Hidrografía de Argentina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Vista aérea de los Esteros del Iberá.
Vista satelital de la Cuenca del Plata.

La hidrografía de Argentina estudia los cuerpos de agua naturales del país, que incluyen ríos, lagos, humedales, campos de hielo y aguas subterráneas; además de los creados por la acción del hombre, como embalses y canales.

Los ríos argentinos se agrupan en tres cuencas o vertientes: los de la vertiente del Atlántico, que desaguan en el Mar Argentino, los de la vertiente del Pacífico y, por último, los pertenecientes a las diversas cuencas endorreicas del interior del país.[1]
La vertiente del Atlántico es la más extensa y está compuesta por la Cuenca del Plata, el Sistema Patagónico y una serie de ríos menores en la provincia de Buenos Aires. La Cuenca del Plata es la más importante, culmina en el estuario del Río de la Plata y es desaguada por los ríos Paraná (el más caudaloso y extenso del país), Uruguay y los diversos afluentes de estos, destacándose el Paraguay, el Pilcomayo, el Bermejo, el Salado y el Iguazú. El sistema patagónico está formado por ríos alóctonos, alimentados por los deshielos de los Andes. Se destacan por su caudal el río Colorado, el Negro, el Chubut y el Santa Cruz.[1]
La vertiente del Pacífico es la de menor extensión. Integrada por ríos cortos, alimentados por los deshielos y lluvias de los Andes Patagónicos como el Manso en Río Negro y el Futaleufú en Chubut.[1]

En el centro y oeste del territorio hay varias cuencas endorreicas, compuestas por ríos de caudal variable que se pierden en el suelo por evaporación o infiltración o desaguan en lagunas interiores o salinas. Sobresalen la cuenca del Desaguadero, que agrupa a los ríos cuyanos, y la de la laguna cordobesa de Mar Chiquita (o Mar de Ansenuza), donde desembocan los ríos Dulce, Primero y Segundo.[1]

Las cuencas lacustres argentinas se encuentran mayoritariamente en la Patagonia, como consecuencia de la acción glaciaria que las formó. Se destacan los lagos Nahuel Huapi, Viedma y Argentino. En la llanura chaco-pampeana hay gran cantidad de lagunas de agua dulce y salobre, y en el litoral zonas pantanosas como los esteros del Iberá.[1]​ La laguna argentina más extensa es Mar Chiquita, en la provincia de Córdoba.
Los salares constituyen un caso especial de cuerpo de agua, ya que como producto de la evaporación pueden permanecer secos durante gran parte del año. Los más extensos se encuentran desde el centro oeste hasta el noroeste de Argentina.
Los embalses fueron construidos a partir de las primeras décadas del siglo XX. Existen en la actualidad unos 100 lagos artificiales de distintas superficies, destinados en general a la regulación de los caudales de los ríos, el riego y la generación de energía eléctrica.[2]

Existen 23 humedales de importancia internacional, con una superficie total de más de 56 000 km2, distribuidos en todo el territorio.[3]​ Varios de ellos cuentan con cierto grado de protección, por coincidir o estar incluidos en parques nacionales o provinciales. Los humedales son importantes para la conservación de la biodiversidad, especialmente en regiones áridas o desérticas como la puna.[4]​ En el caso de las aves, se estima que el 25% de las especies registradas en Argentina tiene algún grado de dependencia con el ambiente de los humedales.[5]

Los recursos hídricos del país también incluyen los extensos glaciares muchos de ellos en campos de hielos que bajan desde los Andes como el Perito Moreno y en los territorios reclamados subantárticos y antárticos. El Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA) del CONICET ha relevado, «sin contar a los del sector antártico», 16 968 glaciares que abarcan unos 8484km². [6]
Los glaciares son un componente central de los sistemas hídricos andinos y constituyen un gran conjunto de «embalses» naturales de agua dulce congelada durante todo el año. El hielo alimenta varias cuencas hídricas, incluso en sectores que de otro modo serían totalmente áridos, como es el caso de la región de los Andes desérticos, desde el centro al norte del país.[7]

