después de acusarlos de colaborar con los ejércitos opositores.

Durante la Primera Guerra Mundial, el pueblo ucraniano occidental estaba situado entre Austria-Hungría y Rusia. Las aldeas ucranianas fueron destruidas regularmente en el fuego cruzado. Se puede encontrar a los ucranianos participando en ambos lados del conflicto. En Galitzia, más de veinte mil ucranianos sospechosos de simpatizar con los intereses rusos fueron arrestados y colocados en campos de concentración austriacos, tanto en Talergof y Estiria.

Guerra de independencia de Ucrania[editar]

República Popular Ucraniana, enero de 1918.
Territorio reclamado por la RPU en la conferencia de paz de París de 1919.

En la Guerra de independencia de Ucrania o Revolución ucraniana lucharon distintas facciones durante la Revolución de Octubre de 1917, y transcurre parte de la Primera Guerra Mundial, al que se añade el colapso del Imperio austrohúngaro y el Imperio ruso. La debacle de estos imperios tiene un gran efecto sobre el movimiento nacional ucraniano, surgiendo en el corto período de cuatro años, diferentes gobiernos y de diverso signo. Este periodo se caracteriza por el optimismo y la construcción nacional, aunque también por el caos y la guerra civil. Finaliza en 1921, con el territorio de la actual Ucrania dividido entre la Ucrania Soviética (RSS de Ucrania fue una república constituyente de la Unión Soviética) y la Segunda República Polaca, aunque con pequeñas regiones en Bielorrusia, Checoslovaquia y Rumanía.

Después de la abdicación del Zar Nicolás II, los líderes de la sociedad ucraniana en Kiev rápidamente organizan la Rada Central (Tsentralna Rada), encabezada por Myjailo Hrushevsky. Tuvo la aprobación inicial del Gobierno Provisional Ruso en Petrogrado (San Petersburgo), pero luego surgieron discrepancias. En la Rada Central cooperaron diversas fuerzas, la mayoría rusas, los diputados de los soviets de trabajadores y soldados formados en Ucrania (por parte de los mencheviques y bolcheviques), y rápidamente tuvo el apoyo de los miembros del Ejército Ruso en Ucrania. El 23 de junio de 1917, la Rada Central promulga la Primera Universal, declarando la autonomía ucraniana dentro de una Rusia federada, que fue apoyada de forma entusiasta por el Primer Congreso Panucraniano Campesino el 28 de junio.

Poco después de la insurrección soviética bolchevique de principios de noviembre ocurrido en Petrogrado (conocido como Revolución de octubre por la diferencia de calendarios), La Rada Central Ucraniana proclama la Tercera Universal el 20 de noviembre de 1917, declarando la República Popular de Ucrania en Kiev. Inicialmente la República Popular de Ucrania se proclamó autónoma pero favorable a una federación con Rusia. Los bolcheviques ucranianos asisten a la convocatoria de una nueva Rada, celebrada en Kiev en diciembre, con la esperanza de ganarse el apoyo de los soviets en toda Ucrania. Encontrándose ellos mismos como una pequeña minoría dentro de un congreso con 2.500 delegados, unos 100 delgados bolcheviques junto a algunos otros, dejan el congreso para reunirse en un congreso de representantes locales en Járkov, renombrándose como Congreso Panucraniano de los Soviets de Trabajadores, Soldados y Campesinos, y declaran la República Popular Ucraniana de los Sóviets el 25 de diciembre de 1917 como parte federada de la Rusia Soviética.

Las relaciones entre la República Popular de Ucrania y la República Soviética de Ucrania rápidamente se deterioran, desembocando en una guerra abierta, teniendo los bolcheviques el apoyo del Ejército Ruso. La República Soviética de Ucrania brevemente pierde la ciudad de Kiev en manos de los bolcheviques, pero luego la retoman y mantienen el control sobre buena parte de Ucrania, mientras los bolcheviques son obligados a reubicar su gobierno en Taganrog (actual Rusia), en el mar de Azov. Con la alianza entre bolcheviques y anarquistas del Ejército Negro, retoman buena parte del territorio ucraniano, aprovechando que la República Soviética de Ucrania está luchando en otras batallas en el oeste.

La República Popular de Ucrania Occidental se proclama en Leópolis el 19 de octubre de 1918. Se une formalmente a la República Popular de Ucrania, que luego será desplazada por el Hetmanato de Pavló Skoropadski apoyado por los alemanes. Skoropadski se vio forzado a retirarse con los alemanes, restaurándose la República Popular de Ucrania bajo el Directorio de Ucrania. El 9 de febrero de 1918, fue firmado el Tratado de Brest-Litovsk entre los representantes de los Imperios Centrales y los de la Rada Central Ucraniana, el cual precedió en casi un mes al que firmaron aquellos con el Gobierno ruso de Lenin. Al rendirse los alemanes en noviembre de 1918, Ucrania recobró su independencia, pero de nuevo tuvo que enfrentarse a las pretensiones de la Rusia Soviética y también de la recién formada Segunda República Polaca, que intentó anexionar Galitzia oriental de la República Popular de Ucrania Occidental, que se había unificado con la República Popular Ucraniana el 22 de enero de 1919.

La unión de ambas repúblicas ucranianas se produjo exactamente al año de la aprobación de la Cuarta Proclama Universal por la Rada Central Ucraniana que declaraba la independencia total de la República Popular Ucraniana de Rusia. En el Oeste, las fuerzas galicianas luchan por su independencia contra Polonia en la Guerra polaco-soviética, pero derrotada por los polacos, desaparece la República Popular de Ucrania Occidental incorporándose ese territorio a la Segunda República Polaca. A pesar de esta conquista polaca, la República Popular de Ucrania firma una alianza con Polonia para intentar asegurar su supervivencia en el territorio restante, fracasando esto por la firma de la paz por separado entre polacos y soviéticos en la Paz de Riga.

Período de entreguerras[editar]

El programa de ucranianización tenía como objetivo fomentar la identidad étnica ucraniana entre la población de Ucrania. Este cartel de reclutamiento de 1921 utiliza la ortografía ucraniana para transmitir este mensaje: "Hijo, únete a la escuela de comandantes rojos y la defensa de la Ucrania soviética estará asegurada".

La revolución que llevó al poder al partido socialista devastó Ucrania, dejando más de 1,5 millones de muertos y cientos de miles sin hogar, además de que la Ucrania soviética tuvo que enfrentarse a la hambruna de 1921.[11]​ Viendo a la sociedad exhausta, el gobierno soviético siguió siendo muy flexible durante la década de 1920.[12]​ Así, la cultura nacional y el idioma ucraniano disfrutaron de un renacimiento, ya que la «ucranianización» se convirtió en una aplicación local de la política soviética de la korenización (literalmente «indigenización»).[13]​ Los bolcheviques también se comprometieron a introducir atención a la salud, educación y seguridad social con múltiples beneficios, así como el derecho al trabajo y a la vivienda.[14]​ Los derechos de la mujer se incrementaron considerablemente a través de nuevas leyes que pretendían eliminar las desigualdades sociales.[15]​ La mayoría de estas políticas fueron bruscamente suprimidas a comienzos de la década de 1930, después de que Iósif Stalin gradualmente consolidara su poder para convertirse en el líder del Partido Comunista y en el dictador de facto de la Unión Soviética.[cita requerida]

El cambio en las políticas económicas soviéticas hacia la industrialización acelerada estuvo marcado por la introducción en 1928 del primer Plan Quinquenal de Joseph Stalin. La industrialización provocó una transformación económica y social espectacular en la Ucrania tradicionalmente agrícola. En las primeras fases, la producción industrial de Ucrania se cuadruplicó y la república experimentó un desarrollo industrial récord. La afluencia masiva de la población rural a los centros industriales aumentó la población urbana del 19% al 34%.

