Histerosalpingografía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Histerosalpingografía
Clasificación y recursos externos
CIE-9 87.8
MedlinePlus 003404
MeSH D007047
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La histerosalpingografía es una técnica radiológica usada en las exploraciones de la cavidad uterina y las trompas de Falopio.Esta prueba se suele realizar para detectar problemas de fertilidad.

Su etimología viene del griego antiguo, (ὑστέρα : ‘histeria’ : útero) + (σάλπιγξ : ‘salpinx’ : trompa) + (σάλπιγξ : ‘grafós’ : escribir). También suele referirse a esta técnica con el nombre de ‘Uterosalpingografía’.

Procedimiento[editar]

El procedimiento se basa en el rellenado total de la cavidad uterina y la luz de las trompas de Falopio con un medio de contraste radio-opaco que permita observar los bordes y la forma de estas estructuras con el fin de detectar cualquier irregularidad u obstrucción en las mismas.

El medio de contraste utilizado es un líquido yodado hidrosoluble (iohexol) que se introduce en el útero mediante un catéter especial llamado ‘histerógrafo’ diseñado para adherirse firmemente al cérvix uterino impidiendo que el contraste se escape.

A medida que el medio de contraste va llenando la cavidad uterina y la luz de las trompas de Falopio, se realiza una serie de imágenes radiográficas en diferentes posiciones (dorsal, lateral,…) para comprobar si el material de contraste ha podido avanzar de manera satisfactoria o si, por el contrario, ha encontrado obstáculos para poder avanzar desde el útero hasta los ovarios. También existe la posibilidad de obtener la imagen mediante equipos de fluoroscopia, observando en tiempo real la dinámica del líquido de contraste en el interior de la cavidad uterina.

Tras el estudio, la paciente eliminará el medio de contraste por excreción renal.

Indicaciones[editar]

La histerosalpingografía está indicada en casos de:

  1. Estudios de infertilidad
  2. Investigación del sangrado uterino
  3. Abortos continuados
  4. Diagnóstico de incompetencia cervical
  5. Diagnóstico de embarazo ectópico

Alteraciones que detecta la Histerosalpingografía[editar]

Las imágenes obtenidas pueden mostrar problemas de estructura en el útero, trompas de Falopio u obstrucciones en los canales que impedirían que un óvulo pueda descender libremente por las trompas de Falopio. Mediante la histerosalpingografía se pueden detectar también problemas en el interior del útero que impiden a un óvulo fertilizado adherirse o implantarse en la pared uterina.

Factores a considerar previamente a la realización[editar]

Antes de una histerosalpingografía, la mujer debe consultar a su médico si:

  1. Está o podría estar embarazada.
  2. Está padeciendo una infección pélvica (enfermedad inflamatoria pélvica) o infección de transmisión sexual (como gonorrea o clamidia).
  3. Es alérgica a la tintura de yodo o a cualquier sustancia que contenga yodo.
  4. Sufre asma, alergia a algún medicamento o ha tenido una reacción alérgica grave (anafilaxia) a partir de cualquier sustancia.
  5. Tiene problemas de sangrado o está tomando algún medicamento que hace la sangre más líquida (como aspirinas o warfarina).
  6. Sufre de diabetes.
  7. Tiene problemas renales, ya que, el tinte utilizado durante una histerosalpingografía puede causar daño renal en personas con insuficiencia renal.

Una histerosalpingografía se debe hacer siempre que estemos seguros de que la mujer no está embarazada ya que, de estarlo y hacer la prueba, podría poner en peligro la vida del feto. Por este motivo la prueba se debe realizar antes de la ovulación (para evitar que se haga en embarazos prematuros) y después de haber finalizado el período menstrual. El momento ideal para realizar la prueba está comprendido entre los 2 y 5 días después de la finalización del período menstrual.

Efectos secundarios de una Histerosalpingografía[editar]

Tras una histerosalpingografía es probable que la mujer experimente uno o más de los siguientes efectos secundarios:

  1. Cólicos
  2. Dolores menstruales
  3. Calambres
  4. Sensación de mareo, desmayo o nauseas
  5. Ligera hemorragia vaginal

Si nota que estos síntomas son muy intensos y/o pasados un tiempo prudencial no desaparecen, la mujer debe ponerse en contacto con su médico.

Es común que una mujer que estaba presentando dificultades para quedarse embarazada lo haga justo después de realizar una histerosalpingografía. Esto es debido a que, al inyectar el material de contraste y hacerlo fluir por las trompas, pequeñas obstrucciones que pudieran existir en ellas se hayan desbloqueado, por ese motivo algunas mujeres experimentan el embarazo el mismo mes en que se hicieron la prueba.[1]

Riesgos de una Histerosalpingografía[editar]

En esta prueba, como en cualquier otra prueba médica que nos hagamos, existen una serie de riesgos asociados. Los riesgos de una histerosalpingografía son:

  1. Los riesgos sujetos de cualquier persona al exponerse a la baja radiación de los rayos X, estos incluyen daño a células o tejidos expuestos a la radiación.
  2. Infección pélvica, endometritis o salpingitis. El riesgo aumenta en mujeres que haya sufrido infecciones pélvicas en el pasado, por ese motivo, es probable que el médico recete antibióticos si piensa que usted puede sufrir una de estas dolencias.
  3. Daños en las trompas de Falopio o perforación del útero.
  4. Reacción alérgica al material de contraste utilizado durante la prueba. Este material tiene una base de yodo, por ese motivo, informe a su médico si es usted alérgica a esta sustancia o le han detectado alergia al marisco (generalmente, al yodo que este contiene).

Cabe indicar que, los riesgos de esta prueba se consideran muy bajos en relación a los beneficios obtenidos de poder realizarla.

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]