El sistema se completa con los extensos acuíferos, sistemas de importancia estratégica que en varios casos aún son objeto de investigación. Entre ellos se incluyen el Guaraní, un vasto reservorio de agua dulce subterránea compartida por Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay y el acuífero Toba, bajo las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán, Formosa, Chaco y Santiago del Estero.[8]​ Este último es parte de un sistema mayor transfronterizo, el acuífero Toba-Yrendá-Tarijeño, compartido por Paraguay, Argentina y Bolivia.[9]​ El acuífero Puelche, ubicado bajo parte de las provincias de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, incluyendo el área metropolitana, fue esencial para el desarrollo de la ciudad de Buenos Aires desde mediados del siglo XIX.[10]

La existencia de vías navegables fluviales, —por ejemplo los ríos de la Plata, Paraná y Paraguay—, y las instalaciones portuarias asociadas, permitieron el desarrollo de diversos sectores de la economía.[11]​ Otros grandes ríos permitieron la construcción de embalses y centrales hidroeléctricas, como Yacyretá en el Paraná, Salto Grande en el Uruguay y El Chocón en el Limay.[1]​ La capacidad instalada para la generación de energía eléctrica a partir del recurso hídrico alcanzó en 2017 11 101 MW, un tercio de la totalidad instalada en el paiś.[12]

Ríos[editar]

Principales ríos de la Argentina
Paraná.jpg
Nombre Longitud (km)
Salado del Norte 2355
Paraná 1630
Uruguay 1170
Colorado 1140
Bermejo-Teuco 1000
Pilcomayo 850
Chubut 810
Salado 640
Negro 635
Deseado 615
Chico de Santa Cruz 600
San Juan 500
Mendoza 400
Nota: todas las longitudes exclusivamente por territorio argentino.

Dada la variedad de climas y latitudes del país, en Argentina hay ríos muy diferentes: en la zona nordeste son caudalosos, largos y navegables; al norte y oeste, son de escaso caudal; en el sur hay ríos de gran caudal cerca de los Andes, pero más pobres a medida que atraviesan la árida Patagonia. Desde el punto de vista de la evacuación de las aguas, hay varios tipos de cuencas:

  • Cuencas exorreicas, que vierten al mar. Pertenecen a dos grupos principales:
    • Vertiente o pendiente del Atlántico, que comprende la mayor parte del país. Está formada a su vez por tres sistemas principales:
      • La parte argentina de la Cuenca del Plata, en la parte norte, constituida por las cuencas del río Paraná, del río Uruguay y el Río de la Plata. Es la mayor del país.
      • Los ríos de la parte central que vierten directamente al Atlántico, en su mayoría de la zona de Buenos Aires, hasta el río Colorado.
      • Los ríos patagónicos, que descienden desde los Andes, sin grandes afluentes y más o menos paralelos entre sí, desde el río Colorado hasta el río Grande de Tierra del Fuego.
    • Vertiente o pendiente del Pacífico, muy pequeña, formada por varias cuencas de ríos que cruzan los Andes hacia Chile:
  • Cuencas endorreicas o internas. Hay tres zonas principales:
    • Cuenca central, formado por ríos de cuencas endorreicas o interiores que desagotan en lagunas o tierras pantanosas, o bien desaparecen de la superficie. Está formada por varios sistemas principales: el del río Desaguadero, el de la Mar Chiquita y el del río Quinto.
    • Cuenca de la Pampa. Corresponde a la región natural de la llanura pampeana y está compuesta por unos 20 ríos de escasa importancia, siendo el más destacado el río Salado del Sur (640 km). En esta cuenca hay muchas zonas deprimidas, con pequeñas cuencas endorreicas e incluso varias zonas arreicas.
    • Cuenca Andina, formada por los ríos que nacen en la cordillera que, salvo excepciones, se pierden en lagos, lagunas o esteros.
  • Cuencas arreicas, que carecen de cursos de agua o en las que es muy difícil determinar la divisoria de agua debido a su lento escurrimiento. Las más conocidas son las de la zonas semiáridas de las provincias del Chaco y La Pampa, así como también las mesetas patagónicas del origen basáltico y la Puna en el Noroeste.