Ucrania Occidental bajo ocupación[editar]

La ruptura del sitio de Lviv por parte de los polacos (noviembre de 1919) y la frontera polaca en el río Zbruch al final de la guerra, con el este de Galicia (mostrado en azul) bajo control polaco.
Ubicación de Ucrania de los Cárpatos.

Tras el final de la Primera Guerra Mundial, la parte oriental de la antigua provincia austríaca de Galitzia, así como Volinia, que había pertenecido al Imperio ruso, acabó siendo el motivo de la guerra polaco-ucraniana. Los ucranianos reclamaron estas tierras porque constituían la mayoría de la población (a excepción de las ciudades, como Lviv Leópolis), mientras que los polacos vieron estas provincias como tierras fronterizas orientales, una parte histórica de su país. La guerra fue ganada por los polacos, y su dominio sobre estas tierras en disputa se consolidó después de otra victoria polaca, en la guerra polaco-soviética. Si bien algunos ucranianos apoyaron a Polonia, sus esperanzas de independencia o autonomía se desvanecieron rápidamente.

Con la llegada al poder de Józef Piłsudski, se instauró en el este de Polonia un régimen autoritario conocido como rehabilitación. La oposición política fue perseguida por medios y métodos legales. Se siguió una política de represión cultural contra las minorías nacionales, que en el otoño de 1930 se convirtió en represión masiva contra la población ucraniana de Galitzia y Volinia. Se desplegaron unidades de la policía y el ejército polacos en más de 800 aldeas, se detuvo a más de 2 000 personas, se liquidaron organizaciones ucranianas y se quemaron unas 500 casas. Llegó al punto de que en 1932 la Sociedad de las Naciones condenó las acciones del gobierno polaco contra la población ucraniana, la respuesta fue el surgimiento del movimiento nacionalista. Ya en 1920, el coronel de la República Popular de Ucrania, Yevguén Konovalets, creó la Organización Militar Ucraniana, que se transformó en 1929 en la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN) con el propósito de la lucha terrorista clandestina. En 1921, se estableció la Universidad Secreta Ucraniana en Leópolis, y en el año de su cierre, en 1925, Dmytro Levitski fundó la Unión Democrática Nacional Ucraniana, que eligió métodos legales de lucha. Un grupo de miembros de la OUN encabezados por Stepán Bandera llevó a cabo una serie de asesinatos políticos: en 1933, un diplomático soviético responsable del Holodomor, en 1934, el ministro del Interior polaco, Bronislav Peratsky, por la pacificación. En el mismo año, se estableció el campo de concentración de Bereza Kartuzka para presos políticos, se llevaron a cabo juicios de demostración y se arrestó a varios activistas de la OUN.

Unos días después de que los alemanes invadieran Polonia, el dictador soviético Joseph Stalin le dijo a un asistente que su objetivo a largo plazo era la expansión del comunismo en Europa del Este: "Ahora [Polonia] es un estado fascista que oprime a los ucranianos, bielorrusos, etc. ¡La aniquilación de ese estado en las condiciones actuales significaría un estado fascista burgués menos con el que lidiar! ¿Cuál sería el daño si como resultado de la derrota de Polonia extendiéramos el sistema socialista a nuevos territorios y poblaciones?"[16]

Los ucranianos que habitaban Transcarpacia tenían una autonomía limitada dentro de Checoslovaquia. En ese momento, había cuatro corrientes políticas en la región: los magiares (que se consideraban a sí mismos húngaros), los rusinos (que intentaban establecerse como una nación separada), los rusófilos (que buscaban la unificación con Rusia) y los ucranófilos, que difundieron sus ideas con determinación y rápidamente superaron a sus competidores. Como resultado de la Conspiración de Múnich en octubre de 1938, se formó la Ucrania de los Cárpatos, encabezada por Augustyn Voloshin. Pero en noviembre, como resultado del Arbitraje de Viena, fue parcialmente ocupada por Hungría. El 15 de marzo de 1939, el Sejm de la Ucrania de los Cárpatos proclamó una república independiente. La bandera azul y amarilla y el himno Ucrania aún no ha muerto fueron elegidos como símbolos del Estado. El mismo día comenzó la ocupación final de Hungría, tras la invasión del Reino de Hungría, la región fue ocupada y anexada en primavera de 1939, invasión en la cual 27 000 civiles ucranianos fueron asesinados.

Segunda Guerra Mundial[editar]

Pueblo fantasma, tras deportar a toda su población, en la que vivían tártaros de Crimea.

El 23 de agosto de 1939, en Moscú, los ministros de relaciones exteriores de la URSS, Viacheslav Mólotov y Alemania, Joachim von Ribbentrop, firmaron un acuerdo de paz secreto con una enmienda sobre la división de Europa del Este: el pacto Ribbentrop-Mólotov. Pacto según el cual Polonia Occidental se convirtió en un área de interés del Tercer Reich, la URSS recuperó todas las tierras del Imperio Ruso y recibió Galicia y Bucovina con el fin de nivelar las fronteras. El 1 de septiembre, los ejércitos alemanes cruzaron la frontera polaca, Francia y Gran Bretaña entraron en la guerra al bando de Polonia; este fue el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. El 17 de septiembre, las tropas soviéticas cruzaron la frontera polaca desde el este.

Frente Oriental[editar]

El 22 de junio de 1941, formado la Operación Barbarroja para derrotar a la Unión Soviética y ganar el territorio estratégico, los ejércitos del Tercer Reich se lanzaron a la ofensiva contra las tropas soviéticas a lo largo de toda la frontera y formó el Frente Oriental. Los batallones del ejército sur fue enviado a Ucrania, el número de tropas y equipamiento soviético estaba igualado respecto al ejército alemán, pero el factor sorpresa llevó a un rápido y feroz avance por parte de Alemania. Los alemanes, utilizando las tácticas de guerra relámpago perfeccionadas en los países europeos, avanzaron rápidamente en unidades mecanizadas hacia la retaguardia de las tropas soviéticas, rodeando ejércitos enteros. Después de romper la contraofensiva de los tanques soviéticos en el área de Lutsk, las tropas alemanas estuvieron cerca de Kiev en unas pocas semanas. En septiembre, casi todo el frente sudoccidental soviético, 660 000 soldados, fue mandado a campos de concentración. Después de una defensa de tres meses en octubre, las tropas alemanas aliadas capturaron Odesa. En noviembre comenzó el asedio de Sebastopol, que atrajo a parte de las tropas alemanas hacia el Cáucaso.

Después del fracaso de la Blitzkrieg alemana cerca de Moscú en el invierno de 1941, las tropas soviéticas intentaron sin éxito una contraofensiva en la primavera de 1942. En julio de 1942, los alemanes ocuparon su último asentamiento en la URSS. Tras las derrotas en El Alamein y Stalingrado, el Tercer Reich perdió a su principal aliado, Italia, y una ventaja militar-táctica. El 18 de diciembre de 1942, las tropas soviéticas comenzaron a liberar los territorios ocupados. Al ocupar el norte de Italia y establecer la República títere de Salo, los alemanes intentaron tomar la iniciativa en el Frente Oriental, recuperando Járkov. Pero en agosto de 1943, los alemanes perdieron la batalla de Kursk y las tropas aliadas desembarcaron en el sur de Italia. Esto finalmente cambió el rumbo de la guerra y abrió el camino para la maquinaria militar soviética hacia Occidente. En mayo de 1944, siendo Crimea liberada, las autoridades soviéticas llevaron a cabo la deportación forzosa de los tártaros de Crimea por colaboracionismo. El 28 de octubre de 1944 fue el último día de la liberación de Ucrania de los invasores fascistas. El 7 de mayo de 1945, Alemania capituló y el 8 de mayo se declaró el Día de la Victoria en Europa. El 2 de septiembre de 1945, Japón capituló y terminó la Segunda Guerra Mundial.

