Hipérbaton

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El hipérbaton es una figura retórica en la cual se altera la sintaxis habitual de una oración, principalmente con fines métricos o de énfasis.

Tipos[editar]

Se distinguen cuatro tipos de hipérbaton: la tesis, que consiste en intercalar una palabra entre dos elementos de otra compuesta; el paréntesis, que consiste en introducir en una frase una interjección u oración con entonación distinta; la anástrofe, que consiste en posponer la preposición al sustantivo cuyo caso rige, y la histerología, que consiste en alterar el orden de las palabras y decir primero lo que debería ir después.

Usos[editar]

Generalmente el hipérbaton se utiliza en los dos casos siguientes: la composición de oraciones con sintaxis latinizantes, lengua que se caracteriza por la libertad sintáctica, o bien, destacar o subrayar el significado de alguno de los elementos que se han desplazado en la oración. En composiciones poéticas, también se usa por las razones métrica, puesto que permite modificar o facilitar fenómenos del lengua, como la sinalefa, el ritmo o la rima.

Ejemplos[editar]

La Rima LIII de Gustavo Adolfo Bécquer presenta numerosos cambios en su estructura sintáctica. Un orden más natural sería: «Las golondrinas oscuras volverán a colgar sus nidos en tu balcón».

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar.

Gustavo Adolfo Bécquer.

Otro caso notable de hipérbaton usado por Bécquer es el siguiente:

Del salón en el ángulo oscuro,
de su dueña tal vez olvidada,
silenciosa y cubierta de polvo
veíase el arpa.

Gustavo Adolfo Bécquer, Rimas VII.

Por otra parte, en estos versos de la Égloga I de Garcilaso de la Vega, encontramos un hipérbaton con el verbo al final en la frase: «sus quejas imitando». La sintaxis natural sería: «imitando sus quejas».

El dulce lamentar de los pastores,
Salicio juntamente y Nermoroso,
he de cantar, sus quejas imitando;
cuyas ovejas al cantar sabroso
estaban muy atentas, los amores,
de pacer olvidadas escuchando…

Garcilaso de la Vega, Égloga I

Otro ejemplo de hipérbaton en Garcilaso es:

Con tanta mansedumbre el cristalino
Tajo en aquella parte caminaba,
que pudieran los ojos el camino
determinar apenas que llevaba".

Garcilaso de la Vega, Égloga III.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]