Vertiente del Pacífico[editar]

Los ríos de la pendiente del Pacífico son muy pocos, aunque muy caudalosos, y se circunscriben a ríos de los Andes patagónicos, siendo los más importantes el Hua Hum, Manso, Futaleufú, Mayel, y Fagnano, este último en Tierra del Fuego.

Cuencas endorreicas[editar]

En la parte central hay muchos cursos de agua que no vierten sus aguas hacia el mar, si no que lo hacen en pequeños lagos y en algunos casos en zonas desérticas en las que los ríos acaban finalmente desapareciendo. Hay tres sistemas principales:

  • El sistema del río Desaguadero, que sirve para el avenamiento de los valles de los Andes centrales y otras sierras de San Juan, Mendoza y el noroeste de La Rioja, siendo afluentes de este río (que recibe a su vez distintos nombres en sus varios tramos), el río Jáchal, el río San Juan, el río Mendoza, el Tunuyán, el río Diamante y el río Atuel. Antes de que se construyeran presas y embalses en estos ríos para producir energía hidroeléctrica y como fuente de regadío en esta árida región, el río Desaguadero afluía en un importante sistema lacunar que fue casi totalmente desecado en el siglo XX: las Lagunas de Guanacache. El río aportaba agua a la laguna del Bebedero (ahora transformada en las salinas del Bebedero) y luego formaba, junto al río Atuel, los bañados del Atuel. Continuaba más allá de la laguna Urre Lauquen, comunicándose a través del río Curacó con el río Colorado, alcanzado sus aguas así el mar Argentino.
  • El sistema de la gran laguna salada de Mar Chiquita, en la provincia de Córdoba, recibe las aguas del río Dulce (cuyas aguas bajan de las cumbres Calchaquíes y atraviesan Santiago del Estero), del río Primero o Suquía y del río Segundo o Xanaes (340 km), que sirven de desagüe del noreste de las sierras de Córdoba. La laguna Mar Chiquita, de aguas saladas, se comunica, de manera subterránea (al parecer formando parte del Acuífero Guaraní), con las aguas atlánticas, a más de 900 km de distancia.
  • El sistema del río Quinto, que nace en la sierra de San Luis y se pierde en una serie de esteros y pantanos en el sur de la provincia de Córdoba, donde las aguas se comunican, de manera subterránea, con las fuentes del río Salado (Buenos Aires), aunque en períodos húmedos el río Quinto, tras un sinuoso y prolongado recorrido, alcanza superficialmente al río Salado bonaerense, motivo por el cual el río Quinto llega a ser afluente de la cuenca del Plata.

Cuenca del Plata[editar]

La pendiente atlántica está dominada por el sistema fluvial Paraná-Plata, que drena la parte norte del país. Es la parte argentina de la Cuenca del Plata, la segunda cuenca por superficie de América del Sur (tras la del río Amazonas), que además comprende tierras brasileñas, bolivianas, paraguayas y uruguayas. Tres son sus colectores principales, los ríos Paraná, Paraguay y Uruguay, navegables en buena parte de su recorrido, y los tres son ríos argentinos: el río Uruguay y el río Paraguay forman parte de sus fronteras naturales y el río Paraná discurre en su tramo final por territorio argentino. Tras la confluencia del río Paraná y el río Uruguay, en el delta del Paraná, toda la cuenca vierte sus aguas en el río de la Plata, un largo estuario de 290 km de longitud, localizado entre Argentina y Uruguay, en el que vierten, además, otros ríos menores, como el río Salado, que recoge las aguas de Buenos Aires. Esta cuenca es la cuenca principal y más caudalosa del país y forma parte del sistema de carga y descarga del gigantesco acuífero guaraní y en menor medida del acuífero Puelche.