Resistencia[editar]

Las fuerzas de ocupación alemanas anexaron las antiguas tierras austrohúngaras y formaron el Comisariado del Reich para Ucrania con su capital en Rivne y gobernado por Erich Koch. Las tierras al oeste del río Dniéster fueron cedidas a Rumania como Transnistria, el resto del territorio de Ucrania estaba bajo el control de la administración militar. Según el plan Ost, los alemanes utilizaron al máximo los recursos locales, explotaron a la población como mano de obra, los deportaron a Alemania (2,2 millones de Ostarbeiters), asesinaron a comunistas, judíos, gitanos e insurgentes; en total a más de 4 millones de habitantes. En Ucrania, el movimiento de resistencia tenía dos corrientes: nacionalismo ucraniano en el oeste y comunismo soviético en el este. La inteligencia alemana Abwehr utilizó la rama radical de la OUN, la OUN (b), para el sabotaje. En cambio, los nacionalistas esperaban usar a los alemanes para restaurar el estado de Ucrania, el 30 de junio de 1941, Yaroslav Stetsko proclamó el Acta de Restauración del Estado de Ucrania en una reunión general, tras la cual él y Stepán Bandera fueron deportados al campo de concentración de Sachsenhausen. Hasta la derrota de 1942, la OUN (m) continuó organizando grupos de resistencia hacia el centro, sur y este de Ucrania, en Volinia, Tarás Bulba-Borovets organizó el Ejército Revolucionario Ucraniano. El 14 de octubre de 1942 se formó el Ejército Insurgente Ucraniano, luego dirigido por Román Shujévych, con el objetivo de luchar contra tanto los imperialismos, el comunismo ruso y el nacionalsocialismo alemán. El enfrentamiento nacional polaco-ucraniano condujo a la tragedia de Volinia en 1943, en la que murieron hasta 90 000 polacos y 30 000 ucranianos. En julio de 1944, cuando más de 100 000 soldados estaban en las filas del Ejército Insurgente Ucraniano, se formó el Consejo Supremo de Liberación Ucraniano.

Período de postguerra[editar]

Formación del actual territorio de Ucrania comparado con las fronteras de las repúblicas de 1918.

En abril de 1945, una delegación de la RSS de Ucrania encabezada por el Dmytró Manuilsky en Nueva York se convirtió en uno de los miembros fundadores de las Naciones Unidas. En el mismo año, se firmó un acuerdo sobre la frontera soviético-polaca y sobre la anexión de Transcarpacia. Se llevó a cabo un intercambio de población en la frontera con Polonia hasta 1946, en 1947 las autoridades polacas deportaron a los ucranianos fronterizos a las tierras alemanas recién adquiridas en el oeste: la Operación Vístula, y los soviéticos deportaron a 78 000 ucranianos «no confiables» a Siberia. En el mismo año, bajo el tratado soviético-rumano, el norte de Bucovina y el sur de Besarabia fueron anexados oficialmente, pero la orilla izquierda del Dniéster siguió siendo parte de la República Socialista Soviética de Moldavia. En el período de posguerra, un total de 43 000 personas menores de 25 años fueron arrestadas por crímenes políticos antisoviéticos, incluidas 36 300 en las regiones occidentales y alrededor de 500 000 ucranianos de las regiones occidentales fueron enviados al exilio. Como resultado de numerosas reubicaciones, migraciones y deportaciones de la primera mitad del siglo XX, el espectro étnico de la población de Ucrania ha cambiado significativamente en la dirección de reducir la proporción de minorías nacionales y al mismo tiempo aumentar la proporción de rusos. Reuniendo la mayoría de las tierras étnicas dentro de la URSS, el norte de Besarabia, Lemkovina, Nadsiania, Jolm, Podlaquia, Brest, Starodub, Podonia y Kubán permanecieron fuera de las fronteras de Ucrania y luego su población fue asimilada de forma severa. En 1945, el metropolitano Joseph «el Ciego» fue enviado al campo y en marzo del año siguiente, la Iglesia católica griega pasó a la clandestinidad y se convirtió en una «catacumba». Entre 1947 y 1949, Nikita Jrushchov llevó a cabo una rápida sovietización de las regiones occidentales, las ciudades se industrializaron, se establecieron granjas colectivas en las aldeas y los disidentes se trasladaron al este de Siberia. Los combatientes de la UPA, esperando en vano que la Guerra Fría de Occidente con la URSS entrara en una fase candente, continuaron resistiendo al gobierno soviético, recurriendo a la táctica de luchar contra pequeñas unidades contra las abrumadoras fuerzas de la NKVD. Al mismo tiempo, el gobierno soviético trató de desacreditar a los insurgentes ante los ojos de la población mediante deportaciones masivas, provocaciones y propaganda. En 1950, el comandante en jefe de la UPA, Román Shujévych, fue asesinado y la lucha cesó.

Después de la Segunda Guerra Mundial, que causó graves daños a la economía y a la población del país, Ucrania recibió territorios que habían pertenecido a Checoslovaquia, Rumania y Polonia.

Transferencia de Crimea[editar]

Ukaz del Presidium del Soviet Supremo de la URSS acerca la transferencia de Crimea de la RSFS de Rusia a la RSS de Ucrania. Firmado por Kliment Voroshílov el 19.02.1954.

La transferencia de Crimea se refiere al cambio administrativo mediante el cual el óblast de Crimea fue transferida de la RSFS de Rusia a la vecina RSS de Ucrania en 1954. La medida fue implementada a petición de la parte rusa, que no tenía acceso terrestre a la península, siendo Crimea abastecida de electricidad, agua, carreteras y vías férreas desde Ucrania, lo cual favorecía la gestión, administración y contabilidad de la península por esta última. El Primer Secretario del PCUS, Nikita Jruschov, fue uno de los artífices de dicha transferencia, apoyado así mismo por el Presidente del Consejo de Ministros de la URSS Gueorgui Malenkov. El Soviet Supremo de la URSS ratificó la transferencia de Crimea a la RSS de Ucrania el 19 de febrero de 1954, la cual fue confirmada por una ley específica del 26 de abril.

El traspaso administrativo se consumó el 17 de junio de 1954, cuando el Soviet Supremo de la RSS de Ucrania aceptó la incorporación del territorio. Pese a ello, la población rusa continuó siendo la etnia mayoritaria de la óblast de Crimea: &&&&&&&&&0858000.&&&&&0858 000 rusos frente a &&&&&&&&&0268000.&&&&&0268 000 ucranianos, según el censo de 1959.[17]

En ese momento, 1954, nada hacía presagiar la disolución de la Unión Soviética. Este evento pasó con poca fanfarria, y fue visto como un insignificante "gesto simbólico", ya que ambas repúblicas eran parte de la Unión Soviética y responsables ante el gobierno de Moscú.[18][19][20]

Deshielo de Jrushchov[editar]

El deshielo de Jrushchov o el deshielo en la Unión Soviética (ruso: хрущёвская о́ттепель ( [21]​), transliterado como jrushchóvskaya óttepel o simplemente óttepel) se refiere al período entre 1956 y 1964 en la Unión Soviética, en el que la represión política y la censura fueron parcialmente relajadas debido a las políticas de desestalinización implementadas por el entonces nuevo líder soviético Nikita Jrushchov. Una de las consecuencias más notables de estos cambios fue la liberación de algunos millones (según la asociación Memorial ) de prisioneros políticos que estaban detenidos en los campos de trabajo de sistema Gulag,[22]​ usualmente ubicados en la fría e inhóspita Siberia. Además, el nuevo dirigente intentó promover una política de coexistencia pacífica con las principales potencias occidentales.

Disidencia[editar]

En 1964, un grupo de miembros del partido de oposición encabezado por Leonid Brézhnev destituyó a Jrushchov de su cargo y lo envió a la jubilación. En 1965, comenzaron las reformas en la agricultura y la industria, que restauraron la centralización estricta y las empresas adoptaron a la autofinanciación. En el campo, esto condujo a la consolidación de granjas colectivas y la desaparición de un gran número de pequeños pueblos y aldeas. En general, el bienestar social de la población mejoró, pero a partir de la década de 1970 se inició una crisis sistémica de la extensa trayectoria del desarrollo económico. Los intentos de superar la crisis ideológica y económica del desarrollo estatal llevaron a la idea de construir un socialismo desarrollado en lugar de la base central del comunismo hasta 1980 y el estancamiento en la vida económica y social. En el ámbito internacional, la mitad de la década de 1970 estuvo marcada por un intento de establecer relaciones entre los campos ideológicos de Occidente y Oriente y de aliviar la tensión de una guerra nuclear.

