Anatomía vegetal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Histología vegetal»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Los estudios a nivel anatómico normalmente implican embeber y diseccionar el órgano con un micrótomo, el teñido y montaje en un portaobjetos, para visualizarlo al microscopio óptico.[1]
Detalle de un cloroplasto donde se observa la grana y los tilacoides que la forman como visto bajo un microscopio electrónico de transmisión (transmission electron microscope, TEM). Los caracteres que se observan con el microscopio electrónico de transmisión son frecuentemente referidos como "caracteres ultraestructurales".[2]
Células de la epidermis y tricomas como vistos bajo un microscopio electrónico de barrido (scanning electron microscope, SEM). Los caracteres que se observan con el microscopio electrónico de barrido son muchas veces llamados "caracteres micromorfológicos".[2]

La anatomía vegetal es el estudio de los tejidos y la estructura celular de los órganos de las plantas.[1] El término anatomía, como aplicado a las plantas, generalmente trata con estructuras que son observadas por un microscopio óptico con buena amplificación o con los microscopios electrónicos de transmisión o de barrido[1] [2] , los caracteres tomados bajo los dos últimos muchas veces referidos como "caracteres ultraestructurales" y "caracteres micromorfológicos" respectivamente.[2] ("Anatomía" se define como el estudio de los caracteres relacionados con la estructura interna de las plantas[2] . En zoología, el término anatomía refiere al estudio de los órganos internos, e histología es el estudio de células y tejidos de los animales[1] ). La anatomía y la fisiología de las plantas -esta última es el estudio de los procesos metabólicos de las plantas- están fuertemente correlacionadas.[1]


Los caracteres estudiados en este campo incluyen por ejemplo, la estructura de la célula vegetal, los meristemas y la diferenciación en tipos celulares y tejidos hasta la madurez de la célula (p.ej. colénquima, esclerénquima, haces vasculares -xilema y floema-, la dermis -epidermis, peridermis, tricomas, estomas, estructuras secretoras-, bandas de Caspari, los primordios foliares y primordios de la yema, etc. etc.), la estela, los tejidos del crecimiento secundario, la disposición de las células en la lámina foliar, entre otros.[1] De los demás caracteres que requieren normalmente técnicas microscópicas, los caracteres de los esporangios y el desarrollo del polen, del óvulo, y la formación de la semilla se estudian en el campo de la embriología vegetal;[3] las esporas y los granos de polen se estudian en el campo de la palinología.[4]

Los caracteres anatómicos son uno de los campos de evidencia taxonómica utilizados en análisis filogenético, otros son morfología, embriología, cromosomas, palinología, metabolitos secundarios, proteínas...[2] En comparación con los morfológicos, los caracteres anatómicos requieren de técnica y son muy consumidores de tiempo.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g MG Simpson. 2005. Plant Anatomy and Physiology. En: Plant Systematics. Elsevier Academic Press. Capítulo 10.
  2. a b c d e f Judd, WS; CS Campbell, EA Kelogg, PF Stevens, y MJ Donoghue. 2007. Structural and Biochemical Characters. En: Plant Systematics. A Phylogenetic Approach. Third Edition. Capítulo 4.
  3. MG Simpson. 2005. Plant Embryology. En: Plant Systematics. Elsevier Academic Press. Capítulo 11.
  4. MG Simpson. 2005. Palynology. En: Plant Systematics. Elsevier Academic Press. Capítulo 12.

Enlaces externos[editar]