  • Río Paraná: nace en Brasil y tiene una longitud total de 3.940 km, se adentra en territorio argentino como frontera entre Misiones y Paraguay con una dirección nordeste sudoeste, hasta su confluencia con el río Paraguay. Este tramo, el alto Paraná, lleva un caudal aproximado de 11.800 m³/s, y está endicado a la altura de la isla de Yaciretá, en la represa de su nombre. El río Paraná, desde su confluencia con el río Paraguay, en el tramo denominado Paraná medio, discurre entre una costa alta con barrancos (en su margen izquierda hasta Diamante (Entre Ríos) y a su derecha hasta el Río de la Plata) y la otra baja y anegadiza; y su caudal disminuye desde los 15.862 m³/s en Paso de la Patria (Corrientes), a 13.438 m³/s en Paraná. En este tramo, el río Paraná recibe como afluentes, entre otros, por su margen izquierda, al río Corrientes, desagüe de los esteros del Iberá y por su margen derecha, al río Salado, que nace en Salta de los numerosos ríos que desaguan los valles de las sierras subandinas y tiene una longitud total de 2.355 km.
  • El Paraná inferior, entre Diamante y el río de la Plata, se divide en varios brazos entre las islas que conforman el delta del Paraná, siendo los más importantes el Paraná Pavón —que al recibir por margen izquierda al río Gualeguay, se convierte en río Ibicuy—, el Paraná Guazú y el Paraná de las Palmas, el principal. En este tramo tiene un caudal de aproximadamente 14.500 m³/s, y recibe como afluente el río Carcarañá, nacido de la confluencia de los ríos Tercero o Ctalamochita y río Cuarto o Chocancharava, que sirve de desagüe a la parte sur de las sierras de Córdoba.
  • Río Paraguay. También nace en Brasil, en el Matto Grosso brasileño y tiene una longitud total de 2.550 km y un caudal de 2.940 m³/s, fuerza al Paraná a un brusco cambio de dirección a favor de su propio discurrir, norte sur. El río Paraguay, que forma la frontera entre el Paraguay y las provincias de Formosa y Chaco, recibe en su margen derecha al río Pilcomayo —que nace en Bolivia y tiene una longitud total de 2.500 km y forma la frontera natural entre Formosa y Paraguay, con un caudal de 167 m³/s, que pierde parte en su curso a causa de esteros y canales artificiales— y al río Bermejo —que nace de la confluencia de otros dos ríos en Salta, tiene una longitud total de 1.050 km y sufre de los mismos problemas de disminución de caudal, en el tramo denominado como río Teuco.
  • Río Uruguay (1.770 km de longitud), que nace en las sierras brasileñas de Santa Catarina, forma la frontera entre Misiones y Río Grande del Sur, Brasil; entre Corrientes con Río Grande del Sur y Uruguay; y entre Entre Ríos y Uruguay. El Uruguay, en su curso argentino, recibe a los ríos Aguapey, Miriñay, Mocoretá y Gualeguaychú, antes de verter sus aguas en el río de la Plata. Al norte de la ciudad entrerriana de Concordia se construyó la Represa de Salto Grande que embalsa las aguas del río produciendo electricidad.

Cuenca Andina[editar]

Está formada por los ríos que nacen en la cordillera que, salvo excepciones, se pierden en lagos, lagunas o esteros. El más importante es el río Dulce o Salí, que en su curso alto nace como río Tala, luego se llama río Hondo al internarse en Santiago del Estero, y muere con el nombre de río Saladillo, al norte de la provincia de Córdoba, en las lagunas saladas de Porongos. Le siguen en importancia el río Abaucán o Colorado del Norte, que riega las tierras de Catamarca y La Rioja, y el río Bermejo o Vinchina, que desaparece en tierras de San Juan. En esta cuenca andina únicamente dos ríos de importancia llegan al Atlántico: el río Grande de Jujuy y el río Salado del Norte.