En 1972, Volodimyr Shcherbitski, fue nombrado secretario del comité central del partido comunista y lanzó una nueva ola de arrestos de intelectuales, algunos fueron condenados, algunos fueron enviados a hospitales psiquiátricos y muchos simplemente fueron despedidos del partido. En 1976, se formó el Grupo de Helsinki de Ucrania para monitorear el cumplimiento de la URSS con los términos de los Acuerdos de Helsinki de 1975, formado por Mykola Rudenko, Petró Grigorenko, Levkó Lukiánenko, Iván Kandyba, Vasil Stus, Viacheslav Chornovil, etc. Al año siguiente, la mayoría de sus participantes fueron deportados a los campos y la rusificación se está extendió en la vida pública.

En 1977 se adoptó una nueva Constitución de la URSS, con el fin de obtener divisas para la venta de recursos naturales, los campos de petróleo y gas en Siberia se desarrollaron activamente, y los países socialistas instalaron una red de oleoductos a través del territorio de Ucrania. La centralización de los flujos económicos agotó los recursos de Ucrania, sin siquiera darse la oportunidad de renovar la capacidad de producción. La urbanización se aceleró, con 4,6 millones de campesinos ucranianos mudándose a las ciudades. Al mismo tiempo, la tasa de natalidad se desaceleró, y se produjo un envejecimiento general de la población. A fines de 1979, la Unión Soviética envió tropas a Afganistán en apoyo de las fuerzas pro-soviéticas y se encontró aislada internacionalmente en medio de la caída de los precios mundiales de los hidrocarburos, cuyas ganancias ayudaron a cubrir los problemas de una economía ineficiente.

Perestroika[editar]

Marcha en Zaporizha conmemorando los 500 años de los cosacos, 1990.

Después de la muerte de Brézhnev en 1982, tuvo lugar un desfile de secretarios generales, muriendo año tras año hasta que el joven reformador Mijaíl Gorbachov llegó al poder en 1985. Estrechó lazos con los países capitalistas para intentar salvar la economía de la URSS, redujo la carrera armamentista, retiró las tropas de Afganistán y permitió la unificación de la RDA y Alemania. En la política interna, comenzó a implementar un programa de reforma económica y liberalización de la vida pública, estos procesos se llamaron la Perestroika. El 26 de abril de 1986 se produjo un accidente en la central nuclear de Chernóbil, que con su invisible llama radiactiva pareció arrojar luz sobre todos los problemas acumulados en la sociedad soviética. Como resultado, más de 50 000km del territorio ucraniano se vieron afectados, cientos de asentamientos y 100 000 habitantes locales fueron completamente reasentados. Por otro lado, la libertad de expresión rápidamente llenó los vacíos de la conciencia histórica de la gente y despertó sentimientos nacionales, la intelectualidad comenzó a unirse en torno a varias sociedades. En 1988, se formó la Asociación Ucraniana de Helsinki, encabezada por Levko Lukyanenko, en 1989 se formó el Movimiento Popular por la Perestroika, estallaron huelgas de mineros en el país y Shcherbytsky fue reemplazado por Volodímir Ivashko. El 28 de octubre, la Rada Suprema de Ucrania restablece el estatus del idioma ucraniano a oficial.

Ucrania independiente[editar]

Independencia[editar]

Cadena humana conmemorando el acta de Zluky, 1990.

El 21 de enero de 1990, más de 300.000 ucranianos organizaron una cadena humana por la independencia de Ucrania entre Kiev y Lviv, en memoria de la unificación de 1919 de la República Popular de Ucrania y la República Nacional de Ucrania Occidental.[23]​ Los ciudadanos salieron a las calles y carreteras formando cadenas vivas cogidos de la mano en apoyo a la unidad. En marzo del mismo año, el Partido Comunista perdió su protagonismo, surgió el pluralismo político y el multipartidismo, y se llevaron a cabo las primeras elecciones en la Rada Suprema. El Partido Republicano Ucraniano de Levko Lukyanenko se convierte en el primer partido político ucraniano.

En la Rada renovada, 125 diputados recién elegidos formaron el bloque de la Rada del Pueblo, encabezado por Igor Yujnovsky, y 239 comunistas soberanos, encabezados por Leonid Kravchuk, quien encabezó el parlamento, formaron Por la Ucrania Soviética y Soberana. En 1990, debido a la grave escasez de alimentos y para evitar su salida a otras regiones, Ucrania introdujo un sistema de tarjetas bajo el cual solo los ciudadanos de la república podían comprar. En el mismo año, se legalizó la Iglesia greco-católica ucraniana.

El 16 de julio de 1990, el nuevo parlamento firmó la Declaración de Soberanía Estatal de Ucrania.[24]​ La declaración estableció los principios de la libre determinación de la nación ucraniana, su democracia, la independencia política y económica, y la primacía de la ley ucraniana sobre la ley soviética en el territorio ucraniano. Dicha declaración se produjo un mes después de una declaración similar aprobada por el Parlamento de la RSFS de Rusia. Esto comenzó un periodo de enfrentamiento entre el Sóviet Supremo de la Unión Soviética y las nuevas autoridades republicanas.

Tras el referéndum sobre el estatus político de Ucrania dentro de la URSS el 17 de marzo de 1991, los ánimos por la independencia de Ucrania fueron creciendo al igual que en el resto de repúblicas soviéticas. En mayo-junio de 1991, en la ciudad de Nosivka, entonces el centro del distrito de la región de Chernígov, hubo una huelga de hambre de maestros y protestas masivas, que fueron publicitadas en los medios de comunicación de Ucrania y llevaron al cambio de líderes del distrito de Nosivka.

Sin esperar una solución política al problema, tropas militares salieron para retomar el control de Moscú, el 19 de agosto se formó el Comité Estatal para Situaciones de Emergencia (SCES), Gorbachov fue encarcelado y las tropas fueron retiradas de las calles de Moscú. Pero el líder ruso Boris Yeltsin, en cambio, sacó a la gente a las calles, y el 21 de agosto cayó la SCES, el partido comunista fue prohibido en Rusia. En Ucrania, los comunistas adoptaron inicialmente una actitud de esperar y ver, pero el 24 de agosto, en una sesión extraordinaria de la Rada Suprema, por miedo a ser destituidos, apoyaron a las fuerzas democráticas y votaron a favor de la declaración de independencia, en la cual se establece el país como un estado independiente y democrático.[25]

Entre 1991 y 2004[editar]

El presidente ucraniano, Leonid Kravchuk, y el presidente de la Federación Rusa, Boris Yeltsin, firmaron los Acuerdos de Belavezha, disolviendo la Unión Soviética, el 8 de diciembre de 1991.

El 8 de octubre de 1991, el parlamento aprobó la ley sobre la ciudadanía ucraniana y el 14 de noviembre estableció las fronteras estatales de Ucrania. En el referéndum de independencia del 1 de diciembre de 1991, el 90,3% de la población votó a favor de la independencia, al mismo tiempo que Leonid Kravchuk fue elegido primer presidente de Ucrania.[26]​ El 2 de diciembre, la independencia fue reconocida por Canadá y Polonia;[27]​ y en los siguientes 2 meses por 90 Estados más. El 6 de diciembre de 1991, se aprobó la ley que constituía a las fuerzas armadas y su lealtad hacia Ucrania.

