Himno de Yungay (Perú)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Himno de Yungay[n 1]​ es una obra musical de carácter triunfal compuesta por el músico y educador Juan Olivera Cortez en 1954.

La introducción, hecha para trompetas, con aire marcial enérgico en compás de 2 por 4 en do mayor, es seguida de una modulación para el canto en sol mayor. Luego cambia de compás a 4 por 4 y entra al coro que frasea un saludo de fe, de encanto, y orgullo de la tierra, en ritmo marcial y heroico. Finalmente se enlaza por medio de un solo instrumental con la estrofa, que recuerda los paisajes yungainos y sus habitantes.

Himno de Yungay Ancash Perú

CORO
Saludemos con gran reverencia
los blasones de nuestra Yungay
los encantos del suelo querido
que orgulloso nos viera llegar.
I
Es la aurora del día de gloria
que despunta por el Huascarán
anunciando el veintiocho de octubre
magna fecha de tu despertar,
que libera del fondo del alma
sentimientos de bien y de amor
de cariño por nuestro terruño
de elevada y noble visión
II
Armoniosas cadencias se escuchan
en las ondas del himno triunfal
que las nieves del ande soberbio,
las praderas de encanto sin par,
las quebradas, las aves, los ríos
van cantando con grata emoción
tu hermosura ¡Yungay de mi vida!
tu grandeza, tu gloria y honor.
III
Recojamos con todo entusiasmo
las lecciones que el tiempo nos da
y esforzados luchemos, sin tregua
porque todo lo bueno en Yungay,
el trabajo, la industria, la ciencia
el deber, el arte y la amistad,
la virtud, el honor y el progreso,
todo forje un mañana de paz.

Notas[editar]

  1. También existe el Himno de Yungay, en honor a la batalla homónima, compuesto en 1839 por José Zapiola Cortés y con letra de Ramón Rengifo Cárdenas.

Referencias[editar]