Cuenca de la Patagonia[editar]

Está formada por una serie de ríos sin grandes afluentes, más o menos paralelos entre sí, que descienden desde los Andes y van a parar al Atlántico, desde el río Colorado hasta el río Grande de Tierra del Fuego. Son ríos alóctonos, que no reciben ningún afluente en su curso medio e inferior y su caudal proviene de sus fuentes. Por la acción dominante de las mareas del Atlántico no logran formar estuario en su desembocadura, sino rías. Todos los ríos patagónicos tienen dos periodos de crecida dos veces al año: una en invierno, por efecto de las lluvias; y otra, en primavera, por el deshielo de las nieves. En otoño es cuando experimentan su periodo de mínimo caudal. Los más importantes son los siguientes:

  • Río Colorado. Con una longitud de 1114 km, nace de la confluencia de los ríos Barrancas y Grande, en las estribaciones de los Andes patagónicos y recibe las aguas del río Curacó, —nombre local del último tramo del río Desaguadero—, en la zona de la reserva natural Pichi Mahuida. Está embalsado en los diques Los Divisaderos y Casa de Piedra y corre en un valle encajonado.
  • Río Chubut. Con 810 km, discurre por la meseta central patagónica, y en su confluencia con el río Chico se ha levantado el dique Florentino Ameghino, que beneficia a las poblaciones situadas a lo largo de su curso, en especial a las ciudades de Gaimán, Trelew y Rawson. El río Chico, actualmente seco, el cual a su vez servía de desagüe a la cuenca endorreica del río Senguerr (340 km) y el lago Musters y el lago Colhué Huapi.
  • Río Negro (730 km). Es el río más importante de la Patagonia, y nace en la confluencia del río Neuquén y el río Limay. Discurre por la meseta por un fértil valle encajonado, cuya anchura media es de unos 15 km, y en cuyas márgenes se escalonan tres niveles de terrazas. En la parte más ancha, su cauce encierra la isla Grande de Choele Choel. Está embalsado en varias presas, entre las que sobresale El Chocón y se realizó un canal artificial que lleva parte de sus aguas hasta la bahía de San Antonio.
  • Río Santa Cruz (385 km). Nace en el lago Argentino, que a su vez conecta con el lago Viedma. Pese a su importante caudal, la velocidad de su curso y los afloramientos rocosos de su lecho impiden la navegación normal.

Otros ríos de esta cuenca son el río Coyle o Coig y el río Gallegos (300 km), que discurren desde los lagos y glaciares del sur de Santa Cruz, glaciares que integran los extensos campos de hielo continental; el río Deseado (615 km), un antiguo emisario del lago Buenos Aires; y el río Chico de Santa Cruz (600 km).

Lagos[editar]

Hay un gran número de lagos y lagunas, que se localizan en dos grandes zonas: lagos montañosos de los Andes y las lagunas y pantanos de las llanuras. Los principales lagos de Argentina son:

Lagos de Argentina
Nombre Provincia Superficie

(km²)

Notas
Laguna Mar Chiquita Provincia de Córdoba y Santiago del Estero 6000 km² -
Lago Argentino Provincia de Santa Cruz 1466 km² -
Lago Viedma Provincia de Santa Cruz 1088 km² -
Lago Buenos Aires/General Carrera Provincia de Santa Cruz 971,8 km² Compartido con Chile (sup. total 1850 km²).
Lago Colhué Huapi Provincia de Chubut 810 km² -
Laguna de Llancanelo Provincia de Mendoza 650 km² -
Lago Nahuel Huapi Provincia de río Negro-Neuquén 557 km² -
Lago Fagnano Provincia de Tierra del Fuego 551,3 km² Compartido con Chile (sup. total 590,3 km²)
Lago O'Higgins/San Martín Provincia de Santa Cruz 504 km² Compartido con Chile (sup. total 1058 km²)
Lago Cardiel Provincia de Santa Cruz 458 km² -
Lago Musters Provincia de Chubut 434 km² -
Lago Cochrane/Pueyrredón Provincia de Santa Cruz 145 km² Compartido con Chile (320 km²)
Lago Strobel Provincia de Santa Cruz 120 km² -
Lago Huechulaufquen Provincia de Neuquén 84 km² -
Lago Fontana Provincia de Chubut 79 km² -
Lago Traful Provincia de Neuquén 70 km² -