El 8 de diciembre, los presidentes de la RSS de Bielorrusia, RSS de Rusia y RSS de Ucrania firmaron el Tratado de Belavezha que revocaba el Tratado de Creación de la Unión Soviética y proclamaba la disolución de la Unión Soviética creándose la Comunidad de Estados Independientes (CEI).[28]​ El 21 de diciembre de 1991, por los presidentes de 11 de las 15 repúblicas de la Unión Soviética, en la capital de la hasta entonces República Socialista Soviética de Kazajistán, se firmaba el Protocolo de Almá-Atá como parte de la disolución de la URSS.

El 5 de diciembre de 1994, en Budapest (Hungría) fue suscrito el Memorándum de Budapest sobre Garantías de Seguridad que ofrecía garantías de seguridad por parte de sus signatarios con respecto a la adhesión de Ucrania al Tratado de No Proliferación Nuclear.[29]​ El Memorándum fue originalmente suscrito, además de por Ucrania, por tres potencias nucleares: la Federación de Rusia, los Estados Unidos y el Reino Unido. De acuerdo con este documento, Ucrania cedió a Rusia 5000 bombas nucleares y 220 vehículos de largo alcance necesarios para usarlas, incluyendo 176 misiles balísticos intercontinentales y 44 aviones bombarderos de gran alcance con capacidad nuclear. El 1 de junio de 1996, Ucrania se convirtió en una nación no nuclear y envió la última de las 1.900 ojivas nucleares estratégicas que había heredado de la Unión Soviética a Rusia para su desmantelamiento.[30]

Inicialmente, Ucrania fue vista como una república con favorables condiciones económicas en comparación con las demás regiones de la Unión Soviética.[31]​ Sin embargo, el país experimentó una desaceleración económica más profunda que las otras antiguas repúblicas soviéticas. Durante la recesión vivida entre los años 1991 y 1999, Ucrania perdió el 60 % de su PIB,[32][33]​ y sufrió de tasas de inflación de cinco dígitos.[34]​ Insatisfechos con las condiciones económicas, así como con el crimen y la corrupción, los ucranianos organizaron protestas y huelgas.[35]

La economía ucraniana se estabilizó a finales de la década de 1990. Una nueva moneda, la grivna, se introdujo en 1996. Desde el año 2000, el país ha disfrutado de un desarrollo económico estable con un crecimiento promedio anual de alrededor del 7 %.[36][37]​ En 1996, se aprobó una nueva constitución, la cual convirtió a Ucrania en una república semipresidencialista y estableció un sistema político estable. Sin embargo, el sucesor de Kravchuk, Leonid Kuchma fue criticado por sus opositores por concentrar gran parte del poder en su cargo, además de corrupción, transferencia de propiedad pública a particulares, limitaciones de libertad de expresión y fraude electoral.[38]

Revolución naranja y mandato de Víktor Yúshchenko (2004-2010)[editar]

Yúshchenko durante la Revolución Naranja contra el fraude electoral (noviembre de 2004).

Según los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales de octubre de 2004, los votos se distribuyeron de la siguiente manera: Víktor Yúshchenko, 39,26 %; Víktor Yanukóvich, 39,11 %; Oleksandr Moroz, 5,82 % y Petró Simonenko, 4,97 %. Durante la segunda ronda del 21 de noviembre, se llevaron a cabo numerosas manifestaciones en el sur y el este a favor de Yanukovich, quien finalmente fue declarado oficialmente presidente. Numerosos partidarios de Yúshchenko marcharon en la Plaza de la Independencia en Kiev el mismo día, alegando que se había cometido fraude electoral y dando comienzo a la Revolución naranja. Según los resultados del juicio, la Corte Suprema de Ucrania anuló los resultados de la segunda ronda. La tercera ronda se anunció el 26 de diciembre, en la que ganó Yúshchenko con el 51,99 % de los votos. La toma de posesión del nuevo presidente tuvo lugar el 23 de enero de 2005. Como compromiso político, la Rada Suprema, en su mayor parte, transformó la forma de gobierno del país en una parlamentaria-presidencialista.

Durante la presidencia de Yúshchenko la economía de Ucrania se recuperó por primera vez desde 1990, recibió inversiones de Occidente y se convirtió en miembro de la Organización Mundial del Comercio en 2008, pero la crisis económica mundial colapsó el PIB en un tercio ese año. Las guerras del gas con Rusia terminó en 2009 con la firma en Moscú por parte de la primera ministra Yulia Timoshenko de condiciones extremadamente desfavorables para el suministro de Ucrania(falta cita). El equipo naranja colapsó y Timoshenko se unió a la oposición. En las elecciones parlamentarias anticipadas de 2007, el Partido de las Regiones de Yanukovich obtuvo la mayoría en el parlamento.

Mandato de Víktor Yanukovich (2010-2014)[editar]

Las elecciones presidenciales de Ucrania de 2010 se llevaron a cabo, la primera ronda el domingo 17 de enero, y el balotaje el domingo 7 de febrero; para la elección del presidente de Ucrania por los siguientes cinco años. Resultó ganador el candidato prorruso Víktor Yanukóvich del Partido de las Regiones, superando a la candidata Yulia Timoshenko, entonces Primera Ministra de Ucrania. 1.1 millones de ciudadanos votaron por la opción "en contra de todos", un 4.37% de los votantes.[39]

Los resultados de las elecciones fueron validados por observadores de la OSCE y el Consejo de Europa.[39]​ Sin embargo, Timoshenko se negó en reconocer los resultados, y presentó una apelación ante la principal corte administrativa ucraniana.[40][41]​ El 20 de febrero retiró su apelación, allanando el camino a la toma de poder de Yanukóvich, alegando que las acciones de la corte "no tenían nada en común con la justicia".[41]​ El Presidente saliente, Víktor Yúshchenko, sí felicitó a Yanukóvich por su victoria.[41]

Por su parte, Yanukóvich, quien asumió la presidencia el 25 de febrero, le pidió la renuncia a Timoshenko, con el objetivo de que él pudiese formar su propio gabinete.[40]​ Ante la negativa de la primera ministra, logró que el parlamento ucraniano emitiera un voto de censura contra Timoshenko el 3 de marzo.[42]​ Al día siguiente, Timoshenko renunció; el primer vice-primer ministro, Oleksandr Turchínov, asumió las funciones de Primer Ministro hasta que se formase un nuevo gobierno.[43]

Revolución de la Dignidad[editar]

Ruso como su lengua materna en el sur y oriente de Ucrania
Datos de 2001
Ukraine census 2001 Russian.svg
Sebastópol obtuvo el porcentaje más alto (90,6 %), seguido por Crimea con un 77,0 %.
Datos de 2005[44]
Crimea: 97 % de toda la población
Óblast
Dnipropetrovsk 72 %
Donetsk 93 %
Zaporizhia 81 %
Lugansk 89 %
Mikoláyiv 66 %
Odesa 85 %
Járkov 74 %
Reunión entre Yanukóvich y los principales líderes de la oposición, 21 de febrero de 2014.

El Euromaidán (en ucraniano: Євромайда́н - Yevromaidán; 'Europlaza') o la Revolución de la Dignidad es el nombre dado a una serie de manifestaciones y disturbios heterogéneos de índole europeísta y nacionalista de Ucrania que en su punto álgido derrocaron al presidente Víktor Yanukóvich, líder de la formación política prorrusa Partido de las Regiones. Los sucesos se desencadenaron en Kiev la noche del 21 de noviembre de 2013, un día después de el Gobierno de Ucrania hubiera suspendido in extremis la firma del Acuerdo de Asociación y el Acuerdo de Libre Comercio con la Unión Europea (UE).

Aunque el 30 de marzo de 2012, Yanukóvich y los líderes de la UE habían acordado un estatuto de asociación de Ucrania con la UE, la entrada en vigor se fue aplazando y las negociaciones quedaron estancadas durante un año, entre otras razones porque una de las exigencias europeas era la liberación de Yulia Timoshenko y Yuri Lutsenko, opositores al Gobierno. Ello no impidió que durante los meses previos al inicio de las protestas, Yanukóvich prometiera realizar las reformas necesarias para seguir adelante con la negociaciones.