Humedales[editar]

Los humedales cubren un área aproximada de 600 000 km², algo más del 20% de la superficie de Argentina. Los de mayor extensión están ubicados en el noreste del país, la región mesopotámica y las llanuras chaqueñas y pampeanas.[13]​ El manejo y conservación de los humedales y sistemas asociados están legislados por la Ley 23.919 sancionada en 1991,[14]​ y actualizada por la Ley 25.335 del 2000.[15]

Los humedales son ecosistemas frágiles, susceptibles de ser alterados profundamente por la acción humana.[16]​ Durante décadas, los humedales fueron drenados con el objeto de ampliar las áreas urbanas o permitir el avance de la frontera agropecuaria. Paralelamente, la actividad en las zonas cercanas degrada el ecosistema. La utilización de agroquímicos en áreas agrícolas, la deforestación y la descarga de contaminantes o desechos industriales son algunos de los factores de impacto.[17]​ En especial en la región pampeana, estas acciones produjeron un importante deterioro de los sistemas, con las consecuencias de alteración de la regulación natural de inundaciones y pérdida de biodiversidad.[18]

En 2019, 23 humedales en Argentina están registrados como sitios Ramsar dentro de la lista de humedales de importancia internacional,[3]​ la mayoría de ellos con algún grado de conflicto respecto de la tenencia y utilización.[19]

Humedales de Argentina
Nombre Provincia/s Superficie

(ha)

Ubicación

(aprox.)

Bahía de Samborombón Bandera de Provincia de Buenos Aires Buenos Aires 243 965 36°15′S 57°15′O / -36.250, -57.250
Bañados del Río Dulce y Laguna de Mar Chiquita Bandera de Provincia de Córdoba (Argentina) Córdoba 996 000 30°22′S 62°46′O / -30.367, -62.767
Delta del Paraná Bandera de Provincia de Santa Fe Santa Fe Bandera de Provincia de Entre Ríos Entre Ríos 243 126 32°16′S 60°43′O / -32.267, -60.717
Glaciar Vinciguerra y turberas asociadas Bandera de Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur Tierra del Fuego 2760 54°44′S 68°20′O / -54.733, -68.333
Humedales Chaco Bandera de Provincia del Chaco Chaco 508 000 27°19′S 58°49′O / -27.317, -58.817
Humedales de Península de Valdés Bandera de Provincia del Chubut Chubut 42 695 42°27′S 64°17′O / -42.450, -64.283
Humedal Laguna Melincué Bandera de Provincia de Santa Fe Santa Fe 92 000 33°43′S 61°30′O / -33.717, -61.500
Jaaukanigás Bandera de Provincia de Santa Fe Santa Fe 492 000 28°45′S 59°15′O / -28.750, -59.250
Laguna Blanca Bandera de Provincia del Neuquén Neuquén 11 250 39°01′S 70°21′O / -39.017, -70.350
Laguna de Llancanelo Bandera de Provincia de Mendoza Mendoza 65 000 35°45′S 69°07′O / -35.750, -69.117
Laguna de los Pozuelos Bandera de Provincia de Jujuy Jujuy 16 224 22°19′S 65°58′O / -22.317, -65.967
Lagunas altoandinas y puneñas de Catamarca Bandera de Provincia de Catamarca Catamarca 1 228 175 26°52′S 67°55′O / -26.867, -67.917
Lagunas de Guanacache, Desaguadero y del Bebedero Bandera de Provincia de Mendoza Mendoza Bandera de Provincia de San Juan San Juan Bandera de Provincia de San Luis San Luis 962 370 33°00′S 67°36′O / -33.000, -67.600
Lagunas de Vilama Bandera de Provincia de Jujuy Jujuy 157 000 22°36′S 66°55′O / -22.600, -66.917
Lagunas y Esteros del Iberá Bandera de Provincia de Corrientes Corrientes 24 550 28°31′S 57°09′O / -28.517, -57.150
Palmar Yatay Bandera de Provincia de Entre Ríos Entre Ríos 21 450 31°52′S 58°19′O / -31.867, -58.317
Parque provincial El Tromen Bandera de Provincia del Neuquén Neuquén 30 000 37°04′S 70°06′O / -37.067, -70.100
Reserva Costa Atlántica de Tierra del Fuego Bandera de Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur Tierra del Fuego 28 600 53°19′S 68°30′O / -53.317, -68.500
Reserva Ecológica Costanera Sur Bandera de la Ciudad de Buenos Aires Ciudad de Buenos Aires 353 34°37′S 58°21′O / -34.617, -58.350
Reserva natural Otamendi Bandera de Provincia de Buenos Aires Buenos Aires 3000 34°14′S 58°52′O / -34.233, -58.867
Reserva natural Villavicencio Bandera de Provincia de Mendoza Mendoza 62 244 32°35′S 69°00′O / -32.583, -69.000
Reserva provincial Laguna Brava Bandera de Provincia de La Rioja (Argentina) La Rioja 405 000 28°24′S 69°04′O / -28.400, -69.067
Rio Pilcomayo Bandera de Provincia de Formosa Formosa 51 889 25°30′S 58°30′O / -25.500, -58.500

Acuíferos[editar]

Varios de las más importantes sistemas de aguas subterráneas en Argentina son acuíferos trasnfronterizos, como el Guaraní, un extenso reservorio compartido con Brasil, Uruguay y Paraguay, o el sistema Toba-Yrendá-Tarijeño, cuyo mayor volumen se encuentra en Argentina y se estiende bajo el oeste de Paraguay y el sur de Bolivia.[20]

La porción argentina del acuífero Guaraní se extiende 225 500 km² aproximadamente,[21]​ y está conectado con cuerpos de agua superficiales como la laguna Nar Chiquita y los esteros del Iberá.[22]
El acuífero Toba, la parte argentina del sistema Toba-Yrendá-Tarijeño, ocupa un área de unos 210 000 km² aproximadamente del subsuelo de las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán, Formosa, Chaco y Santiago del Estero lo que representa un 25% de la región geológica chacopampeana.[23]​ Este reservorio es de gran importancia dadas las condiciones de escasez de agua en una zona caracterizada por su clima semiárido cálido.[24]​ Este acuífero es de gran importancia para las poblaciones de la región. Se estima que solo en el área de Termas de Río Hondo existen unas 4000 perforaciones para la extracción de agua del acuífero.[25]

El acuífero Puelche o Puelches se extiende bajo la zona sur de la provincia de Santa Fé, este de Córdoba y noreste de la provincia de Buenos Aires, hasta la Bahía de Samborombón.[26]​ Con una superficie de unos 70 000 km² y a una profundidad variable entre los 40 y los 90 metros, abastece las demandas de agua de unos 10 000 000 de habitantes.[27]​ El acuífero Puelche es la segunda napa, por debajo del acuífero Pampeano, en la actualidad inutilizado.[28]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f Hidrografía de Argentina. Mapa de ríos.
  2. «Prospectiva hidrica». Instututo Nacional del Agua (INA). Julio de 2010. p. 73. 
  3. a b «Argentina». The List of Wetlands of International Importance. Ramsar Convention. 2 de febrero de 2017. p. 6. 
  4. «Humedales de la República Argentina». Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. 2006. p. 6. 
  5. Daniel E. Blanco (2008). «Los humedales y las aves acuáticas». Los humedales como hábitat de aves acuáticas. Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales - UNC. 
  6. «Resumen ejecutivo de los resultados del Inventario Nacional de Glaciares». Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable. Mayo de 2018. 
  7. Leandro García Silva et. al., ed. (2019). «Andes desérticos». Atlas de glaciares de la Argentina. Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. p. 35. ISBN 978-987-46796-9-7. 
  8. Antonela Peralta; Estela Mónica López Sardi (2012). «Los Acuíferos de nuestro país: un tesoro para las generaciones venideras». Ciencia y Tecnología (12). pp. 73-82. ISSN 1850-0870. 