Sin embargo, sorpresivamente, el 21 de noviembre de 2013, el gobierno ucraniano, encabezado por Mikola Azárov, publicó una nota oficial en la que informaba que el proceso de preparación de la firma del acuerdo quedaba «suspendido». Las razones esgrimidas fueron la caída en la producción industrial y el mantenimiento de relaciones con los países de la Comunidad de Estados Independientes. Yanukóvich asistió a la cumbre de la UE los días 28 y 29, tal como estaba previsto antes de la suspensión unilateral, pero solo para declinar la última oferta europea, de 600 millones de euros, por considerarla «humillante». Por su parte, Azárov reprochó a la UE y al Fondo Monetario Internacional la falta del apoyo económico que hubiera compensado el «divorcio comercial» con Rusia, a la vez que admitía que había sido Moscú quien había conminado a Kiev a no sellar el pacto.

Desde el 21 de noviembre, se producen en Kiev varias concentraciones en la plaza de la Independencia exigiendo al gobierno retomar el diálogo con la UE. La concentración aglomeró a cientos de miles de personas en todas las inmediaciones de la plaza, con discursos diarios de líderes políticos opositores así como íconos culturales ucranianos y extranjeros que venían en señal de motivación y apoyo. Entre los principales gestores se encontraban: organizaciones sociales, la oposición política —incluido el grupo ultra-nacionalista y de extrema derecha Sector Derecho, uno de los principales organizadores del movimiento en Kiev e instigador de los disturbios, y el partido parlamentario de extrema derecha Svoboda— y las Iglesias ucranianas —como la Iglesia ortodoxa ucraniana del Patriarcado de Kiev—, con excepción de la Iglesia ortodoxa ucraniana del Patriarcado de Moscú. En las manifestaciones también participaron representantes de minorías étnicas (rusos, tártaros de Crimea, judíos, georgianos, armenios y otros) y ciudadanos de otros países (de Polonia, Bielorrusia, Georgia, Rusia y otros).

Las protestas desembocaron en disturbios, que fueron creciendo en intensidad, al punto de que hubo días en que muchos manifestantes continuaban sus protestas toda la noche, lo que hacía imposible su desalojo del lugar por parte de las autoridades. El 16 de enero, la Rada ordenó penas contra los manifestantes, el bloqueo de edificios administrativos y la instalación de tiendas de campaña. Esto fue tomado por los manifestantes como un veto a su derecho de manifestarse y protestar. Desde entonces, las protestas provocaron una escalada de violencia en rechazo a las nuevas leyes. Como resultado, el 22 de enero las manifestaciones registraron cinco muertos por primera vez desde su inicio. Entre tanto, las protestas se fueron expandiendo a lo largo del centro y oeste del país y con algunos focos en el este, mayoritariamente ruso. La exigencia no era solo el cambio económico a Europa, sino el cambio total de gobierno, lo que llevó a la dimisión de Azárov el 28 de enero y, a que Parlamento reunido en asamblea extraordinaria, derogara las polémicas leyes que limitaban los derechos de manifestación y reunión.

La noche del 19 y 20 de febrero, Yanukóvich y los principales líderes de la oposición (Vitali Klichkó, Arseni Yatseniuk y Oleh Tiagnibok) acordaron una tregua, y el desarme de las barricadas colocadas en la plaza de capital anteriormente como medida de contención a las fuerzas policiales. El 21 de febrero —tras el llamado “Jueves Negro” (20 de febrero) en el que murieron más de 60 manifestantes—, se aprobó un acuerdo entre ambas partes para adelantar las elecciones, formar un gobierno de transición, volver a la Constitución de Ucrania de 2004 y frenar la violencia. En la madrugada del 21 al 22 de febrero Yanukóvich, sin informar al parlamento, abandonó la capital y desapareció en dirección desconocida. El 22 de febrero, por la mañana, la Rada Suprema lo destituyó de su cargo por "abandono de sus funciones constitucionales" y tomó el control del país votando, por mayoría constitucional, la vuelta a la Constitución de 2004, acordada el día anterior. Sólo después de dicha vuelta al sistema político parlamentario, en lugar del presidencial, Oleksandr Turchínov asumió la presidencia del parlamento, previa renuncia por escrito del presidente anterior. Al día siguiente, Turchínov fue nombrado primer ministro en funciones con el fin de realizar la coordinación de tareas de gobierno. El 28 de febrero, Yanukóvich reapareció en Rostov del Don (Rusia), donde denunció un presunto golpe de Estado.

La víspera del Euromaidán, la población ucraniana se encontraba virtualmente dividida: un de los ucranianos apoyaba una asociación con Rusia, mientras que el prefería una con Europa. Al mismo tiempo, el de los ucranianos consideraban que la prioridad para Ucrania tenía que ser la integración con la UE y el , por el contrario, se mostraba partidario de una unión aduanera con Rusia. El mayor apoyo hacia la integración con la UE se encontraba en Kiev (alrededor de ) y en el oeste de Ucrania (); el apoyo se reducía al en el centro de Ucrania, al en el sur y en Crimea (sede de la Flota del Mar Negro) y al en el este.

Guerra ruso-ucraniana[editar]

Soldados rusos sin identificación en el parlamento de Crimea.
Evolución de la ocupación de las tropas rusas (en rojo) en la región de Dombás.

Primera fase de la guerra[editar]

La primera fase de la guerra ruso-ucraniana[45]​ se refiere al periodo comprendido entre 2014 y 2015 en los inicios de dicho conflicto. Tras esta etapa se desarrolló una fase de alto el fuego a la que siguió un recrudecimiento del conflicto a partir de 2021. Inicialmente se trato de una crisis diplomática internacional que sobrevino en febrero de 2014 tras la destitución del presidente ucraniano Víktor Yanukóvich como resultado de las protestas del Euromaidán —realizadas principalmente en la zona occidental del país para apoyar el acercamiento hacia la Unión Europea— que fueron rechazadas por comunidades rusófilas de la zona suroriental del país, compuestas en su mayoría por rusos étnicos y ucranianos rusófonos.

Tras el pedido del gobierno de Crimea a Rusia, el Consejo de la Federación aprobó un envío de tropas que (según las autoridades del país) tenía como objetivo garantizar la integridad de los habitantes de Crimea y las bases rusas estacionadas allí, hasta que se normalizara la situación socio-política. Ello favoreció la Declaración de Independencia de Crimea y Sebastopol que condujo a la proclamación de la República de Crimea —reconocida solo por Rusia— previo restablecimiento de la constitución de 1992 que consideraba al territorio como soberano —aunque delegaba algunas competencias a Ucrania— con una ciudadanía y una policía propias.[46]​ El proceso finalmente condujo a la adhesión de Crimea a Rusia que fue oficializada el 18 de marzo de 2014, aunque no contó con el reconocimiento del gobierno ucraniano.

Pese al apaciguamiento alcanzado en Crimea, la situación degeneró en el Dombás donde las fuerzas independentistas de las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk (RPD) y Lugansk (RPL) se enfrentaron al gobierno de Ucrania agravando la guerra en esta región. El 11 de mayo de 2014, ambas repúblicas celebraron referéndums sobre su estatus político que resultaron en una proclamación de independencia de las regiones en cuestión mientras que los combates continuaron a pesar de los intentos de por detenerlos. No obstante, el 15 de febrero de 2015 —con la entrada en vigencia del acuerdo Minsk II— se inicio un alto el fuego incondicional.