  9. «Reunión Sistema Acuífero Yrendá – Toba – Tarijeño (SAYTT)». Programa Marco Cuenca del Plata para la Gestión Sostenible de los Recursos Hídricos. Comité Intergubernamental Coordinador de los Países de la Cuenca del Plata (CIC). 5 de septiembre de 2013. 
  10. Silvina Laura Gutiérrez. «Acuífero Puelche: Una Gran Reserva de Agua en Peligro». Ambiente Ecológico. 
  11. Alberto Palomar (Septiembre de 2011). «El transporte por agua en la Argentina». Voces en el Fenix (9). Plan Fénix. p. 44. ISSN 1853-8819. 
  12. «Estadísticas de hidroelectricidad en Argentina». Ministerio de Energía y Minería. 
  13. «¿Por qué hablamos de humedales?». El agua y los humedales. Fundación Humedales. 
  14. «Ley Nº 23.919». InfoLEG - Información Legislativa. 16 de abril de 1991. 
  15. «Ley 25.335». InfoLEG - Información Legislativa. 9 de noviembre de 2000. 
  16. «Argentina: humedales en peligro». FUNLAT - Fundación Latinoamericana para el Cuidado del Medio Ambiente. 24 de abril de 2017. 
  17. «La importancia de conservar los humedales». Educación Ambiental frente al Cambio Climático. Mendoza: Dirección General de Escuelas. Marzo de 2016. 
  18. Adonis Giorgi (1 de febrero de 2019). «La importancia de los humedales en los ecosistemas de la llanura pampeana». CONICET. 
  19. «Pérdida y destrucción de humedales en la llanura pampeana». Foro Ambiental. 30 de enero de 2018. 
  20. Ofelia Tujchneider (2003). «Acuíferos transfronterizos de las Américas». Facultad de Ingeniería y Hídricas - Universidad Nacional del Litoral. 
  21. Marcela Valente (5 de abr de 2010). «AMBIENTE: Agua dulce y cristalina en el sótano del Mercosur». IPS Agencia de Noticias. 
  22. «Acuífero Guaraní». Fundación Aquae. 
  23. Alfredo Fuertes (2004). «Sistema Acuífero Yrendá-Toba-Tarijeño - Área Argentina». Programa marco para la gestión sostenible de los recursos hídricos de la Cuenca del Plata en relación con los efectos hidrogeológicos de la variabilidad y el cambio climático. INASLA – Instituto de Aguas Subterráneas para Latinoamérica. p. 13. 
  24. «Taller Sistema Acuífero YRENDA TOBA TARIJEÑO». Sistema Iberoamericano de Información sobre el Agua. 28 de febrero de 2012. 
  25. Antonela Peralta; Estela Mónica López Sardi (2012). «Los Acuíferos de nuestro país: un tesoro para las generaciones venideras». Ciencia y Tecnología (22). pp. 73-82. ISSN 1850-0870. 
  26. Silvina Laura Gutiérrez (Enero del 2001). «Acuífero Puelche: Una Gran Reserva de Agua en Peligro». Ambiente Ecológico. 
  27. Carla Nowak (8 de agosto de 2010). «Acuíferos: la reserva vital». Nexciencia - Servicio de Información Científica de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales - UBA. 
  28. «Un mar subterráneo está en peligro». La Nación - Ciencia. 10 de agosto de 2000.