Numerosos ciudadanos rusos ocuparon altos puestos entre los rebeldes y varios países consideraron que Rusia proporcionó apoyo material y militar a los separatistas.[47]​ En este sentido, las reacciones internacionales fueron casi siempre condenatorias de la decisión de Rusia de intervenir, y de apoyo a la soberanía e integridad territorial de Ucrania. Es así que tras la adhesión de Crimea a Rusia, varios países (encabezados por la Unión Europea y Estados Unidos) aplicaron una serie de sanciones contra el entorno del gobierno ruso. Pero fue el votó de la Resolución 68/262 de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la integridad territorial de Ucrania, la acción que contó con la participación de países más numerosa: a favor se pronunciaron cien naciones, once votaron en contra y 58 se abstuvieron, con lo que la secesión de Crimea y Sebastopol fue declaranda «inválida».[48]

Invasión rusa de Ucrania de 2022[editar]

La invasión rusa de Ucrania (existe controversia sobre esta terminología) es un episodio bélico en curso a gran escala que empezó el 24 de febrero de 2022 y forma parte de la guerra ruso-ucraniana comenzada en 2014. Es el mayor ataque militar convencional en suelo europeo desde las guerras yugoslavas. Está generando miles de víctimas mortales, así como la mayor crisis de refugiados en el continente desde la Segunda Guerra Mundial, con más de seis millones de ucranianos abandonando el país y ocho millones de desplazados internos.

La invasión estuvo precedida por una concentración militar rusa en las fronteras de Ucrania que se inició a mediados de 2021. Durante este periodo de tensión diplomática, Putin criticó la ampliación de la OTAN posterior a 1997 y los funcionarios rusos negaron repetidamente, desde mediados de noviembre de 2021 hasta el 20 de febrero de 2022, que Rusia tuviera planes de invadir Ucrania. No obstante, el 21 de febrero siguiente, Rusia reconoció a la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk, dos estados autoproclamados en la región de Dombás en el este de Ucrania, y envió tropas a esos territorios. Al día siguiente, el Consejo de la Federación de Rusia autorizó por unanimidad a Putin a utilizar la fuerza militar fuera de las fronteras de Rusia.

Alrededor de las 06:00 MSK (UTC+3) del 24 de febrero, Putin anunció una «operación militar especial» en el territorio de Donetsk y Lugansk; los misiles comenzaron a impactar en varios lugares de Ucrania, incluida la capital, Kiev —el servicio fronterizo ucraniano dijo que fueron atacados sus puestos fronterizos con Rusia y Bielorrusia—. Dos horas más tarde, las fuerzas terrestres rusas entraron en el país dando inicio a diferentes ofensivas que a partir de abril pasaron a concentrarse en el Este del país. Así, entre el 18 y el 19 de abril —tras la retirada rusa en la ofensiva de Ucrania central—, ambas partes confirmaron que había comenzado la «segunda fase» del episodio bélico a la que se refirieron como «batalla por el Dombás». Rusia afirmó que la operación perseguía la «liberación completa» de Donetsk y Lugansk.

La invasión ha recibido una condena internacional generalizada en Occidente (principalmente Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea, Reino Unido y Japón), que ha impuesto sanciones económicas a Rusia. Otros países, como China, India y Brasil, han evitado condenar la invasión. Tanto antes como durante la invasión, varios de los treinta Estados miembros de la OTAN han brindado su apoyo militar a Ucrania —la organización no ha realizado una participación específica en este sentido— al igual que la Unión Europea cuyas medidas en respuesta a Rusia han aumentado paulatinamente. Entre tanto, se han producido manifestaciones en varias ciudades del mundo en contra de los ataques rusos a Ucrania, donde pedían el fin a la guerra y la búsqueda de alternativas diplomáticas. Las protestas contra la guerra acaecidas en Rusia desde el estallido del conflicto dieron lugar a miles de arrestos.

Desde el 28 de febrero se entablaron negociaciones de paz entre Rusia y Ucrania, pero a finales de abril se estancaron.

Simbología, nombres y territorio histórico de Ucrania[editar]

Simbología[editar]

Tridente[editar]

Aún no se ha determinado con exactitud el origen y el significado del «Tryzub» o tridente ucraniano, aunque se cree puede estar asociado a una paronomasia entre la antigua palabra para libertad y la palabra para tridente, por lo que la creencia más aceptada es que el escudo de Ucrania y el tridente significan Libertad. Ha sido el más antiguo de los escudos empleados por la nación ucraniana ya que se han introducido numerosos cambios desde el siglo XIII. Fue símbolo nacional de la República Popular Ucraniana desde el 22 de enero de 1918, cuando esta proclamó su independencia. Es oficialmente el escudo de Ucrania desde el 19 de febrero de 1992.

León de Galicia[editar]

Tirador cosaco[editar]

Conceptos y proposiciones[editar]

Nombres[editar]

No se conoce con exactitud el significado de la palabra Ucrania, se cree que «Україна» (Ucraína) es una composición de dos palabras en ucraniano antiguo: «У: en, nuestro o nativo' y Kраїна: País», es decir, ‘en el país’, ‘nuestro país’ o ‘país nativo’.

Al igual que con el significado, no se conoce el origen del término ni cuándo se empezó a usar. Antiguamente los estudiantes de las universidades escribían su nación de procedencia, en 1391 German Bilévich se identificó con la «nación rutena»[49]​ y más tarde en 1567 Adrián Zahorikus se identificó como estudiante «ruteno de Ucrania». Para discutir el Tratado de Pereyáslav con los cosacos en 1648, los zares del zarato moscovita pidieron traductores a los tártaros de Crimea, en dicho comunicado figuran palabras como: «idioma ucraniano» y «ucranianos». Posiblemente Rutenia pasó a llamarse Ucrania en algún momento entre los siglos XII y XIV.

El nombre histórico de Ucrania es «Rus′», aunque su transliteración al latín derivó en dos términos: Ruthenia o Russia.

Hasta la aparición del Zarato moscovita, Ucrania era conocida en latín como «Regnum Russiae» (reino de Russia). Sin embargo, en el año 1349 el reino de Russia se integró en la Mancomunidad y dejó de existir como estado independiente. Más adelante el Zarato moscovita tomó el nombre histórico de Ucrania y se autodenominó «Zarato ruso». El resultado fue que Moscovia pasó a llamarse igual que la entonces Ucrania, en un contexto en el que Ucrania no existía como estado independiente y Moscovia se estaba formando como una potencia mundial. Este proceso sucedió en paralelo al desarrollo de las lenguas romances, en el cual si bien en el latín hablado Ucrania seguía llamándose Russia, en las nuevas lenguas como el español, Ucrania se llamó Rutenia y no Russia para evitar confundirla con el Zarato ruso y posterior Imperio ruso.

Por ello, a partir del siglo XIV, Ucrania pasaría a referirse en las lenguas romances como Rutenia y el término latín Russiae caería en desuso. Pese a solucionarse el problema para diferenciar Rutenia de Rusia en las lenguas romances, en las lenguas eslavas como el eslavo oriental o el ucraniano antiguo, los rus′ (Руси) seguían confundiéndose con los rusos (Руски). Este pudo ser el principal motivo por el cual apareció por primera vez el término de «Ucrania» como se conoce hoy.

Después de la ocupación del territorio de Ucrania por el Imperio ruso, siguieron muchas políticas de censura histórica, rusificación y propaganda antiucraniana. Esto dio lugar a varias tesis imperialistas que han permanecido hasta el día de hoy acerca del origen de Ucrania y principalmente de su nombre. La versión del origen del término Ucrania y su nombre histórico Russiae mencionada arriba no es completamente verificable debido toda la documentación histórica destruida y reescrita por el Imperio ruso y la Unión Soviética.

A lo largo de la historia ha habido otros términos que se han referido a Ucrania: el principado de Pereiáslav, Galicia, Volinia Occidental, Jólmschina,[50]Podlaquia,[51]Voivadato de Kiev, Voivadato de Podolia, Voivadato de Braclaw, Ucrania Dniéper, Gran Ucrania,[52]Hetmanato Cosaco,[52]​ la República Ucraniana del Lejano Oriente o Estado ucraniano.

Territorios[editar]

Referencias[editar]

  1. Документи про заборону української мови - Documentos sobre prohibiciones del idioma ucraniano (en ucraniano)
  2. a b c John Channon & Robert Hudson, Penguin Historical Atlas of Russia (Penguin, 1995), p.16.
  3. Kievan Rus, Encyclopædia Britannica Online.
  4. Kyivan Rus’, Encyclopedia of Ukraine, vol. 2 (1988), Canadian Institute of Ukrainian Studies.
  5. See Historical map of Kievan Rus' from 980 to 1054.
  6. AN HISTORCAL DICTIONARY OF THE RUSSIAN AND SOVIET EMPIRES, by James S. Olson, page 764-768
  7. Hamant Y. "The Christianization of Ancient Russia: A Millennium, 988-1988." UNESCO 1998. Accessed at Google Books 23 November 2013.
  8. Bushkovitch, Paul. A Concise History of Russia. Cambridge University Press. 2011.
  9. Paul Robert Magocsi, Historical Atlas of East Central Europe (1993), p.15.
  10. «Civilization in Eastern Europe Byzantium and Orthodox Europe». Archivado desde el original el 22 de enero de 2010. 
  11. Andrii Makuch, Vasyl Markus (1984). «Famine». Encyclopedia of Ukraine (en inglés). Consultado el de octubre de 2009. 
  12. Subtelny, p. 380
  13. «Ukraine in the interwar period». Encyclopædia Britannica (en inglés). 2009. Consultado el 25 de septiembre de 2009. Se requiere suscripción
  14. «Communism». MSN Encarta (en inglés). 2009. Archivado desde el original el 28 de octubre de 2009. Consultado el 25 de septiembre de 2009. 
  15. Cliff, p. 138–39
  16. Geoffrey Roberts (2006). Stalin's Wars: From World War to Cold War, 1939–1953. Yale U.P. p. 36. ISBN 0300150407. 
  17. Siegelbaum, Lewis. «The Gift of Crimea». Seventeen Moments in Soviet History (en inglés). Archivado desde el original el 10 de marzo de 2014. 
  18. Calamur, Krishnadev (27 de febrero de 2014). «Crimea: A Gift To Ukraine Becomes A Political Flash Point». NPR. Consultado el 27 de diciembre de 2014. 
  19. Keating, Joshua (25 de febrero de 2014). «Kruschev's Gift». Slate. Consultado el 27 de diciembre de 2014. 
  20. «Krim-Übertragung : War der Dnjepr-Kanal der Grund? – Nachrichten Geschichte». DIE WELT. 12 de marzo de 2014. Consultado el 27 de diciembre de 2014. 
  21. William Taubman, Khrushchev: The man and his era (“Jrushchov: El hombre y su era”), Free Press, Londres, 2004
  22. Joseph Stalin killer file
  23. Subtelny, Orest (2000). Ukraine: A History. University of Toronto Press. p. 576. ISBN 0-8020-8390-0. 
  24. Rada Suprema de la RSS de Ucrania (1990). «Declaration of State Sovereignty of Ukraine». Rada.gov.ua (en inglés). Archivado desde el original el 11 de enero de 2010. Consultado el 30 de septiembre de 2009. 
  25. Rada Suprema de Ucrania (1991). «Verkhovna Rada of Ukraine Resolution On Declaration of Independence of Ukraine». Rasa.gov.ua (en inglés). Archivado desde el original el 10 de abril de 2009. Consultado el 30 de septiembre de 2009. 
  26. «Hace 25 años en el referéndum los ucranianos votaron por la independencia». www.ukrinform.es. Consultado el 10 de febrero de 2022. 
  27. Canada, Global Affairs (16 de octubre de 2018). «Vínculos de Canadá hacia Ucrania». GAC (en inglés). Consultado el 10 de febrero de 2022. 
  28. «Soviet Leaders Recall 'Inevitable' Breakup Of Soviet Union». RFERL.org (en inglés). 2006. Consultado el 30 de septiembre de 2009. 
  29. Millar, Alistair (2003). Tactical Nuclear Weapons: Emergent Threats in an Evolving Security Environment. p. 139. ISBN 978-1574885859. 
  30. Power versus Prudence: Why Nations Forgo Nuclear Weapons by T. V. Paul, McGill-Queen's University Press, 2000, ISBN 978-0-7735-2087-5, page 117
  31. Shen, p. 41
  32. Fondo Monetario Internacional (2009). «Report for Sleceted Countries and Subjects». IMF.org (en inglés). Consultado el 30 de septiembre de 2009. 
  33. Banco Mundial (1998). «Can Ukraine Avert a Financial Meltdown?». World Bank.org (en inglés). Archivado desde el original el 19 de noviembre de 2008. Consultado el 2 de octubre de 2009. 
  34. FMI (2002). «The IMF and Ukraine: What Really Happened». IMF.org (en inglés). Archivado desde el original el 17 de abril de 2007. Consultado el 2 de octubre de 2009. 
  35. Aslund, Anders (otoño de 1995). «Eurasia Letter: Ukraine's Turnaround». Foreign Policy (100): 125-143. Consultado el 2 de octubre de 2009. 
  36. Banco Nacional de Ucrania (2009). «Macroeconomic indicators». Bnk.gov.ua (en inglés). Archivado desde el original el 21 de octubre de 2007. Consultado el 24 de septiembre de 2009. 
  37. Banco Mundial (2009). «Ukraine. Country profile». World Bank.org (en inglés). Archivado desde el original el 7 de junio de 2007. Consultado el 2 de octubre de 2009. 
  38. Michael Wines (2002). «Leader's Party Seems to Slip In Ukraine». The New York Times (en inglés). Consultado el 2 de octubre de 2009. 
  39. a b Bonet, Pilar (8 de febrero de 2010). «Europa avala la victoria del opositor Yanukóvich en las presidenciales ucranianas». El País. Consultado el 12 de febrero de 2010. 
  40. a b Turner, Rob (11 de febrero de 2010). «Tymoshenko refuses to concede Ukrainian defeat» (en inglés). Deutsche Welle. Consultado el 12 de febrero de 2010. 
  41. a b c «Timoshenko Drops Appeal, Cedes Victory to Yanukovych (Update2)» (en inglés). Bloomberg. 20 de febrero de 2010. Consultado el 27 de febrero de 2010. 
  42. Reuters (22 de febrero de 2010). «Ukraine's Tymoshenko Presses Yanukovich In Parliament» (en inglés). The New York Times. Consultado el 27 de febrero de 2010. 
  43. «Ukrainian Prime Minister Yulia Tymoshenko Resigns» (en inglés). RT News. 6 de marzo de 2010. Consultado el 4 de marzo de 2010. 
  44. «Retrato del electorado de Yushchenkko y Yanukovych». Centro de estudios políticos y conflictológicos de Kiev. 18 de enero de 2005. Archivado desde el original el 3 de abril de 2015. Consultado el 10 de abril de 2014. 
  45. «Nostalgia y propaganda del Kremlin». Euronews. 9 de mayo de 2022. Consultado el 19 de mayo de 2022. 
  46. Bonet, Pilar (21 de mayo de 1994). «El Parlamento de Crimea restablece la Constitución». El País. 
  47. «Viaje a la invasión fantasma de Ucrania en busca de los soldados de Putin». El Confidencial. 20 de noviembre de 2014. Consultado el 12 de mayo de 2022. 
  48. «La ONU aprueba una resolución 'antirrusa' sobre la situación en Ucrania». RT. 27 de marzo de 2014. Consultado el 27 de marzo de 2014. 
  49. Наливайко, Д. (1998). Очима заходу. Рецепція України в Західній Європі ХІ—XVIII ст.. К.: Основи. p. 62. 
  50. Gobernación de Jolm.
  51. «Україна — Вікіджерела». uk.wikisource.org. Consultado el 4 de marzo de 2019. 
  52. a b Яковенко, Наталя. «Нарис історії України з найдавніших часів до кінця XVIII століття.». history.franko.lviv.ua ; history.franko.lviv.ua/yak_content.htm. Consultado el 4 de marzo de 2020. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]